Carta al fiscal general de la República

Estimado licenciado Luis Martínez:
Si el omnipoderoso IRS (el Servicio de Impuestos de Estados Unidos) decide investigar a alguien por evasión de impuestos, y si este alguien es un ciudadano salvadoreño, hay varias maneras de llevar adelante en El Salvador la investigación de sus bienes y empresas, sus declaraciones de renta, sus records bancarios. Lo que NUNCA se le va a ocurrir al IRS es llamar al presidente de El Salvador, contarle todo el problema, y pedirle que la próxima vez que le aborden los medios, aproveche para decir en televisión que “el IRS nos está pidiendo apoyo para investigar a un ex-presidente (que por cierto no es mi amigo Saca) por unos 10 millones de dólares. Así que, señor fiscal general, por favor, encárguese de este asunto...”


El IRS, obviamente, tiene otros métodos y accesos directos a los datos que manejan nuestro Ministerio de Hacienda y los bancos salvadoreños, y tampoco requiere de declaraciones públicas del presidente Funes para comunicarse con usted, el fiscal general de El Salvador.

El IRS, por principio, nunca compartiría la información sobre sus investigaciones con instancias que no sean investigadoras. O sea, con Casa Presidencial. Y jamás con un presidente que recién ha decidido de poner todo el peso de su mandato en función de la campaña electoral de su partido, atacando permanentemente a la oposición, su candidato y sus ex-presidentes. No forma parte de las competencias del IRS involucrarse en elecciones de otros países.

Es bien posible que exista una investigación del IRS de un ex-presidente salvadoreño que ha manejado en Estados Unidos una fundación con exención de impuestos. En Estados Unidos hay miles de ONGs y fundaciones que tienen este privilegio de recibir donaciones, que los donantes pueden descontar de sus impuestos – y cada años hay miles de investigaciones sobre el origen y el uso adecuado de estos fondos. Algunas rutinarias, otras aleatorias, otras porque hay indicios de abuso de la exención de impuestos.

Si existe esta investigación, y si el IRS ha pedido apoyo o datos a Hacienda y a la Fiscalía General, alguien ha filtrado esta gestión al presidente, y este ha hecho un uso de esta información confidencial que en nada aporta a la investigación, sino que se enmarca en la campaña electoral.

Tal vez usted, estimado señor fiscal general, debería investigar si en este asunto y su indebida exposición pública dentro de la campaña electoral, se cometió un delito. Si existe un caso (porque hasta ahora sólo tenemos las insinuaciones del presidente sobre la existencia de un caso contra un ex-presidente salvadoreño), y si el IRS le ha pedido apoyo, estoy seguro que usted va a dar los pasos pertinentes para esclarecer el tal caso. Y que lo va a hacer de manera confidencial, como la ley y la decencia mandan. Pero si no existe caso, y si solamente se trata de un intento del presidente Funes de intervenir en la campaña electoral, usted tiene la obligación de aclararlo en público y decir: La Fiscalía General de la República no ha abierto ningún caso contra ningún ex-presidente relacionado a una investigación del IRS.

Estoy seguro que usted va a hacer lo correcto. Saludos, Paolo Lüers

Posdata: Algunos van a decir que estoy defendiendo al tal ex-presidente. De ninguna manera. Si hay caso, que lo investiguen. Si hay delito, que lo persigan, sea quien sea. Además, mientras no hay acusación con nombre y apellido, no hay a quien defender.
(Más!/EDH)
@paololuers



Carta a los presidentes Saca y Funes

Señores presidentes:
Hoy leí en el periódico que ya hay 4 consorcios internacionales aplicando a manejar el Puerto de La Unión. Lo sentí sumamente raro. Como un viaje en el tiempo. La construcción de este megaproyecto terminó en enero del 2009, cuando los japoneses entregaron el puerto a usted, señor ex-presidente Elías Antonio Saca. En este momento usted ya tenía 4 años y medio de gobernar – suficiente tiempo para elaborar la base legal para la concesión del puerto, exponerla al debate político y al examen técnico, conseguir su aprobación en la Asamblea, convocar a la licitación internacional, escoger la empresa más idónea, y firmar el contrato.

