Carta a los trabajadores de salud, incluyendo la ministra

Estimados amigos:

Esta carta va para todos: los que han protagonizado la toma de hospitales, y los que han permitido que esto pase. Esto incluye a los médicos, los directores de hospitales y hasta la señora ministra. Mi mensaje es corto: Todos ustedes fallaron, unos cometiendo graves delitos, otros permitiéndolos, otros abandonando sus responsabilidades.

No entiendo cómo un conflicto laboral puede llegar al extremo de no dejar entrar a los hospitales a pacientes y a los doctores que los tienen que atender. No entiendo porqué alguien que bloquea la entrada de un hospital no es inmediatamente removido y detenido por la PNC. Tampoco entiendo cómo el director de un hospital acepta que no le dejan entrar y ejercer su trabajo. ¿Por qué no hace uso de la fuerza para entrar? Primero usando la fuerza encargada de seguridad. Si ellos no hacen caso, suspendiendo los contratos de seguridad y recurriendo a la PNC. Esta actitud pasiva y permisiva, para mi, es abandono de trabajo, igual de grave que en el caso de los huelguistas.

No entiendo lo que leo hoy en los periódicos: “Los sindicalistas entregaron ayer al director del hospital Rosales las instalaciones del sanatorio.” Esto es como si el director de un banco, luego del atraco, firma un documento con los asaltantes para recibir las instalaciones del banco, ni siquiera incluyendo en el protocolo el monto robado.

En el caso de los hospitales, los bienes robados por los sindicalistas son: la legalidad, la salud de los pacientes, la confianza del público en sus instituciones.

¿Hay constancia de este robo en la ‘carta de compromiso’ que el ministerio firmó con los usurpadores?

Este conflicto se hubiera tenido que resolver de otra manera: la mayoría de los trabajadores de salud y médicos haciendo valer su derecho y deber de trabajar y asistir a los pacientes. Las ‘autoridades’ haciendo valer su deber de garantizar el acceso libre a los hospitales a pacientes y empleados. Sin permitir que unos pocos paralizan por varios días los hospitales. Y luego pueden negociar bonos, reglamentos, lo que quieran.

Reprobados. Todos. Me siento mucho, Chabelita.

Paolo Lüers

Posdata: ¿Y que pasó con la institución de la huelga? La huelga es para medir fuerza. Me declaro en huelga para conseguir algo. Puedo ganar o perder. ¿No se atrevieron a hacer una huelga? Tuvieron que tomar a los pacientes de rehenes?

(Más!)

Sí El Salvador no quiere saber de mí…

El 26 de septiembre salió publicado en El País un reportaje titulado “Si España no quiere saber de mí, yo no quiero saber de España”, era un compendio de opiniones de jóvenes desempleados en España. La conclusión de la mayoría es que hay que migrar de España porque ahí no tienen futuro.

Las voces de mi generación pasan por lo mismo en El Salvador. No me canso de escuchar personas con maestrías o licenciaturas, muy capaces, decir que tienen meses de no encontrar trabajo. Y es que no es falta de capacidad. Ya varios de ellos han emigrado y me escriben contentos desde Estados Unidos, México o Chile, que bien estoy, extraño mi país, pero estoy muy satisfecho de lo que estoy haciendo, al fin me valoran profesionalmente, al fin puedo aplicar mis conocimientos. Estos son desde administradores de empresas, periodistas, ingenieros, biólogos y de muchas otras profesiones.

Desde las empresas también escucho las quejas de que no encuentran el personal adecuado, que los graduados de hoy en día no saben lo que se necesita. Qué cuesta encontrar a una persona que tenga la dedicación y el interés para construir la empresa. La mayoría de empleados pasan no más de un año y buscan otro. Me pregunto yo ¿será que los sueldos no son buenos? ¿Qué será lo que impulsa a tantos profesionales a irse?

Cada vez hay más profesionales que están dispuestos a trabajar en cualquier área, están dispuestos a trabajar en cualquier puesto y por tanto los empresarios cada vez más tienen a ingenieros trabajando de técnicos, a MBA trabajando en servicio al cliente. Por supuesto que estas personas no tienen interés en la empresa tienen otras expectativas, que después de toda su formación puedan ser utilizados sus conocimientos para lo que tanto tiempo estudiaron. Cada vez también hay más inconformidad de los empleadores porque sus empleados no cumplen con los requisitos del puesto, están sobre calificados y estos “incomodan” a sus superiores.

Cada vez más las empresas dan la impresión que son una sopa de jaibas, que cuando alguien intenta salir, le atenazan la pata y lo tiran de nuevo al fondo. Supongo y guardo la esperanza que no todos estén pasando por estas situación y que exista empresas donde los jóvenes puedan ayudar a construir las empresas, pero lamentablemente cada vez más se escucha esa desesperanza entre los colegas.

Ahora esta situación es la que viven los jóvenes profesionales graduados y hasta con postgrados, ¿Cómo le vendrá la mano a los que no han logrado tener una educación?

