Carta a los partidos que compiten con ARENA: Calladitos se ven mejor

Los voceros de Nuevas Ideas, Walter Araujo y Geovani Galeas (en su cancha en Orbita TV y La Pagina de Jorge Hernández) se dieron gusto en descalificar el debate de los 3 precandidatos de ARENA. Que no fue debate, dijo Galeas; y Walter Araujo dijo: Mientras no está en el escenario Bukele, no puede haber debate.

Y desde la esquina del Frente se escucharon críticas parecidas, por supuesto sin mencionar al alcalde de San Salvador.

A todos ellos más les convendría quedarse callados, por una simple razón: Por más deficiencias que se le puede señalar, este primer debate de ARENA (y todo su proceso interno) marca un estándar que ni el FMLN ni Nuevas Ideas pueden alcanzar.

Nuevas ideas es un movimiento creado alrededor de un líder único, y las primarias que convocaron serán un simple ejercicio de entronización de Él. Ahí no cabe ningún debate sobre concepciones divergentes, mucho menos una real contienda por el liderazgo. Nuevas Ideas ya tiene meses de vida, por lo menos en redes sociales, y no se le ha visto ni la sombra de debate interno, confrontación de ideas o disputas de liderazgo.

Aunque no se haya expresado con claridad en este primer debate de ARENA, nadie puede negar que en este partido tiene lugar una real disputa entre diferentes liderazgos con diferentes concepciones e intenciones. Y a pesar de cierto favoritismo por parte del COENA, por presión de la militancia es una contienda abierta, con voto secreto, donde nadie puede determinar quién va a ganar.

Y el FLMLN, ¿qué va hacer para ponerse a la altura o superar del ejemplo de democracia interna de ARENA? ¿Nos van a sorprender con un debate serio y abierto entre revolucionarios y reformistas, entre leninistas y socialdemócratas, sobre partido vertical versus partido democrático? Sería fantástico, pero nadie cree al Frente y su cúpula capaces de abrir estos debates – por lo menos mientras no se confirme en el 2019 la derrota definitiva de su proyecto político.

¿Alguien se puede imaginar a Gerson Martínez y Hugo Martínez rompiendo su silencio cómplice, que han mostrado a partir de las purgas de renovadores y disidentes en los años 90? Para ver en el Frente algo parecido a lo que sucede en ARENA, donde surgió un precandidato que tiene como tesis central que hay que cambiar el partido antes de cambiar al país, vamos a tener que esperar un par de años más. No tengo duda que vendrá el momento. No nos olvidemos: No fueron capaces de resolver las diferencias con Bukele por la vía del debate y de una elección primaria, sino prefirieron la vía de la expulsión.

Ni hablar de las primarias de los demás partidos que van a ser un simple trámite, sin ni siquiera el intento de debate.


Así que calladitos se ven mejor. Escuchen y aprendan.

Saludos,


Poco debate, mucho violín. Columna Transversal

No es fácil evaluar un debate, y mucho menos cuando el esquema escogido no permite un real debate. Entiendo la preocupación de los organizadores por posibles fisuras que podría provocar un debate real y más franco. Tendría un costo, aunque no creo que hubiera sido muy alto, conociendo a los contendientes —pero también tendría grandes beneficios, para el partido, para los candidatos, y para la cultura democrática del país.

Nadie quería presenciar un espectáculo tipo Circo Romano, como de los candidatos republicanos que se destazan mutuamente. Pero sí un debate que revele más sobre los candidatos, sobre todo sobre su carácter, su temple. Es confortante para el partido que hablen de unidad, pero los votantes necesitan que el debate revele las diferencias.

Tampoco ayudó mucho el tema que los organizadores habían escogido: “Reconciliación y Despolarización”. No es un tema que obliga a los candidatos a defender propuestas, más bien invita a sacar violines y decir frases políticamente correctas pero de poca consecuencia. Esperemos los otros dos debates con temas más concretos: empleo, seguridad, combate a la pobreza. Y tal vez con un moderador más acucioso.

Aplicaré a este debate un esquema de puntuación, para acercarme a una evaluación cuantificable. Es un esquema simple: En cada ronda de respuestas clasifico quien de los tres contendientes contestó mejor. La mejor respuesta obtiene 3 puntos, la menos lograda 1.

La pregunta sorpresa (cualidades de los dos otros contendientes):
Calleja 3; López 2; Simán 1.
La respuesta de Carlos Calleja fue la más franca y creíble.

La pregunta de Billy Sol (reconciliación):
Simán 3; López 2; Calleja 1.
Calleja sacó el violín, mientras Simán dio un viraje al tema, saliéndose de lo políticamente correcto: La historia de la persecución contra don Billy no requiere reconciliación, sino justicia.

