Cuando los jueces se expresan

En los últimos meses, este diario ha publicado artículos de miembros del poder judicial opinando acerca del procesamiento por delito de prevaricación contra el hasta hace poco magistrado instructor del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional. En uno de ellos una magistrada sostenía que su voto particular oponiéndose a la posición mayoritaria de la Sala de negar la competencia del juez instructor para investigar los delitos de lesa humanidad del franquismo no era prevaricar, sino simplemente discrepar. En otro, cinco magistrados se pronunciaban sobre el significado del procedimiento en democracia, en el que decían defender la independencia judicial frente a críticas externas dirigidas a algunos miembros del Tribunal Supremo favorables al procesamiento. Es evidente que en ambos casos estaban ejerciendo su derecho a la libertad de expresión. Ahora bien, de ningún modo quedan protegidas por la libertad de expresión aquellas resoluciones judiciales que deslizan expresiones injuriosas o reflexiones políticas o morales sobre el contenido de la ley que aplican, como ha sido el caso del pintoresco juez Calamita y sus consideraciones sobre la homosexualidad.

La cuestión más relevante que plantea el ejercicio de la libre expresión es su alcance y límites. Porque no es lo mismo que el juez emita opinión en el ejercicio de la función jurisdiccional que fuera de ella. Y de cómo se ejerza este derecho depende la garantía de la responsabilidad judicial, que es una consecuencia del principio constitucional de la independencia judicial, que ha de asegurar la libertad del juez, en ausencia de presiones externas e internas, para interpretar el Derecho conforme a la Constitución y la ley. Se trata de un presupuesto previo para el ejercicio responsable de sus derechos y deberes. Y es por ello que los jueces han de ser responsables precisamente porque son independientes, razón por la cual su libertad de expresión ha de quedar modulada cuando no impedida en tanto que miembros que son de un poder del Estado. Porque los jueces son servidores públicos sometidos a un estatus especial que les exige responsabilidad jurídica -que no política- por sus actos. El control disciplinario de éstos no les sustrae independencia sino todo lo contrario, la refuerza.

En el ejercicio de la función jurisdiccional, la independencia y la responsabilidad del juez se manifiestan en las resoluciones que adopta. Así, todo lo que de su contenido no permita o no coadyuve a una fundamentación de su decisión acorde con las reglas de la interpretación jurídica, resulta accesorio. Los juicios de valor o la emisión de opiniones sobre la ley aplicada pueden ser merecedores de censura jurídica y, en su caso, de responsabilidad disciplinaria o incluso más grave. Ha de ser así, porque en el ámbito jurisdiccional el juez representa al Estado, y éste solo espera del mismo la exteriorización de los argumentos en los que se apoya su resolución de acuerdo con las reglas de la razón jurídica.

Es por ello que en ejercicio estricto de la potestad jurisdiccional a través de sus decisiones, el juez carece de libertad de expresión; lo que el juez ejerce es la garantía de la tutela judicial que el ciudadano demanda del Estado de acuerdo con la libertad intelectual de la que ha de disponer para interpretar las normas aplicables al caso concreto. Una libertad que es la base de su independencia, un principio constitucional tributario de la suma que aportan su cultura jurídica, formación personal y vinculación a los valores de una sociedad democrática, como sujeto social que es. Porque el juez es un actor social con ideología. La función que ejerce en nombre del Estado le exige permeabilidad al contexto social en el que actúa; el poder que ejerce sobre la libertad y el patrimonio de sus conciudadanos no es un sacerdocio. Pero sus legítimas convicciones, sus filias y fobias, nunca deberán alterar la lógica de sus razonamientos.

Ya al margen de la función jurisdiccional, el juez recupera el ejercicio de su libertad de expresión en su condición de ciudadano activo. Pero la ha de ejercer acorde con los límites que le afectan como servidor público sujeto a un régimen jurídico especial. Ello le exige un deber de lealtad institucional, alejamiento de la controversia política del momento (por ejemplo, no participar en tertulias) y deferencia hacia la ley que es expresión del principio democrático. Sentado este requisito, el juez puede desarrollar a plenitud, y es deseable que lo haga, su actividad científica como profesional del Derecho, a extramuros de la potestad jurisdiccional y emitir opiniones con la debida autocontención, siempre que no lo haga prevaliéndose de su cargo. El juez no puede ignorar que su condición trasciende a la función que ejerce y ha de ser consciente que con sus actuaciones externas no puede quebrantar la confianza que, como recuerda el Tribunal Supremo (sentencia 14/7/1999), la sociedad le reclama como representante del Estado.

(El País, Madrid. El autor es catedrático de de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra.)

