LA CULTURA DE LA INVESTIGACIÓN

De datos tomados del Ranking Iberoamericano de Instituciones de Investigación (SCImago-Universia, 2007) se obtienen datos muy interesantes sobre la producción científica en los países tomados en cuenta por el estudio. España, Brasil y México son los países con mayor investigación (I+D), los otros países incluidos en el estudio son Argentina, Chile, Portugal, Venezuela, Cuba y Colombia. Se eligieron estos países por ser los de mayor producción científica de Latinoamérica. En cuanto a la producción científica mundial la encabezan Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Canadá y Alemania. El único país que de la región Centroamérica que aparecer citado en el Social Science Citation Index es Costa Rica. Lo cual refleja que en Centroamérica la producción científica es muy baja.

Al comenzar a escribir traté de investigar la producción científica salvadoreña, me ha sido imposible, porque no se ha investigado este tema. Pronto se ve el patrón en El Salvador, a la hora de tratar de hacer una publicación basándose en datos, estadísticas y análisis. No existe. Hay algunos pocos esfuerzos aislados de algunos centros de investigación, pero la realidad es que en el país, en términos generale, no se hace investigación. Algunas fundaciones hacen esfuerzos por realizar investigación, pero en general son esfuerzos aislados y puntales.
La política nacional de ciencia y tecnología, aunque interesante, es uno de esos tantos documentos que están bien realizados, pero no se llevan a la práctica. Y encima el presupuesto, con que cuenta el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, es ridículo, siendo el encargado de fomentar y liderar dicha política. Ya sé, muchos me argumentaran que un país como El Salvador, con tantas necesidades, no debería de invertir sus pocos recursos en ciencia. Error, precisamente comencé hablando del ejemplo de otros países que sí invierten en ciencia y tecnología y donde han dado soluciones ingeniosas y han logrado desarrollar el país. Ejemplo Brasil, centro ahora de la discusión sobre combustibles alternativos, firmando convenios con Estados Unidos y la Unión Europea. Todo por haber invertido en investigación sobre combustibles alternativos. Esta tecnología y conocimiento es ahora sumamente apetecida por los países más desarrollados.

En El Salvador padecemos tanto de este mal que Rene Nuñez, premiado en la conferencia marco sobre el Cambio Climático realizada hace unos años en Nueva Delhi, sigue siendo comidilla de discusión de unos cuantos y no se le da la relevancia científica que merece. Y eso que también ha recibido el Premio Nacional de Medio Ambiente y se le ha dado el título de Hijo Meritísimo de El Salvador, otorgado por la Asamblea Legislativa. Pero el apoyo concreto para explorar y desarrollar todas las aplicaciones prácticas de su proyecto todavía no se le dan.

No es necesario que nos remontemos a invenciones extraordinarias, pero la labor investigativa se ve como una perdida de tiempo y no como algo necesario. La empresa privada en El Salvador no valora tener como parte de sus equipos investigadores que puedan ayudarles a mejorar procesos, a contaminar menos. En fin no se han dado cuenta que son la herramienta básica para mejorar la rentabilidad de sus empresas y que no es necesario pagar sueldos de miseria a sus trabajadores, sino que hay que hacer más eficiente sus procesos.

La prensa también es un claro ejemplo de la poca labor investigativa en El Salvador. Que fácil es poner las palabras de uno contra las palabras de otros, y eso es lo que tenemos en nuestros noticieros y periódicos, unos dijeron y los otros respondieron. ¿Por que no presentar una buena investigación sobre las causas, las razones y las implicaciones de los hechos que están aconteciendo? ¿Por que no buscar la raíz del problema antes de reproducir la partidización política de los problemas? La presa tiene que unirse a un nuevo clima, donde la razón y los datos científicos nos puedan guiar hacia el desarrollo del país.

