Carta a los presidenciables (o que creen que lo son)

Estimados:

¡Dejen de jugar escondelero! ¡Pongan sus cartas sobre la mesa! De todos modos ya se sabe quienes en el FMLN y en ARENA se mueren por ser los ungidos...

Tener muchos personajes fuertes con hambre al poder puede ser un problema para un partido – o su salvación. Puede llevar a su destrucción, como casi le pasó a ARENA en el 2009. O puede convertirse en el motor necesario para transformar los partidos y para generar las ideas ganadoras.

Depende de cómo el partido defina las reglas. La regla que convierte las ambiciones personales en fuerza del partido se llama transparencia.

Por el bien del país, por el bien de la sana competencia entre partidos, entre ideas, pero también entre los líderes les reto a todos: ¡Sálganse del closet! Dejen de conspirar y hacerse los suizos – digan claramente que quieren ser presidente y qué quieren hacer con el país.

Comiencen una lucha abierta por la candidatura y por las ideas. Si las ideas sirven y ustedes las saben defender bien, su partido no se debilita ni se divide. Por lo contrario.

Imagínense un partido empieza a presentar a tres, cuatro o cinco hombres y mujeres capaces de asumir el liderazgo y la presidencia, con un proyecto político común, pero con estilos y prioridades diferentes.... Este partido gana. Por su apertura, por su transparencia, por su pluralidad, por su capacidad de administrar la diversidad y la competencia...

Así que por el bien de su propia ambición, pero también por el bien de su partido y del país, que necesita la competencia entre ideas, salgan del closet Hugo Martínez, Roberto Lorenzana, Salvador Sánchez Cerén, Sigfrido Reyes, Oscar Ortíz, o quienes más estén conspirando por la candidatura del FMLN. Salgan a la luz del debate público Hugo Barrera, Pancho Laínez, Ana Vilma de Escobar, Edwin Zamora y todos los caballos de sorpresa de ARENA.

Las candidaturas y liderazgos se ganan en el debate público, trabajando de cara a la gente, no conspirando. Tampoco se vale esconderse detrás de candidaturas que sólo sirven para derrotar a los demás contendientes para luego dar paso al candidato real. No vaya ser que las candidaturas de Sánchez Cerén o de Hugo Barrera sólo sirvan para luego sacar del sombrero a los ungidos que no se han enfrentado a las batallas.

Adelante, no tengan miedo. Que haya docenas de líderes y propuestas. El país los necesita.

Saludos a todos, Paolo Lüers

(Más!)

Más accidentes de tránsito y nadie hace nada al respecto

A 15 días del no tan noticioso lanzamiento del plan estratégico de seguridad vial, las cifras de accidentes de tránsito no bajan, lastimosamente esos choques se traducen en sufrimiento y dolor para muchas familias, siempre hay lesiones que lamentar y en el peor de los casos muertos, lo peor de todo es que sigo viendo la misma actitud por parte de las autoridades encargadas del tema, no hacen casi nada por evitar esta situación.

No hay día que no encontremos en las páginas de los rotativos una gran colisión o que los noticieros televisivos no trasmitan una nota sobre un aparatoso accidente. Las declaraciones de los agentes de tránsito la mayor parte de las veces son las siguientes: que el accidente se dio por exceso de velocidad o por imprudencia del conductor. De hecho estas son dos de las tres causas de porqué ocurren accidentes viales en El Salvador.

Sabiendo esto, siguen sin hacer nada en el plano operativo, es decir en las calles y autopistas. Lo que yo veo por parte de las autoridades competentes es un esfuerzo por argumentar con cifras la necesidad de invertir $3.5 millones de dólares disque para evitar más accidentes de tránsito, pero no tienen ni idea de cómo hacerlo.

Las autoridades consideran que las cifras se pueden reducir, si peatones y automovilistas respetan las normativas de tránsito. Por ejemplo, Valdemar Flores Murillo, subdirector de tránsito terrestre, consideró que es necesario que los automovilistas asuman con responsabilidad su rol en las calles al momento de conducir, esto es muy cierto, en un mundo donde opere la lógica y la forma correcta de hacer las cosas como norma de vida.