La primera pregunta de Carlos Mayora (educación):
Simán 3, López 2, Calleja 1.
Carlos Calleja cometió un error: enfocó toda su respuesta en la labor de su Fundación Calleja, como modelo para la política de Educación del Estado. López enfocó mejor el problema, pero quedó corto con propuestas. Me gustó la manera en que Simán otra vez rompió el molde, completando su respuesta anterior, rechazando la vinculación de la educación con el tema de la reconciliación y enfocando en el miserable presente en educación. Al fin, nadie dio luces de cómo resolver el problema educativo.

Primera pregunta de Coralia Guerra (cómo llegar a acuerdo fiscal):
Calleja 3; Simán 2; López 1.
Personalmente me gustó más la respuesta agresiva de Simán, desnudando al gobierno del Frente. Pero fue más completa la respuesta de Calleja: “cero tolerancia” a la corrupción, auditorías de resultados. Ninguno de los 3 explicó cómo llegar a acuerdos con el FMLN. A lo mejor asumieron que no será posible. Tienen razón: No se trata de buscar acuerdos con los que tienen concepciones opuestas, sino de construir una mayoría social para una solución racional.

Pregunta de Rafael Domínguez (como acercar posiciones antagónicas):
Simán 3; López 2; Calleja 1.
Fue la pregunta donde más se lució Simán: No aceptó las premisas de la pregunta. Hizo buena defensa de su tesis que la polarización ideológica es un problema secundario, porque la gente está unida en su demanda de empleos, comida, salud y seguridad. Es más: Prefiere que las diferencias políticas e ideológicas sean claras, transparentes y debatidas, en vez de estar basadas en intereses corruptos. Calleja evadió la pregunta sobre el antagonismo.

Segunda pregunta de Coralia Guerra (violencia y reconciliación social):
Simán 3; Calleja 2; López 1.
Calleja señaló correctamente el problema de la politización de la PNC y la necesidad de un esquema de meritocracia en la PNC. Pero Simán dio una respuesta mucho más integral: El presidente tiene que asumir personalmente la dirección de la política de Seguridad —y liderar a su gabinete para asegurar que focalice todas las inversiones sociales en transformar los barrios, creando comunidades modelo. Una nueva definición de prevención…

Pregunta del moderador (reconciliación entre ciudadanos y clase política):
Simán 3; López 2; Calleja 1.
Simán enfocó correctamente en la necesidad de transparentar las diferencias políticas e ideológicas y de someterlas a debates honestos, y así recuperar la confianza de los ciudadanos en la política y los funcionarios. López dijo lo contrario: No más discusiones, pero enfocó correctamente en la necesidad de nombrar funcionarios capaces y honestos que escuchen a la población. Calleja sacó otra vez el violín, diciendo que ama al país y a sus hijos, y dio por un hecho que existe una “nueva ARENA” optimista y unida, pero sin decir cómo se diferencia de la ARENA” vieja.

Pregunta de Carlos Mayora (cómo sanar heridas y fisuras luego de las primarias):
Aquí doy 2 puntos a cada uno, porque básicamente dijeron lo mismo: Unidad, somos hermanos, nos comprometemos a trabajar con el ganador. Para tener un buen cierre, ya nadie habló de lo que hay que cambiar en ARENA. Gran orquesta de violines. Aplauso.

Resumen:
Javier Simán 20; Carlos Calleja 14; Gustavo López: 14.
No hubo vencido ni vencedor. Esperemos round 2 y 3, con más debate y profundidad, para ver quién de los tres realmente se perfila como candidato.

(El Diario de Hoy)


Carta a los partidos y otros poderes: Dejen de conspirar

Se está repitiendo la historia.

Cuando en el año 2015 le tocó a la Asamblea Legislativa elegir fiscal general, hubo oscuras negociaciones para asegurar la reelección del entonces titular Luis Martínez. Ni siquiera esperaron hasta que se inscribieran los demás candidatos, trataron de antemano de amarrar la reelección Luis Martínez. En estas negociaciones extraparlamentarias (porque no tuvieron lugar donde pertenecen, en la Asamblea), participaron dirigentes de todos los partidos, empresarios pudientes y otros que nunca dieron la cara. Más que negociaciones fueron conspiraciones. Los diputados de las diferentes fracciones comenzaron a recibir presiones de todo tipo para comprometerse con la reelección de Luis Martínez. Todo esto, antes de que comenzara el proceso formal dentro de la Asamblea.

Los que se opusieron a estas conspiraciones fueron blancos de ataques. Hubo incluso un intento de desbancar al entonces presidente de ARENA, Jorge Velado, porque insistía en un proceso transparente: Primero cerrar el ciclo de inscripción de candidatos, luego analizar la trayectoria, la independencia y la filosofía jurídica de cada uno, y al final escoger al profesional más idóneo.

