Carta a los “indignados”: No hablen de la corrupción en abstracto, cuando bajo sus narices les quieren robar sus ahorros

Amigos:
Otra vez hablemos de las pensiones. O mas bien: del “plan Cáceres”, con el cual el gobierno del Frente quiere caer a los fondos de pensiones. O sea, quieren expropiar nuestros ahorros para salir de su crisis de liquidez…


Uno pensaría que ya todo está dicho (que esto es un robo; que no resuelve el problema de las futuras pensiones, sino solamente el problema de caja del gobierno…) – pero cuidadito: Hay que repetir estas verdades hasta que las entienda el último ciudadano. Y hasta que entiendan el gobierno y el FMLN que “el pueblo” les puede aguantar muchas bayuncadas políticas, pero que no les va a entregar voluntariamente sus ahorros, o sea sus futuras pensiones.

Ahora Carlos Cáceres, medio clandestino, convocó reuniones privadas para vender su plan. Y de repente revela que, aparte de expropiar las cuentas de ahorro en las AFP, quieren aumentar la edad de jubilación por 5 años aumentar la cotización mensual. Y como si esto no fuera suficiente, inventarse un nuevo impuesto para poder pagar las obligaciones con los jubilados del INPEP, IPSFA y Seguro Social.

Desde Casa Presidencial dicen que aun no existe ningún plan oficial del gobierno, que apenas están haciendo los estudios, que no hagamos caso al ministro de Hacienda, que este maje ni siquiera es del Frente…

Pero no nos dejemos engañar: Cáceres actúa por encargo del presidente, para probar las aguas. Si hay demasiada resistencia, sobre todo en los sectores de clase media, van a echar la culpa a Cáceres y distanciarse de su plan. En cambio, si no hay mucha bulla, van a oficializarlo e implementarlo.
Entonces, depende de nosotros: Si hacemos suficiente bulla, o sea, si elevamos al FMLN el costo político de esta “reforma de pensiones”, podemos matar dos pájaros de un tiro: hacer que el FMLN deje caer a Carlos Cáceres (quien nunca ha sido amigo de ellos, sino de Mauricio Funes) – y al mismo tiempo conseguir que no toquen las pensiones.




Ellos pueden, tal vez, imponer este “plan Cáceres” y quedarse con los fondos de pensiones contra la resistencia de ARENA; incluso contra la resistencia de la empresa privada – pero no contra la resistencia de toda la clase media afectada. Imposible.

Se ha puesto de moda lamentarse de la impunidad y de la corrupción. Piden Comisiones Internacionales y reformas constitucionales, arman movilizaciones para que se castigue a todos los ex presidentes vivos del país – mientras bajo sus narices están preparando el robo del siglo: la expropiación de los fondos de pensiones.

La impunidad se extiende hasta donde nuestra paciencia y pendejez lo permite. Su límite está donde nosotros lo marcamos. Saludos,

(Mas!/El Diaro de Hoy)

Carta a los diputados: Apliquen la razón común y definan las reglas

Estimados diputados:
Ayer un reconocido abogado hizo un llamado público a Jaime Martínez a que desista de su candidatura, para desentrampar la elección de los 5 magistrados y 5 suplentes de la Corte Suprema de Justicia. Obviamente, no va a renunciar. Y tiene razón: Como cualquier otro abogado que cumple los requisitos mínimos, Martínez tiene el derecho de ser postulado – más no el derecho de ser elegido. Pero no depende del candidato determinar si queda descartado o si sigue en la carrera – esto depende de ustedes, los diputados, que son los electores de los magistrados.

El problema es que ustedes en la Asamblea no han definido bien las reglas, y por esta negligencia se suelen entrampar las elecciones de magistrados y otros funcionarios importantes – como la del fiscal general que ya viene.


La única regla existente es la que establece la Constitución: Se necesita mayoría calificada para elegir magistrados, o sea 56 votos. Esto tiene una razón: evitar que un partido o bloque de partidos, normalmente el gobernante, pueda imponer a un magistrado.

La pura lógica indica: Esta regla constitucional no solo otorga a una mayoría calificada el derecho a elegir magistrados, sino también a una minoría calificada de 29 diputados el derecho de vetar a un candidato. Partido que tiene 29 votos puede efectivamente vetar a cualquier candidato. ARENA tiene 35 diputados y hace uso de este derecho. Es absolutamente legítimo y constitucional.

El problema es que la Asamblea no se ha dado un reglamento que corresponde a esta regla constitucional que establece una mayoría calificada para elegir magistrados – y por tanto una minoría calificada que puede ejercer su derecho a voto.

