Carta a los cibernautas: Cuidado con los “fake news”

Queridos amigos:
Si ustedes son cibernautas que, igual que yo, todos los días navegan en Internet, en periódicos digitales de todo tipo, y en las redes sociales, ¡tengan cuidado! Igual que yo, se encuentran todos los días con lo que desde Donald Trump conocemos como “fake news”: noticias falsas o simplemente, mentiras. Normalmente para atacar a los que piensan diferente, y siempre para crear confusión y desconfianza.

Y este cáncer no es limitado a mentirosos patológicos como Trump. Se ha propagado en todo los países, y en todas las ideología. El ejemplo que presento aquí proviene de una ultraizquierda que arremete hasta contra los Acuerdos de Paz.

Una tal Ada Membreño, que se presenta en Facebook como “escritora”, publicó la foto de una reunión de la entonces Comandancia General del FMLN con Alfredo Cristiani, con el siguiente comentario: “Afuera los hermanos matándose, y estos en plena discusión de como comprarían y venderían la lucha revolucionaria.”

CG-cristiani

El problema: la foto es auténtica, pero todo lo demás es mentira. La reunión se dio, pero no en la casa de Cristiani, sino en una oficina de Naciones Unidas en San Salvador. Y no tuvo lugar en 1987, en medio de la guerra, sino en 1992, luego de los Acuerdos de Paz. Y no era para traicionar a nadie, sino para garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y del cese al fuego.

Pero las mentiras tienen tierra fértil en este país: hay suficientes resentidos e imbéciles que se las creen. Inmediatamente aparecieron docenas de comentarios absurdos: “Los traidores del pueblo”; “repartiéndose el pastel”; etc., etc…

El Internet es una maravilla, pero ojo: también para los que quieren envenenar el pozo del cual todos bebemos. Por esto digo: Cuidadito con los memes, las mentiras, los “fake news”.

Saludos,

44298-firma-paolo
(MAS! / El Diario de Hoy)

Carta al Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos: ¡Welcome to El Salvador!

Estimado señor Zeid Ra’ad Al Hussein:
Desde los tiempos de la guerra no nos han visitado funcionarios de Naciones Unidas para examinar violaciones de Derechos Humanos. Hoy sí es más que necesario. Gracias por venir.

Según su página WEB, se va a reunir con una gran cantidad de funcionarios del gobierno, incluyendo el presidente, el canciller, el ministro de Seguridad y el fiscal general. Le advierto que es una pérdida de tiempo, porque todos le van a decir lo mismo: Que la situación de violencia está bajo control; que la policía actúa apegado a la ley; que están garantizados los Derechos Humanos de los salvadoreños; y que hay un Plan El Salvador Seguro que prioriza la prevención sobre la represión…

Bueno, si fuera así, no habría necesidad que usted se molestara a visitar El Salvador. Usted vino, porque sabe que no es así. Usted mismo dijo: “En El Salvador, sigo preocupado por la continua violencia entre miembros de pandillas poderosas y las fuerzas de seguridad que han dado lugar a informes alarmantes de ejecuciones extrajudiciales.”

Lamentablemente, estos informes son ciertos. También son ciertos los informes sobre la militarización de la Policía Nacional Civil, que diseña operativos de carácter militar para provocar enfrentamientos con el fin de causar el número más elevado de bajas posibles a las pandillas y a jóvenes considerados pandilleros. Ojala que nuestra Procuradora de DDHH tenga el valor de entregarle toda la información que tiene al respecto. Porque la tiene en abundancia.

También son ciertos los informes sobre grupos de exterminio, que operan con impunidad y apoyo de instituciones del Estado. Igual los informes sobre un creciente número de desplazados, que huyen de las zonas conflictivas y no son atendidos y ni siquiera reconocidos por el gobierno.

Tamaña tarea que le espera, señor.

Tiene programada un visita a la cárcel de mujeres en Ilopango. Pero esta no es la cárcel donde va a encontrar las más sistemáticas violaciones de Derechos Humanos. Hay otras que tienen dos años bajo un Estado de Excepción que suspende los derechos más elementales de por lo menos 10 mil internos. Si el gobierno le habla de las “Medidas Extraordinarias y Temporales”, entienda que se refiere a este Estado de Excepción, que ya es ordinario y permanente. Pregunte a los diputados por cuánto tiempo piensan prolongar estas medidas claramente anticonstitucionales, que además son aplicados a miles de detenidos provisionales sin condena.

Han pasado dos años que a las cárceles bajo este régimen no ha podido entrar ningún periodista, ningún diputado, ningún familiar, y tampoco los delegados de la Cruz Roja Internacional, para verificar la salud y las condiciones de los internos. Le urjo solicitar al gobierno que lo dejen visitar uno de estos penales, con preferencia el de Zacatecoluca, que es de máxima seguridad y aislamiento total. Usted como Alto Comisionado es tal vez la única persona a la cual el gobierno no puede negar verificar las condiciones en este penal.

También le recomiendo reunirse con los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja CICR, a quienes el gobierno tiene 2 años de negar la entrada a las cárceles, a pesar de que firmó un convenio que les garantiza libre acceso.

Y otra petición: Por favor no salga del país sin dar un informe público sobre su misión. Saludos,

44298-firma-paolo

(MAS! / EL DIARIO DE HOY)


Carta a los que no quieren entender nuestra historia

No tenía intención de volver a escribir sobre los padres jesuitas. No me gustan los rituales conmemorativos. Pero de repente, hablando de otra cosa, surgió una discusión en Twitter.
Empezó con un tuit que encontré: “Vistos en perspectiva, los logros tras de la guerra civil de los 80 fueron magros y el dolor mucho.”

A estas expresiones de pesimismo e ignorancia, casi siempre trato de responder con argumentos. En este caso, escribí: “Desmilitarización; libertad de expresión, organización y elección; pluralismo político… ¿magros?”

Me contestó uno de los dirigentes del Movimiento 300: “A excepción de la militarización (por motivos obvios), para 1989 ya había todo eso.”

Mi respuesta: “¿Está seguro? Entonces, ¿la bomba en Fenastras no tuvo nada que ver con libertad sindical; y la muerte de los jesuitas nada con libertad de expresión?”

Su respuesta: Lo de los jesuitas, libertad de expresión? Vamos que se q sos mas inteligente..”
Entonces, sí es necesario seguir hablando de la muerte de los jesuitas.

Incluso gente progresista dentro de la derecha no logran desprenderse del mitos que a los jesuitas los mataron por que estaban detrás de la ofensiva guerrillera del 1989. Por tanto no logran entender que la guerra y los Acuerdos de Paz tuvieron que ver con la conquista de la libertad.