Si hay un tema que urge encontrar solución es este. Demás discursos estériles, ideológicos, partidistas, conservadores y ortodoxos; no van a encontrar eco en una generación que muy fácilmente se puede frustrar. Y nuestra generación si no se atreve, se queda en discursos etéreos, sin demostrar que somos distintos tampoco va a cambiar. Si El Salvador no quiere saber de nosotros... pues nosotros si queremos saber de El Salvador y nos escuchará.

“Los empresarios somos vigilantes de nuestras libertades y de la institucionalidad democrática”

DISCURSO EN EL CONGRESO INDUSTRIAL 2010 (14 octubre 2010)

Señoras y Señores:

Antes de iniciar quiero manifestar nuestras sinceras condolencias y oraciones para la familia de nuestra recordada doña Thelma Davidson de López, merecedora del premio ASI 2010 por su destacada carrera industrial.



En nombre de la Junta Directiva de la Asociación Salvadoreña de Industriales, tengo el honor de presidir ante tan distinguida audiencia, nuestro Sexto Congreso Industrial 2010 denominado “Fomentando el Desarrollo Económico y Social del País”.

Hacemos un público agradecimiento a INSAFORP, institución que nos acompaña y apoya en nuestro Congreso Industrial y en nuestras actividades de capacitación.

Quiero agradecer a todos nuestros patrocinadores por su apoyo para llevar a cabo este importante evento para la industria salvadoreña.

También quiero agradecer a nuestros expositores, entre ellos pequeños, medianos y grandes empresarios, instituciones de gobierno, embajadas y organismos internacionales acreditados en nuestro país.

También quiero agradecer al equipo de trabajo de la ASI, a nuestros asesores y colaboradores, a quienes aprovecho para agradecer por su esfuerzo y dedicación, en especial por la preparación y montaje de este evento.

Y finalmente pero no menos importante, un especial agradecimiento al trabajador industrial salvadoreño, por su incansable esfuerzo y valentía, llevando diariamente el sustento de su familia a pesar de las adversidades. Su trabajo es la fortaleza de nuestra economía.


ASI Y LA INDUSTRIA

La Asociación Salvadoreña de Industriales, en sus más de 50 años de existencia, se ha consolidado como el referente de la industria salvadoreña. Representamos a los empresarios y trabajadores de 23 sectores industriales y agroindustriales que conforman nuestra gremial.

Hemos asumido con entusiasmo y responsabilidad el reto de reactivar nuestra industria nacional, fomentando la competitividad y productividad, y generando nuevos empleos que nos permitan contribuir al bienestar social y económico de nuestro país.

Generamos 275,000 empleos directos de los cuales 135,000 son mujeres. Por cada empleo directo generamos aproximadamente 3.5 empleos indirectos en otros sectores de la economía, incluyendo sectores agrícola y agropecuarios.

Juntos, empresarios y trabajadores, producimos el 23% del PIB y el 92% de las exportaciones. Aportamos el 30% de las cotizaciones del Seguro Social y el 23% de los ingresos tributarios que percibe el Estado en concepto de impuestos.

Inyectamos a la economía aproximadamente $910 millones de dólares en salarios y prestaciones, y otros $4,500 millones de dólares en compras de bienes y servicios a otros sectores. Por ejemplo, consumimos el 40% de la energía eléctrica, el 30% del transporte, el 14% de la agricultura, el 30% del sector construcción, y el 17% de los servicios del gobierno.

Somos sin duda el motor de la economía y la verdadera fábrica de empleos.

DESEMPEÑO ECONOMICO

Sin embargo, vemos con desaliento el pobre desempeño de nuestra economía. Mientras los demás países de la región Centroamericana empiezan a dar muestras de una recuperación económica significativa, en nuestro país se vislumbra apenas una leve recuperación menor al uno por ciento. Con la proyección de crecimiento mas baja en toda Centroamérica, y con la inversión privada más baja de toda Latinoamérica.

Estamos conscientes, que la actual coyuntura internacional, nos plantea retos económicos difíciles, al mismo tiempo que la coyuntura nacional nos plantea grandes retos sociales y políticos.

Pero mientras los salvadoreños nos enfrascamos en discusiones infértiles sobre modelos económicos y políticos, otros países se posicionan para tomar ventaja de la recuperación económica mundial, logrando avances tecnológicos e industriales importantes y crecimientos significativos en sus economías.

ESTABILIDAD Y GOBERNABILIDAD

La industria requiere de grandes inversiones de capital y financiamiento a mediano y largo plazo. Por lo tanto es muy susceptible a la incertidumbre económica y política. Solo se logra atraer inversiones cuando existe un clima de estabilidad, confianza y seguridad jurídica.

Pero en cada período electoral se pone en juego nuestra democracia y nuestras libertades. Vemos como se negocia la aritmética legislativa traicionando la voluntad de los votantes. Vemos como un partido de gobierno actúa como oposición.

Entonces, para los que no somos militantes partidarios, estos acontecimientos políticos trascienden nuestra comprensión y generan incertidumbre. Incertidumbre que se agudiza ante la polarización en próximas elecciones.

Es evidente que no podemos generar las condiciones apropiadas para el desarrollo económico y social en medio de este clima de incertidumbre, hostilidad e intolerancia.

