Carta a los diputados que Funes quiere enjuiciar

Estimada Ana Vilma de Escobar, estimado Roberto D’Aubuisson:
Ustedes deberían renunciar voluntariamente al fuero que les da inmunidad – siempre cuando sean acusados de delitos que nada tienen que ver con su función de diputados. Si a usted, Ana Vilma, la agarran tirando balazos a un policía, renuncie a su fuero, sin discusión. Si a usted, Roberto, lo acusan de golpear a mujeres, despójese inmediatamente de la inmunidad. Por que esta protección es para que puedan ejercer su mandato popular con toda libertad, sin presiones, sin persecuciones, sin limitaciones impuestas por parte de ningún poder que no sea su conciencia.

Ningún diputado acusado de robos, actos violentos, delitos sexuales debería poder escudarse detrás de su fuero parlamentario. Pero todos tenemos que defender a cualquier diputado en el caso inconcebible que el presidente de la República lo quiera despojar de su fuero por haberlo criticado. Lastimosamente, no es un caso hipotético, sino muy real: Funes pidió a la Asamblea retirarles a ustedes dos de su fuero para poderlos enjuiciar por el crimen de Lesa majestad. Según él, ustedes han cometido el terrible delito de ofender a Su Majestad el Presidente, usando su nombre en vano – o sea, en relación a un Ferrari sin conductor chocado a horas de la madrugada...

Pero, supuestamente ya no tenemos majestades...

Lo que Funes intenta hacer contra ustedes, en contubernio con otro presidente majestuoso (el de la Asamblea), es un ataque al principio de la República, que va directamente al corazón de la función del diputado como representante del pueblo. La esencia republicana del parlamentarismo es la absoluta independencia del diputado electo por el pueblo frente al poder ejecutivo; y su irrestricta libertad de expresar crítica al ejecutivo, y a cualquier otro poder, constitucional o de facto. Y esto incluye al señor que habita en la casona en la Avenida Masferrerari Norte.

El hecho que este señor quiera despojar a ustedes dos de su fuero parlamentario para poderlos enjuiciar por opiniones y preguntas dirigidas a Su Majestad, es más que un capricho de estos que estábamos acostumbrados. Es un atentado a la institución del diputado, a la esencia del parlamentarismo. No podemos permitir un antecedente de que diputados sean despojados de su fuero por acciones dentro del ejercicio de la función para la cual fueron elegidos: controlar, criticar, cuestionar y limitar el poder ejecutivo. Defender a ustedes dos, Ana Vilma y Roberto, no es tomar partido entre derecha e izquierda, sino entre República o Autocracia. Lo que pasa a ustedes hoy, pasado mañana puede pasar a un diputado del FMLN, cuando gobierne la derecha.

El sólo hecho que algunos de sus colegas están apoyando este atentado de Mauricio Funes contra la institución del diputado es un escándalo. El presidente electo debería entrar en un serio debate con los diputados del FMLN, para convencerlos que desistan del intento de atacar a adversarios políticos, minando sus propios derechos. Si no, quedaría la sospecha que quieren continuar con la práctica de Funes de conspirar, desde Casa Presidencial, contra la institucionalidad del país.

Tal vez no fue lo más prudente lo que ustedes dijeron sobre el caso Ferrari. Pero usted, Roberto, sólo ha hecho preguntas irreverentes. Y usted, Ana Vilma, dijo lo que millones de salvadoreños han dicho en cafetines, oficinas, fábricas... Nada de esto puede dar pauta a despojarlos del fuero que protege el derecho de formularle al presidente preguntas u opiniones incómodas.

Les recomiendo que saquen de lo malo lo positivo: promuevan, desde la Asamblea, un debate serio sobre la inmunidad parlamentaria: la escandalosa que protege a pícaros y la indispensable que protege a los valientes.

Saludos, Paolo Lüers

PS: Ojo, censores gubernamentales: No estoy afirmando nada sobre el incidente del Ferrari, porque no me consta. Lo que sí me consta es que no he encontrado a ningún ciudadano que con convicción haya dicho: No pudo haber sido Funes, porque él no es así... 
(Más!/EDH)

Carta al nuevo ministro de Seguridad

Aun no sabemos quien es. Lamentablemente, el presidente electo todavía no ha nombrado al ministro tal vez más importante para el éxito o fracaso de su mandato.

Esto es un poco preocupante, ya que aumenta el peligro que el actual ministro Ricardo Perdomo siga cometiendo errores y disparates antes de entregar el mando. Por ejemplo, publicar “informes de inteligencia” a todas luces inventados, para preparar el terreno para decisiones con consecuencias fatales...

La única manera de prevenir el daño que puede causar es que el equipo de transición del gobierno entrante tome control de la situación mientras se definan los nuevos mandos en el Ministerio de Seguridad y la PNC.