Ustedes deberían acordar un mecanismo para evitar que el proceso se entrampe por el hecho normal y legítimo que un grupo parlamentario vete a uno o varios candidatos. La regla debe ser esta: Luego de la preselección que hace la Comisión Especial, los candidatos que pasaron este filtro se someten a una votación para determinar si son elegibles o si enfrentan un veto. De esta manera, se eliminan de la lista de los elegibles los que han sido vetados por una minoría calificada. En el caso actual, el licenciado Jaime Martínez ya estaría descartado, porque ARENA lo vetó. Posiblemente el FMLN con GANA hubiera vetado a otro candidato.

Quedarían suficientes para volver a armar una planilla de 5 magistrados y 5 suplentes y someterlos a elección.

Hay que resaltar que no es el veto que entrampa la elección, sino el hecho que otros no aceptan que una minoría calificada (en esta caso de los 35 diputados de ARENA) haga uso de su derecho constitucional de vetar a un candidato. Lo que entrampa el proceso actual no es la necedad de los que vetan a Jaime Martínez, sino la terquedad de los que se niegan a retirarlo de la lista de elegibles.

Por esto se necesitan reglas claras que parten del derecho de una minoría calificada de vetar a candidatos y regulan cómo proceder luego de un veto. La regla tiene que ser: candidato que enfrenta un veto, sale de la lista de los elegibles – y que sigue el proceso. Así de simple como en el juego de “No te enojes” o “Parchís”. Afuera y el juego sigue. Hasta lo niños entienden esto…

No se olviden: El derecho y también la política tienen que corresponder a la razón común. Aplíquenla, no se enchibolen. Saludos, 
firma paolo

749 millones de dólares botados – y quieren más

Ayer tuve el gusto de almorzar con Billy Sol Bang, cosa que acostumbramos a hacer cada dos o tres semanas – y que disfruto mucho.

Estos almuerzos nunca son formales, siempre amenos, llenos de anécdotas, risas, bayuncadas – pero también de discusión política e intercambio de ideas, propuestas y polémicas.
Luego de comer el Pollo al Chipotle, receta de mi esposa Daniela, y el pie de manzana, receta de mi madre Verena, nos recostamos en nuestras sillas para hablar política.

“¿Cómo se atreven a ponernos nuevos impuestos y amenazarnos con expropiar nuestros ahorros de pensiones, cuando acaban de botar 750 millones de dólares?”

“Billy, ¿cuáles 750 millones – y adónde los botaron?”

318-los 749 millones“280 millones para comprar las acciones de ENEL en La Geotérmica. Son 280 millones perdidos, sin ningún beneficio para el país. Por lo contrario: Con esta ‘inversión’, la CEL y La Geo quedan más débiles. Otros 280 millones para el Chaparral – cuando hace años los estudios nos indicaron que esta presa sólo será rentable si no costaba más de 145 millones de dólares. Faltan los 189 millones para la ampliación de la 5 de noviembre, otro proyecto que nunca será rentable. Agrega generación extra sólo cuando hay abundante agua, pero no nos rinde nada cuando hay escasez de energía. Suma: 759 millones botados, solamente en el sector energético.”

Tiene razón don Billy. ¿Cuál porción de estas ‘inversiones’ no productivas quedó en los bolsillos de funcionarios de los gobiernos Saca, Funes y (¿quien sabe?) Sánchez Cerén y sus respectivas administraciones en la CEL, La Geo e INE? No sabemos. Y no lo sabremos, mientras no exista institución (nacional o internacional) que lo investigue en serio.

La pregunta que uno tiene que hacerse es: Si estos tres proyectos fracasados y fraudulentos (Chaparral, ampliación de la 5 de noviembre, expansión de la generación geotérmica) fueron responsabilidad de los gobiernos de Saca y Funes y sus hombres en la CEL, ¿entonces por qué el FMLN los defiende, los asume, y sigue botando dinero público para salvarlos?

Lo más lógico hubiera sido que el FMLN, al asumir el control del gobierno y de la CEL, cortara en sano estos proyectos, asumiera las pérdidas, y echara la culpa a Saca y Funes… Pero hicieron lo contrario: Se metieron en el mismo hoyo que ya habían cavado Saca y Funes. Hoy son parte del complot. Y aún el país no tiene una política energética capaz de bajar los costos de energía que ahogan la economía…

En este contexto hay que discutir la crisis fiscal del gobierno y su urgencia de poner nuevos impuestos, robar los ahorros a los futuros pensionados, y aprobar créditos. Así tendrá que comenzar la discusión en la Asamblea y en la Interpartidaria. El que pide dinero primero tiene que rendir cuentas, antes de que le aprueban nuevos impuestos o créditos. Así es la vida. Vaya usted al banco a buscar refinanciamiento de sus deudas, y vea si le dan pisto sin que usted se baje los pantalones.

