¿Qué pasa con la crítica en ARENA?

Raras y confusas son las aguas que rodean a ARENA estos días. Muchas voces se han levantado a protestar, a decir que el procedimiento de las internas no está siendo llevado acabo para seleccionar al mejor candidato, sino el que más este alineado y no se salga del guacal. Y es que eso parece, el candidato más independiente y fuerte, Hugo Barrera, es el primer eliminado, otro candidato que parecía fuerte y contaba con mucho apoyo independiente, Pancho Laínez, ahora fuera.

Ahora, de los tres restantes, me atrevería a pronosticar que Ana Vilma de Escobar no será la candidata, pues es la otra con fuerza e independencia. Y por favor no salgan con la excusa que no sale bien en las encuestas, porque mejor que Luis Mario Rodriguez está, y no tan lejana de Rodrigo Ávila. Pero lógico lo de las encuestas, también en noviembre del año pasado Hillary Clinton estaba primera en todas las encuestas, mientras no había comenzado la competencia. Ahora cinco meses después Barack Obama parece imparable, creciendo como la espuma y rumbo a ser presidente de los Estados Unidos. Pues igual habría que analizar esas encuestas estáticas en las que han puesto de escusa para elegir la terna actual, y ver que información sirve para tomar una decisión, ¿qué segmentos de la población favorecen a quien?, ¿quién atrae más voto independiente?, etc.

Pero lo que peor me ha sentado de este proceso, es que después de ser eliminados de un proceso que les parece injusto, los exprecandidatos no digan nada, digan todo esta bien, aquí no ha pasado nada, es una maravilla de proceso, cuando por adentro se les nota la frustración, el engaño y la desdicha. Realmente si quieren un partido fuerte y solido, un partido que represente a los salvadoreños, un partido pluralista, incluyente, institucional, no están caminado por la senda correcta. Al dejar pasar todas estas cosas, al avalar un proceso donde no se sienten satisfechos, no le hacen un bien al partido, lo perjudican, lo debilitan, lo hacen ser más victima de las arbitrariedades y los dedazos.

Hugo Barrera escribió un muy buen comunicado llamando a mejorar el proceso, pues tal ves Don Hugo tenga que tomar las riendas del partido, y de verdad establecer el proceso que los convierta en una institución. Pero para eso necesitamos que se siga pronunciando, necesitamos que siga hablando y necesitamos que presione. Sino las quejas serán en privado y ARENA seguirá por el camino que va.

Y es que es importante que tengamos partidos sólidos, institucionales y plurales. No puede ser una consolidación ideológica al estilo del frente, o sea expulsando al que no este de acuerdo con lo que yo pienso. Tiene que ser un proceso abierto, de discusión de ideas y de construcción de país. Donde lo critico sea bienvenido, porque sino no habrá motor del cambio. Así por ejemplo tenemos en Estados Unidas, la bandera de Barack: el cambio, la lucha por la renovación, por la juventud, por estar en contra del establishment. Todo esto ha generado una expectativa y una esperanza en el partido demócrata increíble. Esto los ha fortalecido, esto los ha hecho ser mejor partido, y eso que Barack ha tenido que remar en contra de los Clinton, uno de los apellidos más importantes del partido.

Mientas no veamos esas señales inequívocas de lucha, renovación y critica dentro de ARENA, pues tendremos más de lo mismo y en ese caso Mauricio… ya es presidente.

Le tomo la palabra

Recibí ayer la llamada de la señora Ministra de Economía, Yolanda de Gavidia, me explico que mis conjeturas sobre el censo de población hecho en el 2007 son totalmente infundadas, que no ha pasado nada, es más hasta que soy un poco impaciente. Pues el censo estará listo en marzo 2008 como prometido, le tomo la palabra, esperaré los resultados del proceso para poder comentar al respecto. Esperemos que el único olvido haya sido la actualización de la página web, la cual ahora si informa que el censo estará listo en marzo http://www.censos.gob.sv/sitepoblacion/index.html

