Carta a Billy Sol Bang: La trampa de los corruptos a los decentes

Estimado Billy:
Pensaba que ya había dicho todo para expresarte mi respeto y cariño. Por ejemplo en una columna que publiqué en noviembre del año pasado: “Batalla Ganada”, comentando el segundo libro que publicaste, “Historia de una Infamia”. Pero el jueves pasado participé en el lanzamiento público de este libro – y resulta que queda mucho por decir.

Primero una queja: Me hiciste llorar. No fui el único que tuvo que batallar con sus lágrimas cuando vos hablaste. No por lástima. Lo que provocaste en tu discurso en el Museo de Arte Moderno fue ánimo. Ánimo de dignidad combativa, pero también de humildad y perdón, de alguien, a quien sus enemigos han aplicado, en varias ocasiones de su vida, la más cruel venganza: expropiación, balas, secuestro, y una mal intencionada persecución jurídica. Y vos exigiendo nada más y nada menos que la verdad, sin ánimo de venganza. De todos modos, los que te persiguieron ya están pagando: Luis Martínez y Saca en Mariona, Funes en un vergonzoso exilio, el FMLN ante una merecida derrota electoral.

Hablemos de la verdad.






Me tocó el honor de participar, en el mismo evento, en un conversatorio para hablar del caso infame con el cual te querían destruir. Y me di cuenta que aunque la verdad es tan obvia, todavía estamos lejos de lograr desarmar la poderosa narrativa que Saca, Funes, el FMLN y el fiscal general Martínez han construido sobre la traición a la patria, de la cual te acusaron en su campaña de desprestigio.

Es obvio que los que traicionaron el interés nacional, no fueron vos y los otros 20 ex funcionarios que construyeron una política energética exitosa, sino sus acusadores, quienes convirtieron la CEL y la Geotérmica en su botín de corrupción. Pero aun luego de que ustedes quedaron absueltos y sus
acusadores condenados, muchos siguen creyendo que algo terrible hicieron ustedes. Los corruptos han logrado que la gente crea que todos los políticos y funcionarios son corruptos. Saca, Funes y Martínez ya podrán comprobar su inocencia, pero lograron crear la percepción popular que todos los demás también son ladrones.

Si la gente ya no cree en nadie, esto da al traste con la credibilidad de la política y del servicio público, cuando más necesitamos buenos políticos y funcionarios para salir del hoy donde los corruptos nos han hundido. Si no logramos desmontar esta trampa populista, los más pícaros y sinvergüenzas van a prevalecer…

Por esto es importante establecer la verdad en un caso tan emblemático como el tuyo, hasta que la gente entienda que fue una trampa que los corruptos tendieron a la gente decente y recta. Te pueden criticar por tus convicciones de empresario y arenero. Esto es parte legítima del debate político. Pero nadie te puede cuestionar como servidor público y como hombre. De esta generación de caballeros, que encima del mierderío político y humano han dado dignidad al servicio público, ya quedan pocos. Y no hay que permitir que los corruptos los logren enlodar para conseguir su objetivo: crear un vacío moral, en el cual todo se vale.

No hemos ganado esta batalla, falta mucho que hacer y decir, pero tu libro y tu discurso, que pronto difundiremos en video, son poderosas armas para seguir en esta lucha.

Gracias, Billy.

Te saluda

44298-firma-paolo

(MAS! / El Diario de Hoy)

Carta a mis amigos venezolanos: ¡Juéguenselo todo!

Estimados amigos que por años se han jugado su libertad y hasta su vida en la lucha contra la dictadura chavista:
Hoy es cuando. El diálogo con el gobierno fracasó. Tuvieron razón de buscarlo, digan lo que digan los opositores a la oposición que hacen llamados ilusos a la intervención militar extranjera, o al golpe de Estado, o a una insurrección de desarmados contra un régimen militar dispuesta a la represión letal. Tuvieron que agotar todas las opciones.

Este diálogo, en el cual se trataba de crear las condiciones y garantías para una salida electoral, fracasó con la decisión de Maduro de convocar elecciones presidenciales sin ninguna garantía democrática: sin liberar a los presos políticos; sin levantar la inhabilitación de candidatos y partidos opositores; sin la creación de un árbitro electoral independiente del partido gobernante.

Con esto el régimen piensa haberlos puesto en una situación “lose-lose”: Si participan, les hacen fraude y el régimen se legitima. Si no participan, dejan a Maduro el poder sin ni siquiera pelear. En ambos casos se termina la oposición.

Así es el cálculo de Maduro. Pero es una trampa – y no es verdad. No es verdad que estén ante un dilema entre dos opciones donde siempre pierden. Solo perderán todo si caen en esta trampa y no dan la batalla. Si toman la decisión valiente de enfrentarse al fraude, tal vez no lo podrán derrotar, pero tal vez sí, ¿quién sabe? Pero no pierden. Ganan rehaciendo la unidad. Ganan estableciendo liderazgo. Ganan volviendo a movilizar a la gran mayoría que ya no aguanta el régimen de balas y hambre. Ganan nuevamente el respeto y apoyo de la comunidad internacional.