El Salvador no es el caso, tenemos que ser realistas, en un país donde impera una cultura machista del “más vivo”; donde por una extraña razón el conducir rápido y de forma agresiva es un gusto cotizado, donde no importa el tiempo de los demás conductores solo el de uno; donde hacemos un tercer carril en un embotellamiento para ganar un par de segundos, donde cruzamos a la izquierda sobre una doble amarilla en lugar de hacerlo por los lugares correctos, difícilmente veo como en el corto y mediano plazo logremos los conductores tomar conciencia de nuestro rol y las responsabilidades que eso conlleva.

Así que, las autoridades competentes deben tener una apuesta estratégica que vaya encaminada a hacer más difícil el hecho que ocurra un accidente de tránsito, la táctica a seguir es simple; salir a las calles y a las autopistas, poner controles permanentes pero en puntos estratégicos.

Por distintos puntos del país, la carretera Panamericana está siendo el escenario de aparatosos accidentes, por ejemplo el tramo de la carretera San Salvador – Santa Ana (ida y vuelta) del Kilómetro 35 al 42 es un sector de muchos accidentes, entonces: pongan un control de velocidad permanente en ese tramo; que sorpresa se van a llevar los carros, buses, camiones y rastras que vengan bajando el congo a toda velocidad y se encuentran con un reten controlando la velocidad, esto evitaría que ingresen a ese tramo a una velocidad irracional donde el menor error en el volante produce un accidente bestial, además por la forma en que manejamos acá, los retenes hasta serían rentables. Pero ojo cuando digo permanentes es literalmente, porque sino estamos jugando a Pepito y el lobo, hay cosas que no las vamos a aprender sino es con el garrote, y conducir correctamente es una de ellas.

Otro ejemplo es el tramo de la carretera Panamericana conocido como Los Chorros, los automovilistas ya sean carros, buses, microbuses, camiones, etc., suben y no se diga bajan como si fuera un auténtico rally, la mayor parte de las veces hay un reten a la salida de Santa Tecla, yo me pregunto ¿de qué sirve un reten policial ahí? Ciertamente no es muy útil para reducir los accidentes, el reten debe estar a mitad del camino, donde permita controlar que el automotor traiga una alta velocidad y que obligue al mismo a continuar el trayecto a una velocidad moderada. Así como estos dos ejemplos hay varios más sobre la mencionada carretera, si revisan las estadísticas se darán cuenta de cuáles son, entonces porqué no tomar cartas en el asunto.

Por último, no sé si sólo los policías de tránsito pueden imponer esquelas, sí esto es así debe cambiar, porque es tan frustrante ver como los automovilistas cometen faltas dentro de las ciudades frente a un policía y este no puede hacer nada al respecto, he visto microbuses sobrepasar en sentido contrario y a la par va una patrulla del 911 que no hace nada, he visto microbuses estacionarse por 5 minutos en una parada no reglamentaria e igual la policía no hace nada porque no es de tránsito, carros cruzando a la izquierda donde no es permitido y un agente policial ahí que tampoco hace nada porque no tiene el apellido “de tránsito”.

Comiencen a tomar cartas en el asunto, necesitamos acciones practicas que den resultados.

Carta a la conciencia de los diputados

Algo raro se está cocinando en la Asamblea: PCN y PDC están dispuestos a prestar sus votos al FMLN para que salga con la suya con un sistema de votación que mantiene el voto por bandera y de al traste con el derecho del votante de escoger libremente entre los candidatos propuestos por un partido.

El FMLN, en cambio, ofreció sus votos para otra reforma al código electoral para facilitarle al PCN y al PDC su supervivencia como partidos...

En el primer caso, nuevamente atentan contra la sentencia de la Sala de lo Constitucional, la cual precisamente declaró inconstitucional este sistema de votación, en el cual los partidos (y nos los votantes) deciden quienes de sus candidatos entran al parlamento. Esta nueva versión de la reforma es la misma que ya fue vetada por el presidente Funes por inconstitucional.