En vez de decirlo con otras palabras, cito de una “Carta a Ignacio Ellacuría” que publiqué hacer tres años, el 14 de noviembre del 2014.
“Te mataron por la misma razón que asesinaron a Antonio Rodríguez Porth: Para abortar el proceso de paz. Ambos se volvieron peligrosos para los enemigos de la búsqueda de una solución negociada al conflicto. Estos enemigos los hubo en ambos bandos. Los que dentro de la insurgencia vieron con preocupación que con Alfredo Cristiani había llegado al poder un hombre que tenía la autoridad y la visión de abrir dentro de la derecha espacio a la idea de una salida sin vencedores ni vencidos. Por esto mataron al cerebro detrás de esta visión del nuevo presidente: su Ministro de la Presidencia y más cercano asesor, Rodríguez Porth.”

“Usted comenzó a convertirse en el puente entre los sensatos de ambas partes. Esto -y la incidencia que esto podría tener sobre las decisiones del presidente Cristiani- lo convirtió en un peligro para los enemigos de las negociaciones dentro de la Fuerza Armada.”


“Muy pocos en el ejército se creyeron la paja que usted y sus hermanos jesuitas estaban detrás de la ofensiva insurgente. Esto era el pretexto. Los que ordenaron este crimen no querían eliminar a colaboradores de la guerrilla sino a uno de los pocos puentes que quedaba funcionando entre los que, dentro del FMLN y dentro de la derecha, querían en serio avanzar hacia una solución negociada.”


“Por esto es ridículo pensar que Alfredo Cristiani haya ordenado o consentido la muerte de los jesuitas. Fue una operación contra Cristiani, para debilitarlo.”
Claro que los asesinatos de los jesuitas -y también de Rodríguez Porth- fueron ataques a la libertad de pensamiento y de expresión. Claro que para lograr la paz y la democracia, los Acuerdos del 1992 tuvieron que centrarse en garantizar esta libertad. Claro que hoy tenemos que seguir construyendo sobre este logro.


Cuestionar esto significa abrir espacio a la anti-política – y a los populistas (de izquierda y derecha) que en este vacío hablan de “refundar la república”, en vez de defender la república que conquistada.
Saludos,





(MAS! / El Diario de Hoy)

Carta a los precandidatos: Limpiando el agua que van a beber

Estimados:
Seguramente leyeron la columna de Manuel Hinds, titulada “Ensuciando el agua que uno va a beber”. Más les vale.

Discuto mucho con Manuel Hinds, y casi siempre llegamos a coincidencias que se reflejan en nuestras columnas. El mejor ejemplo: Discutiendo hemos desarrollado, durante años, una sistemática crítica a ARENA, su dirección, y su trabajo parlamentario. Estoy convencido que ahora, oficialmente abierto el proceso de definir democráticamente al candidato presidencial para las elecciones del 2019, no hay que aflojar en este ejercicio crítico. ARENA lo necesita, por las deficiencias señaladas reiteradamente por ambos. Deficiencias del debate interno y de cómo este partido define (o más bien no define) sus posiciones y propuestas políticas.

Por esto disiento de la columna de Manuel Hinds.

Él critica a uno de ustedes de “ensuciar el agua”, criticar al partido, y así hacer daño al vehículo con el cual pretende llegar a la presidencia. Aunque no menciona nombre, es claro que se refiere a Javier Simán.

Defiendo la posición contraria:

Nadie (ni dentro ni fuera del partido) debe tener confianza a candidatos que quieren asumir la candidatura, y por tanto la presidencia, que no tematicen con transparencia y valor las deficiencias de su partido, los cuales por años hemos señalado – y que no han sido discutidas adecuadamente por su dirigencia. El COENA se ha negado a abrir los espacios necesarios de debate y renovación, y los dos diputados que más han empujaron a abrirlos han quedado fuera de la jugada electoral (Juan Valiente y Johnny Wright). Ahora la expectativa es que ustedes, los precandidatos, respondan a la necesidad histórica de abrir estos debates. Porque tienen que tener claro que sin renovación y democratización de su partido, cualquiera de ustedes lo tendrá cuesta arriba para ganar, pero sobre todo para gobernar bien.

Si alguien de ustedes tiene por estrategia mejor mantener los problemas internos debajo de la alfombra para no complicar su campaña y no dar argumentos a los adversarios, y piensa que pueda resolverlos una vez que llegue al poder, está equivocado. Todas las mentiras, incluyendo por omisión, serán amarres y hipotecas difíciles de deshacer por quien llegue al poder sin haber conducido su partido por un proceso transparente de discusión, renovación y autocrítica.

Hinds tiene razón:

No hay que dar oxigeno a la tesis irresponsable de la anti política de que todos los partidos son irreparablemente corruptos. Pero no veo a ninguno de ustedes cayendo en este discurso populista. Es cierto: No hay que ensuciar el agua. Pero el otro extremo seria por oportunismo y cobardía no limpiar el agua que no se ha terminado de purificar en ARENA. Quien como candidato asume demencia diciendo que todo está bien, hace más daño a su vehículo electoral que él que tematiza los errores que hay que superar.

Porque no es cierto que todo está bien en ARENA y su liderazgo. Su partido avanzó en su democratización, se limpió de buena parte del cáncer de corrupción, populismo y autoritarismo – pero no fue solo Tony Saca el responsable de este cáncer, también los vicios históricos que permitieron su ascenso – y estos no han desaparecido en su totalidad del cuerpo y de la cabeza de ARENA.


Ustedes tienen la oportunidad histórica de abrir en su partido y en el país un debate franco, crítico y autocrítico. Las elecciones internas son el escenario ideal par hacerlo. No tengan miedo a este desafío. Saludos,

44298-firma-paolo


Vea el artculo de Manuel Hinds:
“Ensuciando el agua que uno va a beber”

(MAS! / EL DIARIO DE HOY)

Carta de viaje (2): Ante tanta belleza, ¿cómo no seguir trabajando para componer este país?

De regreso en Morazán. Aquí culmina el viaje con mis amigos que querían conocer el país que me acogió. Mi segunda patria. Visitamos La Guacamaya, donde nació la guerrilla campesina de Morazán. Unos dicen que fue la “guerrilla Lenca”, y que por esto fue tan distinta…

Caminé nuevamente las veredas escondidas que llevan a la “Cueva de las Pasiones”, donde nació Radio Venceremos. Un punto ciego donde de ninguna dirección podían caer los bombazos, ni de morteros, ni de los aviones A-37 “push and pull”. Nos acompañó Sebastián, “El Torogoz de Morazán”, quien durante la guerra anduvo por estos charrales, siempre con su guitarra y su M16.

