Nuestra responsabilidad como periodistas

Me siento muy honrado al recibir este IV premio a la Libertad de Expresión en Iberoamérica, que otorga Casa América Cataluña, en primer lugar, por el prestigio y la trayectoria de esta institución centenaria que tanto ha aportado a las relaciones con Iberoamérica. Me enorgullece ser el continuador de una hermosa tradición, que ustedes instauraron al otorgar antes este premio a destacadas figuras del periodismo latinoamericano, y entiendo este reconocimiento como un gesto de respaldo a la lucha que se está librando en Nicaragua, para que prevalezcan la libertad de expresión y la democracia, que se encuentran bajo el asedio de un poder autoritario.




Lo recibo en nombre de mis compañeros del equipo de Esta Semana, Esta Noche y Confidencial, y del equipo de Cinco, que me acompañan en mi labor profesional, y en nombre de todos mis colegas periodistas en Nicaragua, que practican la búsqueda de la verdad y la promoción de la transparencia pública, como parte inseparable de su compromiso democrático.

Y por supuesto, este premio también pertenece a los ciudadanos de mi país, personas de todos los colores políticos y condiciones sociales, que han respaldado nuestra labor profesional, porque en última instancia ellos son los depositarios del derecho a la libertad de expresión. Agradezco infinitamente a esas fuentes anónimas que cuando el gobierno de Ortega nos acusaba de lavado de dinero, confiaron en nuestra integridad profesional y nos brindaron documentos y pruebas de la corrupción pública, para que como periodistas pudiéramos defendernos y representar los intereses de los ciudadanos. En esa relación de confianza entre periodistas y ciudadanos reside la fortaleza de los medios de comunicación democráticos en una sociedad. Y eso es lo que explica que a pesar del poder de la maquinaria oficial, en Nicaragua los periodistas y los medios de comunicación estamos derrotando la estrategia de secretismo estatal.

Quiero compartir este premio especialmente con mi mujer, Desirée, que me acompaña esta noche, quien en los momentos más difíciles, bajo la persecución oficial y las campañas de calumnias lanzadas desde el poder, ha sido mi principal soporte moral e intelectual. Esta noche ella y yo tenemos otra razón adicional para compartir nuestra alegría con ustedes: hace unas horas, en Managua, nació nuestra segunda nieta que se llamará Andrea Felicidad.

Ciertamente, Nicaragua no representa el peor caso de agresión contra la prensa independiente en América Latina. Otros países como México, y Colombia, nos aventajan en términos de víctimas y violencia física; en tanto, Cuba exhibe el peor expediente en materia de restricciones a la libertad. Por ello, nuestra solidaridad con los periodistas que trabajan en condiciones mucho más adversas a la nuestra.

Pienso también en colegas de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guatemala y otros países de la región, muchos de ellos con mayores méritos que mi persona, y espero que se sientan representados con la distinción que se hace a Nicaragua, porque más allá de las diferencias existentes en cada país, compartimos una disyuntiva común en América Latina. La pregunta crucial es si los necesarios procesos de cambio que se deben impulsar en la región se harán con libertad de prensa y democracia, o si se pretenden imponer a contrapelo de estos principios universales.

En mi país, por ejemplo, vivimos al borde de una dictadura institucional, donde un poder arbitrario se ejerce con total impunidad, porque no encuentra contrapesos en las instituciones democráticas. Un pacto entre dos caudillos permitió una repartición prebendaria del estado, de la justicia, y de las funciones de control sobre los bienes públicos. Incluso la democracia electoral, heredada por la revolución sandinista tras la derrota electoral del FSLN en 1990, ha sido ahora enterrada por el fraude electoral perpetrado por el gobierno de Ortega en las elecciones de noviembre pasado. Y es ante esta crisis de las instituciones públicas que el periodismo y las organizaciones de la sociedad civil, se convierten en la última reserva democrática de la sociedad, y en consecuencia, se convierten también en el blanco principal de los ataques del poder.

Vivimos tiempos dificiles, agravados por la crisis económica, en los se requiere una prensa más autocrítica, capaz de autorregularse, reconocer y corregir sus propios errores y abusos. Ante la tentación que a veces padecemos los periodistas de suplantar el rol de los partidos políticos y las instituciones en crisis, no me canso de recordar todos los días que los periodistas no somos jueces, ni detectives, ni policías, ni contralores.

Nuestra misión no es sustituir a las instituciones sino hacer que funcionen, y que rindan cuentas ante la sociedad.

Nuestra responsabilidad como periodistas, y eso es lo que modestamente hemos intentado hacer en estos años, es ensanchar los alcances de la rendición de cuentas, para vacunarnos como sociedad ante la tentación autoritaria. Porque sin plena libertad de expresión y sin democracia, no se puede luchar de forma efectiva contra la pobreza y la desigualdad social.

Quiero concluir este agradecimiento con unas palabras de mi padre, Pedro Joaquín Chamorro, que pronunció en 1975 en Guatemala cuando la Asociación de Periodistas de Guatemala le otorgó un premio centroamericano a la libertad de prensa. En esa ocasión el dijo lo siguiente:

“Sin libertad de prensa, no hay libertad de conciencia.
Sin libertad de prensa, no hay libertad de pensamiento.
Sin libertad de prensa, está disminuido incluso el derecho a la vida.
Sin libertad de prensa no hay libertad.”

“Pero la libertad en si misma, y ese el gran problema de todos los tiempos, no puede ser una simple ficción jurídica, un concepto semántico, sino que debe tener una existencia social concreta. Y de allí que necesite para existir de una activa militancia que ponga todo su esfuerzo y sus cinco sentidos en conquistarla diariamente.”

“Y eso es en definitiva lo que debemos ser los periodistas: militantes de la libertad de prensa e información, base fundamental como he dicho de todos los derechos de la persona humana. “

Tres años después, Pedro Joaquín Chamorro fue asesinado por la dictadura somocista por reclamar la democratización de Nicaragua. Ante el ejemplo de coherencia entre acción y pensamiento que representó su vida, sellada con el martirio, al recibir este IV Premio a la Libertad de Expresión en Iberoamérica, renovamos hoy nuestro compromiso con su memoria y su legado.