Con la segunda reforma (que facilita al PCN y al PDC su reinscripción), el problema no es que sea inconstitucional. Ahí lo que salta a la vista es el inmenso oportunismo. Sobre todo del FMLN que durante meses ha mantenido férrea oposición a una legislación de este tipo. Ahora la apoya en un simple acto de compra-venta: les doy los votos del FMLN para el rescate del PDC y del PCN, y ustedes me dan sus votos para mandar al carajo a la Sala de lo Constitucional y al veto presidencial... y volvamos a aprobar un sistema de votación por banderas y listas controladas por las cúpulas. Aunque sea inconstitucional...

El PCN y el PDC, si realmente sellan este negocio, tal vez salvan sus partidos, pero pierden su legitimidad. Y el país pierde la oportunidad de una reforma electoral democrática.

Para el FMLN, el esquema de votos por bandera es esencial, ahí está en juego su concepción leninista del partido todopoderoso y del militante obediente. Para defender esto, están dispuestos a pagar cualquier precio: inconstitucionalidad, alianzas con adversarios, romper promesas y principios...

¿Y ARENA? Que alguien me explique porqué comprometió sus votos para una parte de este deal (el rescate de los partidos) sin tener vela en este entierro. ¿No se dan cuenta que es parte de un pacto del cual ellos no son parte? ¿No se dan cuenta que de esta manera asumen parte del costo político sin obtener nada? Ni para ellos ni para el país...

Diputados de todos los partidos: Piensen dos veces antes de sellar este negocio chuco.

Paolo Lüers

(Más!)

Venezuela: Lo que nos une

En los últimos años, Venezuela ha estado sumergida en profundas diferencias políticas que han fomentado el odio, la violencia, y un conflicto que nos impide avanzar. Los que promueven ese conflicto aspiran a una Venezuela resignada, silenciosa, sumisa; un país donde todos pensemos igual y el adversario es enemigo, donde sólo algunos ciudadanos disfrutan de todos los derechos.

Por eso es que hoy tenemos una Venezuela estancada. Un país paralizado, donde el progreso parece una palabra perversa y los sueños son aplastados por un Estado que aspira a controlarlo todo.

En Voluntad Popular nos hemos dedicado en los últimos años a caminar por el país, a visitar ciudades, pueblos, barrios y caseríos. En nuestros recorridos hemos escuchado a mucha gente, y nos hemos encontrado con un pueblo agobiado por sus necesidades y sus problemas. Venezolanos con pensamientos, orígenes, visiones y opiniones diversas; pero todos con algo en común: el sueño de un país diferente, con el que yo también sueño. Una Venezuela mejor.

Ese país que soñamos es un lugar donde todos tengan oportunidad de un empleo digno para superarse. Una Venezuela que sea una cuna de emprendedores y creativos, donde se genere empleo de calidad y se respete la propiedad privada.

Un país donde el Estado no pretenda sólo aliviar la pobreza con planes sociales descoordinados, sino que aspire a derrotarla con soluciones estructurales.

Una Venezuela donde el Gobierno no someta a los ciudadanos a un trueque siniestro de cambiar un poco de libertad por la satisfacción de algunas necesidades puntuales.

Un país donde cada familia pueda tener la oportunidad de acceder a una vivienda digna y con servicios, donde construir verdaderos hogares.

Una Venezuela donde todos los niños y jóvenes, hasta los 17 años, tengan siempre un pupitre y una beca disponible en una escuela; y que todas las escuelas impartan educación de buena calidad.

Un país donde la riqueza petrolera sea una palanca de desarrollo para el tejido industrial, para que los emprendedores se conviertan en empresarios, las pequeñas empresas puedan llegar a ser medianas, y las medianas, grandes.

Centenares de venezolanos me han repetido que sueñan con una Venezuela segura, donde podamos salir a las calles sin miedo y las madres no se despidan de sus hijos cada mañana con angustia, sin saber si los volverán a ver de vuelta en su casa.

Ese sueño es lo que nos une, la aspiración compartida de una mejor Venezuela. Esa es la idea que nos permitirá caminar rumbo al futuro, sin perder más tiempo en el conflicto estéril que nos estanca.

