Carta a los tres magistrados del FMLN en el Tribunal Electoral

Estimados magistrados Eugenio Chicas, Eduardo Urquilla y Gilberto Canjura:

hoy confirmé que ya soy parte del padrón electoral y que por primera vez podré ejercer mi derecho como ciudadano salvadoreño. 

Como tal les hago un llamado: cuiden la institucionalidad. No hagan otro berrinche que ponga en peligro algo que nos ha costado caro a los salvadoreños: la credibilidad de las elecciones.

Ya dieron un paso peligroso a terreno resbaladero, cuando no respetaron el mandato de la mayoría calificada para resolver la cancelación de dos partidos. A mi igual me cae mal el PCN y me da igual si existe o no el PDC. No se trata de simpatía o antipatía con ciertos partidos. Se trata de una regla básica de la democracia: existe, en muchas instancias, el mandato de la mayoría calificada, precisamente para proteger a las minorías. Sin mecanismo de protección a la minoría no puede haber democracia. Y en materia electoral, el candado protector es que ciertas decisiones que afectan a las minorías, requieren de 4 de 5 votos en el Tribunal Electoral. Con esto, la legislación previno que nunca un solo partido pueda dominar al Tribunal. Ustedes son 3 del FMLN, lo que les da muchos derechos, más no el poder total.

Ahora la Sala de lo Contencioso, que está a cargo a examinar la legalidad de los procesos administrativos de todas las instancias estatales, decidió dejar sin efecto la decisión que tomaron ustedes 3 ilegalmente. Ustedes tienen que aceptar este fallo, les guste o no. No crean otra crisis institucional desconociendo a la Corte Suprema.

El hecho de tomar decisiones ilegales y de no aceptar un fallo de la Corte sería mucho más grave que el daño que puede hacer el hecho que el TSE no logre cancelar a los dos partidos PDC y PCN. Van a tener que volver a inscribirlos, y ellos se van a tener que enfrentar al juicio de los votantes. No creo que saldrán muy bien parados. Si existen o no las letras PCN y PDC es de poca trascendencia para el país. Si se respetan las leyes y los fallos de la Corte, esto sí es de vital importancia para el estado de Derecho.

No hagan ninguna locura, señores magistrados del FMLN. En sus manos está la credibilidad de las elecciones. Ya que al fin puedo votar, quiero elecciones ejemplares.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!)

Carta a los estudiantes

Estimados universitarios:
 

El día que empezó el diluvio actual fui a Santa Ana a dar una charla en la Universidad Católica. Tema: Libertad política. Me encanta hablar a ustedes, la generación posguerra que ya no está enraizada en los vicios y dogmas del enfrentamiento entre capitalismo y socialismo. Me fascina su capacidad crítica, su escepticismo, su resistencia a las ideologías. Al fin una generación que no se deja engañar.
Les dicen que son una generación ‘light’, ‘consumista’ e ‘indiferente’, sólo porque ya no son presa tan fácil para los vendedores de sueños y porque no se dejan arrastrar a movimientos anti-esto y anti-lo otro. 
No se dejen confundir. Sigan escépticos. Esta generación, si se moviliza, ya no es para botar el sistema, sino para exigir que las instituciones funcionen y la Constitución se cumpla. ¡Que privilegio pertenecer a una generación que, en vez de buscar utopías, exige el imperio de la ley, la vigencia de la Constitución, el perfeccionamiento del sistema!
Les hago una propuesta concreta: Organicen foros en todas las universidades. Exijan que los que pretenden ser diputados, se expongan a sus preguntas, sus críticas y sus exigencias. Olvídense de las banderas: sometan a cada candidato al examen de un debate abierto y concreto.
Expresen con claridad que su generación ya no va a votar ni por banderas, ni por quien tenga la mejor propaganda en televisión. Que ustedes solamente van a votar por quien se enfrenta al debate y pase el examen.
Los candidatos que no acepten su invitación – ¡no voten por ellos! Los candidatos que aceptan, pero no los convencen – ¡no voten por ellos! Solo voten por los que saben enfrentarse con transparencia, inteligencia y sensibilidad a su preguntas y propuestas.
Los partidos no han querido hacer una reforma electoral consecuente que dé al ciudadano el poder de escoger los candidatos. Han dejado a medias esta reforma: Les dan el derecho de votar por el candidato de su preferencia, pero sigue prevaleciendo el voto por la bandera.
Es muy fácil: ¡niéguense a votar por bandera! No voten por nadie que no los convence.
No importa si tienen preferencia para la izquierda o la derecha, voten por una persona con nombre, apellido y cara. Y luego oblíguenle que les rinda cuentas.
Saludos, Paolo Lüers
(Más!)

Carta al vicepresidente de la República

Estimado Salvador Sánchez Cerén:
 

Nuevamente ha mostrado su valentía ‘revolucionaria’: desafió al presidente de la República, quien dice no permitir que sus ministros y funcionarios se involucren en ‘proselitismo partidario’. Claro, a usted, como es vicepresidente, Funes no lo puede despedir como a los dirigentes de Cambio Democrático. Aunque como ministro de Educación teóricamente sí lo podría sustituir… 

Pero usted, como jefe del partido de gobierno, simplemente lo deja hablar solo al presidente. No sólo fue a la Convención del FMLN, usted juramentó a los candidatos, los comprometió con la cruzada electoral del 2012 y, de un solo, del 2014, para “profundizar los cambios”.

Pero esto no es todo: para restregarle a Funes en la cara quién manda, usted se lleva a la convención del FMLN a todo el equipo de comunicaciones de la vicepresidencia y de Educación - que por supuesto son militantes del partido… 

De paso sea dicho: me gustó la convención del Frente. Al fin alguien en este país habla claro, sin tapujos. Aparte de usted, de esto se encargó Medardo González, quien definió claramente cuáles son los enemigos a derrotar: “La derecha oligárquica representada por ARENA, Fusades, ANEP, y los medios de comunicación…”

Por esto ustedes pelean por unas leyes más restrictivas para la libertad de expresión y de la prensa; por esto ustedes quieren una reforma fiscal que debilite al sector privado; por esto ustedes definen como uno de sus enemigos principales a FUSADES, para que deje de joder tanto con el tema de la transparencia… Mientras ustedes se aferran a la idea que los medios, los empresarios y guardianes de la institucionalidad democrática como FUSADES son instrumentos de “la derecha oligárquica”, todo esto parece congruente…

Es la muestra que ustedes no han salido ni un centímetro de la ideología del ‘Socialismo del Siglo 21’. Es lo mismo que hacen sus compadres Hugo Chávez en Venezuela y Rafael Correa en Ecuador: pintar un mundo en blanco y negro, donde los enemigos a derrotar son la prensa, los empresarios, la oposición política…

Lo que no se dan cuenta ustedes es que declarando la guerra a la sociedad civil, se quedarán muy solos. Solos y además mal acompañados…

Esta es la buena noticia.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!)