Muchas Gracias

(Confidencial, Managua. Palabras de agradecimiento al recibir en Barcelona el IV Premio a la Libertad de Expresión en Iberoamérica otorgado por Casa América Cataluña el 5 de mayo 2009)

Nuevo manual para controlar fondos: Ortega “sube parada” ante ONG


El gobierno de Daniel Ortega pretende oficializar el control político a la sociedad civil, mediante la imposición de un manual de regulación a los organismos internacionales, en el que establece una serie de limitaciones en la incidencia en políticas públicas y la construcción de ciudadanía que desde años atrás ocupan un lugar importante en la agenda de la cooperación.

Confidencial tuvo acceso a la nueva normativa que preparó el Ejecutivo, que según el balance de los expertos presenta una serie de elementos negativos, como establecer que la cooperación financiera y técnica proveniente de los organismos internacionales “se realizará a través de organismos o grupos legalmente constituidos y registrados en el órgano competente”.

Con lo cual, se pretende que todas las expresiones de la sociedad civil se conviertan en organismos con personalidad jurídica.

La Coordinadora Civil, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y el Movimiento por Nicaragua (MpN), destacaron que la iniciativa representa una violación flagrante a la Constitución Política pues limita el derecho de libre asociación de los ciudadanos.

Silvio Prado, director del Centro de Estudios y Análisis Políticos (CEAP), lo califica como una “aberración” al querer impedir que los ciudadanos se organicen como quieran “sin necesidad de pedirle permiso al estado”.

“El estado está diciendo que cualquier movimiento social que quiera establecer una relación de cooperación tiene que sacar personalidad jurídica”, criticó Prado.

“Multiplicar el caso CINCO”

Para directivos de ONG’s nacionales este planteamiento se deriva de la persecución política que fue objeto el Centro de Investigaciones de la Comunicación (CINCO) en agosto del año pasado, cuando fue sujeto a una investigación judicial por supuesto “lavado de dinero”, “actos ilícitos” a partir de la firma de un convenio de cooperación OXFAM, CINCO y el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), que al igual que otros no se encuentran registrados en el Ministerio de Gobernación.

“El objetivo es cortar las fuentes de financiamiento, es multiplicar el caso de CINCO y callar las voces”, valoran diversas ONG nacionales.

Esta disposición pone en entredicho los convenios de cooperación de asociaciones internacionales con organismos locales. Así, una asociación extranjera no podría establecer convenios de colaboración con sus homólogos en Nicaragua por carecer de personería jurídica.

“Y sí una ong “X” satisface mis requisitos técnicos administrativos, ¿cuál es el problema? Si se ha hecho toda la vida, que se desembolse desde un tercero. Eso no es delito”, dijo Prado.

Afán por control político sistemático

El documento indica que las entidades extranjeras también deberán firmar “una carta compromiso” en el que se establece entre otras obligaciones: “Abstenerse de toda participación en actividades políticas de carácter partidario, así como el uso de los recursos, bienes e instalaciones de la organización”.

“El incumplimiento de las obligaciones antes señaladas, tienen como consecuencia la aplicación del arto. 22 de la ley No 147”, agrega el documento.

Pero no se define qué se entiende por actividades políticos partidarias.
“¿Qué promueva el voto consciente, la ciudadanía activa, el ejercicio de mis derechos civiles y políticos? ¿Eso es política partidaria?”, agregó el Director del CEAP, quien también se pregunta cómo quedará el trabajo que realizan la Fundación “Friedrich Ebert”, el Instituto Nacional Demócrata, la Internacional Socialista, la Liberal, la Demócrata Cristiana y todas las que trabajan con partidos políticos.

Prado reitera que a todas luces el gobierno pretende “arrinconar” a las ONG’s nacionales y los movimientos civiles con incidencia política.

“Aunque el documento no menciona que restringen los proyectos de gobernabilidad, de derechos humanos, pero si me ponés que no puedo incidir en temas políticos- partidarios, se tiene que aclarar”, sugiere Prado.

Penalizan la incidencia política

Para afirmar más sus objetivos, el gobierno reitera en otra parte del documento que los organismos deben “abstenerse de toda participación o financiamiento de actividades políticas de naturaleza partidaria o actividades ilícitas, que atenten contra o influya en la legislación nacional”.

Si se niega la capacidad de influir, de cabildear en la legislación nacional —apunta Prado—, “se penaliza la incidencia política” que es uno de los componentes presente en los programas de las ONG’s internacionales.

Prado emplazó a estos organismos a definir si están dispuestos a modificar sus doctrinas y sus estrategias con tal de aceptar las restricciones del gobierno.

Le preocupa particularmente, que en distintas partes de la propuesta se dé como un hecho que existe un acuerdo sobre la misma, al colocar en paréntesis la siguiente línea: (reunión 8 de mayo 2009).

“No sé si aceptaron esto, si van a hacer una excepción para Nicaragua y no van a tener proyectos de incidencia política. Porque estarían aceptando no hacer más labor de incidencia”, señaló Prado.

MpN: “Sumamente peligroso”

Violeta Granera, presidenta del Movimiento por Nicaragua, calificó de “sumamente peligroso” este marco regulatorio al que extraoficialmente tuvieron alcance la semana pasada.

“Lo más peligroso es que dicen que las organizaciones no pueden realizar actividades políticas. Atentan contra las actividades cívicas y políticas de los ciudadanos”, dijo Granera.

Granera señaló que la Constitución Política tutela el derecho de todos los nicaragüenses de participar en la “acera pública”.

El MpN analizará a fondo la situación para definir los frentes de lucha ante esta iniciativa del gobierno.

CENIDH se da por anunciado

El CENIDH también está a la expectativa de la presentación oficial de este marco regulatorio, y desde ya manifiesta su disposición de llevar el caso ante los organismos nacionales o los internacionales correspondientes, porque lo consideran una violación a los derechos civiles y políticos consignados en la Constitución Política.

“En términos generales ningún manual o reglamento puede venir a contradecir lo que establece la Constitución”, señaló Bayardo Izabá, director jurídico del CENIDH.

Recordó que la ley 147 establece que la relación del estado con las ONG’s nacionales e internacionales es a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Entonces, cualquier manual tiene que venir a tono con esa ley. De lo contrario, va a ser inconstitucional y tendríamos que recurrir con las acciones legales en contra del mismo”, señaló.