Con él caminamos a El Mozote. Fuera del caserío, en la calle por la cual uno entra desde La Guacamaya, a saber quién ha construido un monumento gigantesco con estatuas de Juan Pablo II,
Madre Teresa, Martin Luther King y Ghandi. Contrasta mucho con el monumento sencillo que los sobrevivientes erigieron frente a la iglesia, en la cual fueron ejecutados y soterrados los niños de El Mozote. Contamos a mis amigos la historia de la masacre, de los cadáveres y la destrucción que encontramos cuando luego del operativo del batallón Atlacatl regresamos a este lugar, en navidad de 1981. Quería que mis amigos entendieran lo que pasó aquí, y lo que esto hizo conmigo…

Pero también quería que vieran las bellezas de esta tierra de Morazán, los que, igual que los horrores de El Mozote, me impactaron y hicieron que me quedara en esta guerra. Por esto, luego de presenciar la muerte en El Mozote, fuimos al río Sapo, nos bañamos en estas pozas de aguas frescas y limpias, así como hicimos durante la guerra: felices, enamorados de la vida.

Y por esto, al regresar a Perquín, llevamos a mis amigos a ver la escuela “Amún Shéa” (término en Lenca que significa “Tierra de Semillas”). El fundador, Ronald Brenneman, es un gringo que vino a El Salvador para ayudar a la repatriación de los refugiados de Morazán – y se quedó para siempre. Construyó el Hotel “Perkín Lenka” – y con sus ganancias una escuela experimental. Ronald nos explica: “Aquí se invirtieron cientos de millones en la reconstrucción, pero reconstruimos la misma sociedad, con las mismas estructuras. No puede ser. Por esto decidí que hay que invertir desde abajo, invertir en los niños, para cambiar mentalidades y actitudes.”

Esta escuela es una maravilla. Es el experimento más importante en reforma educativa que existe en el país. Y esto en una zona pobre, en el caserío La Tejera de Perquín. 25 años después de la guerra, veo en esta “escuela de experiencia aplicada” crecer niños libres, reflexivos, tolerantes, pero al mismo tiempo prácticos, preparándose a transformar con su trabajo su ambiente social.

Luego el encuentro con el padre Rogelio Poncele, el cura que nos acompañó toda la guerra, y luego se convirtió en el arquitecto de la reconciliación en esta tierra tan golpeada por la división.

Terminamos el recorrido subiendo al cerro Gigante, cuyos cafetales y bosques de pino me albergaron y protegieron durante dos años de vida guerrillera. La vista del panteón de Pueblo Viejo es una de las más impactantes que conozco en El Salvador: el Cacahuatique, el cerro Tigre y el volcán de Usulután, la represa 5 de noviembre.

Y al final del día, como despedida, el cielo nos pintó un arcoiris sobre el cerro Pericón. Ante tanta belleza, de gente y de país, ¿cómo no seguir trabajando para componerlo?
Desde las montañas de Morazán, saludos de


44298-firma-paolo


Vea la primera carta sobre el viaje al interior del país:
Carta a los que vivimos en medio de gran belleza y no nos damos cuenta

 (MAS! / El Diario de Hoy)

 

Carta a todos, candidatos y ciudadanos: El tablero está puesto, ¡juguemos!

Estimados precandidatos: Estamos en plena precampaña para diputados y alcaldes. Solo faltan 3 meses para las elecciones del 2018. Pero como en ninguno de los partidos hay disputas reales ni expectativas serias de cambios o renovación en sus fracciones legislativas, estas elecciones no despiertan emociones en nadie.

Parece que las emociones están guardadas para la carrera presidencial que ahora está agarrando nuevo empuje. Dos hombres, de los cuales todos sabíamos que quieren ser presidentes, al fin salieron del closet. Javier Simán retó oficialmente a Carlos Callejas, a quien muchos ya querían ver (y postular) como candidato de ARENA. Esto promete una interesante contienda entre dos empresarios que nunca habían participado activamente en política partidaria. Aunque sus propuestas aun no están claramente definidas, muchos asumen que se trata de dos proyectos políticos diferentes – y que la contienda entre ambos hombres y proyectos puede resultar determinante para el futuro de ARENA y del país.

Ojalá que esta contienda sea entre proyectos, y no solo entre apellidos y caras. Como ciudadanos tenemos que presionar a los precandidatos que lleven un debate transparente sobre las soluciones que requieren los problemas que padece el país: violencia, exclusión social, falta de crecimiento y desarrollo compartido, y educación de calidad. Si no, esta contienda alargada, que no se va a definir antes de mayo 2018, no será constructiva, sino destructiva; no unificadora, sino divisiva.

El otro que salió del closet el mismo día es Gerson Martínez, quien anunció su renuncia como ministro de Obras Públicas. Como la cultura política del FMLN -vertical y cerrada- no lo permite, Gerson no anunció su precandidatura. Pero no hace falta: Todo el mundo entiende que su renuncia significa que es para lanzarse de candidato a la presidencia. Y también es sobreentendido que un soldado del partido como Gerson no va a renunciar, ni mucho menos lanzarse, sin previo acuerdo en la cúpula, no necesariamente de todo el FMLN, pero por lo menos de las FPL: Medardo González, Salvador Sánchez Cerén y Lorena Peña.

Para el FMLN las primarias son un requisito legal, pero de ninguna manera un permiso para que diferentes cuadros del partido puedan entrar en una contienda real, y mucho menos formular proyectos políticos diferenciados.

Entonces, el tablero está puesto: Bukele como autoproclamado líder de un movimiento por crear alrededor de su candidatura; Gerson Martínez por parte del FMLN, designado por las FPL; y por ARENA, Carlos Callejas o Javier Simán, dependiendo del resultado de una larga y arriesgada contienda. Uno de los 4 será el próximo presidente de la República. Esto significa: un proyecto político bien definido, por parte del Frente; un proyecto personal, el de Bukele, cuya característica será que no va a plantear ningún proyecto político; y por parte de ARENA, un proyecto que está por verse si se define con claridad o queda opaco y aburrido.

El tablero está puesto. Pero los que tienen que jugar no solo son los 4 candidatos, sino todos nosotros, los ciudadanos. O vamos a aceptar proyectos sin contenidos y definición, o vamos a imponer a los partidos y candidatos un debate real para definir el rumbo del país.

Desde las montañas de Morazán,
saludos de



44298-firma-paolo


(MAS! / EL DIARIO DE HOY)

 

Carta a los que vivimos en medio de gran belleza y no nos damos cuenta

Estimados salvadoreños:
Ando dando un tour por nuestro país a dos amigos que viven en: Roma. El dilema: ¿Cómo convencer a gente que viven en la capital mundial del turismo de que El Salvador es un destino válido para sus vacaciones, cuando en dos patadas pueden viajar a Grecia, a Cardeña, a Suiza, a Venecia, o a Marsella?

