Carta a Michael Jackson

Jacko:

como dicen que sos de los muertos que nunca mueren, tal vez leas esta carta. Me encantó el show de despedida que te armaron en el Staples de Los Angeles: un concierto como dios manda para una estrella de pop - y discursos como si hubiera muerto el hermano de la madre Teresa...

No entiendo cómo, pero vos conectaste con toda una generación. Soy demasiado viejo para entenderlo.

La única vez que yo lloré por la muerte de un cantante fue en 1980, cuando un loco le pegó un tiro a John Lennon. La muerte de Lennon la sentimos como pérdida insufrible, porque este tipo, cuando tocaba y cantaba, habló por toda nuestra generación. La bala que mató a Lennon, hirió nuestra identidad, nuestra rebelión, nuestra revolución...

Lo mismo pasó a mis hermanos mayores cuando murió James Dean en 1955. Con él murió el hombre que simbolizaba su tristeza, su rebelión contra las mentiras de la generación de sus padres...

No así con Elvis. Cuando Elvis murió en 1977, ya había muerto varias veces. El icono del rock ya no existía, había cometido suicidio durante años. Si Elvis hubiera muerto en 1958, hubiera provocado una depresión colectiva, tal vez una ola de suicidios.

No quiere ni pensar que vos representaste a toda tu generación. Tan jodido no está el mundo. John Lennon, Elvis Presley y James Dean cambiaron el mundo. Vos cambiaste la manera de bailar...

Durante años has sido un muerto que seguía deambulando. Un fantasma asustando niños. Tal vez a esto se refieren cuando dicen que sos inmortal...

Mejor descanse en paz.

Paolo Lüers

(Más!)

3 comentarios:

09 dijo...

Ah no Paolito, con Michael noooo.Crecí con la música de MJ y como yo muchos de los de mi edad,la música de MJ es parte de nuestras vidas, de nuestra generación. De la vida privada de Michael jamás sabremos la verdad, para mí esa es otra faceta que debíó quedarse en el plano privado. Respecto a lo que se dice de su afición por niños es un tema que los padres de esos niños aprovecharon para sacar ganancia. Creo que cualquier padre o madre decente no descansaría hasta ver que un abusador de su hijo se pudre en la cárcel...nunca un padre decente negociaría o aceptaría dinero a cambio de silencio.

Me quedo con la faceta artísitica de Michael fue un grande y será siempre un grande. Q.E.P.D nuestro queridísimo Michael.

luis dijo...

Solo vos le escribís cartas a los muertos, excelente.

Leopoldo dijo...

Estimado Sr. Luers:

No me diga que de tanto vivir en El Salvador, se le están pegando los malos modales de los salvadoreños... me pareció de muy mal gusto su entrada o "post", especialmente viniendo de un Europeo, y alguien con buen gusto como lo demuestra su establecimiento. Michael Jackson no es la Madre Teresa efectivamente, era un tipo exentrico hasta el tope y utilizo habilmente el periodismo amarillista para mantener viva su figura pero sí predico ideales de paz que sería bueno resaltar y no olvidar.

Respetuosamente