Carta al ‘capo di capi’ del VMT: La prueba de cafres

Estimado Lic. Nelson García:
Veo que va en serio con el plan de someter a los motoristas salvadoreños a un ‘examen sicológico’. No sé si para combatir el desorden y la matonería en el tráfico, o para tener ingresos extra…

Como difícilmente va a poder contratar a cientos de sicólogos para examinar a los cientos de miles de motoristas, le propongo un esquema simple pero efectivo para medir la aptitud emocional para conducir un vehículo: un cuestionario ‘multiple choice’, como en la PAES, que cualquiera puede llenar rápido – y que hasta el burócrata más lento puede procesar.

  1. Usted está esperando que se desocupe un parqueo. Otra persona se adelanta y lo ocupa. ¿Cómo reacciona?
  • Le echo el carro encima
  • Me bajo, saco mi pistola y le pego un tiro
  • Busco otro parqueo
  1. Su vehículo se acerca a un paso de peatones. Una señora comienza a cruzar la calle. ¿Cuál es su reacción?
  • Me detengo para dejarla pasar
  • Paro para putearla
  • Le pito la vieja y acelero
  1. Antes de salir a la playa, ¿cuáles son las cosas que nunca pueden faltar en su carro?
  • El ‘cooler’ para mantener fría la cerveza para el camino
  • La pistola, por si alguien me sale bravo en la carretera
  • Llanta de reserva y triangulo
  1. Una ‘gestora de tráfico’ del VMT le da el alto para dejar pasar otros vehículos. ¿Qué le dice?
  • “Quítate, vieja gorda, ni policía sos”
  • Simplemente acelero y la hago brincar para salvarse
  • “Buenas tardes, señorita, que bueno que usted ordena el tráfico”
  1. Usted viene de una noche de copas. Su esposa le dice: “Dejáme manejar, vos estás tomado”. ¿Qué le dice?
  • Le doy un sopapo.
  • “Sí mi amor, tenés razón, no hay que manejar bolo”
  • “Yo con tragos manejo mejor que cualquier mujer”
  1. Usted pasa por la Juan Pablo, y hay una gran cola que no se mueve. ¿Qué hace?
  • Me meto al carril del SITRAMS, todos los carros con placa nacional hacen lo mismo
  • Me armo de conciencia, sigo en la cola, porque apoyo al gobierno
  • Me quedo en la cola, reafirmando que nunca más voy a votar por el Frente
  1. Usted ha atropellado a un peatón. ¿Qué lo toca hacer?
  • Irme a la mierda, que otra gente lo levanten
  • Parar, atender al lesionado, llamar al 911
  • Irme rápido, antes de que alguien puede anotar mi placa
  1. Le paran en un retén de la PNC. ¿Qué le dice a la agente de tránsito que le pide los documentos?
  • “¿Cómo está hoy, señorita? Aquí mis papeles”
  • “Fíjese que soy chero del comisionado XY. ¿Por qué no le habla?”
  • “Hola, mamacita, ¿no tiene marido para andar aquí en la noche molestando?”
  1. Usted es testigo que asaltan a otro vehículo, robándole un celular. ¿Cuál es su reacción?
  • Como no ando pistola, le echo el carro encima al ladrón
  • Cierro mis ventanas y hablo al 911
  • ¿Qué me importa?
  1. Usted va en una autopista, manteniéndose en el carril izquierdo, aunque el de la derecha está desocupado. Otro vehículo lo quiere sobrepasar y le activa las luces para que desocupe el carril. ¿Cuál es su reacción?
  • Hago un frenazo, a ver si el hijo de su madre se asusta
  • Paso a la derecha para dejarlo pasar
  • Sigo en mi carril. Que me pase por la derecha
Cualquier motorista que marque más de 3 respuestas que reflejan ganas de matar, reprueba el examen. Por agresivo. Cualquiera que marque todas las 10 respuestas correctas, también reprueba. Por pendejo, o por mentiroso. Cualquiera que está dispuesto a pagar lo doble del valor de la prueba, pasa el examen.