El gobierno es otra instancia donde se tiene que promover la investigación. Es difícil tomar decisiones sin saber los hechos y las causas. Esto pasa en la mayoría de ministerios salvadoreños, por ejemplo la policía, si no realiza una buena investigación, difícilmente será efectiva para bajar los índices de delincuencia. Para colmo de males, es sumamente difícil contar con datos actualizados. Si preguntan en el Ministerio de Educación por la matricula del año 2006, les dirán que no la tienen; si preguntan en el Ministerio de Medio Ambiente por el listado de áreas naturales protegida, les dirán que está en proceso de elaboración o les darán información vieja. Y no es que estos dos ministerios sean malos o que la gente que labora en ellos no sea competente, al contrario, el punto es que no hay una cultura de investigación y de manejo sistematizado de la información.

Es increíble el esfuerzo que se tiene que hacer para tratar de tener datos actualizados y creíbles sobre cualquier aspecto de la realidad salvadoreña, y aun así tenemos que tomar decisiones. No me extraña porque nos equivocamos tanto. Y al final resulta que cuando investigamos y los resultados no le gustan al ministro de turno, hasta hay que pedirle disculpas por decir la verdad y por haberla presentada científicamente.

En fin, necesitamos una buena política de investigación, una universidad con vocación académica científica, investigación judicial, investigación policial, investigación periodística, así tal vez vamos creando una cultura de investigación, en donde podamos tomar las decisiones basados en el conocimiento y la razón y no en la especulación y el supuesto.

O CAMBIO O ME CAMBIAN. REFLEXIONES SOBRE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

Sin duda que las próximas elecciones son muy importantes para el país, y es por eso que las declaraciones del Presidente Saca, en las que expresa el planteamiento estratégico que guiara al partido en el gobierno, me llenan de preocupación.

1- Plantear la campaña desde esta fecha, no sólo es ilegal, sino inapropiado por los efectos en la situación económica de los ciudadanos. Como ya ha sucedido antes, la campaña produce una cierta contracción económica, que afecta el bolsillo del ciudadano promedio. Si bien los indicadores macroeconómicos puedan mostrar una situación bonancible, a nivel de la experiencia individual y familiar de la mayoría de la población la situación es poco bonancible (ver las últimas encuestas). Si esto tiene algo de verdad, estará provocando que, a la hora de votar, el ciudadano tenga la percepción (y la realidad) que su situación económica esta peor, y las posibilidades de un voto de castigo aumentan.

2- Plantear sólo dos candidatos, para evitar una división del voto de la derecha como sucedió en Nicaragua, es sólo la mitad de la ecuación. Por las primeras declaraciones que se escuchan, los partidos que se plieguen a ese esquema no tienen nada que decir, ARENA decide y los demás le siguen. Creo que ARENA pierde la posibilidad de enriquecer su mensaje y plantear una amplia coalición no basada en el miedo, sino en una modernización de su oferta política para el país.
Pero más importante, provoca la unión en el campo de la izquierda, todo voto de castigo no tiene ninguna otra alternativa más que el FMLN, y así, aunque pierda la elección, el FMLN sale fortalecido; el solo en batalla contra toda la derecha, si pierde de todos modos está justificado y las estructuras internas se mantienen.

3- Me parece que el cambio de oferta política de ARENA es en el fondo lo que está en juego en esta elección. Querer plantear la misma oferta política de los últimos 20 años con sólo un nuevo disfraz mediático puede constituir la piedra angular de fracaso de ARENA. La absolutización del poder de los medios de comunicación puede convertirse en la razón para equivocar el análisis de la realidad y de allí al razonamiento de “si no ganamos las elecciones, hay otros medios extralegales para mantenerse en el poder”, sólo hay un pequeño paso.

ARENA -y me refiero no tanto al partido y sus estructuras, sino a los grupos de poder que lo mantienen y controlan- no quiere aceptar las consecuencias positivas de su discurso y trabajo de los últimos 20 años; el país tiene una crisis de crecimiento, como cualquier adolescente, desea mas de lo que le han ofrecido, no menos, aunque tenga dificultades para distinguir cual es el camino.
Al país se le ha ofrecido en el discurso de la derecha: democracia, estado de derecho, libertad, libre mercado con iguales oportunidades para todos, y seguridad. (¡La lista puede ampliarse!)

