Carta a los magistrados electorales: o cumplen o se apartan

Estimados magistrados:
Aunque sigo pensando que ustedes, por dignidad, hubieran tenido que renunciar luego del desmadre de las últimas elecciones, no quiero insistir en esto. Primero, porque toda la gente que en aquella coyuntura pidió a gritos su renuncia ya están enfocados en otras crisis del país. Segundo, no quiero que me acusen de desestabilización del orden constitucional o cosas peores…

Pero ojo: No podemos ir a las siguientes elecciones sin sacar las lecciones de las últimas, que dejaron tan mal sabor y tantas dudas.


Ustedes son, por mandato constitucional, los rectores de los procesos electorales. Entonces, ¿por qué no hemos escuchado de ustedes qué es lo que hay que cambiar si queremos recuperar la confianza en la elecciones y en sus resultados?

Es cierto, los cambios legales los tiene que aprobar la Asamblea, pero la experticia, supuestamente, la tiene el TSE. De ustedes se espera que generen las propuestas técnicas y el impulso al debate sobre las reformas electorales pendientes. No hay tiempo que perder. La última vez su excusa fue que no había suficiente tiempo para adecuar los mecanismos electorales a las nuevas reglas emitidas por la Sala. Si no se apuran, en dos años van a decir lo mismo.

Las reformas hay que hacerlas ya. La más importante: la reforma constitucional para crear, por separado, una Corte Electoral y un Instituto Electoral a cargo de la organización de las elecciones ya no se puede hacer a tiempo para las elecciones legislativas del 2018, pero sí para las elecciones presidenciales, si logramos que esta Asamblea actual apruebe la reforma y la siguiente que salga electa en 2018 la ratifique.

Entonces, tarea #1: Diseñar la reforma constitucional. Exponerla al debate nacional y de la Asamblea. Nosotros, los ciudadanos y los medios, nos encargaremos de movilizar la opinión pública y presionar a los partidos para que la Asamblea no siga evadiendo su responsabilidad.

Tarea #2: Preparar la legislación pendiente para que el voto cruzado sea técnicamente manejable, transparente y confiable. Muchos recomiendan que para esto hay que introducir el voto digital. Pero esto no es la solución por la falta de confianza que todos tenemos en un mecanismo que, difícilmente, podemos controlar en todo su funcionamiento.

La mejor manera de hacer viable y transparente el voto por cara y el voto cruzado es la creación de distritos electorales más pequeños. Los problemas en el escrutinio se han dado en los departamentos grandes, donde compiten listas de hasta 24 candidatos. Si dividimos estos departamentos en distritos electorales, a los cuales le corresponden no más de 3 o 4 diputados, el voto por cara y el voto cruzado se vuelven perfectamente manejables y transparentes; y además tendríamos diputados que corresponden y rinden cuentas a una población específica.

Lo difícil es diseñar el mapa de distritos de una manera que todos tengan una cantidad comparable de votantes. En cada uno de los distritos los partidos competirán con planillas de 3 o 4 candidatos, y las papeletas serán manejables tanto para los votantes como para las Juntas Receptoras.

El voto computarizado se podrá implementar en un futuro, cuando se haya logrado recuperar plenamente la confianza ciudadana en los procesos electorales y en las autoridades que los administran y vigilan. Falta mucho para llegar a este futuro.

Tarea #3: La implementación de la sentencia de la Sala, que ordena que sean ciudadanos y no militantes partidarios que conformen las Juntas Receptoras de Votos y las Juntas Electorales Municipales y Departamentales. Ustedes tienen que tomar la iniciativa y diseñar un sistema de selección aleatoria de los ciudadanos que asuman estos cargos, así como la capacitación de los miles de ciudadanos que intervendrán en la ejecución de las elecciones.

Tarea #4: Volver a construir un sistema informático confiable para el escrutinio, o sea, resolver la falla principal de las últimas elecciones que tanta duda ha creado en los resultados. Esto implica tener el presupuesto adecuado para poder contratar una empresa de prestigio internacional, y efectuar la licitación de una manera transparente.

