Carta a Mauricio Funes

Estimado presidente de la República:

Hoy le iba a felicitar por la buena noticia que recibimos ayer: la firma del Asocio de Crecimiento con el gobierno de Estados Unidos. Sobre todo porque incluirá un tercer socio: la empresa privada. Daba esperanza sólo pensar en la posibilidad de que estos tres socios trabajen juntos para identificar -y luego superar- los obstáculos que han frenado el crecimiento económico de nuestro país. Y que con el crecimiento iban a llegar los ingresos públicos para enfrentar la pobreza…

Lastimosamente esta felicitación es prematura. Lastimosamente usted mismo se encargó de destruir la ilusión. 

Para usar una imagen: Ayer quedó servida en Casa Presidencial una mesa para todos a sentarse y resolver los problemas del país. Pero antes de que los empresarios se sentaran en la mesa, usted (en un ataque de cólera) jaló el mantel y armó un nuevo berrinche. La mesa estaba servida, pero no habrá invitados. Va a comer solo.

El día después de la firma del Asocio, usted dio un discurso en Zacatecoluca, diciendo que sólo va a trabajar con los “buenos empresarios” y no con los gremiales ANEP, Cámara y ASI, que representan al sector privado. 

¿Y quienes son, según usted, los buenos empresarios? Y al mismo tiempo, usted da un nuevo giro de 180 grados: ayer todos estaban hablando de crecimiento, y hoy usted vuelve a hablar de aumento de impuestos. A pesar de que el gobierno de Estados Unidos, en el análisis de los obstáculos a remover, ya le dijo claramente que aumento de impuestos serían obstáculos adicionales.

¿Por qué usted trata nuevamente a dividir el sector privado entre “buenos empresarios” y “los malos dirigentes gremiales”? Es obvio que así no va a funcionar el Asocio. El mismo presidente Obama declaró al Diario de Hoy que el Asocio sólo funcionará si se incluye al sector empresarial. Tal vez a usted no le gustaron estas declaraciones de Obama, ni los esfuerzos de la embajadora de sentar en la mesa a los dirigentes de ANEP…

¿Entonces, presidente, en qué quedamos? ¿En las palabras de Obama o en las suyas?

¿Quiere usar el Asocio como instrumento a imponer aumento de impuestos o para fomentar el crecimiento? Es una de dos. 

¿Y porqué este ataque el día de hoy? Será para justificar que a la mesa del Asocio para el Crecimiento usted no va a invitar a los dirigentes de ANEP, porque no apoyan sus planes de aumentar impuestos? Si es así, el nacimiento del Asocio será un aborto.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!)

Carta a “nuestra oposición”

Estimados amigos:
El señor presidente les regañó. Esto no es nada nuevo, ya nos acostumbramos a los frecuentes exabruptos presidenciales, a veces contra los empresarios, a veces contra los partidos que no votan con el FMLN, a veces contra los medios de comunicación, a veces contra Fusades… 

No es de extrañar: Sólo demuestra que el presidente está siguiendo fielmente los lineamientos del partido oficial. Sólo convierte en política de Estado lo decretado por Medardo Gonzáles en la última convención del partido de gobierno: El enemigo que tiene que derrotar el FMLN son las “fuerzas oscurantistas que quieren detener las transformaciones sociales”: ANEP, ARENA, FUSADES y los grandes medios de comunicación.

Ahora el presidente de la República elevó esta confrontación a otro nivel: el de la mentira. En casa Presidencial, en una acto de Estado frente a todos los representantes de la comunidad internacional, aprovechando el informe presidencial sobre los daños y las pérdidas causados por el reciente diluvio, Mauricio Funes dijo: “Nuestra oposición nos pide que recortemos los gastos del Estado para hacer frente a la emergencia y la reconstrucción del país…”

Todo el mundo sabe que esto es mentira. No solo ustedes, los opositores en todas estas categorías definidas por Medardo González como “fuerzas oscurantistas” que hacen estorbo al FMLN y su gobierno, sino también los embajadores y otros dignatarios invitados saben perfectamente que cuando ANEP, Fusades, ARENA o los medios hablaron de la necesidad de recortar gastos, estaban hablando de los subsidios, de la flotilla de carros de lujo de Casa Presidencial, de las cuentas millonarias de propaganda a cargo de Polistepeque, del aumento de la planilla en Casa Presidencial.