Esta noticia de que hay 4 consorcios interesados, la deberíamos haber leído lo más tarde en enero del 2009. Pero nada pasó, todos estos 4 años que duró la construcción del puerto, se perdieron. Es como si un empresario construyera un centro comercial, y cuando ya está listo, comienza a buscar cuál almacén, cuál supermercado y cuál centro de cines quiere establecerse... Este empresario, sin ninguna duda, iría a la bancarrota.

Usted, señor Saca, entregó el gobierno sin nada arreglado para concesionar el puerto de La Unión.

 
 

Viene usted, presidente Funes, y asume el país en junio del 2009, con todo y el problema del puerto. Y nuevamente pasan más de 4 años (en palabras CUATRO) sin que exista un operador para el puerto. Otros cuatros años sin que se invierta ni un centavo en este megaproyecto que iba a sacar del subdesarrollo a todo Oriente...

Y ahora, a ocho años de iniciar el proyecto, y a 4 años y medio de terminarse su construcción, nos cuentan con orgullo, como si fuera la gran noticia, que hay 4 empresas internacionales, a los cuales en los siguientes meses vamos a examinar si son dignas a operar nuestro puerto. Y con suerte, en un año, podría, tal vez, comenzar la inversión en un puerto, el cual, con suerte, comenzaría a funcionar en dos años.

Aprovechando que estamos en tiempos electorales, quisiera pedir a ustedes dos, al expresidente que nos hizo perder 4 años de desarrollo, y al actual presidente que nos hizo perder otros cuatro años en el camino al progreso: Por favor, expliquen  a los ciudadanos por qué el puerto no se concesionó ni en el 2009, ni en el 2010, ni en el 2011, ni en el 2012, y porque tampoco se va a concesionar en el 2013. Usted, señor Saca, puede usar uno de los debates presidenciales para explicarlo, y usted, señor presidente, uno de sus programas radiales de sábado.

Háganse la imagen que se trata de la asamblea general de accionistas de la empresa que construyó el centro comercial sin usar el tiempo de construcción para buscar inquilinos. Háganse la imagen que los dueños de la empresa les están exigiendo a sus gerentes que rindan cuentas. 

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH) 
@paololuers

Carta al candidato que promete “¡Un vaso de birra para todos!”

Estimado Cadejo:
Cómo todos los días en facebook, en twitter, en el mercado, hasta en mi propia casa (La Ventana) me están jodiendo queriendo que confiese para qué candidato o partido trabajo, mejor no insisto en decir que soy independiente - porque hay quienes nunca me van a creer. Simplemente no pueden imaginarse que uno se tome la molestia de escribir, opinar, criticar y recibir críticas sin que alguien le dé línea o le pague...

Entonces, en vez de seguir desmintiendo que me han comprado y que tanto las pandillas como ARENA me pasan chequecitos, de una sola vez me hago cargo: Soy partidario de la mejor campaña electoral de todas, la de Cadejo Presidente que promete “Un vaso de birra para todos!”
 

Declara mi incondicional apoyo a esta campaña por tres razones. 1) Porque me encanta la cerveza Cadejo, tanto para tomármela como para venderla; 2) porque creo en el derecho del ser humano a una buena cerveza; 3) porque me encantan las campañas creativas que sin tanta palabra plasman una idea clara: Estamos cansados que todos los candidatos nos tomen del pelo con sus promesas...

Yo he escrito análisis, columnas, cartas para argumentar que lo del vaso de leche es una locura. Digo: prometerlo, regalarlo, convertirlo en esencia de la responsabilidad social del Estado. Es una locura que ahora los tres candidatos estén compitiendo en esta carrera loca de promesas: vaso de leche con desayuno completo, vaso de leche para los estudiantes de bachillerato, vaso más grande y de mejor leche... Pero todos mis escritos, todos mis argumentos, toda mi lógica no logra lo que ‘Cadejo Presidente’  con una sola valla publicitaria: Llevar al absurdo las promesas populistas: “¡Un vaso de birra para todos!”

Por esto he decidido: Cadejo Presidente es la apuesta electoral que mejor corresponde a mi ideología, sobre todo a mi alergia contra un papá Estado de subvenciones y subsidios. Y contra las extorsiones políticas que surgen del populismo: Si no votas por mi, pierdes el vaso de leche, los zapatos, el subsidio al gas. Y si no te portas bien, yo mismo te los puedo cortar...

Mejor prometamos lo imposible: ¡Cerveza y felicidad para todos!

Paolo Lüers
(Más!/EDH)
(@paololuers)