Las Cartas de Paolo: Carta al general Raul Isaías Baduel


Estimado Raul:

ya regresé a mi país, luego de dos semanas en tu querida Venezuela. Ya escribí y publiqué las historias de los personajes que tuve el privilegio de conocer y que me contaron sus vidas y sus sueños para transformar a Venezuela en lo que podría ser: un país que logra vencer la pobreza sin vender sus libertades...

Escribí la historia tuya y de mi encuentro contigo en la cárcel militar, donde te tiene Hugo Chávez, quien una vez fue tu amigo; quien junto contigo empezó una revolución para defender la libertad y la democracia; y quien luego te echó preso, porque vos todavía estás defendiendo la libertad, aunque ahora contra él...

La historia se llama “Héroe y traidor” y escribí otra sobre Iván Simonovis, quién está preso en otra cárcel peor que la tuya. Ambos, vos y él, están presos porque Chávez necesita reescribir la historia del golpe del 2002, en la cual él como “comandante en jefe” no hizo un papel muy decente ni heroico, mientras el comisario Iván y el general Baduel, en distintas trincheras, cumplieren su deber. Nada más. Vos reestableciendo el orden constitucional, llevando a Chávez de regreso al poder; Iván evitando un baño de sangre en las calles de Caracas.

Fingí ser tu ‘amigo personal’ para poder entrar en la cárcel militar, y en la tarde salí del fuerte Ramo Verde siéndolo de corazón.

Gracias, Raúl, por recibir y confiarme.

Paolo Lüers

(Publicado en el periódico Más!/El Salvador)

Construyendo la pista de aterrizaje para chavistas disidentes

Serie VENEZUELA SE JUEGA LA REPUBLICA, séptima entrega
Sábado 26 de Junio de 2010

  • Nace una oposición desde la izquierda
    Un pequeño partido con raíces en la izquierda histórica venezolana, hasta hace poco incómodo pero fiel aliado de Hugo Chávez, quiere modificar el mapa político venezolano. Se llama Patria Para Todos (PPT).
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

Hay que ir al grano

Hasta los hechos más impactantes parecen que no alcanzan a descarrilarnos de la rutina de las discusiones estériles. Ayer en un canal de televisión estaban discutiendo si los pandilleros son -o no son- aptos para ser resocializados; si son enfermos curables o enfermos incurables.

Este no es el punto. El individuo y su estado mental no es el punto. Se trata de crimen organizado, cuyas estructuras hay que derrotar y erradicar.

El problema no son los 15 mil locos metidos en pandillas e involucrados en crímenes de alto grado de violencia, ni tampoco los 15 mil jóvenes en peligro de contagiarse de esta locura.

Locos siempre hay. Esto es imposible cambiar. Violencia siempre hay, y habrá que seguir con los programas que a largo plazo pueden disminuir el potencial de violencia den la sociedad. Lo que hay que erradicar son las estructuras operativos, logísticas, de mando, de planificación de las pandillas. En esto hay que concentrarse. Si se logra quebrar estas estructuras, los miles de locos en las calles siempre serán locos y siempre serán un problema, pero ya no tuvieran las condiciones para andar matando sistemáticamente. Porque para que los locos maten como están matando en El Salvador, necesitan estructuras criminales que asegura impunidad, planificación, organización.

Está bien que haya programas para tratar de resocializar a los locos metidos en las pandillas. Son necesarios, al igual que los planes de prevención. Está bien que haya más policías en la calle para agarrar a los maleantes. Pero todo esto no es esencial para ganar la batalla contra el flagelo que padecemos.

Necesitamos leyes e instituciones que enfoquen toda la investigación, la inteligencia y el combate en las estructuras del crimen, no en el delincuente individual y el delito individual. El fin último no es meter preso a cualquier delincuente por cualquier delito particular, sino quebrar las estructuras de planificación, mando y financiación detrás que mantiene la maquinaria delincuencial - y que la hace eficiente y lucrativo.

¿Cuántas cabezas puede tener la serpiente? ¿Cuántos estrategas pueden tener las pandillas? ¿Cuántos expertos en lavar el pisto que sacan de extorsiones, secuestros y narcotráfico? ¿Cuántos mandos que pueden organizar acciones como la del bus de Mejicanos, o organizar la entrada de armas? A lo mejor, sumando a todos estos mandos y expertos, no son más de 500.

¿Qué tan difícil puede ser identificarlos? Los investigadores de la PNC dicen: sabemos quienes son, pero no podemos probarles nada. Ahí exactamente reside el problema.

Con las leyes que tenemos, con suerte podemos meter algunos de ellos en la cárcel, pero nunca destruir las estructuras. Para esto hay que hacer leyes adecuadas. Leyes antimafia. Leyes anti crimen organizado. Y hay que organizar de manera absolutamente diferente la policía criminal y la fiscalía, en grupos de trabajo (task forces) que enfocan en las estructuras, no en delitos parciales.

