Carta a la primera dama

Estimada primera dama Vanda Pignato:

¡Felicidades! Al fin queda claro quien manda en Casa Presidencial. Mientras la farándula discute si es el presidente que manda o el FMLN o los tres Cáceres, usted actúa y pone orden. La última baja: la secretaria de Cultura, Breni Cuenca. Usted la mandó a despedir, porque ella interpuso al deseo de la primera dama de incorporar a su Secretaría de Inclusión Social la Orquesta Sinfónica Juvenil.

Es obvio que una Orquesta Sinfónica pertenece al área de cultura y no a la oficina de la primera dama. Es obvio también que la super secretaría que maneja usted necesita algo real, porque está hecha de puras pajas y mentiritas que sólo existen en publicidad, como la famosa Ciudad Mujer.

Se entiende todo esto, pero esto no justifica mandar al carajo a la secretaria de Cultura, sólo para que usted tenga un proyecto exitoso a exhibir.

Antes de abrir nuevamente el pleito entre los intelectuales izquierdosos por el huezo de la Cultura, ¿por qué no plantea de un sólo a su marido que se lo dé a usted. Ya hizo usted un CD musical en honor a monseñor Romero, ya va a agarrar la Orquesta Sinfónica Juvenil, ya apartó a Breni Cuenca... ¡mejor de una sola vez hágase cargo de cultura y también de comunicación y publicidad! De todos modos, usted va a tener el control. Y lista estaría la super-secretaría de Inclusión y Propaganda...

Breni Cuenca, cuando se metió en este gobierno de ‘el cambio’, cometió un error que ahora resultó fatal para ella misma: convertir Concultura en una dependencia directa de la presidencia. Ahora paga el precio y entrega Cultura a la primera dama.

Por lo menos, señora, nos sacó de la duda de quién manda en Casa Presidencial.

Atentamente, Paolo Lüers

(Más!)

Columna transversal: Ni mara ni salvatrucha

Los que se hacen llamar "mara" no son mara. Son impostores. La mara es un concepto marcadamente positivo en la historia del país y en la biografía individual de casi todos los salvadoreños: el grupo de amigos, de compadres, la cherada, la majada. Uno va a al cine con su mara, a vacilar, a hablar paja en la esquina, al estadio, a joder en la playa, a buscar novias. Los que se juntan para matar, no son mara. Los que se juntan para ver a quién violan, no son mara. Son pandilla, son banda criminal, son organización delincuencial.

Tampoco tienen derecho de llamarse "salvatrucha". Robar, violar, extorsionar, matar no es como son los salvadoreños. El salvadoreño es un tipo que le gusta el vacile, pero también le gusta trabajar. Le gusta la jodedera, pero ama a su familia. Es generoso, cagado del chiste, capaz de ejercer violencia cuando lo quieren joder, pero no es violento.

La violencia por la violencia es un fenómeno nuevo en El Salvador. No se explica tampoco con la guerra civil. En la guerra, la violencia era dirigida, era controlada, no era un rito. Es cierto, siempre hubo violencia, pero estaba relacionada a conflictos que de otra manera no tenían solución: por mujeres, por tierra, por una vaca, por un insulto. Pero la violencia por la violencia es nuevo. No nació en El Salvador. No es parte de la idiosincrasia guanaca.

No es justo que en el mundo piensen en violencia cuando escuchan la palabra "mara", y en asesinos cuando escuchan la palabra "salvatrucha". La mara Salvatrucha --igual que la 18-- son conceptos importados desde Los Ángeles, versiones latinas de las famosas y violentas "gangs" de afro americanos, como los "Crips" y "Bloods" de los años 70. En Los Ángeles, los "gangs" nacen como manifestación de las divisiones y tensiones raciales y étnicas. Los "street gangs" negros nacen como respuesta a la discriminación y marginación racial. Pero en vez de luchar contra el racismo blanco, como lo hicieron una década antes los "Black Panthers" o los "Black Muslims", los "gangs" negros se matan entre ellos y aterrorizan a los más débiles: los inmigrantes.