Ahora llevamos 6 días de viaje por El Salvador, y mis amigos están encantados. El primer día quedamos en San Salvador. Fuimos al centro, dejamos el carro en el parqueo público frente al teatro, y caminamos. Entramos a Catedral y su cripta de monseñor Romero, luego a la iglesia El Rosario, al Palacio Nacional, la iglesia del Calvario… y el mercado central. Las últimas estaciones, la iglesia en medio del marcado, fue lo más impactante. No querían salir del labirinto de colores, olores, caras, sonidos y texturas.

Los llevé al Dalia, el salón de Billar en Plaza Libertad. Bueno, plaza no había, pero el Dalia es una joya. ¡Y la gente que lo habita! Todos nos hablaron, nos contaron anécdotas y chistes. Varios me mencionaron, con gran cariño y respeto, a Leonardo Heredia, mi suegro recién fallecido, quien hace años solía jugar ahí. Nos hablaron del amor invencible que tienen al centro, al corazón roto de la ciudad, y de la decepción que tienen de los alcaldes, incluyendo el actual.

Terminamos en el Café Maktub, a la vuelta del teatro, donde unos artistas jóvenes recuperaron unos espacios anteriormente elegantes para crear un café cultural. Los romanos quedaron enamorados del centro que la mayoría de los habitantes de los mejores barrios de la capital tratan de evitar como la peste.

Las otras estaciones de rigor, subir al Boquerón y los Planes, les causaron mucho menos impacto que nuestro exótico, folclórico y caótico centro. “Bonito, pero igual que las atracciones de todos los países”, dijeron. Hasta que llegamos a la casa-finca donde nos recibió Roberto Sartogo. “Esto es calidad de vida!”, sentenciaron con cierta envidia. “En Roma solo millonarios pueden tener una casa y un jardín como este…”

Igual reaccionaron cuando los llevé, por dos días, al Lago de Coatepeque. La casa detrás de la isla, cortesía de Jaime Molina y Ana María Rochac; y la casa de don Toni Cabrales, en la isla Teopán, son tesoros que ningún turista puede disfrutar en Roma ni en cualquier destino europeo.

Luego de pasar otros dos días en El Sunzal, en una comunidad de surfeadores y otros locos, ahora escribo estas líneas en Suchitoto, donde nos alberga el Centro de Arte y Paz con su comunidad de artistas y activistas sociales. Conocer a una mujer como la hermana Peggy que fundó y dirije este centro, es un lujo por el cual vale la pena visitar El Salvador…

Falta todavía la visita a Perquín, donde Sebastián El Torogoz nos va a dar el tour por los lugares donde durante la guerra convivimos en campamentos, batallas, victorias y derrotas, fiestas y masacres.
Haciendo este viaje con mis amigos, vuelvo a reafirmar mi orgullo de este país, que de crisis en crisis y de guerra en guerra nunca se rinde, nunca pierde su ánimo de gozar de lo bello que tenemos. Perdamos el complejo de inferioridad, tenemos un país bello del cual nuestros visitantes se enamoran.

Saludos,

44298-firma-paolo
(MAS! / EL DIARIO DE HOY)



Carta a los lectores: Conozcan EDH-Online

Estimados amigos:
El mundo de los medios está cambiando a gran velocidad. Este cambio tecnológico, pero también de las exigencias del público, también afecta a los periódicos. El desarrollo no perdona: Quien no se adapta, o incluso quien no toma liderazgo, se muere.

Hoy la mayoría recibimos la información de forma digital, principalmente en smart phones y tablets. Es un gran desafío para los periódicos: En su forma impresa, no pueden competir con las redes sociales que dan la información casi en tiempo real.

Por esto, todos lo periódicos también se publican en Internet, online. Y hay nuevos periódicos que nacen en Internet. Muchos de ellos solo aparentan ser periódicos, pero no son productos editoriales, no disponen de periodistas profesionales, no verifican las noticias. Son productos de mercadotecnia, no del periodismo. En el peor de los casos, son panfletos anónimos, manejados por partidos políticos o sus centros de desinformación, que paralelamente manejen ejércitos de troles en las redes sociales.

Parecía que el Internet y las redes sociales iban a hacer obsoleta la profesión periodística, porque son
más rápidos, más inmediatos, aparentemente más democráticos, porque cualquier lector también puede publicar, informar, opinar.

¿Pero realmente son más democráticos, y son confiables? Una vez pasada la euforia de la inmediatez del Internet, muchos se hacen esta pregunta. Y vuelven a buscar los medios profesionales, los productos periodísticos, regidos por principios de ética profesional.

Esta es la hora de los periódicos online, que son más ágiles que los impresos, se actualizan las 24 horas, pero que sí disponen de equipos profesionales de periodistas y editores para verificar las noticias, contrastarlas, y para ponerlas en contexto y explicarlas.

Hasta ahora lo que hemos conocido en El Salvador son diarios accesibles en Internet, pero han sido más bien versiones digitales del periódico impreso. Esto cambia ahora. Nace el EDH-Online, accesible en diariodehoy.com. La lógica y el proceso de producción serán al revés: El equipo de reporteros, fotógrafos, editores produce permanentemente notas para el diario online, y cada noche se hace un corte para componer la versión impresa del día siguiente.

Esto requiere de una nueva mentalidad de los periodistas, de capacidades más complejas, y del medio exige una organización interna nueva, más flexible, más dinámica.

Esto no se hace de un día al otro. El nuevo medio EDH-Online es el inicio de una transformación, una obra en proceso. Nace incompleto, con deficiencias, pero con la mentalidad y visión correcta: transportar el periodismo de calidad profesional al Internet, desplazando los pseudo-periódicos con sus fake news y manejos políticos irresponsables.

Entren al diariodehoy.com para acompañar esta aventura ambiciosa. Al principio tal vez todavía se parecerá bastante a un diario tradicional, pero rápidamente se convertirá en una nueva forma de periodismo.
Saludos,

44298-firma-paolo
(MAS! / el diario de hoy)

 

Carta a los más papistas que el papa: No hagan de la transparencia una nueva religión

Estimados principistas:
Pelear por la transparencia es una lucha importante. La transparencia es el antídoto más adecuado contra la corrupción. Un arma eficaz en manos de la prensa y de los movimientos ciudadanos para enfrentar malos gobiernos y partidos corrompidos.

Pero esta lucha justa está en peligro de pervertirse, si la convertimos en una nueva religión, olvidando que, como todo, también la transparencia tiene que tener límites impuestos por la racionalidad. Nada peor para las causas justas que el absolutismo.

Luego de 3 años de hacerle caso a la Sala de lo Constitucional, y bajo la amenaza de que esto les iba a costar la codiciada “deuda política”, los diputados legislaron sobre la transparencia de las donaciones de personas y empresas privadas a los partidos. Decidieron que tienen que ser públicos los nombres de cualquier persona que dona más de $1,500 al año, y de las empresas que donen más de $5,100 al año.

