Carta a los capitalinos: Por qué no hay que votar por Nayib Bukele

Estimados vecinos:
Les voy a dar ocho razones por qué no deberíamos elegir a Nayib Bukele como alcalde de nuestra ciudad capital. Cada una de estas razones debe ser desarrollada y fundamentada en futuros artículos -no necesariamente míos. Reto a mis colegas columnistas y a cualquier ciudadano preocupado a participar en esta empresa ciudadana.

1) Nayib Bukele es un político mentiroso. El mejor ejemplo de esto es su discurso en Nueva York, en un evento patrocinado por Naciones Unidas en octubre de 2014. Bukele presentó su gestión como alcalde de Nuevo Cuscatlán (en ese momento de sólo 2 años y medio) como ejemplo a emular a escala nacional, continental e incluso mundial. Investigaciones periodísticas han comprobado que casi todas las grandilocuentes afirmaciones hechas en Nueva York por Bukele son falsas: el programa de becas del municipio es mucho más reducido de lo que él alega; es falso que la alcaldía ya proveía agua gratis a todos los habitantes; y es falso, también, que haya eliminado la pobreza en el municipio. Pero la más grave de sus mentiras es que durante su gestión en Nuevo Cuscatlán él haya mejorado las condiciones del medio ambiente; muy al contrario, Bukele redujo dramáticamente las reservas naturales a favor de más proyectos habitacionales y comerciales. En cada una de sus respuestas a preguntas sobre estos temas, Bukele incurrió en nuevas mentiras o en medias verdades. ¿Queremos, como alcalde, a un mentiroso compulsivo que permanentemente distorsiona la realidad?

2) Ustedes conocen el dicho: Di con quién andas y te diré quién eres. Bukele se ha rodeado de personajes oscuros. Sus principales asesores y operadores políticos son los mismos que se dice que jugaron el mismo papel oscuro de guerra sicológica en el equipo de Tony Saca, tanto en Casa Presidencial como en la campaña del 2013/14: estos incluyen a Peter Dumas, quien en el 2012 fracasó con su candidatura para la Asamblea por GANA; y Ernesto "Neto" Sanabria, mejor conocido como "El Brozo", a quien se ha denunciado como el rey de las falacias mediante las redes sociales.

3) Bukele se presenta como un empresario de éxito, cuando en verdad nunca ha levantado ninguna empresa. Desde joven, su padre Armando Bukele le dio millones de dólares y empresas, como si fueran juguetes: la famosa discoteca Mario's (luego Code), donde se decía que generaciones de jóvenes encontraron fácil acceso a licor e incluso hasta drogas; la agencia de publicidad Nölck, y la distribuidora de productos de Yamaha. En ninguna de estas empresas, Bukele Jr. logró acumular experiencia gerencial y de administración financiera que lo capaciten para dirigir una entidad tan grande y compleja como la alcaldía capitalina. Tampoco cuenta con ninguna preparación académica que podría compensar la falta de experiencia. Viéndolo bien, Nayib no es un empresario sino un consentido hijo de papi.

4) Lo que sí es cierto es que Bukele representa intereses empresariales: Nayib es el proyecto político de un grupo de familias empresariales que han hecho alianza con el FMLN para establecerse como un nuevo bloque económico dominante. En efecto se trata de una nueva oligarquía, cuyos exponentes más prominentes son: los Saca; los Bukele; los Salume; Miguel Menéndez, alias "Mecafé", el amigo de Funes; el zar de la basura, Enrique Rais; y el dirigente del FMLN y padrino de ALBA, José Luis Merino. Luego del fracaso electoral de Tony Saca en las elecciones presidenciales del 2014, Nayib Bukele fue elegido como el exponente político de este proyecto político-mercantilista.

5) Por razones electorales, Bukele se presenta como un renovador de la política, que promete superar la polarización; como expresión del relevo generacional; y como un político de nuevo estilo, que usa el partido como instrumento para empoderar a la sociedad civil. Nada de esto es cierto, así como no era cierto el discurso muy parecido de Tony Saca con respecto a la "unidad nacional". Bukele no es expresión de una renovación del FMLN sino, exclusivamente, de una estrategia electoral. Igual que Mauricio Funes tendrá cero incidencia en el debate y el desarrollo interno del FMLN. Bukele será usado por el FMLN para quitarle a ARENA la alcaldía capitalina sin permitirle tener influencia sobre las políticas del partido de gobierno.