Nadie en este país ha pedido al gobierno recortar “los gastos del estado para hacer frente a la emergencia y la reconstrucción”. Es más, muchos hemos criticado que el gobierno ni siquiera ha ejecutado la mayor parte de los fondos aprobados para la reconstrucción de los daños de los desastres anteriores.

¿Por qué pongo todo esto en una carta no al presidente, sino a “nuestra oposición”? Muy simple: No he escuchado respuesta de ustedes a este golpe bajo… Ya que todos ustedes están en la lista oficial de enemigos, mejor asuman el papel.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!)

Guardaparques e Investigación


Escrito por Carlos Martín hace casi 25 años en Argentina y sigue completamente valido para El Salvador actual...

Es indudable que el personal destacado en las áreas posee un importante bagaje de saber empírico, pero también es cierto que una parte considerable de esa información no suele incorporarse al proceso de gestión y  manejo. Es muy frecuente que los guardaparques sean los únicos que habitan en forma permanente en zonas remotas, con problemas de acceso, aprovisionamiento, comunicación, etc., pero esta presencia en el terreno aún no ha sido capitalizada en términos de la valiosa información técnica que permitiría obtener.

Incrementar la vinculación de los guardaparques con la investigación y el manejo técnico de las áreas, requiere  reconocer la importancia del producto a obtener y la necesidad de utilizar más abarcadamente y con mayor eficiencia los escasos recursos disponibles. La etapa siguiente estaría centrada--o al menos así ha ocurrido en Argentina en encontrar mecanismos y formas realistas y equilibradas que permitan establecer un nexo sólido y            estable. En este sentido hace unos años se llegó a idealizar una situación en la que los guardaparques estarían incluso habilitados para llevar a cabo sus propios proyectos de investigación. Por diversas razones la experiencia colapsó rápidamente (implicaba una distorsión de la función primaria, el personal carecía también de los medios y del asesoramiento profesional que requería el desarrollo de la experiencia).

Así, salvo casos aislados, el hecho de incluir la investigación como una de las funciones de los guardaparques es algo poco practicable dada la situación latinoamericana. La vinculación a la que me refiero es mucho más elemental, y está basada en la convicción de que puede obtenerse importante información acerca de lo que está pasando en los sistemas ecológicos, su estado de conservación, impactos, cambios, situación de componentes críticos, etc., de modo que ello complemente pero no interfiera con las funciones básicas y primarias de patrullaje, fiscalización o extensión, que tienen a su cargo los guardaparques.
            
Un trabajo técnico previo, realizado con una buena dosis de sentido común y práctico, es indispensable para desarrollar mecanismos apropiados y factibles que conduzcan a resultados exitosos.

La toma de datos debe priorizarse para cada área; la sistematización a través de la elaboración de planillas guía para toma de datos es esencial para homogeneizar la información y orientar la observación hacia lo que se estime más relevante; el monitoreo debe programarse y diseñarse cuidadosamente según los objetivos que se persigan; pequeñas guías de identificación de signos de la fauna o de especies u otros indicadores serán necesarios para asegurar o aumentar la confiabilidad de la información; un breve entrenamiento de campo de personal participante también aumentará la eficacia del proceso.