Afortunadamente, la conspiración falló. Falló, porque sobre todo en ARENA se articuló resistencia a esta imposición (y también al intento del golpe de estado interno). Hubo diputados que marcaron con claridad una línea: No se puede votar por un corrupto. Johnny Wright dijo la frase: “Quien vota por un corrupto es corrupto, y yo sí quiero verle la cara a cualquier colega mío que esté dispuesto a votar por Luis Martínez, porque implicaría ser cómplice de la corrupción en nuestro país.” Y no se quedó solo. Al fin, Luis Martínez, a pesar de todas las presiones, no fue reelecto, sino más bien terminó preso, esperando su juicio por corrupción y manipulación de la justicia.

Luego de esta historia, extraña mucho escuchar a ciertos dirigentes políticos de diferentes partidos (algunos de ellos los mismos que trataron de imponer la reelección de Luis Martínez) a exigir desde ya la reelección del actual fiscal general – y meterla en el combo de repartición de poder. Ojo, no estoy diciendo que Douglas Meléndez es corrupto como Luis Martínez. Pero sí hay dudas en su capacidad de dirigir la fiscalía. Tampoco se trata de descartar la opción de la reelección. Si un funcionario es idóneo, que continúe. Pero solamente si es el más idóneo…

Hay que respetar el proceso. Hay que incentivar a los mejores profesionales del derecho a inscribirse como candidatos. No hay que discutir antes la reelección, porque esto desincentiva a los posibles candidatos.

Cuando se tenga los candidatos, hay que someterlos al más estricto escrutinio de su trayectoria y de sus propuestas. En este escrutinio entraría el actual fiscal con igualdad de condiciones. Pero no podemos tolerar que nuevamente estén tratando de amarrar esta elección antes de que formalmente arranque el proceso de inscripción y escrutinio de los candidatos.

Y sobre todo: La elección del fiscal no puede ser parte de las negociaciones para repartir el poder según las nuevas correlaciones de fuerzas en la Asamblea recién electa. No puede ser parte de las negociaciones sobre cómo conformar la directiva de la nueva Asamblea, ni de los sondeos sobre la futura composición de la Sala de lo Constitucional.


Como dijo Humberto Sáenz Marinero en el titular
de su última columna: “Los tendremos en la mira…”


Saludos,



(MAS! / El Diairio de Hoy)


El referéndum tico

Los ticos son locos. Siendo centroamericanos como nosotros, o sea aficionados de las vacaciones en la playa, eligen presidente el domingo de resurrección. Siempre en Costa Rica la segunda vuelta presidencial sufre alta abstención, porque muchos se quedaron sin candidato. Así que hubo consenso que esta vez, con casi todo el mundo en la playa y elresto en alguna montaña, la participación iba a ser bajísima. La cuestión solo era: ¿Aquién de los dos candidatos iba a favorecer la baja votación?

En la tarde del sábado comenzaron a circular en las redes fotos de enormes colas de vehículos regresando de las playas. Sobre todo en la Ruta 27, que conecta el Valle Central con las costas del Pacífico. Y en el Centro, con las ciudades de las provincias San José, Cartago, Heredia, y Alajuela, está concentrada la mayoría de los votantes, pero sobre todo la mayoría de los votantes liberales y socialdemócratas, progresistas y profesionales de Costa Rica. Cuando vi estas fotos, dejé de dudar que Carlos Alvarado iba a ganar. No porque estos sectores tengan amor al PAC, el partido gobernante no muy bien apreciado, sino por amor a las libertades y al pluralismo que vieron amenazados por un candidato que representa un fundamentalismo evangélico demasiado conservador para la cultura de tolerancia que caracteriza Costa Rica.

Fabricio Alvarado fue predicador de la secta evangélica fundada y conducida por el “apóstol de los apóstoles” Rony Cháves, a quien el candidato reconoce como su “guía espiritual”. Cháves es una figura controversial, por su manera de enriquecerse de su liderazgo religioso y por sus encendidas prédicas de odio contra la Iglesia Católica, las feministas y los homosexuales.



Pocas semanas antes de la primera ronda, Fabricio Alvarado y su partido evangélico Restauración Nacional no pasaron del 5% de aprobación popular. Esto cambió dramáticamente cuando en medio de la recta final de las campañas la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió una sentencia que obligaría a Costa Rica a permitir el matrimonio de parejas homosexuales. A muchos de los candidatos conservadores no les gustó esta sentencia, pero como buenos institucionalistas dijeron que la iban a respetar. El único candidato que anunció que antes de cumplir esta sentencia iba a sacar a Costa Rica de los convenios internacionales que crearon esta Corte fue Fabricio Alvarado. Y el único candidato que apoyó la sentencia fue Carlos Alvarado. A partir de ahí, estos dos candidatos se catapultaron a la segunda ronda.