Se desató una tormenta de indignación el redes sociales y entre activistas de movimientos ciudadanos: ¿Cómo se atreven los partidos a no revelar todas las donaciones, por más mínimas que sean? El alcalde y autonombrado candidato presidencial Bukele, siempre buscando de ponerse a la cabeza de causas populistas, exigió que los partidos tienen que rendir cuentas hasta por donaciones de $0.01.

¿Pero por qué hemos luchado por transparentar el financiamiento de los partidos? ¿Por que la Sala ordenó que no puede quedar en lo oscuro? ¿En serio se trató de saber si un ciudadano aporta con $100 dólares a su partido? ¿Necesitamos saber si nuestros vecinos donan $50 dólares al FMLN o a ARENA? ¿Existe el peligro de corrupción si un empresario manda mensualmente $400 dólares a un partido? ¿De esto se trata la transparencia?

No. Se trata de la sospecha de que un partido comprometa sus decisiones políticas a grupos del poder económico. Y de la sospecha que fondos provenientes de actos de corrupción o crimen organizado compren favores políticos. Ambas sospechas tienen fundamento. Por esto es esencial que estas transacciones sean transparentes.

Pero ningún ciudadano va a corromper a un partido con donaciones que no pasen de $1,500 al año, y ninguna empresa con aportes anuales que no lleguen a $5,000.

¿Cuál es el interés público que nos obliga a insistir que cada ciudadano o pequeño empresario tenga que revelar donaciones modestas? ¿Y no queremos que los partidos, en vez de financiarse haciendo compromisos con el gran capital, tengan un financiamiento horizontal de pequeños donantes y de sus propios militantes?
Sospechar de los partidos es sano y necesario. Pero esto no puede convertirse en una oda, y mucho menos en una cacería de brujas. Solo les pido que piensen antes de protestar. Saludos,

44298-firma-paolo
(MAS! / EL DIARIO DE HOY)



 

Carta al tío Rafa: ¡Estamos mejor!

Querido Rafa:
Desde que te conocí, hace como 25 años, el ritual siempre fue el mismo: “¿Cómo estás, tío?” – “Mejor.” Nunca contestaste otra cosa, a menos que cambiaras a tu lengua preferida, el inglés: “Better.”

Así fue también durante las últimas semanas, vos ya postrado en cama, incluso en el hospital, días antes de tu partida para siempre. Para vos no fue solo un decir, no, expresaba la manera cómo enfrentaste la vida: nunca quejarse, nunca depender de nadie, nunca pedir ayuda, pero siempre buscar cómo ayudar a otros.

Siempre fuiste un hombre solitario, privado, casi ascético. Odiabas el small talk. O se hablaba de asuntos importantes, o mejor te callaste. Pero no, como muchos, por amargado o agresivo. No, desde esta distancia que siempre marcaste, fuiste el más generoso y cariñoso de todos.

Conociendo tu modo tan privado, pensaba que a los pocos familiares iba a tocarnos solos velar y enterrarte. Mi sorpresa: La funeraria se llenó de gente, casi todos empleados o parroquianos del Mister Donut San Luis, donde vos pasaste buena parte de tus últimos 20 años, todos los días, hasta que te volviste del inventario.

Como te habías comprado un lugar de descanso eterno en un parque memorial muy retirado, en Soyapango, estaba convencido que ahí sí íbamos a estar solos despidiéndote. Pero las empleadas del Mister, como vos siempre lo llamaste, pidieron permiso, contrataron transporte, y aparecieron en pleno. Hablando con estas mujeres, fuimos a conocer una faceta de tu vida -y tu carácter- que nunca habíamos entendido a plenitud. Una tras otra de estas mujeres dieron testimonio cómo el tío Rafa había tocado, y en muchos casos cambiado y marcado su vida. Con consejos, con ayuda, cuando estaban enfrentando alguna crisis, o simplemente con tu forma de ser. La hija de una de las meseras, de 17 años, lloraba al abuelo que nunca tuvo, pero que lo encontró en vos, desde que nació. Alguien en quien confiar.

Rafael Heredia Reyes, al regresar de la guerra de Corea
¿Qué hay detrás de esta relación extraordinaria de un hombre retirado, que luego de una larga vida militar y profesional en Estados Unidos regresó a su país, con las meseras de un restaurante de fast food y con docenas de clientes que también lo adoptaron como su segunda casa? No puede ser la calidad del café o de la comida que ahí sirven. Es expresión de cosas que a veces olvidamos en el mar de noticias malas, de violencia y desintegración social y familiar: la necesidad humana de ser parte de una comunidad; y la empatía que los salvadoreños tienen para personas con tal que sean decentes y amables.

Lo mismo detecté en el hospital Rosales, donde vos, ya muy viejito y débil, encontraste otros ángeles que te cuidaron con la misma compasión.

Si algo he aprendido de la historia de tu vida y muerte es que no estamos perdidos en El Salvador. Solo necesitamos oportunidades para actuar con humanidad y nobleza.
Goodbye, Rafa. Seguramente me dirás: Estoy mejor. Nos hiciste hombres y mujeres mejores. Te saluda
44298-firma-paolo
(MAS! / EL DIARIO DE HOY)

Carta a los partidos: ¿Miedo de la competencia?

Estimados pilares del status quo:
Ayer se armó una discusión preocupante en la Asamblea Legislativa. Bueno no es la primera y no será la última. La Comisión de Reformas Electorales estaba discutiendo un decreto para regular la transparencia del financiamiento de los partidos, cuando de repente el diputado Mario Tenorio dijo: “Solo los partidos políticos van a ser sujetos a donaciones (…) Movimientos ciudadanos que tienen aspiraciones a participar en elecciones caerían en ilegalidad si reciben donaciones”.

Bueno, tal vez no sea tan extraño, tomando en cuenta que Tenorio es directivo de GANA. Pero inmediatamente recibió apoyo nada menos del jefe de fracción de ARENA, Alberto Romero: “Queda completamente prohibido que alguien esté pidiendo financiamiento para un movimiento.” ¡Ordene, mi diputado!

Todos entendimos que estaban hablando del alcalde Bukele, quien luego de su expulsión del FMLN anunció la formación de un movimiento para preparar su candidatura presidencial para el 2019.

¿Tanto miedo le tienen a Bukele, para que de un solo proponen suspendernos el derecho ciudadano de apoyar, incluso con dinero, a quién nos ronca la gana? O más bien: ¿Tanto miedo le tienen a la competencia?

¿Qué se creen los diputados para decir a quién puedo o no puedo hacer donaciones? Como ciudadano decido libremente a quien quiero apoyar y financiar. Puedo donar dinero a mi abuelita, a una iniciativa por salvar a las mariposas, o a una iniciativa ciudadana. Incluso, si fuera loco, al príncipe azul… La única diferencia es: si dono a un partido o a la Cruz Roja puedo deducirlo de mis impuestos.