Buena suerte con los exámenes,

44298-firma-paolo
(MAS!/El Diario de Hoy)

En vez de una carta: el discurso que nunca se pronunciará

Estimados ciudadanos:
Cuando me dirigí a ustedes en cadena nacional en la noche del 31 de diciembre, me dejé influenciar por mis compañeros de la dirección del partido y mis secretarios en la Presidencia, que me insistían que tenía que dar un ‘mensaje de esperanza y optimismo’. Me decían que la gente estaba desesperada, frustrada y enojada, y que era importante que como presidente les elevaba la moral. Disciplinado soldado del partido que soy, les hice caso, a pesar de que en el fondo sabía que no era correcto seguir mintiendo al pueblo.


Pero luego de reflexionar mucho, he llegado a una conclusión: El pueblo merece la verdad, no merece que su presidente le hable de un país de maravilla, cuando en realidad estamos mal. Por esto tomé la decisión de filtrar, por esta vía, el discurso que debía haber pronunciado.

Pueblo salvadoreño:
He llegado a la mitad de mi mandato, y con profundo dolor, pero con la responsabilidad de un estadista, les tengo que decir que no podemos seguir así. No quiere pasar la segunda mitad de mi mandato seguir haciendo lo mismo, quiero corregir los errores que hemos cometido – y quiero invitar a todos los partidos, también al mío, y a todos ustedes a ayudarme a rectificar las políticas públicas, para que juntos podamos enrumbar a nuestro país al camino del crecimiento y la paz social.


Tengo que reconocer la realidad: Nuestra política de seguridad ha fracasado. Hemos hablado mucho de inclusión, de paz, de prevención, pero esta parte de nuestro Plan El Salvador Seguro no lo hemos puesto en práctica. Hemos apostado solamente a la represión, y en el camino hemos puesto en peligro la esencia de lo que hemos logrado en los Acuerdos de Paz: una policía civil, que respeta los derechos humanos. No todo lo que hemos hecho estaba mal, pero nada ha tenido éxito, porque invertimos las prioridades y permitimos que nuestras fuerzas de seguridad operen al margen de la ley, corrompiendo todo el concepto de Seguridad Ciudadana.


Vamos a corregir estos errores, y los que no están dispuestos a acompañarme no tendrán espacio en mi gabinete y en los puestos de mando de la PNC.


También tenemos que reconocer que nuestra política fiscal y económica ha fracasado. Desde el primer día hemos dicho que necesitamos unir al país, pero la verdad es que lo hemos dividido. No podemos esperar que la oposición y el sector privado nos ayuden salir de la crisis, mientras no estemos dispuestos a revisar y corregir nuestras políticas. Ofrezco a partir de hoy una negociación seria, donde todo está sobre la mesa, todo está sujeto a discusión y revisión. Sólo así podemos llegar a acuerdos que nos permitan unir esfuerzos y sacar adelante al país.


Yo sé que a muchos en mi partido y mi gabinete no le gusta lo que estoy diciendo. Pero esta es mi decisión, y quienes no están de acuerdo, que se aparten. No voy a permitir sabotaje en este camino, de nadie.


A la oposición y al sector privado pido que adopten la misma actitud. Por parte de este presidente, se terminan las mesas falsas, los compromisos no cumplidos, los dobles discursos. Si para lo que hay que cambiar y hacer no encuentro suficiente apoyo en mi partido, voy a abrir las puertas del gobierno para que entren los que están dispuestos y capacitados para resolver los problemas que enfrenta el país.


Elaboremos juntos un plan de nación – y luego que los partidos compitan en las elecciones sobre cómo de mejor manera implementarlo, cada uno con sus matices ideológicas.


Esto es lo que debiera haber dicho en mi discurso del Año Nuevo. No tuve el valor, pero la verdad es que mucho menos tengo el valor de perder dos años más con políticas equivocadas que dividen el país.
Su presidente Salvador Sánchez Cerén

 - - - - - - -

Este borrador de discurso me llegó con la petición de publicarlo – y con la explicación que el aparato de propaganda del FMLN y de Casa Presidencial se niegan a difundirlo. Aunque conociendo a Salvador Sánchez Cerén me cuesta creer que sea capaz de pronunciarse así, el discurso es demasiado bueno para no publicarlo. Es lo que un estadista diría.