6) Bukele es vendedor de humo. La política está siempre en peligro de delegar sus definiciones a expertos del marketing político. Primero Tony Saca y luego Mauricio Funes llevaron esto al extremo: bajo sus liderazgos, los publicistas sustituyeron a los técnicos, y las consignas publicitarias sustituyeron los contenidos políticos. Pero estos maestros están al punto de ser superados por su alumno, Nayib Bukele, quien es el vendedor de ilusiones por excelencia. Es imperante que en El Salvador regresemos a políticas que nacen del riguroso estudio de la realidad y no de laboratorios de marketing político. Esta es, para mí, no sólo la razón más imperiosa para no votar por Bukele, sino también para votar por Edwin Zamora, quien es lo contrario a Bukele: un ejecutivo con intención y capacidad de renovar la administración pública en función de facilitar soluciones a los problemas de los ciudadanos.

7) He pensado mucho si poner o no poner este último punto. Para mí, las creencias y convicciones religiosas son asuntos muy privados y demandan tolerancia. El hecho que Nayib Bukele proviene de una familia musulmana no debe ser asunto de debate político. Pero sí lo es la manera cómo Bukele maneja este asunto en su campaña. No es transparente, sino que por razones electorales pretende ser lo que no es: un hombre construyendo una familia católica. Tampoco he escuchado de Bukele cuáles son sus posiciones ante los conflictos que en Medio Oriente se han generado alrededor de un fundamentalismo islamista cada vez más radical, antidemocrático y antihumano. Uno podría pensar que esto no es relevante para el cargo de alcalde de San Salvador, pero no es cierto: el carácter de un candidato siempre es relevante. Confianza y transparencia siempre son relevantes. Los principios siempre son relevantes. Y ahí está el principal déficit de este candidato. Por esto les digo: Bukele no debe ser electo alcalde de San Salvador, y mucho menos estar en una posición de poder aspirar a la presidencia.

8) Aunque Bukele no es el típico representante del FMLN, sería al alcalde de este partido. Aunque es la nueva cara del pacto entre FMLN/ALBA y el grupo Saca, Bukele es un instrumento del FMLN. En estas elecciones, luego de casi 6 años de mal gobierno, que no resuelve sino agrava los problemas del país, nosotros no deberíamos premiar al FMLN, sino más bien crearle un contrapeso. Otra razón más de no darles el control de la alcaldía más importante del país.

Por estas 8 razones yo no votaré por Bukele. Y como son razones de peso, haré todo lo posible para que no gane. Saludos, Paolo Lüers

 

The Power of Cartoons and Satire; Testimonies from Oslo

Satire has long existed to excoriate the wicked and overbearing among us. Cartoonists and satirists play a vital role in the struggle for freedom. They use comedy and art to hold the powerful accountable, speak hard truths about dictatorship and ideologies, and visualize what some are too afraid to write. Often, they risk their lives to say what others won't. In the seven-year history of the Oslo Freedom Forum, several of these inspiring and courageous individuals have shared their thoughts, experiences and the impact of their work. OFF is honored to present the following talks in light of the horrific attack on freedom of expression that took place in France this week.


Ali Ferzat The Strength of Satire

Ali Ferzat

Ali Ferzat is a Syrian political cartoonist known for his satirical caricatures. In 1989, he received a death threat from Saddam Hussein, and was banned from traveling to Iraq, Jordan, and Libya, after one of his exhibitions in Paris he included cartoons critical of Hussein and other dictators. Ferzat published his own independent periodical for two years—Al-Dormari—before government censorship forced him to cease production. As the Syrian uprising began in 2011, Ferzat became increasingly critical of the regime and protestors began using his caricatures as symbols on posters and placards. In August 2011, masked gunmen assaulted Ferzat and broke both of his hands and his fingers, in a clear message of intimidation and retaliation for his work. Ferzat recovered from the attack and continues to produce political cartoons. He is the head of the Arab Cartoonists’ Association. In 2013 he was awarded the Václav Havel International Prize for Creative Dissent.


Flemming Rose Free Speech in a Globalized World

Flemming Rose


Danish author and journalist Flemming Rose is the foreign editor of the newspaper Jyllands-Posten. In 2005, in an exploration of self-censorship, Rose commissioned a series of cartoons for Jyllands-Posten, including several that depicted the prophet Muhammad. The cartoons sparked great controversy in the Muslim world; demonstrations erupted throughout the Middle East and several Danish embassies were attacked. Jyllands-Posten’s employees faced a large number of death threats, and an attempt was made on the life of the cartoonist behind the most controversial drawing. In 2010, Rose released “Tyranny of Silence,” a book that explores the cartoon crisis and its ramifications from a global perspective. In 2014 this book was published in the United States by the Washington, D.C.-based Cato Institute.


