Balance 2007 de la gestión ambiental de El Salvador

¿Quién inspira nuestros actos, para que allí donde ponemos la mano estropeemos el mundo? Pienso que no deberíamos de afrontar las cosas con complejo de culpa. Todos los seres vivos, no solo nuestra especie, transforman su entorno, así que en ese aspecto no somos demasiado diferentes de los demás. Lo que ocurre es que nosotros somos muy números y además tenemos una enorme capacidad de actuación. (Delibes y Delibes, 2005).

Existe una gran competencia por la utilización de los recursos naturales, somos mucho, así que tenemos que aprender a utilizarlos mejor. En el 2007, aunque el deterioro ambiental y los efectos del cambio climático han estado presentes en todo el mundo y El Salvador, hemos terminado con algunos avances importantes. La no prorroga de los botaderos al aire libre, el cierre de baterías record, los fondos del milenio, el nombramiento de dos reservas de la biosfera, la declaración del área natural protegida de Los Cobanos, la entrada en ejecución de dos grandes proyectos ambientales, la creación de una planta de biodiesel, son algunos de los elementos más positivos del año.

Probablemente la prorroga de la utilización de los botaderos es uno de los logros ambientales más importantes de este año, aunque no todos los municipios hayan logrado soluciones aceptables, por lo menos ya existe la exigencia legal para que se cumpla la legislación. Un paso importante, esperemos que en el 2008 veamos una consolidación de la gestión municipal de los desechos sólidos. Por ejemplo Milagro Navas, que maneja un municipio relativamente pequeño, accesible y con dinero, debería de pensar en un programa de separación de la basura, ese debería de ser un negocio sumamente rentable, del cual la alcaldía pudiera tener dinero para poner Antiguo Cuscatlán a la cabeza del país. Oscar Ortíz también pudiera hacer esto, no con mucho dinero pero si con mucha imaginación, podría ejecutar programas de separación, reutilización y reciclaje de los desechos sólidos, ya veremos quien es el alcalde que nos da ejemplo.

Aunque el cierre de baterías record ha sido un ejemplo que la precesión social y mediática si surte efecto, deberíamos reconocer el papel importante que ha tenido la Procuraduría para los Derechos Humanos, cuando se ponen del lado del ofendido, por intereses legítimamente humanos pueden lograr grandes cosas. Así como en el caso de Los Cobanos me falto verlos presentes, ahí fueron otros los que dieron la cara y estuvieron a la altura, para que hoy podamos estar orgullosos de que El Salvador tiene un área natural protegida marina legalmente constituida, con un plan de manejo, y con las condiciones para pasar a la difícil tarea de la consolidación de este espacio tan importante para el país. Así de importante también es la declaración de las reservas de la biosfera de Apaneca y Jiquilisco, es muy importante tener este reconocimiento, ahora queda un camino largo de trabajo y consolidación de estos espacios, para que de verdad tengamos un ejemplo de entendimiento y manejo de recursos naturales en armonía. Seguramente esta denominación es la que a los conservacionistas ortodoxos más se les atraganta, es la más complicada, pero es la vía al desarrollo sostenible, ahora hay que aplicarlo.

Pero no todo ha sido color de rosas este año, también hemos visto el crecimiento de proyectos mineros por todo el país, con una campaña engañosa y de mucho dinero. Que puede ser una sombra para uno de los proyectos más ambiciosos y que mayor provecho ambiental debería de traer a El Salvador, como son los fondos de milenio, se que es temprano para comenzar a ver resultados, pero deberíamos de tener por lo menos reportes de que es lo que se ha hecho con esos fondos, mucha transparencia necesitamos como público para poder entender que es lo que están haciendo. Para ver que no existe ninguna relación con los proyectos de desarrollo minero, para ver que a la par de la construcción de la carretera, se desarrolla grandes áreas de conservación urgente para la conservación del Lempa y el agua del país. Queremos un norte del país desarrollado ambiental, social y económicamente, no queremos una copia de lo que ya tenemos en el resto del país.

También hemos visto este año una de las actuaciones más bochornosas de la asamblea legislativa, cuando tuvieron el atrevimiento de mandar una carta el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales pidiendo el tramite expedito del permiso ambiental de la empresa generadora de energía eléctrica por carbón, cuando este es uno de los negocios más contaminantes que existen y cuando precisamente los expertos del MARN son los que deberían de decirnos si esto vale o no vale. Este es un tema que se tiene que tomar muy en serio y dejar bien claro cual es el desarrollo que queremos en oriente, ya he dicho en más de una ocasión, que así como nos están presentando el asunto no parece muy atractivo. Hablando de permisos ambientales, también tenemos como sociedad civil que tener un mejor control y seguimiento de lo que aprueba el MARN, porque no podemos dejar pasar casos con permisos aprobados, como la represa de Río Sapo, la marina de Los Cobanos o Baterías Record. En todos estos al parecer logramos que se diera una marcha atrás, pero cuantos más habrán que han logrado pasar a la sombra de la opinión pública.