Las pandillas mexicanas nacen como reacción al terror de los "gangs" negros. Las pandillas salvadoreñas nacen como respuesta a la violencia de los "gangs" negros y las pandillas mexicanas... Todos arman guerras en los barrios de Los Ángeles. Pero no contra la marginación, sino guerras entre marginados. Violencia entre pobres. Lo mismo se reproduce aquí: MS y 18 matándose entre ellos y matando a los más débiles: la población indefensa.

El hecho que la violencia de las pandillas, importada desde Los Ángeles, ha encontrado un terreno tan fértil en El Salvador de la posguerra, no la convierte en característica nacional. Sigue siendo minoritaria. La mayoría de los salvadoreños sigue siendo gente honrada, pacífica, generosa. Gente que ama a su familia y quiere sacarla a delante. Igual que a su país.

Por eso es que el problema tiene solución, siempre y cuando esta mayoría comience a manifestarse. El primer paso: Dejar de aceptar que la violencia es parte de nuestro carácter nacional. Entender --y decir en voz alta-- que los pandilleros que nos chingan la vida no son ni mara ni salvatrucha, mucho menos defensores del barrio. Son los que destruyen a la cherada, hacen pedazos el barrio, corrompen las comunidades...

Sólo recuperando el orgullo como mara-cherada, como barrio, como comunidad, como vecindad, como salvatruchos, como salvadoreños, como nación... sólo así podemos combatir y vencer a la minoría violenta y reclamar nuestro derecho de vivir sin miedo. Primero hay que entender que esta minoría atenta contra la comunidad y contra la nación. Segundo que es una minoría. Tercero que sólo el miedo y la pasividad de la mayoría le da poder a la minoría.

Hay que recuperar los barrios. La policía, el ejército, el gobierno pueden ayudar, reprimiendo a los pandilleros. Pero si los ciudadanos no empiezan a quebrarles la moral a los pandilleros, no hay Estado que nos salve. Es correcto exigir al gobierno que se deje de pretextos y haga su trabajo para liberar a los barrios de los violentos. Pero es indispensable que los ciudadanos hagamos lo nuestro para volver a llenar nuestros barrios de vida, dignidad y valores.

(El Diario de Hoy)

Carta al secretario de Comunicación del presidente

Estimado David Rivas:

yo entiendo que Ustedes en Casa Presidencial no quieren aparecer como alumnos de Hugo Chávez. Pero las cosas buenas hay que copiarlas, vengan de Venezuela o de la China.

Por ejemplo el más reciente invento del comandante Hugo: El programa radial 'De repente... con Chávez'. Una real innovación de las comunicaciones, que el mismo Chávez explica así: “Esto puede salir al aire a cualquier hora. A veces yo estoy despierto a las 3 de la mañana, trabajando o revisando papeles, y hay gente que a esa hora oye radio, oye música o va por la carretera. De repente les empezamos a cantar con una guitarra canciones románticas”. Bueno, o les explica el presidente porqué no hay agua potable ni energía eléctrica...

No entiendo porqué no podemos implementar esta idea revolucionaria en El Salvador, teniendo a un presidente tan elocuente. Y que de seguro también se desvela muchas noches pensando en cómo controlar a la delincuencia, el FMLN y los precios del agua...

El mecanismo que Chávez inventó es muy fácil: a la hora que le da la gana de cantar o sermonear, se enlaza desde su residencia o sus oficinas con la Radio Nacional. Y si considera el tema de interés vital, ordena cadena nacional. Puede ser, como dice Chávez, a las 3 de la madrugada, a la hora del almuerzo, a cualquier hora...

“Guerrilla por radio” lo llama el comandante Chávez. Eso sí es revolución de las comunicaciones: hacer radio guerrillera desde el centro del poder político, militar y económico del país. Nadie lo ha hecho antes.

Así que, estimado David, a ver si se ponen las pilas y le dan al presidente Funes una radio guerrillera: “Transmitiendo desde los jardines de Casa Presidencial...!” Radio Venceremos quedaría chiquita.

Saludos, tu colega Paolo Lüers

(Más!)

Carta a mi colega Luís Membreño

Estimado Luís:

No te afligas, Luís, sólo porque el presidente de la República, en televisión, haya recomendado a los dueños de la Prensa Gráfica a cerrar tu columna.