Se tiene la mala costumbre en el país de analizar en base a mínimos, de todo lo anterior tenemos mas logros comparados con hace 20 o 30 años, pero los ciudadanos de ahora ya no son los de hace 20 años, no me refiero sólo a la edad, sino más que todo a los cambios en la visión del mundo, que lentamente se ha ido modificando en las personas en estos veinte años, con el nuevo flujo acelerado de la información y la influencia de la migración.

Algo de esto es lo que ha pasado en las ultimas elecciones a lo largo y ancho de América Latina, y los que no lo han entendido han perdido. El siguiente error es creer “aquí no va a pasar eso”, posiblemente con un pensamiento secreto parecido a este “aquí la gente es tonta y la podemos volver a dormir con la campaña del miedo.” Cuídate de los idus de marzo, le dijo el ciego adivino a Cesar….

Necesitamos más democracia, no menos. Más estado de derecho, no menos. Más libre mercado con iguales oportunidades para todos, y no menos.
Más seguridad para todos, y no menos.

Cuando en lugar de más de cada categoría, de manera disimulada vamos ofreciendo menos, las condiciones están planteadas para que aparezca un encantador de serpientes que ofrezca mejorar la situación, aunque el resultado sea empeorarlo todo.

Menos democracia no da como resultado más democracia, da menos democracia; después, para que de más, hay que introducir una ruptura, una cisura en el proceso. Chávez en Venezuela siguió el esquema poco democrático que imperaba ya, lo mismo Correa en Ecuador, y así podríamos seguir analizando las otras categorías. ¿Y en base a qué pueden los antiguos actores políticos criticar a esos nuevos dirigentes populistas? Hay que cambiar todos esos actores políticos y ya ven lo que cuesta en tiempo y esfuerzos.

O cambio o me cambian. Me parece la frase resume la situación y allí radica lo grave de la situación.

4- ¿Que hacer?
Debe crearse una presión ciudadana para que ARENA S. A. DE C. V. y ARENA partido se aboquen a la discusión de fondo de este problema y dejen de creer que todo es sólo cuestión de millones de dólares. Cada quien en su esfera de influencia debe propiciar la discusión de estos temas trascendentales para el futuro del país, hay que tratar de organizar grupos que discutan ampliamente los temas.

No se debe iniciar la campaña tan temprano, respetar los plazos legales.

Fortalecer y apoyar con los medios necesarios a los partidos PDC, CD, FDR, para que al principio de manera individual y después de manera coaligada elaboren una plataforma electoral de izquierda democrática, con un candidato creíble, de alto nivel, que pueda captar parte del voto de castigo y del espectro amplio de los independientes. ¡No un apéndice a ARENA! Con libertad absoluta para decidir, si no es así, no va a funcionar.

El esquema anterior podría tener efectos post electorales. En caso que pierda el FMLN, si la “Coalición” obtiene buenos resultados, eso permitiría que el sector del FMLN mas cercano al de la Coalición podría dar la lucha interna, sabiendo que hay un partido al que pueden irse, si son desplazados por las estructuras dominantes en el FMLN; además los buenos resultados de la Coalición con un discurso distinto al Frente serian argumento para pedirle cuentas a la dirigencia del Frente.

Seguir apostándole a la radicalización del Frente, con la variable Chávez-dinero que existe actualmente, es poco menos que suicida. Hay que leer correctamente la realidad, no con anteojeras ideológicas o de puro interés partidario. No olvidar los casos recientes en América Latina.

Caso que el Frente gane, habría una oposición que podría impedir el control absoluto de la Asamblea Legislativa, una oposición que podría tener la llave de la mayoría calificada, lo cual para el desarrollo democrático es bueno. Claro, también puede darse esa situación si gana ARENA, por eso dije antes: más democracia, no menos.