Fabricio Alvarado y Restauración Nacional, alentados por su inesperado éxito en la primera ronda, convocaron a los ticos a convertir la segunda ronda en un referéndum contra el matrimonio homosexual y contra la educación sexual en las escuelas. Y alrededor de Carlos Alvarado, se comenzó a gestionar un movimiento, mucho más amplio que el partido del candidato, que aceptó el reto y dijo: Convirtamos la segunda ronda en un referéndum en pro de la tolerancia con las minorías sexuales, por los derechos de las mujeres y en defensa del Estado laico.

Muchos miembros y algunos dirigentes de Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana, en la primera ronda fuertemente enfrentados con el gobernante PAC, comenzaron a movilizarse, juntos con jóvenes, estudiantes, académicos, organizaciones de mujeres y movimientos de artistas, para ganar este referéndum contra el fundamentalismo conservador. Lograron involucrar no solo las bases de los partidos, sino sobre todo a muchos que ni siquiera habían votado en la primera ronda.

Carlos Alvarado

El candidato Carlos Alvarado hizo lo suyo y comenzó a hablar de un Gobierno de Unidad, flexibilizando muchas de las posiciones en materia de política fiscal, que habían marcado distancia entre el gobierno del PAC y la centroderecha de Costa Rica.

La movilización pluralista de la clase media urbana y liberal, encabezada por Carlos Alvarado, ganó el referéndum de manera contundente, con 60.79% del voto popular.

Ganaron en 5 de los 7 provincias, llegando en Heredia a 67% y en Cartago a 75%. Ganaron incluso en Guanacaste, con casi 59%, donde en primera vuelta salió triunfante Fabricio Alvarado.

Este resultado otorga a Carlos Alvarado un doble mandato: defender y consolidar los derechos humanos y sociales contra el ataque de los conservadores; y por otra parte, negociar con los demás partidos soluciones al problema fiscal del país. Sobre todo el segundo mandato va a poner a prueba la capacidad política de este escritor, periodista y ex ministro convertido en presidente de Costa Rica.

(EDH-Observadores)

 

Telegramas: Sólo preguntando

Tratemos de definir conceptos


A Nayib Bukele
: ¿Qué son las nuevas ideas de Nuevas Ideas? ¿Y si las del Frente son “viejas ideas”, qué son las de Dagoberto Gutiérrez que dice que el Frente es de derecha?

A Carlos Calleja:
¿Cuál es la nueva visión de Nueva Visión? ¿El “sueño salvadoreño” que invoca, qué es?

A Javier Simán
: ¿Cuál es el “cambio en ARENA” que usted dice que hay que hacer para que el país cambie?

A Gerson Martínez:
¿Qué quiere decir que el FMLN es “patrimonio del pueblo”?

A Oscar Ortiz:
Bukele les roba el show, votantes y hasta militantes con la palabra mágica “nuevas ideas”. Usted está exigiendo “nuevos paradigmas”. ¿Cuál es la diferencia?

A Miguel Pereira:
He revisado 2 meses de tuits suyos y no encontré ni un solo concepto sobre el cuál vale la pena hacerle una pregunta.

Sobre ‘nuevos medios’


A Fito Salume
: Usted compró una franja televisiva de 2 horas, de lunes a viernes, para emitir un noticiero y una entrevista con Sergio Méndez. ¿Para qué un empresario, que a la vez es dueño de un partido, hace esta inversión? ¿Es un aporte a la libertad de expresión o está en función de defender su monopolio?

A El Blog:
¿Por qué no informan a sus lectores quiénes son los dueños de su “medio de comunicación” y quiénes son los responsables editoriales de su contenido? ¿Por qué sus notas nunca llevan firma del autor?

Al Diario1:
¿Por qué no informan a sus lectores quiénes son los dueños de su “medio de comunicación” y quiénes son los responsables editoriales de su contenido? ¿Por qué sus notas nunca llevan firma del autor?

A El Salvador Times:
¿Por qué no informan a sus lectores quiénes son los dueños de su “medio de comunicación” y quiénes son los responsables editoriales de su contenido? ¿Por qué muchas de sus notas no llevan firma del autor?

Para no aburrir mis lectores: “medios” como Porttada hay docenas, y mientras no revelan quiénes están de detrás de ellos, hay que consumir sus notas asumiendo que son falsas, distorsionadas o parte de campañas políticas. O mejor no consumirlas…

Aquí una lista incompleta:

La Gaceta
Porttada
Ultima Hora

Datos y Opinión
Diario La Huella
El Salvador Leaks
La Noticia SV
Sociedad Civil
Confidencial
Noticias Menotty
ITR Noticias
Solo Noticias
GC Noticias

Lean con cuidado.
Saludos,

(MAS! / El Diario de Hoy)