Primero, no creo que Funes tenga ya suficiente poder cómo para decidir quiénes tenemos la calidad de análisis para escribir en los periódicos y quiénes no. Ganas obviamente no le faltan al presidente de poder decidir sobre quién tiene derecho de criticarlo y quién no.

Segundo, tenés que entender una cosa: El hecho que el presidente te haya atacado de esta manera, con nombre y apellido y con amenaza de callarte, muestra que le pegaste en el blanco. Y que le dolió. Como cualquier político, Mauricio Funes no es el vigilante de la calidad crítica en los medios, sino el vigilante de sus propios intereses y de su imagen pública.

No importa si lo que vos dijiste (y lo que provocó este exabrupto del presidente contra un columnista) era correcto o no. Sobre esto no puede decidir el presidente, sobre todo cuando él mismo es el objeto de tu crítica.

Mucho menos un presidente que, cuando era periodista, a cada rato acusaba a los presidentes areneros de ejercer presión sobre los dueños de Canal 12 con el fin de callarlo por sus posiciones críticas al gobierno...

Tranquilo, don Luís, por más que quiera, el presidente no nos puede callar. Que te haya regañado en público, mejor tómalo como incentivo de seguir ejerciendo el oficio de la crítica. ¡Imagínate que el hombre te hubiera felicitado en público! Entonces, sí tendrías que afligirte.

Vos estabas hablando del juego del policía malo-policía bueno, donde Sánchez Cerén asusta con el Socialismo del Siglo 21 y Mauricio Funes es el estadista que nos quiere inspirar confianza. Bueno, sea como sea esta cosa, don Luís, vos lograste que el supuesto policía bueno enseñara sus dientes...

Paolo Lüers

(Más!)

El policía bueno saca las uñas

En su reciente entrevista en TCS, el presidente de la República, en televisión, recomendó a los dueños de La Prensa Gráfica a cerrar la columna de Luis Membreño. La razón del presidente para esta intervención inusual: Una crítica publicada por Membreño al presidente de la República, que según el último mostraba “pobreza de análisis’. El entrevistador no aprovechó la oportunidad para preguntar al presidente cómo encaja esto con sus reiteradas denuncias contra los presidentes Francisco Flores y Toni Saca de haber presionado a los dueños de Canal 12 de con el fin que callen la crítica del entonces todavía periodista Mauricio Funes.

Afortunadamente, el presidente de la Republica aún no tiene suficiente poder cómo para decidir quiénes tenemos la calidad de análisis para escribir en los periódicos y quiénes no. Ganas obviamente no le faltan al ex-periodista Mauricio Funes de adquirir el poder para decidir sobre quién tiene derecho de criticarlo y quién no. Y con qué argumentos es permitido criticarlo o con qué otros argumentos no.

El hecho que el presidente te haya atacado a un columnista de esta manera, con nombre y apellido y con amenaza de callarte, muestra que la crítica pegó en el blanco. Y que le dolió. Como cualquier político, Mauricio Funes no es el vigilante de la calidad crítica en los medios, sino el vigilante de sus propios intereses y de su imagen pública. Y como cualquier humano, Funes grita cuando le duele.

No importa si lo que Membreño escribió (y lo que provocó este exabrupto del presidente contra él) era correcto o no. Sobre esto se puede discutir. Habrá discusión entre los columnistas y académicos. Habrá críticas a Luis Membreño, habrá otros enfoques de análisis sobre las contradicciones entre FMLN y Funes que Membreño caracterizó como juego de policía malo-policía bueno. Imagen que yo también utilicé anteriormente...

Habrá debate. Pero no sobre si cerrar o no ninguna columna. Y el que menos puede decidir sobre la correcto o no del planteamiento de Membreño -mucho menos sobre cerrar o no su columna- es el presidente de la República, sobre todo cuando él mismo es el objeto de crítica en la columna en cuestión.

