Columna transversal: Un día de los inocentes en Texis, visitando al cartel

Hace un par de años, una pareja de Texistepeque hizo una reservación especial en La Ventana: querían celebrar su aniversario de bodas, y el regalo para el esposo era cenar en compañía mía. Resulta que es fiel lector de mis columnas y cartas. Me sentí extremadamente halagado.

Con mi esposa pasamos una noche muy agradable en compañía de Reina y Fito, pareja de pensionados que luego de toda una vida laboral en Estados Unidos viven su retiro en la casa que en el transcurso de décadas construyeron en su pueblo natal de Texistepeque. Discutimos de todo, nos reímos de todo, nos contaron de su trabajo a favor de su pueblo. El proyecto estrella de Fito: construir en una colina encima del pueblo una enorme cruz que proteja a las familias de Texis. Y el proyecto estrella de Reina: la gran fiesta bailable, dos veces al año (en mayo y en diciembre) para todos los viejos del pueblo.

Este encuentro en La Ventana fue precisamente cuando toda la prensa y farándula hablaban del tal Cartel de Texis - y cuando lo mencioné, Reina y Fito casi se murieron de chiste explicándome que “tal vez nosotros seamos el cartel”, montando bailes para los viejitos como lo cuentan en los narcocorridos de México.

Nos perdimos de vista, ya nunca supimos de Reina y Fito. Hasta la mañana del lunes pasado, cuando recibí una llamada de Texistepeque. Era Reina: “Quiero que lleguen hoy a Texistepeque. Hoy es el Día de los Inocentes, la fecha de nuestra fiesta para los viejos. Y tal vez sea la última, porque nosotros ya somos más viejos que nuestros invitados, y quien sabe si tendremos la fuerza de seguir haciendo  este trabajo. Queremos que lleguen.”

Dejamos de lado lo que estamos haciendo y fuimos a Texis.

Encontramos en la mera entrada al casco del pueblo la casa de Reina y Fito, una de esas casas que solo los ‘hermanos lejanos’ saben construir en los pueblos. A primera vista se nota: aquí están plasmados los sacrificios, pero también los sueños, de toda una larga vida de trabajo en el Norte. La casa de ensueño de una pareja que nunca se desprendió de su pueblo natal, con una gran terraza en el techo, y con una piscina rodeada de jardines tropicales. Y en medio de estos jardines, mesas y sillas para unos 200 invitados, una cocina móvil, una barra, el sonido de la fiesta. Y encima, arriba en el cerro, la cruz de 9 metros de alto que Fito construyó para su pueblo. “La única” manera de hacerlo era comprando todo el cerro… Bueno, lo compré.”

No es que Fito y Reina sean ricos. Nada de esto. Han trabajado duro en Estados Unidos, comenzando con todos los trabajos que los migrantes suelen hacer, haciéndolos bien para luego escalar a mejores “jobs…” Tienen sus buenas pensiones, invirtieron bien sus ahorros. Esto les permitió regresar a su pueblo y convertirse en sus modestos benefactores. Compraron el cerro, construyeron la cruz – y organizan mayo a mayo y diciembre a diciembre la fiesta bailable para la vejez…

Organizar suena fácil. Sentado en las sombras de este jardín, observé un ejército de voluntarios, comandados por Reina, arreglando todo, armando las mesas, poniendo las flores, preparando comida, recibiendo a cada uno de los invitados. La mayoría jóvenes de Texis y sus cantones, reclutados u contagiados por el entusiasmo de esta pareja de hermanos lejanos que han encontrado en su pueblo la paz y la felicidad.


Van llegando en parejas, en grupos, algunos solitos. Cada uno es recibido personalmente y escoltado a su silla. Otros voluntarios comienzan a servirles a cada uno un sorbete, pero igual hay cerveza. ¡Y música! Un desfile de todos los grupos musicales que existen en Texis, y existen bastantes. Muchos de los músicos lucen sus uniformes gracias al apoyo de Reina y Fito, y algunos incluso sus instrumentos. Luego la piñata más divertida que he visto en mi vida, con octogenarias mujeres dándole palo al muñeco como si fuera su infiel esposo. Sorbete sin límite, cerveza sin nunca terminar, música para bailar – y una cena exquisita, servida por los jóvenes del pueblo a los ancianos.

La familia Calderón Cerritos es una institución en Texis. El verdadero cartel. Nos despedimos de Reina y Fito. Su gran preocupación: ¿Quién mantendrá viva esta tradición de las fiestas bailables para los viejos de Texis?



(El Diario de Hoy)

Telegramas de fin del año


Benito Lara: No logro entender porqué no renuncias. De todos modos, ni siquiera te dejan dirigir el gabinete de seguridad ni tomar decisiones…

Presidente Sánchez Cerén: Primera tarea 2016: Vetar la “Ley Especial Mauricio Funes contra la Probidad”. Segunda: Rehacer su gabinete de Seguridad.

Marcos Rodríguez: No te van a relevar de CAPRES, ya que cumples fielmente la línea partidaria. ¿Pero no te sentirías más a gusto en la secretaría de propaganda del FMLN?

Comisionado Ramírez Landaverde: En caso que quedas en el cargo de jefe de la PNC, por lo menos dejes de dar declaraciones cuando nada tienes que decir (p.ej. caso Pacheco)

Junta Directiva de la Asamblea: Dennos una sola razón porqué los diputados y empleados de la Asamblea tienen seguro privado pagado con fondos públicos.

Diputados de la Asamblea: Por favor, quienes se niegan a aceptar el seguro médico privado “de choto”, que lo digan en publico. Si no, que se callen por siempre.

Canciller Hugo Martínez: Felicitaciones por lo de los migrantes cubanos. Tenga el valor de respaldar a los embajadores que realmente quieren apoyar a nuestro país.