Si a pesar de todo se enfrentan a las elecciones, el éxito no se medirá por los resultados electorales oficiales que anunciará un Consejo Electoral totalmente desprestigiado – se medirá por la unidad y movilización popular que logren.

Hoy es cuando, amigos. Que se unan los que están dispuestos a dar la batalla. Que convoquen primarias inmediatamente. Que se midan los mejores líderes. Que decidan los millones venezolanos que a gritos piden liderazgo. Ustedes han mostrado que tienen esta capacidad. Lo mostraron en las elecciones legislativas. Lo mostraron en el referéndum que ustedes convocaron y organizaron. Lo pueden hacer de nuevo.

Los opositores a la oposición, o van a seguir soñando que una intervención extranjera o un golpe militar les va a salvar, o se van a sumar cuando vean la determinación de ustedes de enfrentar el fraude, la represión y el chantaje del hambre.

Dirijo estas palabras a los pocos que conozco y admiro: Leopoldo López, Lilian Tintori, Henrique Capriles, Julio Borges, Delsy Solórzano, Bonny Pertiñez, Andrés Velásquez, Vladimir Villegas – y a miles de otros que no conozco.

A todos ustedes los saludo con todo corazón,

44298-firma-paolo
(MAS! / El Diario de Hoy)

Carta sobre los intentos de impedir que los votantes castiguen al gobierno

Hay una constante en el comportamiento electoral, no solo en El Salvador: Participación baja favorece a los gobiernos. Y aun más, cuando el gobierno esté muy bajo en la aprobación popular.

Más baja la participación electoral, menos se manifiesta el castigo a los gobiernos fracasados. El FMLN ha aprendido esta lección. Todavía en diciembre del 2014, el FMLN solicitó un decreto para permitir que los ciudadanos con DUI vencido podían votar en 2015. Y el presidente Sánchez Cerén no lo vetó. Pero les fue mal en estas elecciones. Así se explica que para las elecciones del 2018, el FMLN se opuso a la emisión de un decreto idéntico. El decreto fue aprobado con los votos de los demás partidos. Y de repente, en Casa Presidencial encontraron “inconveniencia” en el mismo decreto que 3 años antes dejaron pasar sin ninguna objeción y vetan el decreto.

Tienen razón: Es inconveniente para el FMLN que los 400 mil ciudadanos sin DUI tengan derecho a votar. Por esto no permitirá que sus diputados voten para superar el veto presidencial.

Por tanto, los ciudadanos que sí tenemos DUI vigente deberíamos compensar esta manipulación electoral y negar nuestro voto a todos los diputados que no voten para superar el veto. Y esto no solo incluye a los diputados del FMLN, sino también a Francisco Merino y Reynaldo Cardoza del PCN, quienes tampoco apoyaron el decreto. Estos dos señores han perdido el derecho de representarnos.

Pero además han salido voces que llaman a la abstención masiva o al voto nulo, supuestamente para expresar su protesta. Y miren qué sorpresa: No se escucha a nadie del FMLN rechazando estos llamados anti-democráticos. Los del Frente están en una guerra de ataques con Nayib Bukele, pero calladitos cuando este señor, solamente porque en estas elecciones no tendrá protagonismo, llamó a sus seguidores a no votar.

Imagínense: Un funcionario de elección popular, alcalde capitalino, llamando a boicotear las elecciones, solo porque él no está en ninguna papeleta. Para colmo del cinismo, con el argumento que de esta manera los partidos cobren menos de la llamada “deuda política”. Pero el mismo Bukele se embolsó millones cuando su agencia de publicidad manejó las campañas del FMLN – pagados por la “deuda política”.

Aparte del alcalde, otros llaman a que no votemos. Con un discurso de la virgencita pura contra la suciedad en la política. Todos ellos, igual que Bukele, quieren impedir que la gente castigue a los malos gobernantes. La única manera de castigarlos es sacarlos del poder. La única manera de sacarlos del poder es votar por la oposición. Y la única manera de evitar que dentro de oposición ganen poder otros corruptos, es hacer uso del voto por cara, apoyando solamente a los candidatos dispuestos a la renovación de la política. Todo lo demás es ilusorio y abre espacio a la antipolítica.

Saludos,

44298-firma-paolo

 En la primera versión puse la cifra de 400 mil afectados por el veto presidencial. La verdad es que no hay una cifra clara. Por tanto puse la cifra conservadora de 195 mil que se está manejando en los medios. Incluyendo los DUIs que van a perder vigencia en febrero, seguramente será mas alta esta cifra.

(MAS! / El Diario de Hoy)