Columna transversal: La fábula de la República del Buen Vivir

13319926_574791549349286_3360679415498106653_n


Hay un país en Centroamérica, lleno de bondades dadas por Dios: exuberante naturaleza, gente laboriosa, playas, lagos y montañas, tierras fértiles – por esto lo llamaron El Salvador. Lástima que era pobre…

Hoy este país está bendecido, ya por el septimo año, por un gobierno de hombres y mujeres honestos, abnegados y visionarios, seguidores del beato Oscar Arnulfo Romero. Todo cambió. También la forma de gobernar. Hoy el país está gobernado por múltiples Consejos Nacionales, y por Asambleas Municipales y Departamentales. Las diferentes voces de la población son escuchadas y se toman en cuenta. Sus ideas y propuestas se convierten en políticas públicas y en acciones. El gobierno ha creado, especialmente los días sábados, espacios de participación y contacto directo con la población: Gobernando con la Gente, Festival para el Buen Vivir. La ex Residencia Presidencial es ahora una Casa Abierta, punto de encuentro ciudadano y centro promotor de la cultura nacional.

Esta nueva forma de gobierno participativo se caracteriza sobre todo por la efectividad y los resultados alentadores en el combate contra el crimen. En este país, los policías realizan un trabajo ejemplar a lo largo del país y se aplica la justicia con firmeza y absoluto respeto a los derechos humanos.

Es un país tranquilo, seguro, con oportunidades para todos, donde se ha vencido el analfabetismo, y que está al punto de erradicar la pobreza extrema. El Estado, antes ausente y débil, ahora tiene presencia en todo el territorio nacional para garantizar la normalidad en las actividades de la población.

Es un país productivo, con un modelo de crecimiento inclusivo, generador de empleos y oportunidades, con estabilidad macroeconómica y financiera. Impulsando la innovación y la diversificación productiva, el país logró incrementar las exportaciones y fortalecer el poder adquisitivo de los hogares, diversificó la matriz energética, explorando teccnolgías limpias.
Es un país que avanza por el camino correcto. Se ha convertido en uno de los países mejor conectados del continente, y los capitalinos disponen de un servicio de transporte rápido, cómodo y seguro.

Es ahora el país de nuevas oportunidades de inversión y de desarrollo. El sector agropecuario, con el apoyo del Gobierno, creció, se ensamblan computadoras, y se está trabajando para superar la crisis del café, del agua, y de las pensiones.

Lo más importente son los programas sociales de un profundo contenido humano, y las subvenciones que hacen accesible los servicios de transporte, agua y energía.

El país mejoró el sistema educativo para que su niñez y juventud desarrollen todas sus capacidades y una red de atención y cuido que garantiza la atención a la niñez y la adolescencia.
Luego de 7 años de gobierno partipativo, abriendo puertas a todos los sectores de la sociedad para un diálogo fructífero, el país tiene garantizado su desarrollo pleno, con resultados para el bienestar de la gente.

Por tanto, a partir del 1 de junio 2016, y por decisión la Primera Asamblea Nacional de Empleados Públicos celebrada en esta fecha en frente del viejo poder, la Asamblea Legislativa, el país se llamará “República del Buen Vivir”.

¿Quién no quisiera vivir en este país de maravillas? A a partir de ahora, los 3 millones de compatriotas que tuvieron que emigrar a otros país, comenzarán a rapatriarse.

{Posdata: Cualquier coincidencia literal con el discurso de Salvador Sánchez Cerén del 1 de junio no constituye plagio.}
(El Diario de Hoy) 


 

Carta a las bichas: Cómo nace la rebeldía

Querida Isa, querida Victoria:
Hay situaciones en la vida que cambian las relaciones entre la gente. Cuando son pruebas realmente difíciles que uno comparte con otros, las pláticas comienzan a trascender la jodedera común y se vuelven más profundas.

Como ustedes son hijas de un gran amigo, Camilo, las conozco desde chiquitas y siempre hemos estado cerca. Pero cuando un día de estos echaron preso a su papá, con acusaciones ridículas pero serias, me preguntaron cómo había conocido a Camilo – y por qué cada uno de los dos nos habíamos metido en la guerra y otros bonches -. Siempre habíamos hablado de la guerra, de Morazán, de los compañeros, pero ahora ustedes me obligaron a salir de lo anecdótico y entrar en el porqué. Y lógicamente surgió la pregunta: ¿Y vos, que viviste tranquilo en Alemania, cómo te hiciste guerrillero? ¿Por qué?

Les di un montón de explicaciones políticas e históricas – pero lo que ustedes querían saber no era teoría, sino algo mucho más personal. Nuestros hijos tienen todo el derecho de hacer estas preguntas y no conformarse con rollos políticos. Necesitan entender porque sus padres llegaron a arriesgar su libertad e incluso su vida. Con un padre preso, ustedes sus hijas merecen respuestas.