Que agencias internacionales no lo permitan

Izabá recordó que precisamente uno de los aspectos que motivó las acciones administrativas y judiciales en contra de seis ONGs en agosto del año pasado, era precisamente la canalización de fondos con movimientos sociales.

“Esperamos que si es así, las agencias internacionales no permitan que eso se establezca, por cuanto le estarían dando muerte a una serie de organizaciones como la Red de Mujeres, la Coordinadora Civil, que no están constituidas ante ninguna instancia porque tienen el derecho a no inscribirse y a recibir cooperación. Ninguna autoridad del estado puede menoscabar ese libre ejercicio”, dijo Izabá.

El director del CENIDH recordó que en uno de los “monólogos” de Ortega, éste se comprometió a someter a consulta cualquier regulación, pero hasta la fecha ni la Federación Nacional de ONG’s (FONG), la Coordinadora Civil u otro, se les informó nada al respecto.

“Definitivamente el propósito del gobierno es imposibilitar el trabajo por la gobernabilidad democrática, por los derechos políticos, humanos a favor de toda la ciudadanía”, consideró Izabá.

CC: Se quieren extralimitar en sus funciones

Luisa Molina, vocera de la Coordinadora Civil, dijo que el Ejecutivo se quiere “extralimitar en sus funciones” al establecer un manual que está por encima de la Constitución Política.

Molina también considera que el gobierno puede “cometer delitos” con sus pretensiones, de acuerdo al artículo 144 del Código Penal que establece que “ningún funcionario público puede extralimitarse en sus funciones”:

“Dice que el estado está obligado a eliminar los obstáculos que impidan de hecho la igualdad entre los nicaragüenses y su participación efectiva en la vida política económica, social del país”.

“Y lo que ha dicho la ministra es que van a obligar, a reglamentar a las ONG’s internacionales para que no entreguen recursos a organizaciones que trabajan en la incidencia política”, señaló Molina.

Molina recordó a los organismos cooperantes que sus países son firmantes de la Convención Internacional de Derechos Humanos, tratados que “no se pueden violar” a través de una normativa de regulación.

(Confidencial, Managua)

Carta al ministro de Gobernación, Humberto Centeno


Estimado Humberto:


Disculpe que te molesto tanto. No es personal, es político...

Lo último que necesitábamos era un ministro de Gobernación metiéndose en nuestras vidas, sermoneándonos sobre lo que es moral o inmoral, decente o indecente. Un ministro que quiere decidir hasta dónde hay que tapar las tetas y las piernas de las muchachas en los periódicos y en la tele...

Siempre desde la izquierda hemos criticado a los ministros de derecha cuando actuaban como policía de buenos modales, queriendo decirnos qué podemos ver en la tele y qué no. Y hoy, cuando hay un gobierno de izquierda, comienza a presionar a los medios a que practiquen ‘autocensura’ y tapen las carnes... No, monseñor Humberto, así no se vale...

De un hombre de izquierda en Gobernación se espera que al fin decida cerrar la Santa Inquisición, perdón: la Dirección de Espectáculos. Adiós, se acabó la era medieval...

Lejos de eso, vos querés revivir esa instancia obsoleta y darle más poder. Querés meter al Estado en asuntos de nuestra moral y de la libertad de expresión de los medios. ¿Y mañana en nuestros dormitorios...?

La moral y los buenos modales son asuntos demasiado serios para permitir que se meta Gobernación. Sobre qué puede aparecer en nuestros periódicos o pantallas de televisión, vamos a decidir entre los medios y el público, pero no en Gobernación.

Saludos, Paolo Lüers

(Publicado en Más!)

¿Nueva República?

El 1 de junio del 2004, cuando fue juramentado Tony Saca como presidente de la República, no asistieron los diputados del FMLN.

Por lo contrario, a la hora de la transmisión del mando marcharon en la calle denunciando fraude y llamando 'ilegítimo' al gobierno de Saca.

Cinco años más tarde, el 1 de junio del 2009, cuando fue juramentado Mauricio Funes, no hubo manifestaciones. La oposición completa -los diputados de ARENA, del PCN y del PDC, los ex presidentes areneros, el presidente saliente- estaban sentados en el acto del traspaso del mando al presidente Funes.

En el primer discurso de Funes como presidente constitucional, no hubo ni una sola palabra de reconocimiento del hecho que -a pesar de todas las advertencias del candidato y su partido- no hubo fraude electoral.

No tuvo ni una sola palabra de reconocimiento del hecho que El Salvador, después de cuatro administraciones de ARENA, es un país democrático, donde la alternancia del poder, una vez decretada por el voto popular, funciona sin trabas, sin boicot, de manera organizada, pacífica.

El nuevo presidente, quien en su campaña no se cansó de hablar del inminente fraude electoral (y cuyo partido llegó incluso a hablar del peligro de un golpe militar para evitar el triunfo de Funes), habló como si nuestra democracia comenzaba este día. Como si este no fuera un acto de inauguración de un nuevo gobierno, sino de la democracia.

La incapacidad de ver que todos -ambos bandos firmantes de la paz, oposición y gobiernos de la posguerra, sociedad civil- han sido protagonistas de la democratización del país, y de reconocer sin retorcijones ideológicos los aportes de ARENA y sus cuatro gobiernos a este proceso parece ser uno de los puntos de más coincidencia entre Funes y su partido.

Para el Funes que habló el 1 de junio, nuestra posguerra es la simple prolongación de la historia de la guerra - y de la historia que nos llevó a la guerra. Para el Funes que habló el 1 de junio, con los Acuerdos de la Paz no hemos salido de la confrontación entre sectores, representados por ARENA, que se oponen a la democracia, y otros sectores, representados por el FMLN, que luchan por la democracia.

En esta visión de la historia y de la lucha permanente de clases, los Acuerdos de Paz sólo cambiaron las formas de esta confrontación - ya no son bélicos.

Pero dentro de ambos campos que terminaron la guerra firmando la paz había (y sigue habiendo) otra visión muy diferente: Los Acuerdos de Paz son el compromiso de comenzar en serio a construir conjuntamente la paz, la justicia y la democracia.

