Carta a “la Sala”

Estimados magistrados de la Sala de lo Constitucional:
Elías Antonio Saca tiene el derecho de enfrentar la voluntad de los votantes. Y los ciudadanos tenemos derecho a votar por él, los que así decidan; o de votar contra él, los que decidan llevar al poder a ARENA, el proyecto político declarado muerto por quien fue su máximo dirigente durante su presidencia.

Es esencial para nuestra democracia que en un caso tan clave como el de Elías Antonio Saca el veredicto esté en manos de los ciudadanos, y no de una Sala de la Corte. ¿Por qué? Porque la pretensión de Saca de recuperar el poder no es un problema jurídico, sino un problema eminentemente político, que no se resuelve por una sentencia judicial. Sólo se resolverá por la decisión del votante. Ustedes, como jueces, pueden sacarlo de la carrera, pero no pueden curar la enfermedad política y ética detrás de la candidatura de Saca. El único punto final irreversible es cuando sufra la clara derrota electoral que se le avecina. Una sentencia de ustedes, que inhabilite su candidatura, sería todo lo contrario - le daría oxígeno a Saca, convirtiéndole en víctima y ahorrándole la humillación del desastre electoral.

Estoy seguro que ustedes no se harán cómplices de la peligrosa tendencia de judicializar la política en nuestro país. La justicia (sobre todo la constitucional que ejercen ustedes en la Sala) es para defender los derechos constitucionales de los ciudadanos. La justicia tiene que intervenir en procesos políticos exclusivamente cuando estos atentan contra los derechos ciudadanos. En el caso de las múltiples demandas de inconstitucionalidad que existen contra varias candidaturas presidenciales, no sólo contra la de Saca, el único derecho irrevocable de los ciudadanos en juego es nuestro derecho al voto.

La práctica de intervenir en procesos electorales mediante la inhabilitación de candidatos es propia de regímenes autoritarios. Veamos lo que está pasando en Venezuela: El gobierno se hizo del control de instituciones originalmente creadas para controlar el poder, como la fiscalía, la Corte de Cuentas (que allá se llama Contraloría General), y las usa para abrir expedientes contra candidatos opositores y luego declararlos “inhabilitados” a ser electos. En estos días, faltando dos semanas a las elecciones municipales, nuevamente los periódicos de Venezuela están llenos de estos casos.

Apliquemos la fórmula básica de la democracia: Que decida el pueblo. Sólo en casos muy extremos y cristalinamente claros deberíamos permitir que sobre las candidaturas decidan magistrados de la Corte de Cuentas o de la Corte Suprema de Justicia. Esto obviamente no es el caso en las demandas que existen contra las candidaturas de Saca, Quijano y Sánchez Cerén.

Confío en su sabiduría y su responsabilidad, magistrados. Hasta ahora, (casi) no me han fallado. Y la vez que sentí que sí fallaron, fue precisamente cuando cometieron el error de judicializar la política - sin defender un derecho constitucional de la ciudadanía. Fue cuando inhabilitaron a dos ex-militares a ejercer cargos de seguridad pública, y con esto descarrillaron toda una política de seguridad pública.

Por esto repito: Cuidado con la inhabilitaciones vía sentencias. Dejen que inhabilitemos en las urnas a candidatos corruptos o autoritarios.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Lecciones aprendidas

Siempre he sido una persona de izquierdas, y siempre me gusta escribirlo en plural, porque una de las riquezas de esta forma de entender el gobierno es que es plural. Normalmente las izquierdas sufren por esto, pero últimamente las izquierdas latinoamericanas han emprendido otro camino, la homogenización y estandarización.