Algo fundamental es prever y organizar el destino de la información a obtener: quién, cómo y dónde se archivará; con qué periodicidad se analizarán los datos obtenidos; quién será el interlocutor técnico de los guardaparques durante el proceso; qué mecanismos de retroalimentación o devolución se prevén para mantener informado al personal acerca de los avances o resultados obtenidos. La capacitación también debería cumplir un papel importante en este proceso. No es sencillo ni espontáneo el hecho de extraer información de la naturaleza. Producir un salto cualitativo en la capacidad de observación del personal requerirá un paulatino esfuerzo de capacitación, orientado a reforzar conceptos ecológicos elementales, a incorporar los indicadores como una herramienta básica de trabajo, a conocer y practicar métodos básicos de monitoreo, etc.

No obstante esta larga lista de condiciones se trata en esencia de un proceso sencillo y de muy bajo costo, que  puede implementarse gradualmente comenzando con tareas muy simples como el monitoreo fotográfico de procesos de recuperación, la elaboración de planillas guía para tomar datos de especies críticas, o la instalación de algunas transectas para el monitoreo permanente de cambios de fauna o vegetación.

Queda mucho por andar, pero construir estos "puentes" está realmente a nuestro alcance. No se trata de proyectos ambiciosos ni costosos, es por el contrario una forma de obtener mayor rédito de nuestros sistemas operativos actuales. El esfuerzo que demande poner en marcha estos procesos es de todos modos muy poco frente a la multiplicación de conocimientos que significaría."

Fuente: “La investigación en las áreas protegidas”, por Carlos Martín (Jefe de Investigación Ecológica del Parque  Nacional Nahuel Huapi, Argentina). Flora, Fauna y Áreas Silvestres Año 1, No. 3: 11 – 14. 1987 (FAO, Oficina Regional, Santiago, Chile).

Columna transversal: Voto personal y voto de castigo

A esta altura, queda de manifiesto que la actual Asamblea es incapaz de hacer la reforma electoral como la Constitución manda. Es obvia la voluntad del FMLN de mantener vigente el sistema de voto por bandera, aunque fuera declarado inconstitucional por la Sala de lo Constitucional. Pero también en ARENA hay muchos que no están interesados en el sistema de votación directa por personas.
Para evitar que sean ellos los que paguen el costo político del fracaso de la reforma, los partidos han tratan de confundir a los votantes. Dicen que esta vez será demasiado complicado el voto. Dicen que el calendario electoral ya está demasiado avanzado para corregir las ilegalidades del sistema electoral. Proponen que ya no se revuelvan las aguas con tanta reforma, y que mejor se queden vigentes las reglas tradicionales…, para no confundir más a los pobres votantes. Acusan a los que exigen corregir la inconstitucionalidad de "poner en peligro las elecciones". Vaya cinismo: Son los partidos, sobre todo el FMLN, que han impedido que las reformas se hagan a tiempo.
La buena noticia: Ya no es tan chiche confundir a la gente. Hay un despertar de conciencia ciudadana que los partidos no entienden. Tal vez aún no en la población en general, pero sí en sectores cada vez más amplios y exigentes. Y para suerte del país y mala suerte de las direcciones partidarias, son precisamente los sectores claves para ganar o perder elecciones: los independientes, los jóvenes profesionales, la clase media urbana.
Estos sectores además son multiplicadores de opinión pública, porque se pronuncian, haciendo uso de sus libertades y de los nuevos medios digitales de comunicación. Han detectado el talón de Aquiles en el esquema anti-reforma de la partidocracia. Ya existe el derecho del voto directo, del voto por una persona específica, que tiene un perfil personal: o es esclavo de la disciplina partidaria, o tiene criterio propio y sentido de independencia, o se esconde detrás de un programa partidario, o tiene ideas propias…
Gracias a la presión ciudadana y la independencia de la Sala de lo Constitucional, existe una opción diferente al tradicional voto por banderas y listas partidarias: el voto por persona.
Los defensores de la partidocracia en el partido oficial (FMLN-GANA-PCN) se han dedicado a limitar al máximo el alcance de esta opción nueva del voto por persona, porque no quieren que los ciudadanos les corrijan la plana, o sea sus listas de candidatos que quieren imponer. De esto se trata todo este pleito por la reforma electoral.
Si no es que la Sala de lo Constitucional intervenga con una nueva sentencia a último momento, los defensores de la partidocracia habrán logrado evitar que el voto por persona se convierta en el mecanismo único que defina quiénes de los cientos de candidatos entren a la Asamblea. Pero no han podido erradicar del todo esta nueva opción, este nuevo derecho del ciudadano al voto directo por una persona de su preferencia y confianza.
Este es el talón de Aquiles de la partidocracia. A la par de las campañas partidarias ya están naciendo docenas de campañas paralelas de grupos de ciudadanos que dicen: "¡No voten por bandera! ¡Votemos por una persona, por un candidato con nombre y apellido!"
No importa cómo al final quede la ley electoral; no importa cómo quede al final la sentencia de la Corte; no importa lo que diga el Tribunal Electoral, y muchos menos importa lo que le digan los partidos: Una mayoría votará por persona, no por la bandera del partido. La misma amplia alianza de organizaciones ciudadanas de derecha como de izquierda, gremios empresariales y sindicatos, universitarios y fundaciones (e incluso de los sectores más democráticos dentro de los partidos), que empujó la Ley de Transparencia, la reforma electoral y otras reformas para consolidar la institucionalidad democrática, va a encargarse de promover que la mayoría haga uso de su derecho al voto por persona.
Los ejes centrales de la campaña ciudadana son muy simples: Los candidatos que se esconden detrás de una bandera y no quieren dar la cara, van a perder. Los candidatos loros que sólo repiten el programa de su partido, serán castigados en las urnas. Y los partidos que insistan en pedir el voto por bandera, ¡que se jodan! Perderán votos incluso entre las bases tradicionales.