Asumimos no sólo el compromiso no de cambiar la forma en que dos bloques se enfrentan, sino de superar la división de la sociedad en dos bloques y comenzar a reconocer que la única democracia posible es la que construyamos juntos.

Lastimosamente, no todos han asumido este compromiso, ni comparten esa visión. Tanto en la derecha como en la izquierda hay quienes siguieron buscando, por la vía electoral, ganar la guerra que no han podido definir con las armas.

En la izquierda, esa diferencia de criterios ha estado a la base de las divisiones que ha sufrido después de la guerra. Para algunos, el pacto de San Andrés (entre el grupo de los ex comandantes Joaquín Villalobos y Fermán Cienfuegos y el presidente Armando Calderón Sol) ha sido el intento, tal vez mal hecho, de llegar a una agenda común en la construcción de la democracia. Para otros ha sido, simplemente, un acto de traición, porque rompió con el planteamiento de los dos bloques históricos confrontados hasta la victoria... o la muerte.

Para Funes y la actual dirigencia del FMLN, es lógico hablar de la 'Nueva República' a construir a partir de la toma del poder del FMLN. Para otros, el acto fundacional de la nueva República era la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

No podemos refundar la República cada vez que se ejerce la alternancia. El principio principal de la alternancia democrática es precisamente que el traspaso del poder ejecutivo al partido opositor pase con normalidad, sin rupturas, sin refundaciones.

Si la República no está fundada sobre el compromiso de construirla entre todos, sino sobre la ideología, la concepción de 'el cambio', el ideario del partido de gobierno de turno, nunca tendremos una República que todos sentimos nuestra y todos defendemos.

Una semana después de las elecciones presidenciales -impactado por los múltiples discursos y consignas que gritaban "Segunda República"... "Un nuevo país"... "Cambio de época"... "Redefinición del rumbo del país". .. "Fin de ciclo"... "Segundo Acuerdo de paz"... "Refundación de la democracia"... "El fin de la posguerra..." - yo escribí:

"Cualquier intento de refundación, de llevar al país a nuevas épocas, de declarar cerrado ciclos, si no es mediante la concertación entre todos los sectores, no puede producir acuerdos nacionales, sino más confrontación."

Esto hace falta reiterar ante el discurso del presidente Funes del 1 de junio. Porque este discurso no sólo constituye un desliz a un lenguaje confrontativo, sino algo mucho más grave: la fundamentación, la base, la justificación para suspender el compromiso del 1992 de la construcción conjunta de la democracia. La retórica del 1 de junio marca la pauta para un gobernante que está convencido que la democracia comienza hoy, con él, y con su partido en el poder.

Por más que siga evocando términos como 'unidad nacional' y 'reconciliación', Funes anuncia un gobierno que sigue apostando a la división de la sociedad en dos campos antagónicos. En este contexto, la frase que anda circulando del 'turno del ofendido' me comienza a asustar. Tenía sentido ético en boca de Roque Dalton, pero asusta en boca del FMLN.

Incluso el noble término de Oscar Arnulfo Romero de 'la opción preferencial de los pobres', ya en boca de este presidente y en el contexto de su discurso del 1 de junio, provoca más dudas que esperanzas...

(El Diario de Hoy, Observador)

Carta a Jorge Meléndez, nuevo director de Protección Civil


¡Querido Jonás!


Así te conocí cuando comandabas las tropas guerrilleras en Morazán: Jonás. Nombre de la Biblia: el hombre que se tiró al mar para calmar la tempestad...

No sé quien te dio este nombre, Jonás, pero le hiciste honor. Siempre te tirás a calmar tempestades. Lo hiciste como jefe militar, nunca desprendiéndote de tu tropa.

Lo hiciste como concejal en la alcaldía disfuncional de Violeta. Mientras otros pasaron años hablando paja, vos asumiste la parte más difícil, más incómoda, más desgastante: el pleito eterno con los vendedores. Te tiraste al mar del centro urbano para calmar la tempestad del caos. No resolviste, porque nadie te apoyó.

Hoy te pasa lo mismo. A los responsables del fracaso de la alcaldía les dan cargos importantes en el nuevo gobierno: doña Violeta en Salud, Eduardo Linares para dirigir la Inteligencia del Estado – y a vos te tiran al agua para calmar tempestades y desgastarte en misiones imposibles. Te encargan Protección Civil. Bajo los mandos del nuevo ministro de Gobernación Humberto Centeno.

A Centeno lo nombraron ministro, porque tus ‘compañeros’ del FMLN te vetaron para el cargo. No querían como ministro a un hombre que ha probado su independencia del FMLN y su compromiso con la defensa de la democracia. Entonces, ponen a mandar a un dirigente comunista y a trabajar a Jonás...

Harás buen trabajo. Pero otra vez, como en la alcaldía, no te van a permitir más que trabajar. Decidir, no.

Cuidado, esta vez puede ser que la ballena te trague...

Te desea mucha suerte tu amigo Paolo Lüers

(Publicado en Más!)

Militares tendrán que reportar críticas a Chávez

Oficiales y soldados del ejército venezolano deberán a partir de ahora informar sobre cualquier mensaje ofensivo, crítica o analogía contrarios al gobierno del presidente Hugo Chávez, que circulen entre sus compañeros de fuerza, según un reciente comunicado oficial.

La medida sin precedente está generando rechazo y temores en el sector militar, y viola importantes leyes venezolanas, indicaron expertos y analistas.

En una orden fechada el pasado 12 de mayo, el general José Cristóbal Fuentes Torres, director de Inteligencia del Ejército, ordena a todo el personal militar "notificar de inmediato'' a sus superiores o a funcionarios de inteligencia sobre todo tipo de mensajes que cuestionen a Chávez.

"Todo personal militar que reciba vía internet, mensajería de texto u otros medios, correos electrónicos, mensajes ofensivos, críticas o analogías de diferentes índoles, contrarias al sistema de gobierno que preside nuestro comandante en jefe, teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías, deberá notificar de inmediato el contenido recibido a su comando natural o a la dirección de inteligencia del Ejército Nacional'', indica el comunicado de Fuentes, un oficial que fue designado el pasado 14 de abril en el cargo por orden deChávez.

Por medio de un oficial en activo, El Nuevo Herald obtuvo una copia del mensaje dirigido a múltiples destinatarios y con sellos de "urgente'' y "confidencial''.