Por suerte no se atrevieron a meter esta noción en el dictamen sobre el financiamiento de los partidos. Hubieran cometido una inconstitucionalidad. Sin embargo, La Prensa Gráfica tituló el día siguiente: “Movimientos políticos no podrán pedir ni recibir donaciones.” Y explicó en su nota: “Queda prohibido (…), sentenciaron ayer los diputados de diversas fracciones.”

¿Sentenciaron? ¿Acaso los diputados son magistrados de la Corte Suprema y emiten sentencias? Entiendo que los colegas de la Prensa tienen por misión de confrontar al alcalde Bukele. Está bien, a mi tampoco me agrada el hombre, pero con mal periodismo tampoco lo van a detener. Si no, pregunten a Donald Trump…

En serio, señores: Me doy cuenta que Bukele les da miedo, aunque no entiendo por qué. ¿Acaso es super man? ¿O será que les da miedo pensar que no solo Bukele, sino otros ciudadanos, podrán formar movimientos -y en un futuro partidos nuevos- y hacerles competencia? Prohibir que se consoliden –y para consolidarse necesitan fondos y participación ciudadana- solo expresa un interés mezquino de los partidos que no quieren competencia de parte de nuevos movimientos.

El Salvador necesita más competencia en la política, más debate, más apertura, más pluralismo. Para defenderse, analicen las razones por las cuales hay descontento con los partidos establecidos, pero no cometan el error de querer asfixiar a los movimientos ciudadanos emergentes. Van a surgir movimientos peligroso, como el de Bukele, y otros que van a aportar a regenerar la política. Pero ningún movimiento que surja puede ser más peligroso que el intento de ustedes de restringir el derecho a la libre organización y expresión.

Saludos,


44298-firma-paolo
(MAS! y ELDIARIO DE HOY)


Carta a los que quieren gobernarnos: Tengan el valor de decirnos la verdad

Estimados candidatos, pre-candidatos y pre-pre-candidatos:
Sin haber luchado por este derecho, la Sala nos regaló el voto por cara y el voto cruzado. O sea, el derecho de votar por personas en vez de partidos; y de escoger entre las diferentes planillas su propia lista de diputados.

Poco hacemos uso de estos nuevos derechos que vinieron de arriba: del cielo, de Santa Claus Estado, o de unos sabios. Por tanto, los partidos tampoco apuestan a esta nueva modalidad. El resultado: Entre los más de 600 candidatos a diputados no hay ninguno que marque la diferencia. Nadie sabe qué harán diferente.

Yo tendré serios problemas para encontrar por quiénes votar entre los casi 200 candidatos en mi papeleta de San Salvador. No porque me caigan mal (aunque algunos sí), sino porque nadie me da una buena razón de marcar su rostro.

Todavía hay tiempo que algunos de ustedes se perfilan con posiciones claras. Se lo recomiendo. ¿De qué otra manera piensan distinguirse del montón? ¿Regalando espejitos, como todos?

Pero donde este tema puede convertirse en el factor decisivo es en la larga carrera por las candidaturas presidenciales. Hasta ahora es un enigma lo que piensa hacer con el país cada uno de los pretendientes. Hablan bonito, pero no aterrizan en nada. Todos. ¿Alguien de los presidenciables del FMLN hará algo sustancialmente diferente a Funes y Sánchez Cerén? ¿Alguien de los precandidatos de ARENA hará algo diferente a los famosos 20 años? ¿Bukele hará lo mismo que en las dos alcaldías y sobre todo en redes sociales? En algún momento tendrán que decirlo.

Sea quien sea electo presidente, tendrá que aumentar impuestos, pero nadie quiere decirlo. El próximo presidente tendrá que abandonar la fatal continuidad de mano dura y enfrentar el problema de seguridad y violencia de otra forma, pero nadie se atreve a decirlo. Mucho menos cómo. Y quien no tiene claro estas dos necesidades, no debería ser presidente.

Estas mentiras y cobardías son la fuente principal del gran desencanto con la política. Nadie dice la verdad sobre los sacrificios necesarios para sacar al país del estancamiento. ¿Quieren prolongar esto? El que rompa el silencio y comience a decir la verdad, tal vez a corto plazo pone en riesgo su candidatura, pero a mediano plazo puede ganar confianza. Estamos a mediano plazo. Pero quien no se atreva a decir la verdad, pone en riesgo su presidencia, porque llegará con las manos atadas por sus propias mentiras.

Quien ahora dé el paso valiente de decirnos las verdades impopulares, todavía tendrá 15 meses para convencernos de las soluciones que plantea.

A ver quién se atreve. Este será presidente. Saludos,


44298-firma-paolo
(MAS! / EL DIARIO DE HOY)



Venezuela: El reto es combinar realismo, audacia y unidad

La oposición venezolana perdió las elecciones de gobernadores (en 17 de los 23 estados) por dos razones: por un descarado fraude efectuado por la autoridad electoral controlada por el partido chavista; y por la abstención de una parte de la oposición, que ya no cree en elecciones y anticipaba el fraude.

Elecciones en dictaduras -y nadie duda a esta altura que el régimen de Maduro es una dictadura- sólo se pueden ganar obteniendo una mayoría tan grande que los mejores mecanismos del fraude no alcanzan. Así ganó en 1988 el NO opositor el plebiscito sobre la permanencia en el poder de Pinochet. Así salió Uruguay de la dictadura, con plebiscitos y elecciones con participación opositora tan fuerte la cual el régimen no podía compensar con fraudes. Y así logró la oposición venezolana en 2015 elegir una Asamblea Nacional con mayoría opositora de dos tercios.

En 2015 la oposición venezolana estaba más unida que nunca. Pero luego, al ver que ni las masivas protestas ciudadanas en las calles podían defender la Asamblea Nacional electa contra los golpes de Estado del gobierno y su Corte Suprema, que le restaban todas sus facultades constitucionales, en el movimiento opositor se generó una controversia: participar o no en las elecciones de gobernadores. La mayoría de los liderazgos y partidos de la Mesa de la Unidad Democrática llegaron a la conclusión de que luego de exigir durante meses que el régimen convocara estas elecciones, no podían darles la espalda cuando al fin fueron convocadas. Pero otra parte del liderazgo llamó abiertamente al abstencionismo, con varios argumentos: primero que Maduro iba a orquestar fraude; segundo, que ir a elecciones iba a “enfriar la calle”, o sea las masivas protestas exigiendo “la salida” de Maduro y del chavismo. Irónicamente, estas movilizaciones, luego de meses en las calles y luego de más de 100 muertos y centenares de detenidos, ya se habían “enfriado” de todos modos.