¿Dónde han aprendido? ¿Dónde salieron estas estratégicas? Pues francamente todas parecen estrategias de derecha. Las izquierdas durante mucho tiempo han luchado por la democratización del continente, luchaban contra las grandes dictaduras militares del pasado. Parece que ahora esto ya no les molesta, más bien es algo muy apetecible la permanencia en el poder a costa de cualquier cosa. Parece que aprendieron la lección, lo importante es mantenerse en el poder, claro no pueden ser trogloditas y comportarse como Somoza o Trujillo; han descubierto que pueden manipular los instrumentos democráticos para lograr su mayor cometido, mantenerse en el poder.  La derecha les enseño, que lo importante no era ser democrático, era parece democrático.

La derecha que siempre ha parecido monolítica, a la hora de la duda siempre se agrupa y apoya a su único candidato, aunque no les guste, pero siempre unidos, no hay debate, no hay discusión, la cúpula designa y los seguidores acatan. Lección aprendida. Cualquier disidencia adentro de los partidos de izquierda ha sido eliminada, durante años no ha habido nada más importante que la disciplina de partido. Se sustituyo el pluralismo de las izquierdas, por la rigidez del mandato de cúpula. Lección aprendida.

Al final de cuentas a las izquierdas se les acusaba de antidemocráticas, la derecha por lo menos en el caso salvadoreño siempre han tenido frases como “el arma más poderosa de los hombres libres es el voto”. Lección aprendida. Pues ahora la izquierda salvadoreña-Latinoamérica ha consagrado el voto como el único instrumento válido de expresión popular. Tratando de meter el referéndum como  un instrumento  más poderoso que la constitución; más importante que cualquier otro instrumento. Ahora lo más importante es controlar a los tribunales de elecciones y las cortes supremas para que nadie pueda poner en duda el resultado de una votación. La lección fue aprendida.

La derecha durante años fue aliada del capital, y las izquierdas fueron aliadas de los campesinos y trabajadores. Lección aprendida. Ahora el bien más preciado de la izquierda son sus empresas, son los seres corporativos socialistas. Ahora se sienten que pueden competir de tú a tú porque tienen dinero. Ahora se vuelven populistas. Las lecciones de Perón se ven pasar por todo el continente.

La verdad, por más que me expliquen, no veo porqué una empresa de izquierda es mejor que una de derecha, la final lo que hay una persecución de generación del capital para la manipulación de las instituciones democráticas. Parece que la competencia real es quien puede generar el mejor regalo para la gente y el pueblo gusto espera sus espejitos dorados, de izquierda y de derecha. Lección aprendida.


La derecha durante años ha sido cínica; ha hablado de proyectos sociales y transformación; y al final ha buscado solo privilegiar sus intereses. Lección aprendida. La izquierda ahora es cínica, con toda facilidad dicen: “porque me acusa ARENA, sí ellos también lo hacían así”; pues los acuso yo, que antes detestaba el cinismo arenero y ahora detesto el cinismos del frente. No sé quien es peor, sí el presidente actual o el pasado. Nadie debería de escudarse en decir ellos fueron peores, porque eso significa que ahora también son malos. Yo no quiero “al menos peor”, yo no quería una izquierda competitiva a costa de perder su esencia, yo no quería una izquierda única sin posibilidad de debate. Yo quiero una izquierda que desaprenda estas lecciones. Porque sí la cosa sigue como va, hasta parece que más cercana la derecha actual al humanismo de las izquierdas del pasado, que la propia izquierda. Qué tristeza de lecciones aprendidas.

Carta a Norman Quijano

Estimado Norman:
Cuando usted anunció las medidas de austeridad que piensa implementar al sólo llegar a Casa Presidencial, muchos se quedaron incrédulos.

¿Realmente Norman Quijano va a poner la casona en la Masferrer (la del semáforo privado) al servicio de alguna obra social y quedarse viviendo en su casa?

¿Realmente Norman Quijano va a dejar de hacer uso de los símbolos del poder arrogante que Mauricio Funes llevó al absurdo: las “caravanas de la muerte”, la flota de carros de lujo que mueven al presidente, sus familiares y sus amistades?