El comunicado incluye también dos direcciones de correo electrónico (cgenbdirintel@yahoo.es, y cgenbdirintel_ci@yahoo.es) y un número de fax (0212-605-5603), disponibles para recibir las denuncias.

El Nuevo Herald trató de comunicarse con el teléfono mencionado, y envió mensajes a los correos electrónicos, pero no obtuvo respuesta. Otras llamadas realizadas al número directo de Fuentes tampoco fueron respondidas.

La orden está generando malestar e incrementando las cautelas entre oficiales y subalternos, según informaron fuentes militares desde Venezuela.

"La orden generó disgustos entre oficiales porque se trata de un instrumento que puede usarse en su contra'', dijo una fuente militar activa que pidió el anonimato por temor a represalias.

Sin embargo, "todo el mundo aquí esta tomando precauciones extras desde hace tiempo para proteger sus mensajes'', acotó la mencionada fuente.

Para Rocío San Miguel, experta en temas militares que preside la organización no gubernamental Control Ciudadano, con sede en Caracas, "esta comunicación tiene el clásico elemento intimidatorio'' y está dirigida "a grupos de militares a quienes se quiere presionar de forma especial''.

La experta dijo que la publicación de la orden coincide con la aprobación de los nuevos reglamentos de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional (LOFAN) el mes pasado, que establecen los nuevos causales por las que un oficial podría ser objeto de un consejo de investigación.

San Miguel explicó que la ambigüedad de los nuevos reglamentos ya ha permitido investigar y sancionar a oficiales activos por razones como "no estar en sintonía con el nuevo pensamiento militar venezolano''.

La orden de Fuentes podría tener importantes repercusiones legales dentro del estamento militar, indicó el vicealmirante retirado Iván Carratú.

"Es una maniobra para obligar a algunos militares a que den información, o para montarles una trampa para iniciar investigaciones y sancionarlos'', dijo Carratú.

Agregó que otro de los objetivos es tratar de impedir que miembros de la oposición "se acerquen a hablarles a los militares''.

Para Diego Arria, diplomático y ex representante de Venezuela en Naciones Unidas, esta orden militar no sólo viola la LOFAN sino que está reñida "con el respeto debido a los derechos individuales garantizados en la Constitución venezolana''.

La orden del alto mando militar busca convertir a los oficiales y soldados "en develadores y espías de amigos, compañeros y familiares con los que ellos mantienen contacto personal y comunicacional'', advirtió Arria.

Para Eugenio Yáñez, experto en temas de inteligencia cubana y editor del blog cubanalisis.com, se trata de una orden militar "absolutamente inspirada en la experiencia cubana''.

Yáñez detalló que una orden similar forma parte del llamado "Ordeno 13'', una de la lista órdenes que Fidel Castro envía a los militares cubanos, con los lineamientos generales durante el año.

Esta orden se refiere explícitamente a la prohibición que tienen los militares cubanos de contactar con enemigos o familiares en el exterior, o contrarrevolucionarios dentro de la isla, así como de recibir o transmitir cualquier tipo de mensaje que sea interpretado como propaganda enemiga.

"Como en Cuba, lo que se pretende es aislar y, en cierto modo, inmunizar a todo el personal de la fuerza armada venezolana contra cualquier tipo de información que no vaya acorde con lo que le interesa al gobierno'', apuntó Yáñez.

(El Nuevo Herald, Miami)

Carta a Manuel Melgar, ministro de Seguridad


Estimado ministro:


ya tuvimos en El Salvador genocidio, guerra, secuestros y terrorismo de ambos bandos, secuestros económicos, confrontación sangrienta de maras - y una mortalidad por homicidios en el rango de epidemia.

Lo que menos necesitamos es vernos involucrados en el negocio de asesinar a presidentes visitantes. Ni siquiera mediáticamente involucrados. Ni siquiera en broma. Y mucho menos por efectos de propaganda.

Entonces, ministro, explíqueme una cosa: Cuando Hugo Chávez, presidente de Venezuela, denuncia que su avión iba a sufrir un atentado terrorista en El Salvador, basándose, entro otras fuentes, en “algunos amigos del gobierno de El Salvador”, ¿cuál es su deber como ministro responsable de Seguridad de este gobierno?

¿Cuál gobierno? René Figueroa, ministro de Seguridad del gobierno saliente, dijo que no hubo indicios de nada. Entonces, el gobierno entrante. Un matutino local informa que “Manuel Melgar afirmó que conocía de dicho plan”. ¿Es cierto? ¿Cómo lo conocía? ¿De qué fuentes conocía de este plan? No vaya ser porque Chávez le mandó a decir...

¿Ha informado de los indicios de un atentado terrorista a la fiscalía, que es la instancia que en nuestro país es responsable de la investigación del delito? ¿Existe una investigación de fiscalía y PNC? ¿Con qué resultados?

¿O es todo esto una gran paja para justificar la decisión de Chávez de no asistir a la toma de poder de Funes? En este caso, el precio es el prestigio de nuestro país - y usted, como ministro, debería salir en defensa del país y desmentir a Chávez.

Esperamos los detalles que usted conocía sobre el plan terrorista. O el desmentido.

Saludos, Paolo Lüers

(Publicado en Más!)

MOVIMIENTO INDEPENDIENTE REVOLUCIONARIO DE INTELECTUALES DE EL SALVADOR


lunes, 8 junio, 2009 11:36 PM


---------- Mensaje reenviado ----------
De: JorgeEduardo Alfaro Mancía
Fecha: 6 de junio de 2009 23:31
Asunto: Rv: Rv: Rv: Rv: MOVIMIENTO INDEPENDIENTE REVOLUCIONARIO DE INTELECTUALES DE EL SALVADOR
COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:
ESTE DÍA HE RECIBIDO LA SIGUIENTE COMUNICACIÓN SOBRE EL NACIMIENTO DE UN" MOVIMIENTO INDEPENDIENTE REVOLUCIONARIO DE INTELECTUALES EN EL SALVADOR.", PARA QUE CONOZCAN SUS OBJETIVOS .
FRATERNALMENTE.
JORGE ALFARO