Columna transversal: DON PACO Y LA TRAGEDIA DE LA POSGUERRA

Hace un año murió don Paco. Lo asesinaron con lujo de barbarie, junto a su esposa Juana, en su casa en el barrio La Cruz de Suchitoto. Un domingo 2 de julio. Cuando me lo contaron, no lo pude creer. Francisco Manzanares -o don Paco, como todos lo conocíamos en Suchitoto- era de la gente que uno no se puede imaginar involucrado en un crimen salvaje: ni como victimario, ni como víctima. Era demasiado buena gente para que alguien le quisiera hacer daño. Hablo de él, porque era mi amigo, mientras que a su esposa solamente la vi dos o tres veces detrás del mostrador de su tienda. Niña Juana no era de muchas palabras o sonrisas, por lo menos no conmigo. “No con los amigos míos,” solía decir don Paco.

Todo lo contrario don Paco: un gran platicador. Era imposible cruzar el parque central de Suchitoto sin encontrarse con don Paco. Y era imposible encontrarse con este señor erecto de pelo blanco y ojos sonrientes sin sentarse junto a él en un banco, en la sombra de los árboles (que ya no existen, víctimas de la transformación del parque en plaza) y platicar de lo que había pasado en el mundo, en el país, en el pueblo. Su saludo siempre era algo como: “Don Paolo, ¿qué hay de nuevo? ¿Cómo está esto del cambio climático? ¿Cree que Hugo Chávez realmente es un revolucionario?” Y ahí platicamos, analizando la situación electoral, la guerra en Irak, la situación cada vez más deplorable del Frente, las maniobras de ARENA, la ineficiencia de la alcaldía de Suchitoto... Y siempre, en estas pláticas dominicales, don Paco al final dijo: “Pero, don Paolo, algo tenemos que hacer, si esto no puede seguir así. Pensemos en algo.”

Una vez, a finales del 2002, le hice una propuesta – y don Paco me la agarró con entusiasmo: “Pongamos alcalde, pues.” El Frente iba a lanzar, por tercera vez, a Isaías Sandoval, para no perder la alcaldía. Isaías era amigo de nosotros dos, nada en contra de él. Pero el mismo alcalde –“Ardillo” para sus amigos- en privado estaba diciendo que la ciudad ya necesitaba un cambio, ideas frescas, concertación. Que él era el alcalde de la reconstrucción, pero para lo que viene, la apuesta al desarrollo, se necesitaba otros líderes con otras ideas y capacidades. Entonces, comenzamos a trabajar -don Paco entre los activistas más decididos- en la candidatura de Chamba Acosta, gran amigo de los dos, bajo la bandera de los Renovadores. Don Paco feliz: Al fin había algo que hacer, había una perspectiva: una izquierda ciudadana, una izquierda civil, un equipo plural y dinámico de candidatos al concejo, ex guerrilleros como Dimas junto con personajes honorables del pueblo, como don Tilo Melgar, alcalde duartista muy respetado y recordado...

En esta campaña, don Paco tuvo que enfrentarse a su propia hija, Mariposa, la más ardiente y agresiva activista del FMLN en Suchitoto. Lo hizo con dignidad, con calma, hasta con humor, aunque los insultos por parte de su propia hija le dolieron. “Ella no es mala, don Paolito, ella es producto de la gran crisis de valores del Frente”, me dijo. “No quieren ver la realidad. No logran ser tolerantes. Se aferran a sus dogmas. Pobrecito el Frente, pobrecita mi hija...”

Hicimos una buena campaña, perdimos con dignidad. Isaías, al final, nos dio una horrible paliza – y una gran lección: Ganó y adoptó buena parte de nuestras propuestas. Condujo al Frente en Suchitoto al cambio que necesitaba, contra todas las resistencias, asegurando que en las siguientes elecciones, en 2006, los ortodoxos no lograran caer a “su” alcaldía. Isaías, el líder local de las FPL, hizo alianza con sus adversarios tradicionales de la RN, los dirigentes de la zona baja del Guazapa, los más renovadores en el partido. Produjo el cambio que Suchitoto necesitaba. Y don Paco, feliz. “Al fin triunfamos, Don Paolo”, me dijo - aunque yo no estaba tan seguro. Y con esta sonrisa suya en los ojos: “Otra vez se fregó la Mariposa...” –quien, claro está, era la propagandista más gritona de la campaña frustrada de la candidata ortodoxa en las primarias...