Muchas gracias

Columna transversal: LA TROICA ES LA SOLUCION

Algunos chistosos están comparando las primarias de ARENA con la elección de Mister El Salvador. ¡The show goes on: ronda de finalistas!
Nada que ver. Ningún evento de belleza puede ser tan mal puesto en escena como la presentación pública de los cinco contendientes areneros. No había ninguna dinámica, todo era tieso, mal actuado, mal dirigido, mal guión, mal vestuario, mala coreografía.
Otros dicen que no fue un concurso de belleza sino un debate. Nada que ver. Los debates también hay que ponerlas en escena, necesitan productores y actores creativos. No basta aprenderse bien las respuestas y la velocidad de la declamación, cosas que los cinco hicieron con excelencia. Un debate es un juego fascinante de estrategia, capacidad de ataque, emboscadas, retiradas tácticas, contraofensivas…
Entonces, si no fue un concurso de Mister El Salvador y tampoco un debate, ¿qué diablos estuvieron haciendo Ana Vilma, Rodrigo y Luís Mario aquel día en este terriblemente feo salón de té de ONGs que habían alquilado a un hotel capitalino? No sé. Fue un evento sin sentido. Nadie dijo nada nuevo. Nadie se dirigió a los demás contendientes. Nadie cuestionó a nadie. La única ganancia: ahora todo el mundo conoce a los precandidatos de nombre. A Pancho y el Grillo ya no le sirve nada, pero a Rodrigo, Luís Mario y Ana Vilma, les será útil para no reprobar en la siguiente encuesta.
Aparte de llegar a este nivel de intimidad que invoca llamarle a alguien por su nombre, ¿qué otro rédito nos puede haber dado este evento? No nos divertimos, no hubo morbosidad ni sorpresas ni revelaciones. No aprendimos nada sobre planes de gobierno ni sobre caracteres.
ARENA está contento, no sólo porque al fin quedó descalificado el que estaba meando fuera del tarro. No, están contentos porque piensan que le han robado el show a la competencia. ¿Cuál show? Están contentos, porque sienten que han robado prensa, que están siendo noticia diariamente, eclipsando a Mauricio Funes. ¿Pero, cuáles noticias? Bueno, la noticia es que eran cinco y ahora son tres. Pero nadie habló claro, nadie se enojó, nadie golpeó la mesa.
Bueno, pensamos, tal vez cuando salgan del ambiente militante. A lo mejor esto los tiene inhibidos. Y los árbitros, fijándose si alguien metía la pata, tampoco ayudan a que los pretendientes se relajen y se suelten. Bueno, tal vez cuando estén en la mesa de Nacho en el 33. Tal vez cuando están sentados en vez de parados como pollo comprado y no recogido, talvez en esta verdadera mesa de verdaderos debates de don Nacho.
Nada que ver. Esta vez los tres se habían puesto de acuerdo para decir exactamente lo mismo, para apoyarse y reconfirmarse mutuamente. Sólo faltaba besos. Entonces, otro debate que no fue. ¿Qué pasa? No quieren debatir. No quieren tomar posiciones. Nos están confundiendo, porque los tres hablan igual. ¿Se pusieron de acuerdo para que elijamos, en vez de un presidente, una troica para gobernar?
Siendo las cosas así, no sé como el 15 de marzo las pobres bases o estructuras o a saber que son de ARENA pueden elegir. ¿Con qué criterio? A lo mejor lo de la troica a lo mejor no es tan mala idea. Tal vez entre los tres sabrán enfrentarse a Mauricio Funes.

¿Se les olvidó el Censo?

Espero que la mayoría se acuerde que en el año 2007 hicimos un censo, el cual fue una inundación de propaganda, nos prepararon, nos dijeron de la importancia del censo, que respondiéramos sinceramente, que era algo de importancia estratégica para el país. A la fecha ¿quién sabe cuales son los resultados?

En la página web del censo solo están los recordatorios de que van a pasar los encuestadores, no hay información actualizada, no hay una fecha programa de entrega, no hay nada. ¿Será qué se les olvido? ¿Es que el censo fue un fracaso? o peor aún ¿los datos del censo no convienen? Esperemos que solo sea que se les ha olvidado. Porque la inversión hecha fue grande, era importante tener resultados confiables, había muchas cosas que nos podían ayudar a poder tener un mejor panorama de cómo está El Salvador.

Si resulta que el procedimiento no ha sido bueno, habrá que evaluar seriamente otro proyecto de este gobierno mal ejecutado, habrá que pensar qué esta pasando, si los procesos de licitación son efectivos, o si algo extraño está pasando y solo malas empresas ganan los proyectos. Por que por las obras viales eso parece, que todas se han adjudicado a empresas que no cumplen, tenemos el Diego de Olguín a medias, la prolongación de la Juan Pablo, los drenajes de la Escalón y San Benito a medias, algo raro pasa.

Los datos que nos dieron al principio para decirnos que éramos mucho menos en El Salvador. Eso hizo saltar las alarmas de que tal vez había algo que en el censo no estaba bien. Pero supongamos que si es correcto, esto significaría varias cosas que no harían ver a El Salvador bien. Primero y las más obvia es que la emigración es mucho más alta que cualquier de nuestros estimados. Hay otros datos índices que también se verían afectados, uno por ejemplo los asesinatos. Qué pasa por ejemplo si somos menos en El Salvador, pues entonces el número de asesinatos por cada 10,000 habitantes aumentaría.

Cambian también todos los índices per capita, resultaría entonces que el PIB per capita sería mayor, lo cual no significa que somos más ricos de lo que parecemos, sino que la desigualdad sería más grande. Si hay menos niños, significa que hay tazas de mortalidad infantil mayores. Si somos menos significa que las tazas de morbilidad y mortalidad en general serían mayores. Habría que pensar que hay que reestructurar programas, el mapa de pobreza cambiaría, si suponemos que la cantidad de población bajo el límite de pobreza se mantienen, si somos menos el porcentaje de la población pobre sería mayor. Así son muchas las implicaciones. Lo cual en si no son un problema, el problema está en querer tapar el sol con un dedo.

Si esos índices aumentan, también hay otros que disminuyen. En general los datos del censo nos permitirán tener un panorama mejor y más completo de la realidad del país, poder enfocarnos mejor sobre los problemas. No es solo un asunto de cuantos somos, sino de cómo estamos.

La última hipótesis que podríamos sacar, es que las diferencias con el padrón electoral son tan grandes que les de miedo decirlo. Si así fuera, la auditoria de la OEA habría partido de varios errores, porque no podría comparar de verdad de cuantos somos, sino quienes tienen DUI. Si las personas que dicen vivir en San Salvador, realmente ahí viven, si los votantes de La Libertad son de ahí no, en fin las consecuencias pudieran ser que debilitaran seriamente la poca confianza que existe en el proceso electoral.

Esperemos que todas estas conjeturas no sean ciertas, que no hay maniobras políticas detrás, que no hay miedos por la modificación de índices, que no es que sea otro proyecto mal ejecutado del gobierno, sino que simplemente se les ha olvidado que hicieron un censo.