Ai Weiwei 2012 Havel Prize Acceptance Speech

Ai Weiwei

Ai Weiwei is a Chinese artist and activist known for his installations, sculpture, architecture, photography and outspoken criticism of the Chinese government's abuse of human rights and democracy. As a result of his categorical opposition to censorship and his biting criticism, expressed through satire and parody, Ai was arrested in 2011 on charges of tax evasion; after several months, he was released on bail and ordered to pay back taxes. He is currently prohibited from leaving the country without permission. In 2012 he received the Václav Havel International Prize for Creative Dissent.


Bassem Youssef 2014 Keynote Address

Bassem Youssef

A cardiac surgeon by training, Egyptian talk show host Bassem Youssef turned to comedy, parody and satire after he was inspired by the Egyptian revolution. After a homemade YouTube newscast garnered more than 5 million views in three months, Youssef was named the host of "Al-Bernameg,” a satirical newscast televised by the independent Egyptian channel ONTV and later by the Capital Broadcast Center (CBC). Youssef’s bold, intelligent and humorous critiques of Egyptian politics quickly became a hit with audiences in the country and garnered more than 40 million viewers. In 2012, Mohamed Morsi’s government pursued charges against Youssef for "insulting the president," "insulting Islam" and "reporting false news." In March 2013, Youssef was briefly detained, released on bail, and fined. CBC suspended the broadcast of “Al-Bernameg” in November 2013. In 2014, Youssef announced that he was ending the program due to the dangerous political climate in Egypt.


Owen Maseko Painting a Massacre

Owen Maseko

Owen Maseko is a Zimbabwean visual artist known for his hard-hitting paintings and his open defiance of dictator Robert Mugabe. In March 2010, Owen Maseko opened an exhibition containing works of art that depicted the Gukurahundi massacre, the murder of an estimated 20,000 Ndebele civilians carried out by Mugabe’s forces during the 1980s. Maseko was arrested less than 24 hours after the exhibition opened. He was falsely charged with “undermining the authority" of President Mugabe, as well as “causing offence to persons of a particular race or religion." After being held in prison for four days, Maseko was granted bail.


Roar Hagen Human Rights and Creative Expression

Roar-Hagen

Roar Hagen is one of Norway's most celebrated political cartoonists and has worked for Verdens Gang, one of Norway's leading daily newspapers, since 1986. His works often tackle controversial social issues, and mock violent ideologies, world religions and powerful political figures. A member of the Cartoonists & Writers Syndicate in New York City, his works have appeared in Norway's Stortinget and Nasjonalgalleriet, the United Nations, the Budapest National Gallery and the International Museum of Cartoon Art in Boca Raton, Florida. He was awarded the the International Cariacatura Politica Award, Forte dei Marmi Italia 2004, and the Norwegian Editorial Cartoon of the Year in 1997. 

The 2015 Oslo Freedom Forum will take place May 25-27, 2015.


Seguiremos publicando. Editorial conjunto de EL PAÍS y otros cinco diarios europeos

El atentado cometido en París el miércoles 7 de enero contra Charlie Hebdo y el odioso asesinato de nuestros colegas, feroces defensores del pensamiento libre, no es solo un ataque contra la libertad de prensa y la libertad de opinión. Es además un ataque contra los valores fundamentales de nuestras sociedades democráticas europeas.
Ya en los últimos meses, la libertad de pensar e informar estaba en el punto de mira, con la decapitación de otros periodistas, estadounidenses, europeos o de los países árabes, secuestrados y asesinados a manos de la organización Estado Islámico. El terrorismo, sea cual sea su ideología, rechaza la búsqueda de la verdad y no acepta la independencia de espíritu. El terrorismo islámico, aún más.
Después de negarse a ceder a las amenazas por haber publicado, hace casi 10 años, unas caricaturas de Mahoma, la revista Charlie Hebdo no había cambiado ni un ápice su cultura de la irreverencia. Con el mismo ánimo, nosotros, los periódicos europeos que trabajamos juntos habitualmente dentro del grupo Europa, seguiremos dando vida a los valores de libertad e independencia que son el fundamento de nuestra identidad y que todos compartimos. Continuaremos informando, investigando, entrevistando, editorializando, publicando y dibujando sobre todos los temas que nos parezcan legítimos, en un espíritu de apertura, enriquecimiento intelectual y debate democrático.
Se lo debemos a nuestros lectores. Se lo debemos a la memoria de todos nuestros colegas asesinados. Se lo debemos a Europa. Se lo debemos a la democracia. “Nosotros no somos como ellos”, decía el escritor checoslovaco Vaclav Havel, opositor al totalitarismo que triunfó y se convirtió en presidente. Esa es nuestra fuerza.
Editorial conjunto de los diarios Le Monde, The Guardian, Süddeutsche Zeitung, La Stampa, Gazeta Wyborcza y EL PAÍS.