Pero don Paco no sólo andaba en asuntos de política. Era partícipe de cualquier iniciativa de ciudadanos para mejorar el pueblo: agua potable, cultura, fiestas patronales, salud, educación, deportes... Cada iniciativa ciudadana podía contar con el apoyo de este caballero, con su paciencia, con su bondad, con su sentido común y práctico.

Yo conocí a don Paco, cuando hice de Suchitoto mi segunda residencia, en 2001. La primera vez que platicamos fue en casa de Chamba Acosta. Me dijo: “Yo sé quien es usted: Anduvo en la guerra con mi hijo.” Y así nos hicimos amigos: platicando sobre Paquito Cutumay, músico y guerrero. Platicando también sobre cómo murió Paquito. Muerte trágica, muerte polémica. Yo no escondía al padre mi opinión: que Paquito andaba, ya terminada la guerra, en cosas terribles que tenían que ver con policías corruptos, extorsiones, secuestros. Los dos estábamos convencidos que Paquito fue víctima de sus errores políticos: El pensaba que era legítimo y necesario, en el nombre de la revolución, seguir con acciones clandestinas. “¿Usted piensa que mi hijo era un criminal, don Paolo? Dígame, porque usted lo conoció bien.” “No, Paquito actuaba y murió pensando que estaba cumpliendo un deber revolucionario. Muy equivocado, pero no criminal.”

También hablamos de la campaña que su hija Mariposa estaba levantando en todo el mundo por la muerte de su hermano. Para ella, Paquito era víctima de policías actuando como escuadrón de la muerte. Don Paco estaba dispuesto -con tristeza, pero con dignidad- a enfrentar la verdad: Su hijo no era víctima de la represión, sino de los errores e irresponsabilidades de la izquierda. Su muerte refleja la tragedia de la izquierda salvadoreña en los primeros años de paz: Cuando el ex guerrillero Paquito Cutumay muere en un tiroteo con la policía en San Miguel, tanto su acompañante y supuesto cómplice como uno de los policías que intentan detenerlos y terminan matando a Paquito, son policías ex-guerrilleros. Dos de los ex guerrilleros en la escena de la tragedia, Paquito y su amigo policía, bajo investigación por extorsión de una prominente familia de Ahuachapán, lugar donde el policía amigo de Paquito prestaba servicio; el otro, investigando los secuestros. Al final resultaron Paquito muerto y el investigador condenado por su muerte. No sé qué se hizo el tercero...

Y un hombre como don Paco, quien de San Miguel se mudó para Suchitoto, enfrentando esta tragedia. Un hijo muerto por no saber terminar la guerra y aceptar la paz. Una hija -y un FMLN- usando Paquito Cutumay como mártir, como héroe, como víctima de un régimen represivo que sigue manteniendo escuadrones de la muerte...

Lo que más deseaba Francisco Manzanares era que su hijo descansara en paz. Esto lo distanciaba definitivamente del Frente y de su propia hija. Trágica posguerra salvadoreña.

Cuando don Paco y su esposa Juana son asesinados en su casa-tienda en Suchitoto, el impacto en el pueblo es profundo. En todas las conversaciones en el pueblo se escucha dos frases: “¡Esto hay que parar ya! ¡No más violencia en Suchitoto!” El mismo domingo 2 de julio se junta un grupo de ciudadanos para organizar que el pueblo de Suchitoto se manifieste. Dirigentes de barrios, activistas feministas y religiosos, profesores, ciudadanos de Suchitoto convocan una marcha blanca. Nadie saben quienes asesinaron a los esposos Manzanares, pero todos sabemos que esto hay que parar.