Les mando una carta que publiqué hace 7 años en MAS! Lo que cuento ahí, nada tiene que ver con el caso de su papá, pero sí con el tipo de eventos que nos formaron. En el caso de Camilo y de Raúl habrán sido otras experiencias que los convirtieron en rebeldes, pero no tan diferentes. Por eso estuvimos juntos, en la guerra… y hasta ahora.

Carta al policía Karl Heinz Kurras
Señor Kurras:
Cuando usted – en una manifestación de protesta en Berlín el 2 de junio de 1967 – sacó su pistola y mató al estudiante Benno Ohnesorg, cambió la vida de miles de jóvenes. También la mía. A mí no me contaron, yo estuve a la par de Benno cuando usted le pegó el balazo.

Éramos unos bichos mocosos protestando contra la guerra en Vietnam y la dictadura en Persia, y en un segundo usted nos transformó en rebeldes contra nuestro propio Estado.
Usted, el policía que disparó a un hombre que ya estaba en el suelo recibiendo tremenda vergueada de un pelotón de uniformados, hizo más para impulsar el movimiento radical del 68 que cualquiera de nuestros dirigentes. Usted se convirtió en la cara fea de un Estado que descubrimos como inhumano y represivo.

Ahora se descubrió que usted fue agente de la temible ‘Stasi’, la Seguridad de Estado de nuestros vecinos del otro lado del muro, en la parte comunista de Alemania.

Revisando los archivos de la ‘Stasi’, investigadores encontraron su expediente: miembro del Partido Comunista desde el año 1955, agente encubierto de la ‘Stasi’, secretamente infiltrado en la policía en Berlin Occidental.

Así que a pocos días del 52 aniversario de su muerte, nos damos cuenta que nuestro compañero Benno no fue víctima de la represión derechista, sino de una conspiración comunista.

Vaya ironía de la historia…

Le deseo que su miserable vida sea larga, para que sufra la vergüenza de haber sido descubierto como soplón y matón.

Sin nada más que decirle, Paolo Luers
(23 mayo 2009 / MAS!)

Lo que pasó el 2 de junio del 1967, enfrente de la ópera de Berlin, me empujó a un camino que, pasando por varios desvíos, me llevó hasta El Salvador. Me llevó a la guerra, y me empujó a trabajar para construir la paz, tanto en los años noventa como 20 años después cuando me metí, junto a su papá, en lo de la tregua…

Lo que ahora ustedes están viviendo, luchando por la integridad de su familia y la libertad, y el honor de su papá, las va a marcar para toda su vida. Ya las cambió, y me orgullece el espíritu con el cual están asumiendo esta prueba.

Un fuerte abrazo, su tío
44298-firma-paolo 
(MAS!/El Diario de Hoy) 

 

Dos años de "Salvador Cumple"

Hoy cumple dos años el gobierno de Sánchez Cerén. Aunque no me gustan los cumpleaños de los gobiernos, voy a hacer un balance. Prometo no escribir sobre seguridad, sobre la militarización de la PNC o sobre mano dura – es más que conocida mi crítica en estos puntos. Veo este capítulo mucho más negativo que Salvador Samayoa, quien lo analizó en este mismo espacio. Yo diría: Muchas sombras y pocas lucecitas…

El de Salvador Sánchez Cerén es el gobierno que más recursos ha tenido para resolver los problemas de los ciudadanos. Es beneficiario de las diferentes reformas tributarias, cobra más impuestos que cualquier otro gobierno y ha tenido acceso a préstamos como ningún otro gobierno. Lamentablemente, esto no se refleja en mejores servicios del Estado a sus ciudadanos. Los servicios básicos -educación, salud, agua potable, seguridad- son más deficientes ahora que cuando asumió este segundo gobierno del FMLN. El Estado ha crecido en burócratas y presupuestos, pero no en servicios.

Y a pesar de esta desproporción entre recursos obtenidos y servicios prestados, la situación fiscal del gobierno es más crítica hoy que hace dos años. Tan crítica que el gobierno ha llegado al descaro de proponer, en vez de una reforma de pensiones que garantice la sostenibilidad del sistema previsional, una expropiación de las cuentas de ahorro que los cotizantes tienen en las AFP.

Hagamos un balance de los megaproyectos de infraestructura de este gobierno: han pasado dos años más sin que se haya puesto en funcionamiento el puerto de La Unión. Ya ni hablan de esta ruina de desarrollo. Han pasado siete años y no han ni siquiera empezado con la necesaria ampliación y modernización del aeropuerto internacional. Lo único que han hecho es cambiarle de nombre. Otros megaproyectos, como la presa del Chaparral y la ampliación de la 5 de noviembre, están hundidos en escándalos de corrupción e ineptitud. Y lo peor: al terminarlos, resultarán tan caros que su aporte a la producción energética no sería nada rentable. El más rentable, eficiente y sostenible recurso energético del país, la producción geotérmica, está estancado y ni el gobierno de Funes ni el actual ha podido ampliarlo. Un proyecto de generación solar, que tiene financiamiento de Alemania, a esta altura tendría que estar ya produciendo energía y ni siquiera se han terminado las licitaciones.
En el otro megaproyecto del SITRAMSS, el gobierno en dos años no ha podido ni siquiera terminar la fase I. Es más, el gobierno sigue planificando implementar la fase II, sin haber tenido la capacidad ni la voluntad de corregir los errores del la fase I.