Fracción de ARENA: Ya dieron el primer paso vetando la reelección del fiscal. Ahora no echen a perder todo eligiendo a alguien mediocre y gris. Sean audaces.

Francisco Flores: Pase lo que pase en tu caso penal, a la gente le debes una explicación sincera sobre lo de Taiwán. También a los que están sacando del hoyo a tu partido.

Migrantes salvadoreños: Lecciones de los éxodos de Siria y Cuba: Cuando la migración deja de ser clandestina y se vuelve masiva y visible, nadie la puede detener.

Jóvenes: No traten de adaptarse al ‘país que viene’. Viene lo que ustedes toleran - o lo que construyen. La generación de sus papás aceptó lo primero, y mire como estamos.

Jóvenes (2): El futuro del país se define en el 2018 y 2019. Para que sean ustedes que lo definan, tienen que empezar a disputar y ganarse el liderazgo hoy.

Feliz Año Nuevo para todos, 



(Mas!/El Diario de Hoy)






Carta al presidente: No puede seguir con el mismo gabinete

Estimado Salvador Sánchez Cerén:
Me imagino que no soy el primero que se lo diga: Su Gobierno no puede seguir así, el país no lo aguanta.

Hay unos ignorantes que ante la crisis del país le piden su renuncia a la Presidencia. Pero esto es propaganda barata. Los presidentes no pueden renunciar, pero si pueden (y deben) rehacer su Gobierno cuando está fallando. Usted tiene el mandato popular de gobernar, pero sus ministros, viceministros, secretarios y demás funcionarios del Ejecutivo sólo tienen el mandato suyo – y tienen que irse el día que usted llegue a la conclusión que no cumplen.

Luego de un año y medio es más que evidente quiénes son los funcionarios (y sus respectivas políticas) que han fallado y necesitan, con urgencia, sustitución.

Primero de todo, los responsables del desastre de Seguridad: el ministro de Seguridad Benito Lara, el comisionado presidencial para Seguridad Hato Hasbún; el director general de la PNC Mauricio Ramírez Landaverde.

¿Realmente necesita que le expliquen las razones? Los responsables de Seguridad consiguieron cerrar este año con más de 6,500 homicidios, o sea 2,700 homicidios más que en el 2014, y con más de 4 mil (!) homicidios más que en el 2013.

Los funcionarios, en los cuales usted depositó la misión más importante del Gobierno, la de enfrentar la violencia, son los corresponsables de un aumento de homicidios en un 70% en comparación al primer año de su Gobierno; y de un aumento dramático de 166% en comparación al año antes de asumir ustedes el Gobierno. Los números hablan.

¿Quiere que también le calcule el aumento en policías y soldados muertos del 2013 al 2014, y del 2014 al 2015? Saldrán aumentos porcentuales aun más dramáticos…


Las cabezas de su gabinete de Seguridad tienen que irse, para que usted pueda nombrar a funcionarios nuevos y darles la tarea de reformar todo el área Seguridad de cabeza a pies; PNC, inteligencia, Centros Penales – ya la parte inexistente de “Justicia” en el ministerio. ¿No sabe cómo hacer esto? Bueno, hable con uno de los dos amigos comunes que nos quedan. Una es la doctora Rodríguez, y el otro ya sabe quien es…
De paso sea dicho: Hato Hasbún tampoco le está funcionando en su otra función, la de secretario Presidencial de Gobernabilidad. Luego de años de funcionar Hato Hasbún como bombero, negociador, Fixer político, la relación con la empresa privada está tan mal o peor que al inicio de su Gobierno; el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana se ha convertido en un órgano del Ejecutivo y no logra incorporar las aspiraciones de la sociedad civil; y la creación de la Interpartidaria terminó en un aborto. Posiblemente todo esto no sea culpa de Hato Hasbún, más bien es expresión de la línea partidaria detrás de su Gobierno, pero ciertamente su Secretario de Gobernabilidad se ha desgastado con discursos y promesas irreales y ahora ya no puede concertar con nadie. Usted debería aprovechar las capacidades de Hato nombrándolo jefe de asesores de la Presidencia, en vez de seguirlo desgastando con misiones que no puede cumplir.

El otro cambio drástico que hace falta es la sustitución del presidente de CEPA por un profesional idóneo con capacidad técnica y vocación de concertación. Si usted no para la hemorragia de talentos en CEPA, las consecuencias para la competitividad del país serán desastrosas. Usted necesita nombrar a un presidente de CEPA que reconstruya el tejido administrativo y técnico de la institución, seriamente lesionada por los funcionarios que usted nombró en 2014.

Otro funcionario que no debería quedar en el 2016 es el viceministro de Transporte. Mauricio Funes y luego usted le han dado a este señor un poder dictatorial para hacer y deshacer en el sector transporte, sin concertaciones con los transportistas ni con los alcaldes. El SITRAMSS es solo la punta del iceberg de la crisis de transporte que Nelson García ha creado. La solución: facultar a Gerson Martínez, como jefe del MOP, a asumir la responsabilidad plena como ministro y a elegir a la persona adecuada para dirigir al VMT bajo su supervisión ministerial.

Se me acabó el espacio, pero igualmente debería sustituir a Tharsis López y buscar a un ministro de Economía. Quisieron poner a un ministro independiente del partido y terminaron instalando a uno dependiente de ALBA.

Si usted para inicio del 2016 hace estos cambios en su gabinete, combinado con una reformulación de las prioridades y las políticas públicas correspondientes, su Gobierno puede todavía lograr que el país, poquito a poquito, comience a mejorar. Si no, su presidencia, y con ella el país, su hundirá.

Un feliz año le desea



PS: Obviamente hay otros ministros deficientes que no menciono en esta carta. Es cuestión de prioridades.