MOVIMIENTO INDEPENDIENTE REVOLUCIONARIO DE INTELECTUALES DE EL SALVADOR

Este día nace otro frente de lucha ideológica y de clase, donde están aglutinados intelectuales y profesionales de distintas disciplinas, con el objetivo de analizar la realidad nacional e internacional, y ser un tanque de pensamiento de izquierda al servicio del pueblo salvadoreño, con preferencia por los más necesitados. Asimismo este movimiento, conocido también como MIRIS, va responder a los plumeros y seudo analistas, entrevistadores, periodistas, articulistas amarillistas, algunos de origen extranjeros, verbigracia, Paolo Luers, Laffite Fernández, Ignacio Castillo, y los nacionales, Kirio Waldo Salgado, Marvin Galeas, Carlos Sandoval, Ivo Priamo Alvarenga, Joaquín Villalobos, Luís Gómez Zarate, Jorge Hernández, Raúl Beltrán Bonilla y otras serpientes o alimañas venenosas, al servicio de la oligarquía y de las elites de poder, quienes con sus artículos distorsionados, u opiniones vertidas ya sea por radio, televisión, prensa escrita u otro medio de comunicación, han tratado de influir en las mentes de nuestros connacionales, especialmente de aquellos que por su nivel cultural son susceptible de engañarlos o confundirlos, siendo esto un terrorismo de la información, así también este movimiento va tratar de convertirse en la vanguardia del pensamiento político, social, cultural e ideológico, y guiar a aquellos referentes que por su posición dentro de la estructura de la sociedad, les corresponde la toma de decisiones, ya sea de naturaleza pública, política, económica, social, cultural, de política exterior o de seguridad nacional, etc. Por otra parte, a raíz que a partir del Primero de Junio, por primera vez en la historia, llega al poder formal un gobierno de izquierda, este movimiento va estar vigilante, de las medidas a tomar por el gobierno de este país, de la implementación de las políticas pública, de las satisfacción de las necesidades más apremiantes de los distintos sectores de la sociedad, especialmente de aquellos más vulnerables, ya sea en el ámbito de la salud, educación, laboral, recreación y otros afines, y también se va estar vigilante, para denunciarlo y hacer la protesta correspondiente, que en el Gobierno de Unidad del presidente Mauricio Funes y del FMLN, no sean nombrados personas con antecedentes oscuros y que han pertenecido o son del partido ARENA, y en el caso que hayan sido nombrados sean separados inmediatamente dichas personas, ya que se tiene alguna información, aún no confirmada, que han sido nombrados como funcionarios de segunda categoría, como el caso de Julio Valdivieso, en CEL, y otros en puesto importantes de distintas Instituciones o Ministerios del Gobierno Ejecutivo. Este movimiento va proponer a la comisión política del FMLN, que los puestos dentro del gobierno ejecutivo, ya sean de segundo, tercer o cuarto nivel, o como asesores, sean tomados en cuenta profesionales que pertenecen al partido FMLN, y que en esta campaña tuvieron una destacada participación, y otros puestos a nivel general, en el caso de estar vacantes, sean llenados por militantes del partido, que reúnan, en uno y en otro caso los requisitos de ley, y el partido deberá preferir para proponer en dichos cargos, a profesionales, que en algunos casos tienen curriculum brillantes, a aquellos que están desempleados, y no como ha sucedido, de nombrar a una persona en un cargo de tercer nivel, cuando dicha persona ocupaba una jefatura importante, en una Institución del estado de la administración de justicia, devengando un salario aceptable. Asimismo este movimiento considera necesario y urgente, que los distintos sectores de profesionales a fines del FMLN, o la facultad de Jurisprudencia y Ciencia Sociales de la Universidad de El Salvador, impartan un Diplomado que tenga que ver con las relaciones internacionales, especialmente en materias de Derecho Internacional Público, Derecho Notarial, Normas protocolarias, y otras materias afines, a fin de preparar a personas con pensamiento de izquierda que puedan optar a un cargo dentro de las representaciones diplomáticas de El Salvador a nivel del mundo, más aún cuando en dicha sedes diplomáticas, ocupan cargo como embajadores, personas nefastas, como es el caso de René León Embajador de El Salvador en los Estados Unidos de América, quien ha sido el que preparo el plan de gobierno de Arena, para las elecciones presidenciales recién pasadas, y ha atacado visceralmente al partido FMLN, así también en relaciones internacionales, está el caso de la Licenciada Elizabeth Villalta, anterior funcionaria del gobierno de Saca, quien ha sido propuesta por el gobierno de El Salvador, como candidata como presidente del Comité Jurídico de la Organización de los Estados Americanos, quien tiene un historial violatorio de derechos humanos, quien en una audiencia pública, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, negó la existencia de Ernestina y Erlinda Serrano Cruz, caso conocido como el de las Hermanitas Serrano, así también tuvo una participación negativa en el caso de la muerte de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, al negar responsabilidad del estado argumentando que este caso ya estaba amnistiado por la ley de Amnistía dada en 1993, sosteniendo falsamente que dicha ley era un componente principal de los acuerdos de paz. Este movimiento espera que la sociedad civil, le colabore, enviándoles artículos que tengan que ver con la problemática, social, política y económica del país, así como otras sugerencias que estimen conveniente, así como también esperamos que nos informe de personas que tienen un historial negativo, y que pertenecen al partido ARENA, y que se han infiltrado en el gobierno del presidente Mauricio Funes y del FMLN.

(Fuente: Circular en e-mail del divulgador de materiales del gobierno venezolano en El Salvador, llamado "Oldrim Porras"

El gallo correlón

El Presidente suspendió "por un rato" la cadena de televisión por capítulos que había convocado para celebrar el décimo aniversario de su programa y no regresó... hasta cuatro días después y con cara de haberlo pasado bastante mal, demasiado mal: su rostro parecía una pieza de barro y los ojos semejaban las ranuras de una alcancía. Había dejado a un montón de jalamecates esperando (¡bien hecho!) y el avión de Cubana de Aviación listo en Maiquetía -el suyo lo están reparando después de "tanta rosca"- para trasladarse a El Salvador con motivo de la toma de posesión de Mauricio Funes.

No asistió por causa mayor: un decrépito terrorista cubano, Luis Posada Carriles, apoyado por el "aparato de inteligencia de Estados Unidos" (que ya debe contar con al menos tres generaciones recientes de terroristas a su servicio), tenía "varios cohetes listos" para lanzárselos al avión "cuando llegara o saliera de tierra salvadoreña".