Ahora cada asesinato en Apopa se lo encargan a un fiscal diferente, en vez de olvidarse del principio ‘delito por delito’ y crear un ‘grupo de tarea Apopa’ que se dedica a investigar, de manera permanente y sistemática, todos los crímenes relacionados a las pandillas de Apopa, hasta que les pueden caer a las casas, a los carros, a las cuentas bancarias y a los jefes. No importa por qué delito. Por el delito que les pueden comprobar y que puede dar la pauta para decomisarles todos, hasta el reloj de la abuelita, el anillo de la hija, la camioneta de la suegra...

No importa si los 31 asesinatos en Apopa al fin se aclaren cada uno. Puede ser que no, lo esencial es que se desmantele la pandilla responsable de los 31 muertos comprobándoles lavado de dinero o cualquier otro delito. Al Capone mandó a cometer docenas de asesinatos. El FBI nunca le pudo comprobar ningún asesinato. Pero le echaron preso por evasión de impuestos y botaron la llave. Y desmantelaron su imperio criminal.

Eso hay que hacer. Si se logra esto, los miles de locos ya no serían un ‘ejército’, sino se reducen a un problema de sanidad pública manejable con una policía comunitaria bien entrenada. Sin estructura, sin mando, sin lavado de dinero, sin moral, los violentos pierden la capacidad de mantener el reino de miedo en que nos tienen ahora. Hay que quebrarles las estructuras y la moral.

El FBI sabe cómo organizar esto. Los fiscales anti mafia de Italia lo saben. No hay que tratar de inventar la pólvora en El Salvador.

(El Diario de Hoy)

Candidato a diputado en libertad condicional

Serie "Venezuela se juega la República", sexta entrega
Viernes 25 de Junio de 2010
  • Los presos polÍticos en la arena polÍtica
    Liderazgo hecho en la cárcel

    Cuando a Hugo Chávez lo echaron preso, luego del fracaso de su golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez, nadie hubiera apostado ni un cinco a su carrera política. No tenía ninguna. Era considerado un milico loco.
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

  • Entrevista a Richard Blanco
    Candidato a diputado en libertad condicional
    Yo sigo siendo preso político, porque recibí medidas cautelares. Estuve 8 meses preso, en una de las cárceles más peligrosas de Venezuela.
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

  • Entrevista a Andreina Blanco, estudiante, hija de Richard Blanco
    “No es la hora del relevo”
    Andreina Blanco, la captura de su padre la convirtió en activista política. Soy una muchacha de 22 años, estoy feliz en la universidad, y de repente me cayó esto de sorpresa.
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

  • GalerÍa de Fotos / Richard Blanco


Carta a los que gritan por la pena de muerte

Queridos compatriotas:

Todos estamos impactados por el nivel de locura que la violencia ha alcanzado. Emboscar y quemar a 15 personas al azar, pero en una ataque fríamente calculado, sobrepasa todos los límites.

Es lógico que este hecho provoca fuertes reacciones en toda la sociedad. Ante la falta de una respuesta sincera por parte del presidente y su gabinete, es comprensible que muchos ahora gritan por la pena de muerte.

Y políticos sin escrúpulos levantan esta bandera para GANAr puntos políticos con la desesperación de la gente.

Pedir la pena de muerte o el regreso de la dictadura militar no es una reacción racional, sino de pura desesperación.

La pena de muerte no resuelve nada. Por lo contrario, causaría graves problemas. ¿Cómo poner en manos de un sistema de justicia tan ineficiente, ciego y corrupto la decisión sobre vida o muerte? Ni loco.

En vez de pedir venganza, hay exigir soluciones. Que policía, fiscalía, jueces, diputados y ministros hagan su trabajo y quiebran, de una vez por toda, las estructuras de mando, logísticas y financieras a las pandillas.

En vez de pedir tonterías, tenemos que unirnos todos y exigir que las autoridades cambien de actitud y de estrategias. Si quieren evitar movimientos medio fascistas que piden el regreso de la Guardia o de la Sombra Negra, los líderes religiosos, gremiales, académicos y civiles del país deberían juntarse para organizar una marcha de 1 millón de salvadoreños encachimbados que obligue a los diputados a hacer las leyes necesarias para combatir el crimen. Y a las autoridades que se dejen de pajas y apliquen las leyes.

Un millón de votantes exigiendo soluciones – quiero ver al partido presidente que resista esta presión. Dejémonos de lloriqueos y vayamos a la calle.

Nos vemos, Paolo

(Más!)