Para no interferir con el entierro que está siendo planificado por la hija Mariposa en coordinación con el FMLN, la marcha blanca de la ciudadanía de Suchitoto contra la violencia se programa para el martes 5 de julio. El lunes -ya han llegado a Suchitoto miembros de la dirección del FMLN- la familia pospone el entierro. La nueva fecha coincide con la marcha ciudadana. El día 5 de julio, en el barrio La Cruz, cerca de la casa de Don Paco y Niña Juana, se forma la marcha blanca. Cientos de mujeres y hombres, más los alumnos de las escuelas con sus profesores, todos vestidos de blanco, comienzan su marcha silenciosa hacia el centro de la ciudad. Pero a medio camino hay un obstáculo que detiene la marcha: Frente al mercado municipal está parado un camión grande, adornado de enormes banderas del FMLN, con parlantes que a todo volumen llenan la ciudad con música “revolucionaria”, con consignas contra los escuadrones de la muerte, contra los “arenazis”, culpándolos de la muerte de don Paco y niña Juana. Detrás va el carro que lleva los dos ataúdes, también cubiertos de banderas del FMLN.

El muy pequeño, pero muy colorido, muy bullicioso, y muy “revolucionario” bloque alrededor del camión del FMLN no se mueve. Quieren agarrar la marcha blanca –los ciudadanos- como cola. La marcha blanca no quiere ser cola de nadie. El mismo Isaías, ex alcalde, caudillo del Frente, pero de su parte no ortodoxa, quien acompaña la marcha blanca, trata de negociar una solución. Imposible. El bloque del FMLN con los ataúdes no se mueve.

Resultado: los profesores mandan a los niños a sus casas o a las escuelas, la marcha blanca se dispersa. La marcha roja llega sola a la plaza, a la iglesia, a la misa. El pueblo, nuevamente ausente.

Desde entonces, un fantasma más recorre el mundo: La muerte de Don Paco y su esposa Juana como crímenes políticos, cometidos por los escuadrones de la muerte para detener al movimiento revolucionario. Este fantasma aparece en los comunicados del Frente, vuelve a aparecer en actos políticos en Venezuela, Alemania, Cuba...

Pobre don Paco. Así como a su hijo, no lo dejan en paz, ni después de su muerte. Lo vistieron de rojo, cuando él no era ni militante, ni simpatizante, sino un crítico del FMLN de la posguerra. Pidió paz para su hijo y ahora está obligado a recorrer el mundo, junto a su hijo Paquito, como fantasma, testigo de los miedos, las incapacidades, las obsesiones de un movimiento que trata de sobrevivir manteniendo vivas las leyendas y los mitos de los años de guerra.

Hoy, un año después, todavía no sabemos quiénes asesinaron a don Paco y su esposa. Los amigos de Don Paco en Suchitoto desean que su muerte se investigue hasta encontrar y castigar a los culpables, sean quienes sean. Que la verdad termine con las leyendas. Y que así don Paco, niña Juana y Paquito Cutumay pueden descansar en paz.

PD: El mismo día de la frustrada marcha blanca contra la violencia en Suchitoto, en San Salvador, frente a la Universidad de El Salvador, la Brigada Limón, reserva paramilitar de un sector del FMLN, asesina a dos policías. Uno de ellos hijo de una familia vinculada al movimiento guerrillero de los ochenta. Tragedia de la posguerra. En Suchitoto, el mismo día histórico 5 de julio, uno de los participantes del entierro de don Paco y niña Juana, uniformado de rojo, informó a gritos a sus correligionarios: “¡Compañeros, en estos momentos, fuera de la U la policía está reprimiendo una marcha! ¡Muerte a los Escuadrones de la Muerte!” Tragicomedia de la izquierda de la posguerra.

VOTO EN BLANCO

Para todos es claro que la carrera electoral ha iniciado desde hace varias semanas atrás, cada uno de los partidos políticos en contienda están comenzando a ejecutar distintas tácticas para la consecución de su estrategia.

Para el partido en el gobierno, el objetivo es seguir controlando el ejecutivo y tener mayoría en La Asamblea Legislativa. Para tal fin, apoyó la resolución del TSE de realizar las elecciones separadas, con lo cual se dejaba entrever una alianza con los partidos de “derecha” (PCN y PDC). La semana pasada el llamado ha sido público, se ha instado hacer un solo bloque contra el FMLN y CD.

La alianza ARENA-PCN o la triple alianza ARENA-PCN-PDC no han sido establecidas, pero tampoco se han descartado, aunque es claro que ARENA y PCN estarán, de alguna forma, juntos en las presidenciales.