Columna transversal: Romper la marginalización

El problema de inseguridad, violencia y pandillas en El Salvador se genera en la medida que el Estado deja de ejercer su función en muchas partes del territorio nacional, sobre todo en los barrios (comunidades, colonias, cantones) populares del país. Se quedan cortos los que aceptan esta tesis solamente en cuanto a la pérdida de control policial. El Estado es mucho más que autoridad de seguridad. Sólo cuando es autoritario, como lo fue antes de los Acuerdos de Paz, el Estado puede compensar la ausencia de sus servicios integrales a la ciudadanía con la fuerza de su presencia represiva. En democracia, el Estado esencialmente es proveedor de servicios. Y si no los provee, tampoco puede cumplir su responsabilidad de proveer seguridad.

Las pandillas y su cultura se han podido desarrollar solamente en la medida que el Estado no está presente como autoridad, como protector de la familia y como proveedor de los servicios que definen su rol: educación, salud, seguridad, protección y prevención de desastres naturales, transporte público eficiente y digno, agua potable, manejo de aguas negras y basura, acceso a electricidad, etc. Es más, se puede interpretar que las pandillas son una respuesta a la ausencia del Estado como generador de reglas de convivencia.

Ningún plan de seguridad promete éxito mientras el Estado sólo se proponga recuperar el control territorial en el sentido policial. El vacío de Estado y de todos sus servicios, que existe en partes de nuestro territorio y de nuestro entramado social, tiene que llenarse de manera integral.

Muchos ya han llegado a esta conclusión, pero hay una verdad que hasta ahora no se ha llevado al debate nacional: La única manera en que el Estado puede construir presencia integral, efectiva y sostenible en los territorios ahora marginados es mediante su descentralización. Es imposible imaginarse cómo el Estado centralizado que históricamente tenemos en El Salvador puede llenar los vacíos y deficiencias que se observan a nivel comunal. Hay que empoderar a los gobiernos municipales, dándoles las competencias y los correspondientes recursos, para hacerse cargo de educación, salud, seguridad en sus comunidades, así como de los servicios básicos públicos (agua, aguas negras, basura, electricidad, transporte público y red vial). Y dentro de las municipalidades hay que empoderar a la organización comunal y vecinal como contraparte del gobierno local.

Los gobiernos locales, sobre todo cuando ellos mismos funcionan de manera descentralizada, son el único eslabón del Estado suficientemente cercano al ciudadano como para procurar un desarrollo integral y sostenible de sus barrios, colonias, comunidades, cantones y familias. Sólo en este eslabón del Estado la ciudadanía puede incidir directamente en la administración de los recursos públicos y en la priorización de los problemas a resolver. Y sólo en este eslabón comunal, más cerca de la ciudadanía y más lejos de la esfera política e ideológica, se pueden construir acuerdos entre todos los actores, sin ninguna exclusión, para reconstruir efectivamente el tejido social actualmente dañado.
Un Estado descentralizado, expresado en sus gobiernos locales, puede construir, con la participación de todos, convivencia pacífica sin tener que negociar privilegios para nadie (mucho menos para grupos al margen de la ley), lo único que tiene que hacer es cumplir a cabalidad las responsabilidades constitutivas del Estado: dar servicios a toda la ciudadanía, sin exclusiones. Para tener capacidad de hacer esto, necesariamente tiene que descentralizarse y tienen que concentrarse en los gobiernos municipales todas las competencias y recursos necesarias para el desarrollo local. Para construir paz, las comunidades en los territorios ahora marginados y abandonados por el Estado tienen que concertar las soluciones a sus problemas, y no las pueden concertar con ministerios y otras burocracias nacionales, pero sí con sus contrapartes comunales en las alcaldías. Los ciudadanos no pueden sentirse partícipes, controladores y socios de las burocracias nacionales, pero sí de sus gobiernos municipales.