¿Realmente tendremos a un presidente que se quedará con la mitad del Batallón Presidencial para asegurar su seguridad, y que destina la otra mitad a reforzar la seguridad de la ciudadanía?

Muchos reaccionaron con escepticismo. Demasiadas veces nos han mentido.

Como era de esperar, Mauricio Funes se declaró ofendido. Cuando hablan de los excesivos lujos y símbolos de prepotencia que él exhibe, el presidente lo (re)siente como crítica personal. Y lo es. Entonces, agarra los micrófonos y se le echa encima a usted: ¿Cómo se atreve Quijano a hacer este tipo de propuestas, cuando como candidato ocupa todo un dispositivo de seguridad de la PNC, con 15 efectivos y cuatro oficiales?, grita el señor presidente, visiblemente agitado y encachimbado...

Pero con este exabrupto, el presidente de la República le tiró un pase divino para que usted le meta gol. Sólo hubiera tenido que envolver en papel de regalo a los policías, los oficiales y demás recursos del gobierno asignados a su seguridad – ya mandarlos al presidente con una nota: Señor, tiene razón, no necesito que el gobierno me cuide.

Y para rematar, usted hubiera mandado de una sola vez de regreso a su labores normales a todos los agentes del CAM asignados a su seguridad. Se hubiera quedado con su propia seguridad, pagada por su partido y su campaña. Hubiera dejado ahuevado a Funes, y a la vez mostrado que sus planes de austeridad no son pajas, sino hechos.

Sin embargo, en vez de agarrar esta pelota que torpemente le pasó el presidente, jugarla y meterla, usted se va a la defensiva y comienza a justificar: que esta escolta policial le corresponde por ley; que todos los candidatos la andan; que no son 15 sino menos; que no los ocupa todos los días, sino sólo el fin de semana...

Al mismo tiempo, los diputados de ARENA, un poco ahuevados y casi a escondidas, dan su voto para recetarse un bono navideño de 4 mil dólares. Otra oportunidad perdida de mostrar con hechos que la oposición va en serio con su discurso contra el despilfarro.

¿O será que estoy equivocado? Tal vez el cálculo ARENA era: Si no agarramos el bono, este dinero queda en la caja chica de Sigfrido Reyes y lo gastará en a saber qué barbaridad. Mejor cobremos los bonos, los juntamos, $4000 x 28= $112,000, y mandemos un cheque de este monto a un asilo de ancianos o huérfanos, para que celebren navidad.

Tal vez usted y su partido nos sorprenderán. Mientras tanto, me quedo escéptico, como el resto del país.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Carta al Tribunal Suprema Electoral

Estimados magistrados:
Ustedes no hicieron nada durante un año contra la campaña electoral adelantada, cuando sí era urgente que impusieran el cumplimento de la Ley. Ahora de repente les agarra la fiebre de intervención y comienzan a actuar... ¡de censores!

Ustedes se hacían los majes, cuando obviamente se estaba violando la ley y todos los partidos comenzaron sus campañas. Y hoy se hacen los fuertes cuando los partidos hacen lo que se hace en campaña electoral: resaltar las debilidades de los adversarios y las fortalezas del propio candidato y su programa. Tan fuertes se hacen que incluso emiten amenazas a los medios de comunicación, cuando ustedes sólo tienen autoridad de multar a los contendientes, no a los medios.

Aquí se ha creado una gran confusión con el término de “campaña sucia” que todo el mundo invoca. Claro que en esta campaña, como en todas, hay anuncios que son horribles, de forma y contenido. Hay que criticarlos, pero no para pedir censura, sino para aumentar el costo político para quien hace mal su campaña. El juez es el votante, no unos burócratas como ustedes.