La lógica de este probable embuste presidencial (uno más) es que el mentado Posada Carriles tiene experiencia en hacer estallar aviones cubanos, pues lo hizo hace ya varias décadas para provocar la muerte de un gran número de deportistas de la isla. Por lo demás, de ser cierto el pretexto, no explicaría la ausencia de sus carnales de Bolivia y Nicaragua de los actos de celebración en San Salvador Por supuesto que no es la primera vez que el "¡ya vengo!" del Presidente se convierte en embarque para muchos, pues ya se sabe que el habitualmente maníaco de las cadenas de televisión (¡otro cafecito con litio!), suele salir del aire y dejar cualquier compromiso al convertirse en depresivo. Normalmente -dicen los que saben de psicosis- hay algún acontecimiento que precipita el cambio de conducta: un deslave en Vargas, un sismo de cierta importancia, o un contratiempo inesperado como el sufrido con la aceptación a debatir por parte de los intelectuales invitados por Cedice, especialmente Mario Vargas Llosa. El que se ufanaba de haber sido arañero (vendedor de arañas) en Sabaneta y, sin embargo, retaba a las luminarias de la inteligencia latinoamericana que nos visitaban, finalmente reculó (arrugó suelen decir) y feo, con el argumento de que el escritor peruano (también español) tenía que ganar la presidencia de su país para poder pretender debatir con él... lo que aprovechó el novelista para salir (airoso) de la trampa (emboscada dijo) que le habían tendido y poner en evidencia que el gallo retador, además de totalitario, resultó correlón. Y dejó de cantar por cuatro días.

(El Nacional, Venezuela)

Tiranos y disidentes


Los fanáticos no soportan la disidencia. Menos aún, la de quienes alguna vez les han acompañado en sus credos.

Alguien que se distancia de sus posturas es simplemente un traidor. Si el fanático, además, es un autócrata, con toda seguridad se dedicará a perseguir al disidente y este último puede pasarla mal.

Es lo que está ocurriendo en Nicaragua con tres figuras que en otra época, en los tiempos cuando el sandinismo era una esperanza, fueron altamente representativas en su vida cultural y política. Hablo del narrador y ex vicepresidente de la república Sergio Ramírez, el poeta Ernesto Cardenal y el músico Carlos Mejía Godoy, auténticos íconos en los años setenta de la lucha contra la dictadura somocista y figuras protagónicas en la gesta política que se encargó de abrir paso a la democracia.

Los tres han sido fuertes críticos del Gobierno y consideran delictiva la conducta del presidente Ortega y la cúpula sandinista; los tres han hecho públicas sus críticas; y, en consecuencia, los tres son hoy objeto de persecución por gentes con la que alguna vez fueron compañeros de ruta.

Por ejemplo, a Sergio Ramírez, la semana pasada, en un estilo de brigadas de choque que bien conocemos en Venezuela, se le ha impedido el acceso a la Universidad de León donde iba a presentar El cielo llora por mí, su más reciente novela. Y en un lenguaje, que también conocemos, el presidente de la Unión Nacional de Estudiantes declaró que de ahora en adelante al autor de Adiós muchachos ­el más brillante y valiente testimonio personal sobre la revolución sandinista­ tiene terminantemente prohibida la entrada a todas las universidades nicaragüenses porque, afirma, se trata de un "un pelele, traidor y vendepatria" (Tal Cual, 01.06.09, p.25).

La persecución no es nueva.

Meses atrás, el Gobierno trató de impedir que Ramírez cumpliera con la solicitud de una editorial española para prologar una antología del poeta Carlos Martínez Rivas. La editorial se negó a aceptar lo que consideró un acto de censura y el libro sencillamente no se hizo. El Instituto de Cultura Nicaragüense, propietario de los derechos, prefirió perder esta oportunidad de promoción para un autor local que aceptar un prólogo del "vendepatria".

Ernesto Cardenal también ha recibido un castigo que los nicaragüenses demócratas asocian a la furia vengativa de Daniel Ortega. Sucede que un viejo y olvidado juicio promovido en su contra, por supuestas injurias a un ciudadano alemán, fue reactivado sorpresivamente, apenas unos días después de que el poeta, en medio de la toma de posesión del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, realizó severas críticas al primer mandatario nicaragüense.

Cardenal, quien fue ministro de Cultura del primer gobierno sandinista, fue condenado y sus cuentas bancarias congeladas, lo que ha provocado que incluso intelectuales con simpatías públicas por los gobiernos de la izquierda autoritaria latinoamericana, como Saramago y Galeano, hayan salido en su defensa.

El desencanto es notable.

Carlos Mejía Godoy, autor del himno sandinista y de muchas de las canciones emblemáticas de la lucha antidictadura, ha recibido peyorativas descalificaciones luego de emprender una demanda para exigirle al Gobierno que no use sus composiciones en actos públicos. "No puedo permitir que las canciones inspiradas en el sacrificio e inmolación de miles de hermanos sirvan de fondo musical a la tragicomedia más vergonzosa de los últimos años, a otra dictadura familiar, réplica sórdida de la tiranía de los Somoza". (Arturo Wallace: "¿Cardenal a la cárcel?", BBCMundo.com).

A finales del año pasado, la respuesta de la cúpula gubernamental, especialmente de Rosario Murillo, a quien se le considera el verdadero poder detrás del trono, fue de burla.

No solo siguieron colocando sus piezas sino que, en un acto de violación oficial de los derechos de autor, la piratería promovida desde el Gobierno hizo editar masivamente un CD con sus canciones pero sin colocar su nombre como autor.

Como lo denunció el propio Mejía Godoy, sobre el CD sólo iban las siglas del FSLN.

Prácticas comunes de regímenes "hermanos", signados por la intolerancia.

(El Nacional, Venezuela)

¿El fin de los compadrazgos?

Tenía pendiente el segundo artículo sobre el gabinete de ‘el cambio’. El mero día de la inauguración del gobierno publiqué un artículo sobre lo positivo que había que decir sobre el gabinete. Falta lo feo y lo malo. Falta decirlo, con nombre y apellido. Muchos comentan en privado que algunos de los nuevos ministros asustan, pero hay que decirlo en voz alta. Haciendo precisamente esto me hizo acreedor del consejo de una radioescucha: “Hágase una limpia, demasiado critica”. Bueno, señora, la crítica es un ejercicio de limpia...