Pero esta carta es para usted, el futuro responsable de la Seguridad Pública (llámese Oscar Ortiz, Jorge Meléndez, José Luis Merino, o Benito Lara, para sólo poner los nombres que yo he escuchado...). Usted tiene la oportunidad histórica de construir seguridad y paz sobre la base de la inversión social focalizada en los territorios conflictivos, la rehabilitación de las comunidades, la generación de oportunidades de reinserción – y de una policía profesional que persiga el delito de manera focalizada, sin redadas masivas ni represión a comunidades enteras, sino con inteligencia, eficiencia y justicia.

Para lograr esto, primero tiene que resistir la tentación de politizar las PNC. A largo plazo a ustedes no les conviene tener una policía al servicio de un proyecto partidario, sino más bien una policía al servicio de toda la sociedad. Sabemos que dentro del FMLN hay cabezas calientes que sueñan con convertir la PNC en un aparato de control político. Pero también hay en el Frente visionarios que sueñan con una policía que provee certidumbre y confianza.

Hay quienes temen que ustedes van a hacer pactos con las pandillas. No lo hagan. No hace falta. La reconciliación es una tarea de la sociedad civil, no del gobierno. Como gobierno, negocien con los alcaldes y los liderazgos comunales. Si ellos tienen capacidad de diseñar caminos de inserción de los
sectores que se encuentran al margen de la ley y de la vida productiva, ustedes como gobierno provéanlos de apoyos y recursos. Como Ministerio de Seguridad, premien a los municipios que desarrollen novedosos planes de reducción de violencia, prevención y reinserción. Así como otros ministerios crean concursos de “Pueblos Vivos” o “Municipios sin Analfabetismo”, usted promueva “Municipios sin Violencia” – pero no con puro discurso, sino con recursos y programas gubernamentales que transformen la realidad de estos lugares.

Hay otros que temen lo contrario: que ustedes van a destruir el proceso construido a partir de la tregua, para iniciar otro proceso que es más fácil de controlar. Sería un grave error. Los procesos de diálogo y mediación necesitan autonomía y sólo serán sostenibles cuando nacen de la sociedad civil. No pueden sustituirse por medidas controladas por el gobierno o un partido. Independientemente de las preferencias políticas de cada uno, todos los que estamos involucrados en el este proceso que inició con la tregua (incluyendo cientos de pandilleros, los mediadores, la Iniciativa Cristina por la Paz, y la Fundación Humanitaria) tenemos la plena disposición de trabajar de la mano con su gobierno si respeta la autonomía de estos esfuerzos. Y si está dispuesto a comprometer recursos para hacer sostenible la paz. Yo, por ejemplo, he apoyado este proceso de paz y felicitado al gobierno por su disposición de facilitarlo, a pesar de mi distancia crítica al gobierno de Funes.

Así que, futuro ministro, esperamos que sea un hombre de palabra, de coraje y de diálogo. Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Agenda de paz: Oposición venezolana ratifica ante UNASUR su disposición al diálogo. Con la carta de la MUD a UNASUR.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ratificó su intención de diálogo ante los cancilleres de Unasur, que estuvieron de visita en Venezuela este lunes, recordando que la utilidad del esfuerzo de
la organización sudamericana depende, esencialmente, de la buena voluntad del Gobierno nacional.
En el encuentro participaron Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD, Henry Ramos Allup (AD), Julio Borges (PJ), Omar Barboza (UNT), Andrés Velásquez (Causa R), Julio César Reyes (Avanzada Progresista), Edwin Luzardo (ABP), Roberto Enriquez (COPEI), Simón Calzadilla (MPV) y Luis Florido (Voluntad Popular).

La coalición de partidos ratificó su disposición "a un diálogo verdadero, con una agenda clara, en igualdad de condiciones y cuyo primer encuentro sea con transmisión en vivo en cadena nacional de radio y televisión". También considera necesario que haya "un tercero de buena fe que garantice,
facilite y de ser necesario medie, además debe ser escogido por ambas partes".

La Unidad valoró como un paso importante que entre la comisión de Unasur se escogieran a cancilleres de Colombia, Brasil y Ecuador, al tiempo que ratificaron la importancia de que también forme parte en una mesa de diálogo un representante del Vaticano.

En cuanto a la primera reunión que se realizó el pasado 25 de marzo, los miembros de la Unidad señalaron que aún no se ha producido un encuentro entre el Gobierno y los representantes estudiantiles, no ha cesado la represión, no ha cesado el tono amenazante del Ejecutivo y se destituyeron de sus cargos a los alcaldes de San Diego (Carabobo) y San Cristóbal (Táchira), así como a la diputada María Corina Machado. Es por ello que hicieron énfasis en que es necesario que el Gobierno haga un gesto de buena voluntad, no solo para contribuir en aliviar la conflictividad, sino también para abrir cambios creíbles de entendimiento. "Por nuestra parte estamos abiertos a escuchar planteamientos en igual sentido. No ha sido posible avanzar en este terreno", insistieron.