Somos millones los venezolanos convencidos de que soplan vientos de cambio. No es casualidad que justo a las puertas de nuestro bicentenario de Independencia se nos presente la oportunidad de dar el gran salto que necesitamos para lograr esa Venezuela que queremos. Un país solidario, próspero, seguro, soberano y democrático, que piense más en el futuro que en el pasado. Una Venezuela creativa, dinámica y emprendedora, que supere los vicios de siempre y se embarque en un camino que nos una a todos en una visión común de futuro.

Esa es la mejor Venezuela. Un país que mire al año 2012 y diga: Es tiempo de cambio, es hora de avanzar. Fuerza y fe, Venezuela.

Aprovecho la oportunidad para invitarlos el 28 de mayo a la presentación en Barquisimeto de una propuesta de futuro que ha sido discutida y construida con los venezolanos que hemos escuchado.

Una visión del país que queremos y que nos merecemos: La Mejor Venezuela.

(Leopoldo López es un político opositor venezolano, dirigente del partido naciente Voluntad Popular, ex-alcalde de Chacao)

Carta a mi amigo Dagoberto Reyes

Querido Dago:

así que te mandan al desierto. Eso decimos en Alemania cuando te mandan a la m... Te ‘trasladan’ a la embajada de Qatar, en el desierto de la península arábica...

Pensaba que era broma, hasta que leí el comunicado oficial: “El Ministerio de Relaciones Exteriores informa que el señor Dagoberto Reyes, actualmente contratado en el Consulado de Los Ángeles, California, será transferido a la representación diplomática del país en Qatar, a partir del mes de junio.”

Tal vez la gente no sepa que vos tenés como 20 años de dirigir la Casa de Cultura en Los Angeles, con una plaza adscrita al consulado. Esto tampoco lo sabe el dirigente del FMLN convertido por Funes en cónsul en Los Angeles, Walter Durán. Según él, la que tú tienes en Los Angeles es una “plaza fantasma”, lo que le da todo el derecho de mandarte a la m... – perdón, al desierto.

¡Que interesante que Cancillería traslada plazas fantasmas a otras embajadas! ¿O es invento de Durán? Entonces, ¿cómo es posible que el cónsul diga que vos tenés una plaza fantasma y cancillería diga que te trasladan?

Me parece más la explicación que me dan mis amigos en Los Angeles: Durán se quiere deshacer de vos para poner a algún fiel soldado del partido al cargo de la Casa de Cultura. Porque vos un viejo librepensador, un artista indomable, y no un militante del partido...

Claro que Durán no va a permitir que un ‘súbdito’ de él esté vinculado con una radio que critique el FMLN. Si él está ahí para cuidar los intereses del partido, no de la comunidad guanaca...

¿Y qué vas a hacer, Dago? Vas a ir al desierto para “fortalecer la presencia salvadoreña en Medio Oriente”, como reza el comunicado de Cancillería? ¿Vas a abrir una Casa de Cultura en el desierto arábico promoviendo pupusas, la poesía de Roque Dalton y los cuentos de barro entre los musulmanes?

¿O vas a mandar a la m... (perdón, al desierto) al cónsul y al canciller y seguir haciendo lo que siempre hiciste: encuentro cultural entre California y El Salvador.

Un abrazo de Paolo Lüers

(Más!)

La casa verde

Una casa u hogar verde no es una que la han pintado de verde, es una casa ecoeficiente y construida o modificada para tener una menor huella ecológica. Las casas verdes no son una moda, son una necesidad cada vez mayor de las ciudades modernas. No son un lujo, son el resultado de la necesidad.

Los economistas dicen que cuando la oferta disminuye y la demanda sube, los precios tienden a aumentar. Pues bien, la energía y el agua es un bien cada vez más escaso. y las necesidades de consumo de ambos recursos aumenta en nuestro hogares. Por tanto siempre tenderán a aumentar su precio. Ante este aumento y debido a que son necesidades básicas humanas, hay muchos gobiernos que han tratado de subsidiar estos recursos. Los subsidios siempre traen distorsiones, la mayoría de veces son perversos, por ayudar a unos perjudican a muchos.