En este sentido, yo he criticado duramente los dos spots de televisión de la señora Maritza Herrera Rebollo contra la participación electoral de Salvador Sánchez Cerén. Le dije a la señora y al partido ARENA que están equivocados: al candidato del Frente hay que criticar por las barbaridades que propone, por los atentados que su partido está cometiendo contra el orden democrático, no por su rol en la guerra contra un régimen que no dejaba espacio a la oposición. Ahora vienen ustedes y prohíben estos spots, amenazando a los medios a multarlos en caso que los siguen difundiendo.

Los prohíben argumentando que “únicamente a los partidos políticos o coaliciones contendientes” conservan el derecho de hacer propaganda utilizando los medios. Bueno, pero este párrafo del Código Electoral está hecho de la misma hule que el otro que por esto ustedes nunca aplican: el que prohíbe la propaganda electoral adelantada. La señora va a alegar lo mismo que alegan los partidos cuando pautan propaganda hasta un año antes del plazo legal: No estamos pidiendo el voto. La señora no está pidiendo el voto para nadie, por tanto (bajo la mismo lógica del TSE) no está haciendo propaganda electoral... Es más, señores magistrados, ella está haciendo exactamente los mismo que hace el presidente de la República con sus spots, como hace ALBA, y como hace el movimiento 5+ (que pide 5 años más para el Frente).

No estoy diciendo que hay que censurar estas campañas. Por lo contrario, para aplicar justicia pareja, no hay que censurar los spots de nadie. Si realmente son tan malos y causan tanto repudio en la población, que cada partido pague el costo de los spots malos que difunde. Pero en las urnas, no en el TSE...

Prohibieron otro spot, firmado por ARENA, de la manera que queda prohibido decir: “Un voto para Saca es un voto para el FMLN.” Bueno, esta frase puede ser correcta o no (yo coincido con ella),  ¿pero cómo se atreven a prohibirla?

Otro ejemplo: Ustedes ya prohibieron varios anuncios reclamando que usaban las fotos o los colores de otros candidatos. Okay, para esto parece que sí hay base legal. Entonces, viene ARENA y publica un anuncio con una silla vacía, diciendo que corresponde al candidato del FMLN, quien prefirió no participar en un evento junto con los demás candidatos. Y el TSE prohíbe este nuevo spot, diciendo que no se puede ni siquiera mencionar el nombre del adversario. ¿Cómo van a debatir sin referirse al contrincante? Esto es ridículo - pero a la vez autoritario y un abuso. Ustedes no son censores. No les corresponde juzgar si una campaña es negativa o positiva. Esto corresponde al votante. Para eso son las elecciones.

Dejen de jugar a jueces sobre la moral y la ética de otros. Además, les queda muy mal esta pose.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Comunicado conjunto de las pandillas de Noviembre 2013

[Este comunicado fue difundido el día 19 de noviembre 2013, mediante los mediadores del proceso de reducción de violencia. Paolo Luers]

LOS VOCEROS NACIONALES DE LAS PANDILLAS: MSX3, BARRIO 18, MAO-MAO, MAQUINA, MIRADA LOCOS, PRIVADAS Y PRIVADOS DE LIBERTAD DE ORIGEN COMUN; AL PUEBLO SALVADOREÑO Y DEMAS PUEBLOS DEL MUNDO, hacemos saber:
1-     Que han transcurrido  20 meses después del nueve de marzo de 2012, fecha en que dimos por  iniciado el proceso de tregua y de paz en El Salvador, mismo que ha permitido que un poco más de 4,800 vidas de salvadoreños hayan dejado de perderse hasta la fecha e igual cantidad de madres no tuvieran  que llorar la perdida de sus hijos, con lo cual ha quedado demostrado que un problema tan grave como el de la violencia social, si tiene solución. Siempre y cuando el proceso  tenga como cimientos la buena voluntad de todos los actores sociales y del Estado para superarla y se cambien las formas de enfrentarlo y las soluciones al problema se asuman con visión de país.