Saludos,

44298-firma-paolo

(MAS!/El Diario de Hoy)

Carta de bienvenida al 2017: Lo que quisiera ver este año

No voy a pedir nada imposible. No es hora de soñar, sino de reclamar lo necesario y posible. A esto sí tenemos derecho.

En 2017 quisiera ver…

  • …elecciones primarias, donde FMLN y ARENA permitan a líderes de la sociedad civil competir en condiciones justas por las candidaturas a diputados y alcaldes.
  • …que los liderazgos emergentes de la sociedad civil, más allá de criticar a la clase política, comiencen a revolucionarla – tomando espacios, candidaturas, protagonismo.
  • …perfilándose potenciales candidatos presidenciales y ministros a través de un debate abierto y audaz sobre las políticas públicas necesarias para llevar al país a la ruta de crecimiento económico, seguridad jurídica y paz social.
  • …que en ARENA participen figuras como Claudia Umaña, José Miguel Fortín, Javier Simán, Carlos Calleja, Chico Bertrand Galindo, Ana Vilma de Escobar de este debate. En el FMLN me temo que será entre los pocos que tienen la venia del Buró Político…
  • …que Bukele tenga que enfrentar en la elección del próximo alcalde de San Salvador un candidato como Diego de Sola o Johnny Wright Sol.
  • …candidatos a diputados como Erika Saldaña, Cristina López, Guillermo Miranda, Marlon Anzora, Aida Betancourt, Felissa Cristales, Berta María Deleón, Max Mojica, Eduardo Cader, Juan Pablo Fontán, Bessy Ríos, Zaira Navas. (Vean que me he esforzado a proponerle al FMLN por lo menos 4 candidatos que le harían honor…)
  • …que ARENA deje un municipio (¿por qué no Soyapango?) a un candidato y equipo que represente el relevo generacional, la apertura hacia la sociedad civil y la renovación – para ensayar y enseñar cómo podrían ser la cara, el contenido y el lenguaje de la ARENA del futuro. Si no, de todos modos no ganan esta alcaldía.
  • …durante todo el año las universidades, los gremios de abogados, las organizaciones civiles discutan el perfil de los futuros magistrados de la Sala de lo Constitucional, para que el final del año exista un banco plural de profesionales altamente capacitados, preparados e independientes, cuyas concepciones jurídicas y filosóficas sean coherentes, transparentes y discutidos – para que la Asamblea pueda escoger de ahí a los 10 propietarios y suplentes que tiene que elegir en el 2018.
  • …al fiscal general revisar (y posiblemente retirar) los casos penales producidos en la fabrica de manipulaciones de Luis Martínez y Julio Arriaza – entre ellos el de la tregua.
  • …a Mauricio Funes encarar a sus jueces y enfrentar la justicia.
  • …a la fiscalía y los tribunales procediendo ágilmente con los juicios contra Saca, Luis Martínez, y toda la lista de funcionarios señalados por la Sección Probidad, para que se tenga la verdad y las condenas – y para poner un punto final en forma de una amnistía y reformas legales e institucionales que garanticen que a partir de este punto ya no exista impunidad para los corruptos.
  • …que en la opinión pública, y entre la academia, el sector privado, las organizaciones civiles, las iglesias y los partidos se desarrolle un debate serio, plural y libre de amarres ideológicos para analizar las distintas políticas de seguridad pública: mano dura, tregua, prevención, guerra contra las pandillas – con el fin de facilitar que el siguiente gobierno no sea condenado a continuar o repetir políticas y prioridades fracasadas.
  • …la Sala no se vaya sin obligar a la Asamblea a completar la reforma electoral; y sin establecer jurisdicción que impida al gobierno (cualquier gobierno que venga) a robarse las pensiones.
¿Será que con estos deseos me pasé de la raya entre realismo e ilusión? Bueno, se trata de mover esta frontera entre lo posible y lo imposible, desafiarla, empujarla. Si la meta es baja, poco vamos a lograr.

Feliz año nuevo,






44298-firma-paolo
(MAS!/El Diario de Hoy)