Mucho menos un presidente que, cuando aún era periodista y autor de espacios de opinión (que irónicamente se llamaban “Sin censura”), a cada rato acusaba a los presidentes areneros de ejercer presión sobre los dueños de Canal 12 con el fin de callarlo por sus posiciones críticas al gobierno. El periodista Funes acusó al gobierno de Francisco Flores de haber orquestado el retiro de publicidad al canal 12, como medida de presión contra la línea editorial de Funes. Luego acusó al presidente Flores de haber estado detrás de la clausura de su programa de opinión “Sin Censura” en 2003, supuestamente por las críticas que ahí hacía Funes al manejo de la ayuda internacional para los terremotos de 2001. Y cuando en 2005 Mauricio Funes fue despedido como director de noticias y entrevistador del Canal 12, no faltaban las denuncias contra el gobierno de Toni Saca de haber tenido su mano peluda en esta decisión del consorcio mexicano.

Para un presidente con estos antecedentes, ir a un programa de televisión para recomendar a un periódico que cierra la columna de un autor crítico a su gestión presidencial, es grave. Habla muy mal del periodista Funes, y aún peor del político y presidente de la República Funes.

Luis Membreño, en la columna que sacó de quicio a Mauricio Funes al punto tal de dar declaraciones que no competen a su investidura como presidente de la República, estaba hablando del juego del policía malo-policía bueno, donde el FMLN y el vicepresidente Sánchez Cerén asustan con el Socialismo del Siglo 21 y donde Mauricio Funes da el estadista que nos quiere inspirar confianza. Bueno, sea como sea este juego de policía malo-policía bueno, Luis Membreño logró que el supuesto policía benévolo enseñara sus dientes...

(El Diario de Hoy)

Albanisa, piñata madre

No es del todo un negocio particular de una empresa privada, como se ha querido vender desde el gobierno. El acta de constitución de la empresa ALBA de Nicaragua Sociedad Anónima (Albanisa), a la que EL NUEVO DIARIO tuvo acceso, tiene sello y lleva tinta oficial del Estado de Nicaragua.

El documento de 25 hojas de papel sellado de la República de Nicaragua, escrito a ambas caras, bajo el protocolo 12, escritura número 21, Constitución de Sociedad Anónima y Estatutos, confirma que la citada empresa que maneja los fondos de la comercialización del petróleo venezolano como negocio privado del partido gobernante Frente Sandinista (FSLN), en realidad se firmó en nombre y representación de la estatal Empresa Nicaragüense del Petróleo (Petronic).

La rúbrica la estampó José Francisco López Centeno, en su calidad de funcionario público en el cargo de presidente ejecutivo de Petronic, autorizado para tal misión por la Presidencia de la República en enero de 2007.

El capital semilla

Según el documento, el capital semilla de Albanisa fue de 20 millones de córdobas netos, con 100 acciones nominativas de 200 mil córdobas cada una. Las primeras cien acciones fueron emitidas en dos series “A” y “B” respectivamente, iguales en privilegios y obligaciones.

Las acciones “A” eran 51 y las “B” eran 49. El funcionario venezolano y hermano del presidente Hugo Chávez, Asdrúbal Chávez Jiménez, en nombre de PDV Caribe S.A., pagó en efectivo 10.2 millones de córdobas, y el tesorero del FSLN y presidente ejecutivo de Petronic, Francisco López, entregó 9.8 millones para obtener las 49 acciones a favor del Estado de Nicaragua, en cuanto firmó como funcionario público a nombre de una empresa estatal que pasa a formar sociedad con un afiliado extranjero.

“Es evidente que se usó dinero público para la constitución de Albanisa, y eso lo dice la auditoría que realizamos en Petronic, en base a eso fue que tomamos la decisión”, explicó el presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, el jueves de la semana pasada, al anunciar la aprobación de una auditoría financiera en las cuentas de la polémica firma.

Procurador de Estado-Partido

La sociedad se firmó en Managua, y los acuerdos de la sociedad se hicieron bajo las leyes mercantiles de Nicaragua; se conformó su capital semilla en córdobas bajo los oficios notariales del abogado nicaragüense Álvaro Ramírez Martínez, quien en otras ocasiones ha fungido como funcionario de la Procuraduría General de la República, PGR, en transacciones de Petronic. De acuerdo con el documento, el acta de constitución se firmó el 16 de julio de 2007.