El subsidio al precio del agua ha hecho que nunca la valoremos y pensamos que es un bien inagotable. El cambio en el tarifa de agua ha comenzado ha hacer que tomemos conciencia de su verdadero costo. El estado salvadoreño tiene que hacer mayores esfuerzos en la focalización de estos subsidios y de ser posible tratar de eliminarlos, esto crea graves y perjudiciales distorsiones. Las familias de escasos recursos tienen que ser exclusivamente quienes reciban algún tipo de compensación y no todos los demás que tenemos la urgencia de saber el verdadero precio del recurso.

Un esfuerzo significativo se tiene que hacer en buscar alternativas para la reducción del consumo, en la medida que esto sea posible. Este tipo de medidas y de innovaciones tecnologías sí deberían de ser subsidiadas, ya que no son medidas paliativas sino cambios estructurales.

Pero esto es desde el lado gubernamental. También nosotros, como ciudadanos, podemos ejercer estos cambios en nuestros hogares. Es necesario decir que las soluciones no son lujos, nuestra comunidad también puede cambiar para su propio beneficio. El almacenamiento adecuado de aguas lluvias puede darnos alternativas muy importantes para la utilización adecuada del agua.

Se pueden imaginar que toda el agua que cae sobre nuestros techo es desperdiciada en vez de utilizada. Estos significa que nuestra casa no es eficiente. Estos cambios no son solo necesarios, sino que además representan ahorros económicos significativos de largo plazo. Soluciones como aireadores para los grifos y servicios sanitarios más eficientes pueden representar hasta un 50% de ahorro en el consumo de agua potable.

Es necesario no solo mejorar el consumo de agua sino de energía eléctrica. La eficiencia energética es algo fundamental de cada uno de nuestros hogares, no solo tenemos que verificar el buen funcionamiento de nuestros aparatos eléctricos, sino que de la red interna de nuestra casa. El uso de focos LED puede reducir en uno 80% el gasto energético en iluminación. La utilización de radiadores solares en vez de calentadores eléctricos nos ahorraría un 100% del gasto en ese rubro.

Estas soluciones no son de la era espacial, son soluciones disponibles en El Salvador, son alternativas fundamentales para garantizar el futuro de nuestras ciudades. No son un lujo, no hay ninguna de estas alternativas que una familia de clases media no pueda financiar, es una cuestión de prioridades. Y son alternativas que comunidades de escaso recursos también puede implementar y tener mayor disponibilidad de los recursos.

Los proyectos de cooperación deberían de implementar medidas sustentables para la solución de los problemas habitacionales. Con eficiencia en el uso de agua y energía eléctrica. No se trata de inventar la rueda, se trata de utilizar la tecnología existente para obtener los beneficios que esperamos. Ciudades como Curitiba ya han trazado en el camino que Latinoamérica puede caminar, han seguido por ejemplo Bogota, será que El Salvador se atreve a caminar también por ahí. Comienza en tú casa.

Discurso y realidad

Observador Político
Paolo Lüers


|




En el ENADE, aquel encuentro de la empresa privada en marzo 2011, escuché el discurso del presidente Funes: palabras de conciliación, invitación al diálogo, señales de certidumbre al empresariado. Nada de los acostumbrados ataques a empresarios. Un presidente moderado.

En la posterior recepción, un amigo empresario, escuchando mis dudas sobre la serenidad del presidente, me insistió: "Tenés que darle el beneficio de la duda. No puedes salir mañana escribiendo que Funes está fingiendo esta moderación sólo porque no quiere que su invitado Obama encuentre un país polarizado. Te pido: No escribás sobre el tema, tenés que esperar a ver si Funes cumple..."

Le hice caso. No escribí sobre el discurso de Funes en ENADE ni sobre mis dudas y reservas. Esperé para ver si cumplía. No cumplió.

"No tengo ningún proyecto de aumento de impuestos en mi escritorio. No lo tengo, ni lo he pedido a ningún funcionario."