Por su parte, el FMLN quiere llegar por primera vez al ejecutivo y ganar el control en La Asamblea. Para esto, desde hace mucho ha lanzado su táctica de oponerse a cualquier cosa que provenga de ARENA, y otra un poco mas razonable, atacar al gobierno de manera constante en tres áreas clave: corrupción, eficiencia y seguridad. Tal como lo cree la gente de la derecha, soy de la idea que el FMLN hará una alianza con el CD. Al FMLN le beneficiaría esta alianza para vender la idea de una izquierda democrática, al CD le ayudaría a sobrevivir electoralmente.

El PCN está siendo ambicioso en su estrategia, tratando de conseguir hasta la vicepresidencia, aparte de los puestos a los que ya estamos acostumbrados (Corte de Cuentas; presidencia de la Asamblea). Además siempre es un buen negocio el cheque de la deuda política.

El PDC busca convertirse en la tercera fuerza nacional, más allá de sobrevivir electoralmente, pero aun no sabe muy bien como hacerlo, no sabe si casarse con Will Salgado como candidato del PDC; si aliarse con ARENA; si hacerlo solo; si hacer un trío con Salgado y el FDR; si convertirse en parte de una alianza centrista entre PDC, FDR, CD y otros. Si Rodolfo Parker logra cohesionar nuevamente a todos los demócratas cristianos es muy probable que opten por irse solos.

Por ultimo nos queda el FDR, que no son ni chicha ni limonada, su objetivo declarado es convertirse en tercera fuerza política, pero en realidad andan buscando la superviviencia electoral, y la opción que se les ha planteado es el alcalde de San Miguel. Como se plantea el panorama, no es nada descabellado pensar que Will Salgado será el candidato del FDR. La justificación: definir a Will Salgado como el líder de una “derecha popular”. Cosa que no existe fuera de los movimientos fascistas. ¿O será más bien “derecha populista”?

A dos años de las elecciones este es el panorama: tres y a lo mucho cuatro candidatos a la presidencia. Tres nombres ya están sobre la mesa: Will Salgado, Mauricio Funes y René Figueroa. Para mi criterio, ninguno de los tres corresponde a las necesidades y potenciales del país. Ninguna tiene interés o capacidad de superar el esquema de polarización y mutuo bloqueo. Gane quien gane, mucho puede cambiar, pero este esquema seguiría intacto, igual o invertido. Y dudo que el PDC produzca una alternativa para resolver este problema.

Esto nos deja sin opciones a la hora de ir a votar en las presidenciales. Con esto no estoy sugiriendo el no votar, más bien es cuando todos los que estamos hartos de esta partidocracia debemos ir a las urnas y -¿porque no?- dejar el voto en blanco, emulando lo descrito por Saramago en su novela: Ensayo sobre la lucidez, en donde se dan unas elecciones en las cuales un alto porcentaje de la población deja la papeleta en blanco.

Para mucha gente dejar el voto en blanco es seguir el refrán que dice: el que calla otorga, pero creo que si hubiera un alto porcentaje de voto en blanco, como en la novela, los salvadoreños estaríamos mostrando el interés por el país, estaríamos diciendo que no estamos de acuerdo con esta partidocracia, en suma, que estamos hartos con la manera en que se hace política en el país.

Pero también creo que, aún cuando se de este resultado electoral, las conclusiones serán las mismas de la novela: la “lucidez” de nuestros políticos será la misma que describe Saramago, tildarán el voto masivo en blanco como un atentado a la democracia del país, y se lanzará una cacería de brujas, buscando tapar el sol con un dedo. Pero aún con este escenario creo que el voto en blanco es una manera viable y democrática de decir ESTAMOS HARTOS con el rumbo que tanto unos y otros le están dando al país.

Sería una manera clara de la mayoría para decir que no nos dejaremos gobernar por una minoría que no nos representa. Es cierto, es una ilusión, pero como bien decía Goethe: vivir en la idea significa hacer que lo imposible sea posible.