(El Diario de Hoy)

Carta a los votantes

Estimados amigos:

Por más que los partidos, la Asamblea, el Tribunal Electoral y la Corte Suprema hagan para complicar las próximas elecciones para diputados, ¡no se dejen confundir!

Dicen que esta vez será demasiado complicado el voto. ¡Mentira! Es muy sencillo: Simplemente no voten por bandera, sino voten por una persona. Voten por un candidato, con nombre, apellido y cara.
No importa cómo al final quede la ley electoral; no importa cómo quede al final la sentencia de la Corte; no importa lo que diga el Tribunal Electoral - y muchos menos importa lo que le digan los partidos: Usted vota por el candidato que le gusta, no por la bandera del partido.

Todavía no sabemos cómo queda al final el mecanismo del conteo de voto. Existe el peligro que los partidos que insisten en el voto por la bandera se salgan con la suya y consigan que todos los votos por bandera sean votos a favor de los primeros candidatos en su lista. O puede ser que la Sala les corrija la plana y sólo entren los candidatos que más votos personales obtienen.

Pero lo que ya sabemos es: Existe, por primera vez, la opción de votar por el candidato de nuestra preferencia. Entonces, ¡háganlo! 

No importa cuál partido usted prefiere, debe haber dentro de sus candidatos algunos que le caen mal y que no han hecho bien su trabajo, y otros que les inspiran confianza. Voten por el que más confianza le inspire. Punto.

Así que no importa lo que lean en los periódicos, no se dejen confundir. No permitan que enreden una cosa muy simple: Vamos a votar por personas.

Los partidos que decidan pedir el voto por bandera, que se jodan: No voten por ellos.

Los candidatos que se esconden detrás de una bandera y no quieren dar la cara, ¡que se jodan! No voten por ninguno de ellos. Voten sólo por los candidatos que apoyan el voto por persona. 

Candidatos que sólo repiten el programa de su partido, como si fueran loros, ¡que se jodan! No voten por ellos. Sólo voten por candidatos que presentan propuestas, principios y voluntad de escuchar a los ciudadanos.

No hay pierde.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!)