Es importante destacar que durante la reunión sostenida con este grupo diplomático los representantes de la Unidad fueron notificados que, contrariamente a las noticias conocidas, no ha sido designada una comisión integrada por tres cancilleres de la Unasur.

Agenda de paz

A pesar de lo expuesto, la MUD está dispuesta a plantear una agenda de paz para facilitar la discusión que concentraron en cuatro puntos. En primer lugar proponen una Ley de Amnistía con la cual se permitirá la libertad de los presos, el sobreseimiento de los encausados y el regreso de los exiliados.

En segundo lugar propone la creación de una Comisión Nacional de la Verdad Independiente, para establecer los hechos con claridad y confiabilidad para todos. Integradas por venezolanos de alto nivel y reconocida honorabilidad y capacidad, amplia y sin predominio de ningún sector.

También es necesario hacer un compromiso de la renovación equilibrada de los Poderes Públicos, recordando que tres de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral y el titular de la Contraloría General de la República están vencidos. En similar situación estarán a final de año las cabezas
del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo.

Por último la Mesa considera necesario la desmovilización y el desarme internacionalmente verificada de los grupos paramilitares y parapoliciales denominados "colectivos".

Aquí la carta que la MUD entregó a los cancilleros de UNASUR




Carta a Edwin Zamora y David Reyes

Queridos amigos:
Tengo entendido que ustedes dos son parte de la comisión que organiza el Congreso de Renovación de ARENA convocado para el 11 y 12 de abril. Más bien, que ustedes están metidos en esta comisión para garantizar que el evento verdaderamente sea el Congreso de la Renovación.

Yo voté en el 2012 por 3 diputados: ustedes dos y la Pica. Ustedes fueron el gancho, el pretexto, para poder votar por ARENA. O sea, los casi 300 mil votos que ustedes tres recibieron en la primera votación por cara fueron un mandato claro: renovar la política, empezando con el partido.

Por esto ahora les exijo que cumplan: Conviertan el Congreso en el punto de partida de la apertura y de la renovación del partido. Bueno, el punto de partida fue el 9 de marzo: la remontada que lograra ARENA, cosechando un mes de intensa y amplia movilización de sectores independientes y hasta críticos del partido en favor de una oposición renovada, plural y cohesionada en defensa de la libertad.

El Congreso tiene que ratificar e institucionalizar esta nueva dinámica entre partido y sociedad civil. Si ustedes ven este Congreso simplemente como un asunto interno del partido, la cagan. Se trata de convertir el congreso del partido en el Congreso de la oposición, incluyendo a todas las iniciativas ciudadanas que sacaron a ARENA del barranco, en que se había metido el 2 de febrero, luego de una campaña errática, cerrada, sectaria.

El hecho que el partido haya encargado a ustedes, conocidos renovadores, la preparación temática del Congreso, es una muestra que la puerta está abierta y que hay voluntad de renovar liderazgos, ideario y formas de hacer política. Entonces,  aprovechen al máximo esta oportunidad. Tal vez ustedes no representan la mayoría del partido como es actualmente, pero representan la mayoría del partido del futuro que necesitamos como contrapeso al intento del FMLN de transformar el sistema económico y político.

Repito: Lo que discutirá y decidirá este congreso no es asunto interno de ARENA. Dijeron que van a hacer consultas con sectores fuera del partido. ¡Qué bien!, pero esto no es suficiente. En el mismo Congreso deben estar representados y tener voz fuerte los sectores que ARENA tiene que atraer para construir mayoría.

La apertura y la renovación no la van a poder hacer introduciendo de repente la democracia interna al partido como es - y dejar decidir sólo a sus militantes. Primero hay que lograr la apertura, para que la democracia interna tenga sentido. ¿Qué significa esto en concreto? No son sólo las bases del partido actual que tienen que decidir sobre el nuevo COENA y luego sobre las candidaturas para alcaldes y diputados. Tienen que decidir entre todos que tienen que estar a bordo para la gran campaña del 2015: los movimientos de jóvenes dentro y fuera del partido, los 300, las iniciativas de profesionales. Y ustedes, que son los principales interlocutores con todos estos sectores, tienen la responsabilidad histórica de procurar que las puertas se abran aun más, y que representantes de los sectores aliados pueden entrar al partido, al COENA, y a las listas de concejales y diputados.

El Congreso tiene que convertirse en el inicio de una gran concertación entre el partido y el resto de esta amplia oposición social y política que hay que construir. En el Congreso se tienen que tomar las decisiones estratégicas: por ejemplo, acordar mecanismos confiables que garantizan que las listas para diputados sean abiertas, plurales y representativas de toda la oposición, no solo del núcleo militante del partido.

Tamaño paquete que les encargo, amigos. Pero para esto votamos por ustedes, para que cambien al partido y la política.

Un abrazo, Paolo Lüers
(Más!/EDH)