La ausencia del Estado, el abandono de sus responsabilidades y la negación de los servicios estatales son las raíces de la marginalización de territorios enteros, y de la consiguiente generación de los círculos viciosos de frustración, transgresión de las leyes y normas, represión del delito, violencia, más represión, más violencia… No es la pobreza que produce violencia y delincuencia, es la marginación de comunidades enteras.

Las comunidades no exigen al Estado ningún beneficio especial. Ni siquiera los pandilleros. Sólo exigen que el Estado cumpla a cabalidad su función, sin marginar a nadie. Y que lo haga de manera consensuada con la ciudadanía. Punto.

Mientras en el Consejo de Seguridad Ciudadana no discutan la manera cómo el Estado puede recuperar su presencia en los territorios marginados, esta entidad no va a poder generar soluciones. La descentralización del Estado de repente es mucho más que una reforma administrativa, es la refundación del Estado necesaria para recuperar su capacidad de dar servicios a sus ciudadanos y así romper con la marginación. Sólo los municipios pueden enfrentarse al reto de transformar los barrios y romper la marginalización.
(El Diario de Hoy)

Carta a los colegas que sobrevivieron el ataque terrorista a Charlie Hebdo

Chers amis:
Je suis Charlie! Yo soy Charlie! Gritaron miles de franceses en las calles de Paris y colegas periodistas y caricaturistas en todo el mundo lo repitieron en las redes sociales. Yo también soy Charlie Hebdo. Yo también me siento atacado por el cobarde atentado a mis colegas de la revista Charlie Hebdo en Paris.


El comando terrorista que ejecutó a 10 colegas periodistas y caricaturistas y a dos policías destacados para cuidarlos quiso matar la libertad de expresión. Quiso matar a la vez a su hermana aun más preciosa: nuestra libertad de reírnos de quien nos da la gana; nuestro derecho sagrado de burlarnos de los poderes políticos, económicos y religiosos del mundo.

El pecado de Charlie Hebdo, por el cual unos islamistas radicales lo condenaron a la muerte, fueron unas caricaturas que publicaron sobre Mahoma. El principio que ustedes defendieron, hasta con su vida, es: Nadie es intocable para la crítica, el humor, la risa, la sátira. Ningún presidente, ni los hombres más ricos del mundo, ni el Papa, ni el Dalai Lama, ni Mahoma. El derecho a la libre expresión, a la crítica, al humor y a la sátira está encima de todo. Y esto es el principio que ahora nosotros, los colegas escritores, periodistas o caricaturistas del mundo, tenemos que defender. Si no, estamos fritos todos, y cualquier fanático, fundamentalista o radical se siente con el derecho de limitarnos la libertad de expresión.
Lo que pasó en Paris, para traducirlo al salvadoreño, es como si alguien, desde sus convicciones religiosas, decidiera matar a una feminista que aboga por el derecho al aborto. O al revés, como alguien, desde sus convicciones feministas, atacara a balazos a una persona que lucha contra el derecho al aborto.

Lo que pasó a Charlie Hebdo, traducido a salvadoreño, es como si mi amigo y colega Alecus tuviera que temer por su vida por una de sus caricaturas. O, aun peor, como si Alecus, Otto, Salomón, Ruz y este escritor de cartas nos viéramos obligados a autocensurarnos para no poner en peligro la vida de nuestros familiares y colegas.

Los colegas de Charlie Hebdo sabían el riesgo al cual estaban expuestos. Decidieron no ceder a las amenazas. Decidieron no sacrificar su oficio, su dignidad como artistas y como ciudadanos libres.

Hago un llamado a los medios salvadoreños a solidarizarse con Charlie Hebdo de la forma más contundente: publicando las caricaturas  de Charlie Hebdo, por los cuales la revista y sus editores y artistas han sido ejecutados por los enemigos de la tolerancia. En la lucha por la libertad no puede haber paso atrás ni moderación ni negociación…

Estoy seguro que su revista sobrevivirá este intento de aniquilarla. El grito mundial de “Je suis Charlie!” la hará más fuerte. Los fundamentalistas pudieron matar a varias de las plumas geniales de Charlie Hebdo, pero son impotentes contra la idea detrás de la revista satírica: El arte, el humor y el periodismo son libres o no son.

Mi más profundo respeto para los colegas de Charlie Hebdo, Paolo Lüers















Carta al guerrillero que como político perdió el coraje

Estimado Salvador Sánchez Cerén:
Que usted tiene conceptos ideológicos diferentes a los míos, ya lo sabemos desde hace décadas. Esto no ha convertido en adversarios políticos, pero no necesariamente habla mal de usted. Pensamos diferentes, y por eso no le quitaré el respeto.