El citado abogado Ramírez Martínez aparece acompañando a Petronic y a la PGR, en el proceso mediante el cual el Estado recuperó la parte rentada a DNP-Glencore, y Albanisa, actuando como empresa privada compró las inversiones que hizo la firma extranjera, cuyas utilidades no van al Estado, aunque Petronic es quien administra las operaciones de la polémica firma, en un negocio redondo de dimensiones millonarias.

El abogado Ramírez Martínez también es quien firma el acta notarial mediante la cual la empresa Mayco, antiguamente propiedad del Estado, pasó a manos de la empresa Tecnosa, propiedad del tesorero del FSLN Francisco López, que en un evidente tráfico de influencias, construyó y sigue construyendo en los proyectos de “Casas para el Pueblo”.

Nada de cristiana

Esta empresa adecuó sus proyecciones de expansión comercial de cara al negocio petrolero, el 7 de julio de 2007. Ese día, Francisco López, Paul Oquist y Emilio de Jesús Rappaccioli, plantearon “la necesidad de expansión, desarrollo, diversificación de la empresa, para lo que hace necesario la participación de la misma en sociedades mercantiles de toda naturaleza legal”.

Con esas “necesidades” aprobadas por la Junta Directiva de Petronic, se sentaron con PDV Caribe S.A. y amarraron la sociedad con domicilio en Managua, Nicaragua, con duración de 40 años, dos prorrogables, a partir de la inscripción en el registro mercantil nicaragüense.

Así mismo, ese día, acordaron y planearon convertir el proyecto mixto en un holding de negocios de toda naturaleza, donde no figuran consideraciones sociales de ningún tipo, contrario al lema oficial de que el ALBA es “solidaria, cristiana y socialista”. Es negocio puro y duro.

“Albanisa tendrá por objeto principal el procesamiento, venta, transporte, almacenamiento, comercialización y explotación de petróleo, sus derivados, combustibles y petroquímicos”, dice el documento.

Negociar con todo

Del mismo modo se acuerda la explotación y exploración de energía, combustibles alternativos, comercialización de cualquier tipo de energía, sean éstas de origen hidráulico, geotérmico, térmico, solar, eólico, atómico o de cualquier naturaleza legal.

El acta abre una ventana de posibilidad de negocios ilimitados a la empresa, y establece que ante la duda sobre entrar o no en un negocio no contemplado en los objetivos comerciales, bastará con una resolución de la Junta Directiva, autorizando el permiso a la sociedad, para que éste entre a esas transacciones con justificación.

La lista de negocios permitidos a la sociedad vinculados al negocio del petróleo y sus derivados, incluyendo la construcción de infraestructura relacionada, según el acta “no es taxativa, ni limitada, pues la sociedad podrá desarrollar cualquier actividad lícita, tanto en el país como en el extranjero”.

“Y podrá ejecutar toda clase de actos complementarios o accesorios que sean necesarios para la realización de su objeto principal, y finalidades inherentes accesorias o complementarias, por lo que la sociedad dedicará su capital social a los fines indicados”, señala el documento.

“En fin, podrá la sociedad que se establece, dedicarse a toda actividad industrial, comercial y de servicios”, dice.

Y establece concretamente: “Y si por alguna razón se llegase a pensar que alguna negociación, transacción o actividad comercial o industrial no estuviera comprendida en la anterior enumeración, bastará una resolución de la Junta Directiva explicando la naturaleza de la negociación proyectada y su relación con algunos de los propósitos enumerados para que se considere que esa negociación proyectada están comprendida en los fines de la sociedad”.

Y se consumó

En el acta se instituye el uso de las acciones y títulos valores de la sociedad, sus alcances y obligaciones, y todo fue redactado conforme al artículo 226 del Código de Comercio de Nicaragua, que establece que “Las acciones nominativas y las remuneratorias deberán ser suscritas por los Directores que determinen los Estatutos”.

La Junta Directiva se integró de la siguiente manera: presidente Asdrúbal José Chávez Jiménez; vicepresidente José Francisco López; secretario Paul Oquist (asesor del presidente Daniel Ortega y miembro de la Junta Directiva de Petronic); tesorero Fernando Valera Ventura (Venezuela), director José Enrique García Lorenzo, de Venezuela
La sociedad fue inscrita en el Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil de Managua en agosto de 2007.