2-     Todos se aquejan hoy en día del incremento en los homicidios que se experimenta desde el mes de junio del corriente año, y como les resulta  más fácil, a las pandillas nos atribuyen toda la responsabilidad; inclusive, hasta el periodismo amarillista que nunca dio cinco por este proceso y lo ataco con fiereza para destruirlo hoy es caja de resonancia de ese lamento, ¿no sabemos si lo hacen con propósito de favorecer electoralmente a alguna de las opciones políticas en contienda?, lo que si es cierto, es que los que se expresaron en contra de este proceso y dijeron no creer en el; hoy nos cuestionan y acusan de que estamos abandonando nuestro compromiso con la tregua, que nos estamos retirando de ella, que hay grupos que no la acatan, de tener problemas internos y que por ello la situación se ha agravado y lo último y más absurdo: que hemos pactado con grupos políticos un incremento en los homicidios para los próximos meses; esto ya sobrepasa los niveles del sofismo y de nuestra tolerancia, sabemos que todo esto tiene como base una tendencia compulsiva a la mentira de personas que ante la incapacidad de reconocer sus  propios  errores dicen cualquier cosa para justificarse y utilizan para sustentar sus rumores, fuentes que no tienen ni el más mínimo de credenciales de credibilidad.

3-     Sobradas veces hemos reiterado nuestra buena voluntad y el compromiso de la palabra que como caballeros asumimos con el país por medio de los facilitadores Monseñor Fabio Colindres y Raúl Mijango el nueve de marzo de 2012 y que luego reiteramos al Secretario General de la OEA José Miguel Insulsa en el mes de julio del mismo año. Incluso, hasta ofrecimos una nueva entrega voluntaria de armas para este próximo mes de diciembre y nadie nos tomó la palabra.

4-     La palabra y la buena voluntad comprometidas no han variado en lo más mínimo de nuestra parte; lo que sí ha variado de forma considerable es la actuación de algunos funcionarios, quienes en lugar de favorecer la continuidad del proceso se han dado a la tarea de boicotearlo, han ignorado su compromiso con los actores locales de apoyar a los Municipios Libres de Violencia, mantienen fuerte acoso y desestabilización en los centros penales con medidas arbitrarias,  han privilegiado el uso de la de la fuerza en lugar de la acción inteligente  y  por medio de “emisarios” se envían triples mensajes a los municipios y centros penales, unos de  intimidación, otros de exclusión y ofrecimientos indecorosos que por lealtad al proceso no podemos aceptar.

5-     Nosotros no tenemos ninguno de los problemas que se nos achacan, lo que si tenemos son problemas de comunicación,  coordinación y deterioro de la credibilidad en el proceso por algunas de nuestras influenciados por el discurso y la actuación gubernamental;  no obstante, estamos haciendo todo lo humanamente posible para crear mecanismos alternos de comunicación y coordinación para mantener vivo el proceso de paz y elevar la moral de nuestra bases en el sentido de generarles confianza en que un nuevo gobierno, con visión de país, sí tendrá la suficiente Valentía Moral de encarar como estadista la solución a este  grave problema, solución de la cual como ya hemos ofrecido antes,  también queremos ser parte.

6-     No nos corresponde a nosotros - porque no nos pagan para eso - pero en vista de que los encargados de hacerlo en lugar de generar confianza, tranquilidad y paz se han dado a la tarea de difundir falacias y rumores que generan zozobra, pánico, desesperación e intranquilidad en la ciudadanía; ante tal situación le  aclaramos a toda la población salvadoreña que nada de lo que les han dicho en últimos días los titulares de seguridad es cierto, las pandillas estamos más que firmes en nuestro compromiso y esperamos que muy pronto los mecanismos alternos que estamos creando tengan su efectividad y ello contribuya a la recuperación en la baja de homicidios a los niveles de los primeros 15 meses (5.5) o más si es posible, para asegurarle a toda la población el disfrute de una navidad con paz y tranquilidad y  un evento eleccionario el próximo año, ordenado, seguro y en paz.

El Salvador, 18 de noviembre de 2013.