Repito lo que pregunté en una columna sobre el “Pacto de Ataco”: ¿Pueden y deben la oposición, la empresa privada y la sociedad civil entrar en la búsqueda de un acuerdo nacional con el gobierno, sin que este esté abierto a cambiar el rumbo de sus políticas?

Al concluir el almuerzo, con don Billy llegamos a una respuesta: No.

Carta al papa Francisco. ¿Qué le dijo a Fidel?

Su Santidad:
¿Cómo habrá sido su visita a Fidel Castro? En los medios nos enteramos que usted hizo un gesto que los papas y jefes del Estado, que yo sepa, jamás hacen: Fue a visitarlo en su casa. Tan así que, según las fotos publicadas, Fidel lo recibió en sudadera – como si usted hubiera caido a la casa sin avisar.

Normalmente los personajes que no son jefes de Estado, para ver al papa (o a cualquier jefe de Estado visitante), vienen a verlo en su embajada. Claro, usted va a ver al presidente del país que visita en su palacio presidencial. Pero Fidel ya no es presidente. Obviamente, tampoco es un pensionado común y corriente. Es un mitos. Así que entiendo que usted, reconociéndolo como un mitos, lo fue a visitar a su casa.

Bien. Pero, ¿cómo funcionó el protocolo? ¿Qué le dijo Fidel? ¿Le dijo “su Santidad”, o le dijo “Pancho”? ¿Le besó el anillo o simplemente le abrazó como a un hermano?

¿Y qué hablaron, cortesías y protocolo aparte? ¿Le dijo a Fidel, muy en privado y sin ninguna publicidad de por medio, que Cuba tiene que cambiar, que ya no puede tener presos políticos, ni censura, ni elecciones con un solo partido? Alguien se lo tiene que decir a los hermanos Castro – y si el papa no se atreve, ¿quién se va a atrever?


Fidel ya no ejerce la maquinaria del poder, pero sí el poder. Si se quiere una transición suave y pacífica, donde el partido, el gobierno y la Fuerza Armada son parte del cambio, esto no puede pasar sin la aprobación de Fidel. Sin Fidel, de alguna manera, poniéndose a la cabeza. ¿Usted le dijo esto? ¿Usted le dijo a Fidel la verdad que tal vez no le gusta escuchar? La verdad que él ya no podrá detener el cambio de la dictadura a la democracia, que viene con él o contra él – y que lo único que depende de él es si esta transición será pacífica o violenta; si su gente al final del proceso serán parte del nuevo régimen que habrá una ruptura total…

Si usted, desde la autoridad y la bondad de su cargo, no le dice estas verdades a Fidel, ¿quién lo hará?
¿Y Fidel qué le dijo? ¿Está dispuesto a permitir que la nueva generación de cubanos decida libremente qué sistema político y económico quiere para Cuba? ¿Cómo Fidel le explicó, si es que hizo el intento de justificarse ante su Santidad, que luego de 50 años de los revolucionarios cubanos todavía temen la libertad de prensa, de expresión y de organización política?

Y cualquiera que haya sido la respuesta de Fidel, ¿qué le contestó usted? ¿Le dijo que Cuba ha defraudado todo el amor y entusiamso que su rebeldía contra la dictadura ha despertado en el continente? ¿Le dijo a Fidel que cuando usted, como nuevo papa, habla de justicia y lucha contra la pobreza, este viraje de la Iglesia no reindivica la manera como los Castros han gobernado Cuba durante 55 años, sino lo contrario: un profundo respeto a ser humano, su dignidad, sus derechos, su libertad.

Y cuando de Cuba viaja para Estados Unidos, ¿cuál es el mensaje que lleva para el presidente Obama? ¿Le va a decir que el punto central no es la reconciliación entre los dos países y sus gobiernos, sino la reconciliación entre los cubanos, y que esta no será posible sin un cambio del sistema político? El sistema político existente es excluyente, y Cuba, para reconciliarse, necesita un sistema incluyente.

Está bien que la Iglesia, que tiene dos mil años de ejercicio de diplomacia y conspiración, nunca diga estas cosas en público – con tal que las diga en la intimidad del Oval Office y de la mansión de Fidel.

Buen viaje, su Santidad. Saludos
firma paolo

No es invasión, sino integración

La Constitución alemana (el “Grundgesetz”, con el cual los alemanes iniciaron su vida democrática luego de una década de dictadura, holocausto y crímenes de guerra) comienza con una frase fuerte, clara, inequívoca y bella: “La dignidad humana es intangible. Respetarla y protegerla es obligación de todo poder público. El pueblo alemán, por ello, reconoce los derechos humanos inviolables e inalienables como fundamento de toda comunidad humana, de la paz y de la justicia en el mundo”.