Las múltiples tentáculos del grupo ALBA

El abanico de negocios de Albanisa es tan amplio, como oscuro el manejo de sus operaciones, pese a que se estableció en sociedad de una empresa del Estado, Petronic. Trabaja por medio de las “Albotas”, que son empresas de diversos rubros.

Según Rodolfo Zapata, ex gerente de la Empresa Nicaragüense de Petróleos, y posible sustituto del venezolano Rafael Paniagua en la gerencia de Albanisa, la empresa ha manejado un flujo de dinero de hasta 1,200 millones de dólares anuales, de los cuales se desconoce públicamente el detalle del manejo de las cuentas, las inversiones y las utilidades económicas anuales, así como los impuestos que paga.

Alba-oscuridad

La Contraloría General de la República, CGR, decidió auditar a Albanisa, partiendo de las irregularidades encontradas en la auditoría a Petronic, y están por verse sus resultados.

Albanisa se tomó en serio la amplia ventana de posibilidades de negocios que le indicó su acta de constitución, y a la fecha invierte en toda clase de negocios, pero sus detalles son manejados de manera oscura y silenciosa, a pesar de ser sociedad mixta con 49 por ciento de acciones del Estado.

Con la ventaja de conocer de primera mano la información del Estado sobre oportunidades de negocios e inversiones, Albanisa ha creado al amparo del poder, un verdadero imperio económico.

Competencia desleal

Además de la distribución de combustibles y generación eléctrica, tiene negocios de construcción de infraestructura, compañías de seguridad, transporte y construcción, venta de alimentos y ganado, compra de hoteles y fincas de reproducción agrícola, inversiones en negocios de medicinas, edificaciones de viviendas y otros no confirmados.

Este año se planean más de 35 proyectos de negocios de toda índole, según confirmó a EL NUEVO DIARIO el gerente de Albanisa, Rafael Paniagua. Al mismo tiempo, se anunció Alba-riegos para usufructuar los recursos hídricos del país, Alba Forestal para el negocio de la madera, Alba Telecomunicaciones para adquirir medios y sistemas de comunicación (como la compra del Canal 8 y otros medios de comunicación). Se anuncia la posibilidad de Alba-Aerolíneas y hasta Alba-Ferrocarril.

(El Nuevo Diario/Nicaragua)

"¡Exprópiese!"

11:59 AM Caracas.- El presidente Hugo Chávez decidió hoy, en su programa Aló, Presidente, expropiar varios edificios en la Plaza Bolívar de Caracas, en el centro de la ciudad, para recuperar su valor histórico.

Chávez abrió el espacio en la Plaza Bolívar, donde fue recibido por un grupo de simpatizantes llamados "custodios del Libertador", con quienes rememoró aspectos de la historia de la plaza, mientras caminaban lentamente por ella.

En un determinado momento se comentó que en una de las casas que tenían a la vista vivió el Libertador en su juventud, poco después de casarse, lo que dio pie al presidente para preguntar qué uso tenía en la actualidad.

Cuando el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, le indicó que estaba ocupada por varios negocios privados, Chávez exclamó sobre la marcha: "¡Exprópiese!".

A continuación preguntó por otros dos o tres edificios más de la plaza, de tres o cuatro plantas, y al recibir la misma respuesta, repitió: "Exprópiese".

"No es posible que estos edificios, con tanta historia, con tanto legado de nuestros próceres, estén ocupados por comerciantes. Esto es de todos los venezolanos, es un centro histórico que debemos rescatar", dijo Chávez, tras rememorar la muerte de José María España, quien fue ahorcado públicamente en esa plaza, tras protagonizar con Pedro Gual un alzamiento contra los colonizadores.



Chávez explicó que se trata de que la zona preserve la memoria histórica de Caracas, que es también la de Venezuela, reseñó Efe.

La Plaza Bolívar está cerca de la casa natal del Libertador y su centro está ocupado por una figura ecuestre de éste.

(El Universal/Venezuela)