Para el difícil propósito de analizar los elementos negativos del nuevo gabinete, ayuda mucho que el mismo presidente Funes, en su discurso del 1 de junio, aportara los criterios de juicio: “Garantizo que este será el gobierno de la meritocracia, no el gobierno de privilegios de familias, de abuso, de clientelas y de los vicios de padrinazgos sombríos. Derechos, sí, para todos. Privilegios, no, para nadie. Aquí las personas serán reconocidas por su talento y su honestidad y no por sus conectes o su apellido.”

Entonces, ¿nada tuvieron que ver el apellido y los conectes del presidente de la CEL, Nico Salume hijo, con la decisión del presidente de darle el honor de ser el único integrante del gobierno de Tony Saca sentado en la mesa de gabinete de Funes?

Tenemos que creer que nada tuvo que ver el apoyo que el padre del presidente de la CEL dio al candidato Funes, dándole un préstamo personal de 3 millones de dólares y una mansión donde vivir adecuadamente. Si es por puros ‘méritos’, ¿cuál es el principal mérito de Nico Salume en CEL, a parte del hecho que la transparencia del proceso de licitación para el megaproyecto e la presa hidroeléctrica El Chaparral fuera seriamente cuestionada?

Sobre la definición de lo que significa ‘meritoracia’ en la construcción del gabinete Funes hay unas interesantes reflexiones nada menos de Ernesto Zelayandía, amigo de Funes y flamante viceministro de Gobernación: “Todos los que estamos en el gabinete nos involucramos en la campaña, colaboramos financieramente. Yo colaboré financieramente… todo mundo tuvo una participación de una u otra forma..” Citado por El Faro.

Sobre Neto Zelayandía ya escribí en mi anterior columna: “Tampoco puedo ver qué méritos acreditan a Ernesto Zelayandía para ser viceministro de Gobernación, más allá que ha sido el ex-marido de la primera dama y que yo lo conozco como persona íntegra y simpática. Si necesitaban a alguien que compense la incapacidad del ministro de esta cartera, el diputado Humberto Centeno (sí, él de los de los rotulitos panfletarios), hubieran buscado a un experto en administración pública... Neto Zelayandía le hubiera podido servir mucho mejor en otra función, por ejemplo dentro de Relaciones Exteriores.”

Con lo que llegamos al caso del ministro de Gobernación, Humberto Centeno. Es imposible inventar méritos que lo recomiendan a dirigir este ministerio clave para la institucionalidad democrática. Es obvio que Centeno recibió Gobernación resultado de un pacto de Funes con el sector más ortodoxo del FMLN. Ceder a este grupo el control sobre Gobernación, Inteligencia del Estado, y Educación es, para graficarlo de alguna manera, el precio que paga Funes para poder controlar --junto con el sector más renovador del FMLN, con el CD de Héctor Dada y con sus Amigos-- las políticas macroeconómicas del país.

Es un precio muy alto. Compromete, de antemano, al gobierno Funes.

En el área de Seguridad Pública hay una indefinición que en nada aporta a crear confianza y tranquilidad. El ministro Manuel Melgar es de los hombres más moderados dentro del FMLN, pero no proyecta la fuerza, la autoridad y la capacidad de garantizar que las nuevas políticas de Seguridad Pública se mantengan fuera de tentaciones y presiones autoritarias, partidistas y populistas. Es revelador que Funes no se atrevió a escoger como ministro de Justicia y Seguridad a alguien con claras credenciales democráticas que no permitiera que esta cartera se dirija con criterios partidarios, creando una peligros mezcolanza entre Estado, partido y ‘organización social’. Tampoco nombró como director de la PNC a un civil independiente del partido, sino entregó la dirección al grupo de los oficiales policiales provenientes del FMLN, con el peligro que el resto de la oficialidad sienta el peligro de una ideologización de la institución. Tanto Manuel Melgar como los nuevos directores y subdirectores de la PNC son sujeto de presión del partido.

Si sumamos a estas decisiones en Seguridad las otras que afectan las políticas de Seguridad -Seguridad entendido de manera integral-, el nuevo gabinete realmente comienza a asustar: Eduardo Linares como jefe de la Oficina de Inteligencia del Estado, y la decisión de último minuto de imponer a la Fuerza Armada a un ministro que no goza de la confianza de los militares. Es obvio que un ministro de Defensa tiene que gozar de la confianza del presidente, pero también de los militares. Es muy revelador que entre los hombres de confianza del presidente no haya nadie que también sea de confianza de los militares. Para imponer a David Mungía Payés, Funes tuvo que remover al Alto Mando completo. Ojala que el nuevo ministro de Defensa resista a todas la presiones de permitir influencias cubanas y venezolanas en la Fuerza Armada. Ojala que el presidente le ayude a resistir.

En la Inteligencia del Estado bajo el mando de Linares estas influencias van a ser inevitables. With a little help from his friends..., el ex-jefe del CAM de San Salvador tratará de construir un aparato de control a favor de las estrategias a largo plazo del FMLN.

Para analizar detalladamente todo lo malo y feo en el nuevo gabinete de gobierno, necesitaría demasiado espacio. Hay varios nombramiento que a la luz del anuncio del presidente del fin del clientelismo y compadrazgo parecen absurdas: Juan Pablo Durán llega a la Lotería Nacional cobrando favores electorales. Así llegaron José Napoleón Duarte a Turismo, Tomás Chévez al Fondo de Vivienda Social, La Chelona Rodríguez al INDES, Carlos Cáceres a Hacienda y su primo a la Secretaría Privada de la Presidencia...

No llegaron por méritos que no sean principalmente políticos y electorales. Pero esto ya lo explicó mejor Neto Zelayandía...

Todo esto no es nada nuevo. Ha sido así en otros gobiernos. Pero entonces, hay que revisar críticamente buena parte del discurso del 1 de junio del presidente Funes. Hay que preguntarse, ¿cuál cambio? ¿Cuál ruptura? ¿Cual meritocracia?

(El Diario de Hoy, Observador)