No habla de la dignidad y de los derechos humanos de los alemanes, ni de los cristianos, ni tampoco de los pueblos arios. Dice la dignidad y la comunidad humana, sin distinción alguna de la raza, la religión, el estatus social, la condición cultural del ser humano.

Esta obligación está cumpliendo el gobierno alemán, dirigido por Angela Merkel, al decidir no cerrar sus fronteras ante el mayor éxodo de refugiados que Europa ha visto desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Cientos de miles de sirios, kurdos, iraquíes, yazzidis y miembros de otras etnias del medio oriente están atravesando el mar mediterráneo y los países de Europa sur, oriental y central, en búsqueda de asilo, seguridad, protección y sobrevivencia que no están garantizados en los países vecinos a sus patrias. Alemania ha decidido acoger a decenas de miles de estos refugiados, y está negociando con los demás países miembros de la Unión Europea una política conjunta para responder al drama de los desplazados.

Esta decisión encuentra muy fuerte crítica por parte de personajes y organizaciones de derecha nacionalista, no solamente dentro de Alemania. El argumento central: “Europa está en su pleno derecho de defender su cultura, su cristianismo y su refinada civilización, de sectas que no solo buscan destruirla, sino que también se exterminen unos a otros.”

317-migracion e integracionEs un poco absurdo este argumento, porque los miles de refugiados que actualmente deambulan por Europa, precisamente son los que huyen de las sectas islamistas, tanto sunitas como chiitas, que se están disputando el control de Medio Oriente. Claro que entre los refugiados que Alemania y otros países van a acoger habrá varios cuya integración cultural, educacional y social no será fácil. Claro que esto implica riesgos. Sin embargo, no atender a los refugiados plantearía riesgos mucho más serios para el futuro de Europa y su relación con sus vecinos en el Mediterráneo y el Medio Oriente. La integración planeta riesgos para la paz social; no acogerlos plantearía riesgos para la seguridad nacional y regional.

Hay otro argumento en contra de la decisión de acoger a los refugiados. Reza sí: “Tiene sentido que Europa acoja a los fugitivos cristianos como a un par de etnias como los yazzidis, una rama de los pueblos arios que invadieron la región hace más de tres mil años.”

Los que plantean este idea racista, ¿cómo se imaginan su implementación concreta? ¿Se imaginan a la policía federal alemana, que ya se encuentra desplegada en la frontera sur de Alemania para documentar a los refugiados, separando y identificándolos según categorías religiosas, étnicas y raciales? Cristianos a este lado, musulmanes al otro. Kurdos y un lado, árabes al otro. Arios por este lado, no arios por el otro lado donde ya esperan los buses para su inmediata deportación.

No. Estrellas amarillas para judíos ya las tuvimos en Alemania, y nunca jamás pasará una cosa igual. Por esto los alemanes nos inventamos esta frase introductoria de nuestra Constitución: “El pueblo alemán, por ello, reconoce los derechos humanos inviolables e inalienables como fundamento de toda comunidad humana, de la paz y de la justicia en el mundo”.

No es por primera vez que Europa se ve ante el reto de migraciones masivas generadas por guerras. Millones de europeos tuvieron que abandonar sus lugares de origen en los años de la guerra y postguerra mundial. Solo Alemania Occidental tuvo que acoger e integrar a más de 12 millones de alemanes que tuvieron que salir de sus lugares de origen en Polonia, Rusia, Ucrania, Checoslovaquia, Hungría y Rumania. No fue nada fácil, sobre todo en tiempos de postguerra. Esta migración también provocó muchas preocupaciones de carácter religioso, porque alteró, en varias regiones de Alemania, la correlación histórica entre católicos y luteranos. Hoy esta correlación ya no tiene la misma importancia que en los años 50.

Luego Alemania Occidental tuvo que acoger e integrar a millones de refugiados de Alemania Oriental y, en años mas recientes, como un millón de refugiados de la ex Yugoslavia, cuando esta nación se desintegró y estalló en guerras étnicas y religiosas.

Siempre al final de estos complicados, controversiales y sumamente costosos procesos de migración e integración, Alemania y Europa han salido fortalecidos, tanto cultural como económicamente. De todos modos, toda Europa enfrenta una crisis demográfica que solo podrán resolver abriéndose a la migración. Puede ser que la migración masiva de familias enteras de clase media desde Kurdistán, Irak y Siria, lejos de una maldición, resultará siendo una oportunidad para Europa.
(El Diario de Hoy)

Lea también:

el editorial de El Diario de Hoy de viernes 18 de septiembre 2015:
No pueden los países europeos tolerar una invasión musulmana

Ley Fundamental (Constitución) de la República Federal de Alemania