La MUD organizó sus primarias, postuló candidatos, e hizo campaña. Pero incluso entre los que habían tomado la decisión correcta de que un movimiento democrático tiene que usar siempre las elecciones para enfrentarse a la dictadura, hubo muchos que estaban en esta campaña con la cabeza, pero no con el corazón. El resultado: La oposición no logró movilizar a todas sus bases, a toda esta mayoría absoluta de venezolanos hartos de la corrupción, de la escasez, y de la represión. Aun así la oposición alcanzó mayorías en 16 estados, según las encuestas de boca de urna y cálculos de expertos, pero no mayorías tan aplastantes que vuelvan inútiles los mecanismos de fraude. Sólo en 5 estados el gobierno se vio obligado a reconocer el triunfo de candidatos opositores.

La oposición venezolana tendrá que resolver este serio problema interno, que obviamente corresponde a un problema de ánimo de la gente que está cansada de la represión, de las marchas, de la crisis de abastecimiento… y de elecciones. Porque al final van a tener que salir de la dictadura y de la crisis con elecciones. Sólo muy pocas figuras dentro de la oposición -los más derechistas- apuestan a una salida que no sea electora: una insurrección, una intervención externa, o un golpe de Estado. Estas tres “salidas” no son realistas, y tampoco son deseables ni aceptables, no sólo por el alto costo de vidas y sufrimiento que significarían, sino también porque solamente una salida política, pacífica y electoralmente legitimada generará las condiciones para la reconstrucción de la economía, del sistema democrático y del dañado tejido social del país.

La oposición -y la sociedad en general- necesitan iniciar de inmediato un debate franco y realista sobre cómo recomponer la unidad frente a la dictadura, y como alcanzar una salida política al la crisis. Las condiciones están dadas: El régimen no tiene mayoría popular ni posibilidades de recuperarla; la comunidad internacional está unida en exigir una transición democrática y comienza a aplicar sanciones al gobierno de Maduro que profundizarán su declive. Lo único que falta es una estrategia compartida por toda la oposición política y social, que sea a la vez audaz y realista – y la capacidad de comunicarla a los venezolanos y la comunidad internacional.

El reto es combinar realismo, audacia y unidad. Así como cuando todos unidos ganaron las elecciones en 2015. Y como cuando todos juntos salieron a la calle en 2016 y pusieron a temblar al régimen.
(El Diario de Hoy/Obeservadores)

 

Carta al Tribunal Supremo Electoral: Hagan su trabajo

Estimados magistrados:
Ya es tarde para pedirles su renuncia, porque ya tenemos las elecciones encima. Ustedes deberían haber renunciado luego del escrutinio final del 2015, que demostró el desastre que habían creado. Muchos lo pedimos, pero en este país, para que un funcionario bien pagado renuncie, a saber qué tendrá que pasar…

Ahora los ciudadanos exigimos que hagan su trabajo. Empezando con hacer valer su mayoría en el Tribunal para evitar que Julio Olivo aproveche su cargo para generar otro caos, y dentro del caos las oportunidades de manipular el proceso y sus resultados. Siempre dicen que su Tribunal es un “ente colegiado”. Háganlo realidad.

Fui secretario de una Junta Receptora en 2015. Me tocó lidiar, todo el domingo y hasta las 7 de la mañana del día lunes, con el desorden y las deficiencias físicas, bajo las cuales ustedes hicieron trabajar a 90 mil miembros de las juntas en todo el país. Les puedo decir que el problema a resolver está en las mesas, no en los escáneres y líneas de transmisión. Pero ustedes no están invirtiendo en la tecnología que puede resolver el problema en las mesas, en cómo contar debidamente los votos y cómo registrarlos correctamente en las actas – no, ustedes invierten en el proceso de transmisión de datos.

Lo que van a conseguir con esto es que van a transmitir galanamente, pero datos falsos, incompletos e incongruentes. Igual que en el 2015.

¿Qué necesitan las juntas receptoras para hacer bien su trabajo y transmitir datos confiables?
1. Necesitan que el proceso de escrutinio en las meses tenga soporte digital, o sea que las actas no se llenen a mano, sino en una computadora con el software adecuado. De esta manera, inmediatamente tendrán el acta digitalizada para transmitirla.

2. Necesitan capacitación adecuada. Cada junta necesita a un secretario capacitado para manejar el software. Y los demás miembros por lo menos tienen que entender el sistema de votos cruzados y por cara, y cómo contarlos.

3. Necesitan las condiciones físicas mínimas. Trabajé la última vez 23 horas sentado en un pupitre para niños. La junta necesita mesas y sillas adecuadas.
Magistrados: Si no resuelven estas 3 necesidades básicas, serán culpables de boicot electoral. No sé si es un delito penal, pero es el pecado más grande para un funcionario público.

Hagan su trabajo, magistrados. Todavía están a tiempo. Y si el problema es que no le dan el presupuesto adecuado, llamen a la ciudadanía a manifestarse.
Saludos,


44298-firma-paolo
(MAS! / EL DIARIO DE HOY)



 

Columna Transversal: ¿Un nuevo mapa político

Bukele, al adoptar un discurso que lo sitúa a la izquierda del Frente, no es un verdadero peligro para el FMLN. Sería mucho más peligroso el surgimiento de una izquierda socialdemócrata.


A todos que no pertenecemos a la militancia del FMLN ni al fan club de Bukele no nos toca tomar partido en el pleito entre este partido y el hombre que ellos mismos han llevado a la alcaldía capitalina y al estrellato. Tampoco se trata de simplemente sentarse al lado del río para ver pasar los cadáveres. Hay que entender lo que hay detrás de esta telenovela tragicómica. No el drama en sí, ni tampoco sus principales actores, pero sí lo que hay detrás podrá tener importancia para el futuro de la política del país.


El FMLN histórico: un frente plural

El FMLN es un partido que pasó por fuertes debates internos en los años 90. Durante la guerra de la cual nació, no fue una organización vertical ni centralizada, sino un frente de 5 organizaciones político-militares, cada uno con su propio perfil ideológico, su propio estilo de dirección, sus propias alianzas nacionales e internacionales. Como suele decir Dagoberto Gutiérrez: “En el Frente habíamos comunistas, no comunistas y anticomunistas.” Diversos casi hasta la incompatibilidad en ideología, estrategia y cultura interna, pero unidos en un sólo objetivo común: acabar con el militarismo y su régimen de represión y exclusión social y política. Era suficiente para crear un frente común. Por necesidad más que por convicción, se toleraban las diferencias entre quienes querían erigir un sistema socialista y los que querían construir un sistema republicano pluralista.

Dagoberto Gutiérrez: “En el Frente habíamos
comunistas, no comunistas y anticomunistas.”

En los Acuerdos de Paz se reflejaba este consenso mínimo: la desmilitarización, el pluralismo con la izquierda como una fuerza política con los mismos derechos; desmontaje de los aparatos de represión y persecución política; elecciones libres.