Si no se sienten capaces de cumplir con estas cuatro tareas, entonces de verdad mejor renuncien y dejen que otros más capacitados y visionarios asuman. Está en juego nada menos que la esencia del sistema democrático: la confiabilidad en las elecciones.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta al ministro de Economía: Mejor renuncie antes de que lo echen

Señor Tharsis Salomón López:
Usted ha logrado pasar casi desapercibido en el gobierno de Salvador Sánchez Cerén. Hizo noticias solo por dos cosas: El año pasado, cuando anunció que iba a quitar el subsidio al gas a unas 40 mil familias, y cuando inmediatamente Casa Presidencial le paró el tren, dejándole claro que solo porque le dieron un ministerio no significa que puede tomar decisiones sin consultar con la dirigencia del FMLN.



Y la segunda vez, este año, cuando le salió otro tiro por la culata: el despido de su gerente jurídico Daniel Ríos. Otra vez quedó en ridículo: La Sala le ordenó volver a instalarlo. ¿Cómo se le ocurrió que usted, que llegó al gobierno no por mérito, sino por “cuota” de GANA, tenía el derecho de remover, por caprichos personales, a uno de los pocos militantes del FMLN histórico que luego de los Acuerdos de Paz se había convertido en un excelente profesional de derecho? ¿Y no solamente a él, sino a todos los funcionarios que el Dr. Héctor Dada había llevado al ministerio por su trayectoria limpia y profesional?

Claro, Daniel Ríos tiene tres pecados originales: Proviene del ERP; ha aprendido a no ser sumiso, sino usar su propio criterio crítico; y estar casado con Bessy Ríos. A mi me dio ataque de risa, cuando me contaron cómo comenzó este lio. Bessy, muy a pesar de que su esposo trabajaba en su ministerio, publicó un artículo en El Faro criticándole el pésimo manejo del asunto del subsidio del gas. Y usted llamó a Daniel a su despacho para decirle que “pusiera quieta” a su esposa. No sé cómo es su esposa, señor ministro, y qué concepción tiene usted del matrimonio, pero la sola idea de que Bessy Ríos se deje “poner quieta” por su esposo, a órdenes de su jefe, es absolutamente risible.

Al no funcionarle esta movida, decidió mejor “poner quieto” a todo el ministerio: Despidió a Daniel Ríos y los mejores profesionales del equipo legal que él conducía, a la gerente de comunicaciones, y hasta a su principal asesor. Y como es costumbre de cobardes, pidió ayuda al poder real, o sea a una de las eminencias grises de Casa Presidencial: Marcos Rodríguez. Pidió a Rodríguez y su policía interna en la Secretaría de Transparencia a “investigar” a los funcionarios incómodos que había heredado en el ministerio. Fabricaron un “informe”, hecho por “investigadores” de Transparencia Activa – en base de este, procedieron a despedir a Daniel Ríos y a los demás.

Claro que esto no funciona así no más. A Ríos ya lo amparó la Sala de lo Constitucional, y tuvo que reinstalarlo, aunque se niegue a devolverle sus funciones como gerente jurídico. Los demás amparos están pendientes.

tharsisx¿Usted piensa que la gente del FMLN, espantados por la torpeza de su “ministro de cuota”, lo van a proteger? A su asesor, a quien echó del ministerio porque denunciaba sus raros manejos financieros y administrativos, ya lo jalaron a la Secretaría Técnica. Usted tal vez puede confiar en su cómplice Marcos Rodríguez, pero déjeme decirle: en el FMLN ya lo ven como carga – y van a ver cómo se deshacen de usted antes que todo el gobierno quede mal parado por sus caprichos…

¿Cómo explica usted que recibió millonarios préstamos del grupo ALBA para su empresa, cuando a su ministerio le toca regular los negocios de este grupo?