Entonces, si no ha encargado a sus ministros y asesores que preparen el impuesto de seguridad que el viernes pasado presentó a su Consejo Consultivo compuesto por 1 ex-presidente y los líderes de los partidos, ¿de dónde salió este proyecto de recaudar anualmente 120 millones de dólares a 2,000 contribuyentes afluentes? ¿Del cielo? ¿Del FMI?

"...lejos estoy de elevar a la Asamblea Legislativa un paquete impositivo para su consideración..."

Bueno, tal vez no un paquete, pero sí un impuesto nuevo. Ya bien elaborado, ya definido el monto: 360 millones de dólares en los tres años que le queda; ya definido a quienes se le va a cobrar: los 2 mil ricos. Significa un promedio de 180 mil dólares que cada uno de los 2 mil contribuyentes afectados pagará adicionalmente a los impuestos actuales.

Cuando puse estos números en facebook, un usuario que se identifica como José Mejía comentó literalmente: "Me vale ve... lo que pase después, con solo que hagan mierda a los ricos me sentiría mejor." Este señor capta perfectamente el concepto ideológico detrás de este 'impuesto a los ricos'. Saben que hará daño a la competitividad económica del país, pero cumple un objetivo populista: hace sentirse mejor a los resentidos sociales y frustrados.

"No hay ni habrá paquetes impositivos -y menos paquetazos, como algunos amigos que hoy nos acompaña aquí han calificado- mientras el Pacto Fiscal en su conjunto no sea tratado y acordado en el seno del Consejo Económico y Social."

Que yo sepa, ningún Pacto Fiscal se ha "tratado y acordado" en el Consejo Económico Social. Ni en el Consejo Consultivo. Ni por ningún otro mecanismo de concertación. Esto convierte la afirmación del presidente ante los empresarios en mentira.

"Antes de discutir la temática de si el país necesita más impuestos o dejar los que tiene, antes, señor Presidente de la ANEP, nos tenemos que poner de acuerdo sobre el país que queremos, nos tenemos que poner de acuerdo en las grandes apuestas macroeconómicas de mediano y largo plazo, nos tenemos que poner de acuerdo en la gestión pública que necesita altos componentes de transparencia y probidad, antes tenemos que discutir el gasto público, antes de eso tenemos que garantizar transparencia no solo de la gestión pública, sino que de la sociedad civil en su conjunto, y sólo después de eso podemos entrar a discutir la cuestión impositiva, la cuestión tributaria."

Yo este mismo día del ENADE le dije al mencionado presidente de ANEP, Carlos Enrique Araujo: "Vaya Carlos, ahora tenés cómo medir el valor de la palabra del presidente..."

Poco valor, diría hoy. No hay acuerdo sobre las grandes apuestas, ni siquiera hay grandes apuestas; hicieron una Ley de Acceso a la Información Pública, pero Casa Presidencial vetó que sea una Ley de Transparencia, y además vetó que cobre vigencia a corto plazo; no se ha discutido, por lo menos no con los sectores económicos ni con la oposición política, el gasto público - pero sí el presidente impone una discusión sobre un nuevo impuesto. Otra mentira, entonces.

"En un país presidencialista como el nuestro, contar con un gobernante que no gobierna pensando en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones, es una oportunidad sin antecedentes en nuestra historia reciente que no debemos desaprovechar."

¿Realmente contamos con un presidente que gobierna sin pensar en las próximas elecciones? Me permito expresar dudas. Claro que el presidente Funes está pensando en las perspectivas electorales los dos partidos (FMLN y GANA) que dan sostén a su gestión. Él talvez no todos los días piensa en elecciones, pero sus ministros sí. En cada decisión importante, en cada proyecto que afecta en los positivo o negativo a la población; en cada asignación de recursos, en cada inauguración de obras, sus ministros calculan el impacto electoral, el costo o el beneficio para su partido.

Lo que probablemente quiso decir el presidente, en un ataque de serenidad: Más que en la próximas elecciones pienso en la próxima encuesta que mide la popularidad del presidente...

(Todas las citas del presidente son de su discurso en el ENADE, como publicado en http://www.presidencia.gob.sv)

(El Diario de Hoy)

Certifica.com