Pero ahora me doy cuenta que, muy aparte de diferencias ideológicas, surge otro problema que sí me hace difícil seguirlo respetando: Al llegar a la cúpula del poder, se ha vuelto cobarde.

Luego de su larga ausencia y su aun más largo silencio sobre el tema que más afecta a los salvadoreños, la inseguridad y la violencia, usted celebró una reunión con su gabinete de seguridad. Y muchos pensamos: Al fin el hombre va a hacer lo que prometió: tomar el problema por los cuernos – y asumir el liderazgo en el tema de seguridad.

¡Qué decepción! En vez de asumir el liderazgo, nos da frases trilladas. En el sitio oficial de la Presidencia se lee así: “El presidente subrayó que dentro de los planes del gobierno se descartan cualquier tipo de negociación con grupos criminales, en concreto con las pandillas: ‘Ellos están al margen de la ley, se han vuelto violadores de la ley y por lo tanto nuestra obligación es perseguirlos y castigarlos, y que la justicia determine las penas que le corresponden’, dijo.”

Usted sabe que esto es paja. Su ministro de Seguridad, Benito Lara, igual lo sabe. Dos excomandantes guerrilleros que ya no se atreven a enfrentar con valentía la realidad. Ustedes dos saben que sin hablar con los pandilleros no habrá solución a la situación de violencia en amplios territorios abandonados por el Estado. No sólo lo saben, actúan contrario a esta paja: Desde que el gobierno del FMLN ha suspendido, en junio del 2013, toda la facilitación del diálogo con las pandillas, ustedes como partido nunca han dejado de buscar el diálogo con ellas. Debajo de la mesa y sin ninguna transparencia quisieron hacer lo que en público condenaron, y que ya no querían permitir que los mediadores independientes hiciéramos. Y lo peor: Ustedes buscaron (y siguen buscando) la negociación con los pandilleros por razones electorales, no para resolver los problemas de la violencia. En parte debido a esta práctica clandestina, usted ganó con tanta ventaja en la primera ronda…

Usted sabe perfectamente que no hay forma de perseguir, detener, enjuiciar, condenar y mantener presos a los 100 mil pandilleros y sus colaboradores. Usted sabe que se necesita rehabilitar y volver a insertar a la sociedad a decenas de miles de jóvenes, que ahora están actuando fuera de la ley. Y usted sabe que esto es imposible sin hablar con ellos – y sin hacerles a ellos partícipes de la solución.

Usted, presidente, lo sabe y no lo dice, por miedo al costo político y tal vez electoral. Esto se llama cobardía y politiquería. No entiendo porqué el país tuvo que poner en Casa Presidencial a un hombre que como insurgente mostró valentía, para que al final, cuando realmente cuenta, es igual de inconsecuente que su antecesor Funes, quien dio luz verde para que otros se quemaran las manos con la tregua; y cuando ya no aguantó el calor, le dio la espalda al proceso, a los mediadores, a los alcaldes que se habían metido en la aventura de construir acuerdos locales de paz y convivencia, a las comunidades que comenzaron a organizarse alrededor de esta oportunidad histórica…

Usted sabe que no hay forma de resolver el problema de la violencia sin romper la exclusión y marginalización de poblaciones enteras, que incluyen a los pandilleros, sus familiares, sus colaboradores. Usted sabe, por la experiencia de los años 2012/2013, que la única manera de que la sociedad acepte este reto es cuando los gobernantes dicen la verdad, aunque sea impopular. Funes no quiso hacer esto, y por esta cobardía arruinó el proceso de mediación y de reducción de violencia.

Y ahora, en vez de Funes en Casa Presidencial está un hombre supuestamente de principios - pero usted nos viene con la misma paja… Y para más joder, su partido sigue buscando desesperadamente a los jefes pandilleros con promesas y ofertas inconfesables para ganarlos como aliados electorales. Por suerte, ellos ya no creen en ustedes y no les hacen caso. Es más: ellos insisten en que haya un diálogo transparente y fuera de las lógicas partidarias, y por esto aprecian tanto la experiencia con los mediadores independientes, quienes sí han mostrado que tienen el coraje para poner el pecho por un proceso tan poco entendido en la opinión pública…

Recapacite, Leonel, y cuando dé pasos valientes, tendrá el apoyo de donde menos se lo imagina. Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)