El balance de dos años de gobierno de Salvador Sánchez Cerén en cuanto a inversión en infraestructura es sumamente negativo, exceptuando algunas construcciones del MOP, que parecen haber avanzado bien, pero que todavía tienen que comprobar su capacidad de resolver los serios problemas de movilidad en el Gran San Salvador.

El gran logro que publicita el gobierno es la concertación. Pero hay que preguntarse: ¿De qué sirven los múltiples Consejos Nacionales (de Seguridad Ciudadana, de Educación, de Medio Ambiente, de Crecimiento Económico) si en dos años no han producido resultados tangibles? Más bien da la sensación de que estos Consejos sirven para comprometer a la oposición política y al sector empresarial con los fracasos de las políticas públicas del gobierno.

En cuanto al otro gran reto del país, de generar un crecimiento económico que permitiría resolver las necesidades fiscales del Estado sin endeudarlo más, el balance es igualmente negativo. Un gobierno con la obsesión ideológica antiempresarial que caracteriza al FMLN no va a poder atraer inversiones por más generosamente que el hermano grande del norte le eche la mano. Parece que es como en la fábula del alacrán y la rana: al final se hunden los dos porque la naturaleza obliga al alacrán a hacer uso de su veneno.

¿Pueden las recientes reuniones entre gobierno y ANEP cambiar esta historia? Ojalá, aunque sea para resolver un par de los problemas más urgentes del país. Pero lo dudo.

Todavía no hemos hablado de la crisis del café, de los exabruptos en política exterior, de los gastos exagerados de la burocracia…

¿Es duro este balance crítico de la gestión gubernamental? Sí, pero coincide con la evaluación que la ciudadanía ha expresado en todas las encuestas. El país ha avanzado en transparencia, en independencia de los poderes y en investigación de casos de corrupción, pero estos son logros más de la ciudadanía que del gobierno.
(El Diario de Hoy) 

 

Carta a Norma Guevara: Todo lo que se hace con 700 mil dólares

Estimada diputada:
Usted no es cualquier gata en la Asamblea, usted es la jefa de fracción del FMLN, del partido gobernante. Hay que tomar en serio lo que dice.
Dijo usted que cuál era la jodedera con los 700 mil dólares que gasta la Asamblea en viajes cada año. Dijo que si ahorraran estos 700 mil, “no se hace ni el corredor del centro penal.”

Bueno, no sé tanto de construcción de penales, pero estoy seguro que con 700 mil dólares se haría mucho más que un corredor. ¿O cuánto cuesta una unidad de bartolinas en una delegación policial?

Sí le puedo asegurar que hay múltiples formas de invertir mejor estos 700 mil dólares anuales que ustedes los diputados gastan en sus viajes.

Con 700 mil dólares se pueden dar becas universitarias de $500 a más de 100 estudiantes de escasos recursos.

Con 700 mil dólares se puede poner a la disposición de las escuelas públicas en todo Soyapango 60 profesores extra.

Con 700 mil dólares se puede crear un equipo de 60 entrenadores deportivos para trabajar tiempo completo en las comunidades de más incidencia de delincuencia violenta.

Con 700 mil dólares se podría duplicar el presupuesto de la Compañía Nacional de Danza y crear una Compañía Nacional de Teatro.

Con 700 mil dólares la escuela de teatro del proyecto ESARTE en Suchitoto podría dar becas a 30 estudiantes y además hacer 20 talleres en comunidades o cantones del país.

Con 700 mil dólares se construyen canchas de deporte en 5 comunidades, con grama artificial, luces y gradería.

Con 700 mil dólares se construye 7 casas comunales equipadas con todo.

Claro, diputada: También se podría comprar con 700 mil dólares 10 camionetas Prado para la Junta Directiva de la Asamblea – pero ahora mejor no hablemos de subvenciones. Hablemos de inversión social en educación, deporte, cultura, convivencia, prevención…

Usted puede decir que no es realista, que algunos viajes los tienen que hacer los diputados, sobre todo los directivos. Y yo le pregunto: ¿Qué daño le causaría al país si ningún diputado saliera de viaje al exterior? Y comparemos esto con el daño que causa no invertir en las comunidades en riesgo: en profesores extra, en entrenadores, en canchas, en becas, en arte y cultura. Contésteme cuál daño es más grave para el país – y yo le digo si usted es progresista o simplemente una funcionaria acomodada.

Saludos,
44298-firma-paolo 

(Mas!/El Diario de Hoy)