Chávez quiere rescribir la historia: el caso Simonovis

Serie "VENEZUELA SE JUEGA LA REPUBLICA", quinta entrega
Jueves 24 de Junio de 2010
  • Entrevista con Bony Pertinez, esposa de IvÁn Simonovis
    "Chavez quiere reescribir la historia"
    María del Pilar Pertinez, 'Bony' para sus amigos, es la esposa de Iván Simonovis, uno de los comisarios de la Policía Metropolitana de Caracas presos desde hace 6 años.
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota


  • Entrevista al Comisionado IvÁn Simonovis
    "No soy un político preso, soy preso político"
    No pude visitar a Iván Simonovis, comisario policial preso que no pudo ser candidato a diputado. No dejan que se les acerquen periodistas independientes. La entrevista se realizó por escrito.
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

  • GalerÍa de Fotos
    Simonovis Pertinez

    Fotogaleria de la situación actual que viven el ex-comisario Iván Simonovis y su esposa María del Pilar Pertinez.

Héroe y traidor: El general Baduel recluido en un cuartel

  • El general Baduel recluso en un cuartel
    Heroe y traidor

    Raul Isaías Baduel ha estado con Hugo Chávez desde que comenzaron juntos a conspirar como tenientes. Hoy son enemigos a muerte.
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

Carta a Oscar Ortiz

Estimado Oscar:

todos piensan que estas mis cartas sólo son para regañar y molestar. Para nada. De vez en cuando, hay cosas que me provocan a felicitar a un político. Quisiera que fuera todos los días.

Otra cosa que dicen es que las cartas van cargadas contra la izquierda. No tenés idea cuánto me gustaría tener aquí una izquierda cachimbona a la cual los comentaristas podríamos dedicar propuestas o incluso felicitaciones. Yo estaría feliz.

¡Que cachimbón que vos saliste a apoyar a tu colega Norman! Yo sé que quiere valor que un alcalde del FMLN salga a apoyar al trabajo de un alcalde de ARENA. Pero vos y Norman entendieron bien que el desalojo de las ventas ilegales de los centros de las ciudades no es un asunto de colores políticos. Recuperar nuestras ciudades es un deber de nuestros alcaldes, tengan la camiseta que tengan.

Necesitamos más políticos que no sólo piensen en ventajas electorales y en lealtades partidarias. Por eso me gustó que vos salieras al público apoyando a Norman Quijano, y espero que él y su partido hagan lo mismo cuando a tu alcaldía y tu CAM los agarren con piedras y granadas.

Lo del centro es una batalla de la decencia contra el chantaje, la extorsión, el desprecio a la ley y al interés común. ¡Que bueno que en esta batalla veamos juntos a dos alcaldes de dos partidos opuestos.

Te felicito, Oscar. Saludos, tu amigo Paolo

(MAS!)

Entrevista al Dr. Pedro Nikken

Serie: VENEZUELA SE JUEGA LA REPUBLICA|
Martes 22 de Junio de 2010
  • Entrevista al Dr. Pedro Nikken:
    “Está en peligro el concepto mismo de República”
    Conocí al abogado y ex-juez venezolano Pedro Nikken en 1992, cuando era asesor especial del Secretario General de Naciones Unidas para el proceso de paz en El Salvador..
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota
    Haga click aquí para ver la galería fotográfica

Un gobernador an acción: Henrique Capriles

Serie "Venezuela se juega la República"
SEGUNDA ENTREGA
Lunes 21 de Junio de 2010
  • UN GOBERNADOR EN ACCIÓN
    Sudando en Barlovento
    Barlovento es la tierra de los descendientes de esclavos africanos, de santería y de rebeldía. La revolución de Hugo Chávez está a punto de perder el control político en esta zona de retraso económico.
    Continuar leyendo »
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota


  • ENTREVISTA A AL GOBERNADOR HENRIQUE CAPRILES RODONSKI
    “Yo no quiero
    volver al pasado”

    Qué bueno que te puedo entrevistar aquí en el campo, en plena acción... Cuando uno recorre los pueblos, uno se pregunta: ¿Tanta riquezaque hay en la Venezuela petrolera, y tantos problemas acumulados durante tantos años...?. Continuar leyendo »
    Página No. 1
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota

SERIE: Venezuela se juega la República, entrega 1



  • Nace una nueva consigna:
    “¡No al despelote!”
    El Diario de Hoy decidió realizar una tercera serie de reportajes y entrevistas sobre Venezuela. Faltan pocos meses para que los venezolanos, en septiembre de este año, elijan un nuevo parlamento. Está en juego rescatar la división de poderes o despedirse del orden republicano.
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota
  • Entrevista Exclusiva con Leopoldo LÓpez
    Restauración versus Renovación
    Leopoldo López es un dirigente cuyo rol dentro de la oposición democrática cambia drásticamente en cada coyuntura, aunque parece anclado en sus principios de renovación, participación ciudadana y su irreverencia frente a las cúpulas partidarias.
    Página No. 1
    Página No. 2
    Hacer clic aquí para descargar PDF de la nota



Certifica.com
2010 - elsalvador.com - Todos los derechos reservados
Aviso Legal Anunciese en nuestro sitio