Necesitamos hacer un esfuerzo por entender cuales son los necesidades de formación en materia ambiental que necesita el país, no es un tema del cual podamos estar aislados, sino que todos las universidades donde se imparten cátedras de medio ambiente deberían estar discutiendo los temas más importantes, con los textos más actualizados y con proyección para que se puedan plantear soluciones creativas y a la medida de las necesidades del país. No es posible que se siga enseñando ecología basándonos en teorías de hace treinta año, o que los parámetros para hacer conservación sean lo que se pensaban hace veinte, esta ciencia es dinámica y cada día se dan avances fundamentales, así que necesitamos que sea un tema, no que lo discutan los biólogos, sino que los ingenieros, arquitectos, abogados e administradores de empresa. Que importante sería que los administradores entendieran la rentabilidad y la ganancia posible cuando se toma en cuenta el medio ambiente, o los arquitectos y urbanistas para entender que el desarrollo de un medio ambiente saludable contribuye a la calidad de vida de las personas, por tanto ganancia para todos.

El Salvador, su gobierno y sus ciudadanos, tenemos que entender que el tema ambiental, es un tema de actualidad, que no es un adorno bonito en un gobierno, o un problema secundario que nos afectará indirectamente, es probablemente uno de los mayores problemas del país que no puede pasar desapercibido, sino del cual tenemos que hablar y discutir y estar siempre presente. Ahora que tenemos un año que se nos viene con tinte político-electoral, pues esta discusión no debería de estar ajena a ningún plan de gobierno, ninguna propuesta electoral, y tal ves el Presidente Saca nos pueda sorprender e incluir en este ultimo año de verdad una apuesta en serio para alguno de los puntos de la agenda ambiental del país, porque no la ley del agua.

Columna transversal: NO HAY DERECHO AL PODER

Alternabilidad, alternancia..., palabras mayores en estos días. Con razón, se trata de la esencia de la democracia: Todos tienen la posibilidad de llegar al poder, siempre y cuando el pueblo así lo decida en elecciones.

Pero esto no significa que todos tienen derecho a gobernar. En la democracia no hay ninguna regla que diga: Hoy le toca el turno a quien nunca ha gobernado. Hay quienes nunca van a gobernar, porque nunca van a ganar elecciones, Por suerte. ¿O queremos que le toque el turno nuevamente al PCN? Y esto, que algunos nunca van a gobernar, es inherente al concepto de la alternabilidad democrática.

El simple “hoy me toca a mí” no es argumento. No hay turnos que reclamar.

El hecho que en El Salvador ARENA esté gobernando de manera permanente, no es muestra de la falta de alternabilidad. Más bien de la falta de alternativa. La culpa no tiene ARENA, sino la izquierda que es incapaz de proyectarse como alternativa viable.

En democracia, la aspiración de quedarse en el gobierno –incluso por quinta vez- es tan legítima que la aspiración de la oposición de llegar al poder.

Además hay otro malentendido: que sólo desde el ejecutivo se puede poner en práctica las ideas programáticas de su partido. Esto es así mientras la concepción de oposición es obstrucción. Pero en una cultura política donde oposición incluye propuesta, concertación, negociación y niveles de corresponsabilidad, gobernar no es la única forma de producir cambios, reformas y avances.

Hay otra palabra que todos usan: cambio. Viene el cambio, dice el FMLN, mientras Arturo Zablah y el FDR hablaron de construir una alianza para el cambio. En la cual querían que participe otro partido que incluso adoptó la codiciada palabra y marca en su nombre: Cambio Democrático.

Palabras como el cambio son putas, no son amantes leales. Van con cualquiera. No tienen dueños. Esto ya lo tuvo que aprender Schafick Handal, quien pensaba que la palabra cambio fue inventada para o por él. Gran sorpresa, cuando un señor arenero le quitó la bandera anunciando: ¿Cambio quieren? Pues,¡que bueno, el cambio soy yo!. Y ganó.

Hoy, aun más que en el tiempo de Schafick, la gente demanda cambios. Todas las encuestas lo confirman. Y nuevamente hay quienes se confunden y piensan que quien más y más alto grita “¡cambio!”, convence a los ciudadanos que quieren cambio. Afortunadamente, no es así. Los ciudadanos que quieren cambio, esta masa crítica de la sociedad, no pregunta quién promete más cambio, sino quién tiene capacidad de producirlo. No es la cantidad y radicalidad de cambios prometidas que gana votos, sino más bien la factibilidad de los cambios que le gente ve que alguien puede producir.

La izquierda -cierta clase de izquierda- tiende a adolecer de una enfermedad que afecta de manera misteriosa su capacidad de análisis: la enfermedad de sentirse asistido por la historia. Antes en los manuales del marxismo producidos por Moscú esta locura de creer que la historia es de mi lado, por tanto el cambio, la transformación, siempre va a favorecer a la izquierda, se llamaba ‘materialismo histórico’. Siempre ha sido y sigue siendo un error fatal que lleva a estrategias y políticas equivocadas.

Los cambios se dan cuando la sociedad lo demanda. Y si una fuerza política no es capaz de producirlos –por más que lleve la palabra ‘cambio’ en su discurso-, lo va a hacer la otra. Simplemente porque la sociedad lo exige. Y si esta otra fuerza política es conservadora –de derecha-, en esta situación histórica se va a convertir en fuerza transformadora. El peronismo argentino es un ejemplo clásico de una fuerza de derecha que produce los cambios sociales que la izquierda es incapaz de producir. En México, cuando se agotó el régimen del PRI, el PAN tuvo que asumir las reformas democráticas porque el PRD no estaba listo para gobernar.

En El Salvador está abierto quién es la fuerza que producirá los cambios. De esto se trata de aquí al 2009.