La imposición del partido vertical

En 1992 se formó el FMLN como partido, con todas estas tendencias diversas adentro. Con diferentes visiones: unos estaban satisfechos con haber alcanzado el pluralismo, otros lo vieron como un paso para llegar a un régimen socialista con hegemonía de una clase y su partido. Unos querían construir un partido horizontal, cuyos miembros fueran ciudadanos; otros querían un partido vertical, con militantes disciplinados.

Estos debates tuvieron lugar durante la primera fase de postguerra, entre 1992 y 1994. Incluso cuando el ERP y la RN se apartaron luego de las elecciones del 1994, el FMLN siguió siendo un partido de tendencias, abierta y oficialmente constituidos: la corriente Revolucionaria-socialista, liderada por Schafik Handal y Sánchez Cerén; los Renovadores, liderados por Facundo Guardado, Francisco Jovel y Oscar Ortiz; la Tendencia Revolucionaria de Dagoberto Gutiérrez, y al centro la tendencia wishiwashi o Tulipanes liderado por Gerson Martínez y Violeta Menjívar. Hubo fuertes debates y enfrentamientos, que culminaron en unas muy disputadas primarias por la Secretaría General entre Schafik y Ortiz, y en un pleito fuerte sobre la candidatura presidencial para el 1999. Enfrentamientos fuertes, con amenazas y pistolas en mano.

Al final los Renovadores salieron, para formar su propio partido, poco después también otro contingente que relanzó el FDR. Por último se fue el alcalde Héctor Silva y se unió al CD. El resto se estableció como partido único, centralizado, monolítico y vertical, con prohibición explícita de tendencias. Quedando solos, los Tulipanes se subordinaron. Los Socialistas-revolucionarios se tomaron al partido, lo alinearon y disciplinaron. El debate se acabó.

Desde esta depuración, nadie dentro del FMLN ha levantado la voz para criticar la dirección del partido, ni antes ni después de su ascenso al poder. Las críticas existen, se expresan en privado, pero no tienen canal de expresión dentro de la institucionalidad del partido, y expresarlas públicamente en los medios es considerado traición y divisionismo.

“Desde esta depuración, nadie dentro del FMLN
ha levantado la voz para criticar la dirección
del partido, ni antes ni después de su ascenso al poder.”


Bukele y el FMLN

En este contexto hay que ver la actuación de Bukele, quien decide no sólo criticar sino descalificar a la dirección de partido y al mismo presidente, por un cálculo bien simple: no quiere cargar con la pérdida de confianza que la mayoría de la sociedad siente por el partido y su gobierno. Quiere ser presidente, o bien con un FMLN que se deja torcer el brazo por él y lo acepta como nuevo rey; o sin y contra el FMLN, volviéndose vocero y líder del descontento con toda la clase política, retomando y reforzando la tendencia a la anti-política.

Era obvio que el partido no iba a aceptar este chantaje. Si Bukele lo pensaba, demuestra su escasa formación política. Para los cuadros dirigentes del FMLN, conservar la unidad monolítica del partido y el control del aparato, luego de las disputas internas de los años 90, es más importante que el control de una alcaldía o incluso del poder. Por esto, le negaron la candidatura a la presidencia a Héctor Silva, sabiendo que sin él iban a perder en el 1999, y con él iban a perder el control del partido. Mucho menos le iban a abrir la puerta al poder a un Nayib Bukele, les resulta impensable después de la pésima experiencia con Mauricio Funes. Las mismas encuestas que dan cuerda a Bukele en su ambición personal y presidencial, causan sirenas de alarma en el FMLN. Así como es el ADN del partido, forjado por Schafik Handal, Medardo y Sánchez Cerén, la expulsión de Bukele era inevitable. No tiene nada que ver con manzanas ni mucho menos con irrespeto a mujeres.

“Para los cuadros dirigentes del FMLN, conservar la unidad monolítica del partido y el control del aparato es más importante que el control de una alcaldía o incluso del poder.”

Dentro de su lógica, el FMLN tiene razón. Sea cual sea el movimiento o partido que logre armar Bukele, les puede costar la alcaldía y la presidencia, pero incluso en este caso la principal fuerza de oposición será el FMLN, con fuerza parlamentaria, municipal y territorial. Bukele, al adoptar un discurso que lo sitúa a la izquierda del Frente y en el populismo puro, no es un verdadero peligro para el FMLN. Sería mucho más peligroso el surgimiento de una izquierda socialdemócrata. El FMLN se ha concentrado durante 20 años en evitar (con éxito) que nazca este desafío, porque sabe que una fuerza de centroizquierda efectivamente condenaría a la izquierda revolucionaria a un aislamiento del resto de la sociedad, una existencia al margen del mapa político. El que Bukele les robe su lugar al margen izquierdo del espectro político tiene sin cuidado a los dirigentes del FMLN. Así como nunca han visto como peligro a Dagoberto Gutiérrez y su Tendencia Proletaria.

“Bukele se va a dar cuenta pronto que su proyecto
no va a encontrar con quienes aliarse.”

 
¿Una nueva fuerza de centroderecha?

Hay algunos indicios que también en la derecha está por nacer una fuerza nueva. Hay demasiados liberales, sobre todo entre la generación que ahora está entrando en política, que no sienten que en ARENA habrá suficiente apertura para que puedan renovar al proyecto político. Aunque este movimiento viene con menos bulla y poco despliegue de drama y show, si se logra establecer significaría un cambio mucho más relevante en el mapa político que el movimiento de Bukele. Por una simple razón: No se situaría a la derecha de ARENA, sino al centro. Bukele se va a dar cuenta pronto que con su proyecto no va a encontrar con quien aliarse – ciertamente no con el FMLN, y difícilmente con todas las tendencias en el centro de la sociedad, que no tienen expresión partidaria: socialdemócratas, socialcristianos, humanistas, liberales, libertarios, libres pensadores, defensores de la institucionalidad republicana. En cambio, un nuevo proyecto de centroderecha, de corte liberal, progresista y en defensa de la Constitución, al actuar bien sí podrá construir estas alianzas. Y sobre todo, puede tener con ARENA una relación de competencia, pero también de complementariedad e incluso de alianza. Así, y tal vez solamente así, podría nacer la nueva mayoría que se necesita para darle un viraje al rumbo del país. Que esto se está cocinando a fuego lento y sin el drama que están dando Bukele y el FMLN al país, es probablemente la única manera en que puede consolidarse.

“Un nuevo proyecto de centroderecha, de corte liberal,
progresista y en defensa de la Constitución,
al actuar bien sí puede construir alianzas.”

Que esto encontraría incomprensión y obstáculos en la actual dirigencia de ARENA y la cultura política que la sostiene, es obvio. Pero no necesariamente en las personas que se van a poner a la cabeza de la campaña presidencial y por lo tanto de la estrategia a largo plazo de ARENA.