¿Cómo explica que en el ministerio se tuvieron que hacer carísimas remodelaciones, sólo porque usted se negó a usar el despacho ministerial si no le instalaban un elevador para llegar a la segunda planta? Al fin no instalaron el elevador, pero tuvieron que adecuar para usted una oficina en la planta baja – y por supuesto, un baño personal ministerial con mármol?

¿Cómo explica usted, ministro, los excesivos gastos en comidas, provenientes de los mejores restaurantes, para el ministro y sus reuniones?

¿Y cómo va a hacer cuando la Sala le ordene reinstalar a todos los funcionarios que usted ha despedido sin los procedimientos adecuados que manda la ley?

Lo mejor que puede hacer para el país, para su gobierno, e incluso para usted mismo, es renunciar.

Saludos,

 firma paolo 
(Mas!/El Diario de Hoy) 

Lea las dos columnas de Bessy Ríos sobre el tema:
El ministro y yo
El ministro y Yo – II


Carta la mujer que fue a marchar sola

Estimada Fernanda:
Todo comenzó cuando, en medio del caos generado por el paro al transporte y la incapacidad del gobierno de enfrentarlo, vos escribiste en tu cuenta en facebook: “Hagamos una manifestación en contra de estos incapaces!!! Aunque sea yo sola me voy mañana el redondel Masferrer. Es el colmo!!! El que quiera manifestarse en contra de estos acontecimientos, de estas políticas, de este gobierno, pues a la las 8 am nos vemos.”

Y fuiste. Sola. En el redondel, un muchacho te vio, leyó tu rótulo que decía “Hartos de sobrevivir. ¡Queremos vivir!”, y te hizo barra. Marcharon juntos.

Pero miles de gente que pasaron en carros o buses, te vieron. Tu foto apareció en cientos de cuentas de facebook y twitter, y luego en un matutino. Te hiciste famosa, porque supiste decir, en el momento adecuado, lo que todos piensan: “Hartos de sobrevivir. ¡Queremos vivir!” Este slogan ya nos queda…

Si hubieras logrado convencer a una y dos docenas de propios o ajenos a marchar con vos, menos impacto hubieras tenido. Hubieran dicho: Otra vez la derecha oligárquica queriendo desestabilizar el gobierno…

Pero una señora, además guapa y elegante como vos, marchando solo, no puede ser una acción conspiradora de ARENA, ANEP, la Sala, los medios, la oligarquía. Vos marchando sola, esto todo el mundo lo entendió inmediatamente como lo que es: Una ciudadana auténtica (madre, abuela, emprendedora…) diciendo: ¡Basta ya!

Y yo, por supuesto, orgullosísimo: la Fer, mi chera, mi ex bartender en La Ventana histórica, la que con dos palabras y una sonrisa puso quieto a los bolos que estaban buscando pleito conmigo – ella sola, otra vez con sonrisa, mandando un mensaje a los poderosos: “Hartos de sobrevivir. ¡Queremos vivir!”

fernanda galeano

En Alemania tenemos una palabra para esto: “Zivilcourage”, el coraje del ciudadano. Describe precisamente lo que vos hiciste: Te hartaste de tanta paja, de tanta mentira, de tanta politiquería, al punto que perdiste el miedo de hacerte la ridícula, el temor de que te reclamen, la prudencia de mejor quedarte callada.

A veces la acción simbólica y desafiante de una sola persona con “Zivilcourage” tiene más impacto que una manifestación arreglada, coordinada, masiva y ordenada, con gente acarreada. Lo auténtico y espontáneo de tu acción la convirtió en una bofetada a un gobierno, cuyo presidente estaba haciendo maletas para irse a Cuba en medio de la crisis, cuyo ministro de Seguridad regresó al país cuando todo pasó, y cuyos voceros de segundo y tercer nivel nos estaban dando paja.

¡Gracias, Fer! Tu amigo  
firma paolo
(MAS!/El Dierio de Hoy)