Por lo tanto, los sectores productivos instamos a los actores políticos y funcionarios públicos, a despojarse de sus intereses partidarios y a buscar responsablemente un clima de seguridad, confianza y optimismo, para que podamos trabajar y generar los empleos que nos permitirán el tan anhelado desarrollo social.

Pedimos la oportunidad de hacer lo que sabemos hacer bien, TRABAJAR, pero en un ambiente de paz, seguridad y estabilidad para todos.

ACUERDO DE NACION

Así como el conflicto armado demandó la determinación de todo el pueblo salvadoreño para la firma de los Acuerdos de Paz, de la misma manera, la crisis actual nuevamente nos exige la misma determinación para lograr acuerdos que permitan la gobernabilidad, pero dentro del marco constitucional vigente y con respeto a la democracia representativa.

No podemos permitir que se siga utilizando nuestra frágil democracia para promover intereses partidarios, ni para promover sistemas de gobierno contradictorios a la misma democracia que nuestra Constitución garantiza. Democracia que nos permite las libertades fundamentales para el desarrollo humano y social.

Esta gestión nos obliga a ser vigilantes de nuestras libertades e institucionalidad democrática, a ser críticos de la gestión política y gubernamental, y a buscar el diálogo y la discusión transparente de los problemas y soluciones que nos afectan.

RESPETO A EMPRESARIOS

Respetamos la firmeza y convicción, con la que el señor Presidente de la Republica, pretende defender los principios y libertades democráticas. Sin embargo, ese respeto y confianza se debilitan con cada ataque injustificado y desmedido en contra del sector privado.

Nosotros no somos adversarios ni militantes partidarios. Coincidiremos con todos aquellos que defiendan y promevan los principios fundamentales de la libre empresa. Ya basta de acusaciones y discursos de intolerancia en contra de los empresarios.

No se puede exigir confianza a los empresarios mientras continue su acoso y desprestigio.

Por que tan empresario es el dueno de la ruta de buses que sufre los ataques de la delincuencia, como lo es el industrial mas grande que sufre las extorsiones y amenazas. Empresarios somos todos. Y debemos sentirnos orgullosos de nuestra iniciativa, de nuestro esfuerzo y de nuestro trabajo. No permitamos que nadie nos averguence de ser empresarios!

Pero no permitamos tampoco que ningun empresario evada sus obligaciones laborales y sociales, sus obigaciones tributarias, y su responsabilidad social.

Los empresarios somos generadores de oportunidades, de inversión y de empleos. También somos generadores de cambio. Pero necesitamos reglas claras y seguridad.

Necesitamos el liderazgo de un Presidente que coordine su gabiente de gobierno en forma efectiva, un gabinete conformado por funcionarios capaces y profesionales, comprometidos con el país y no con sus propios intereses partidarios.

El mayor legado histórico que este gobierno puede heredar a nuestras futuras generaciones, es el fortalecimiento de nuestra democracia y de las instituciones que precisamente garantizan la libertad, la justicia, la gobernabilidad y la alternabilidad.

FUERZA ARMADA

En este sentido, aplaudimos la iniciativa del señor Presidente de apoyar y fortalecer nuestra Fuerza Armada como garante de nuestra soberanía, nuestra libertad y nuestra democracia. Solo aquellos que pretenden aprovecharse de la ingobernabilidad pueden proclamar la eliminación de tan respetada y disciplinada institución al servicio de los salvadoreños.


CORTE SUPREMA

Con la misma certeza, rechazamos cualquier intento que busque debilitar la autoridad, la independencia o la institucionalidad de la Corte Suprema de Justicia.

Aun cuando podamos diferir con algunas de sus resoluciones, debemos aceptar y reconocer la máxima autoridad de la Corte Suprema de Justicia en temas constitucionales.

Corresponde a la Asamblea Legislativa, legislar responsablemente y en total apego a nuestra constitución. Por tal razón, exhortamos a nuestros honorables diputados a despenalizar la libertad de opinión y libertad de prensa sin perjuicio al honor y dignidad de las personas. Sin libertad y justicia no puede existir democracia.


AGENDA INDUSTRIAL

En medio de toda esta turbulencia política, en la ASI tenemos claro que nuestra misión primordial como gremial se enfoca en fomentar la competitividad de los sectores productivos y la representatividad industrial, buscando un clima de seguridad, confianza y libertad para que cada salvadoreño, pequeño o grande, desarrolle toda su creatividad, su laboriosidad y su espíritu emprendedor, que son la base de nuestro desarrollo económico y social.

No hay reto mas grande para nuestra nación que lograr un crecimiento sostenible de nuestra economia. Y como nuestra economia y el desarrollo social dependen principalmente de la generación de empleos, el enfoque primordial de nuestra gestión debe ser para proponer y apoyar programas y políticas que creen nuevas oportunidades de inversión y de empleo.

Ahora más que nunca, es importante que los sectores productivos e instituciones de gobierno, busquemos las oportunidades para trabajar juntos, para lograr un significativo avance en la generación de empleos que estimulen el crecimiento economico, y que permitan un mejor nivel de vida y de bienestar para todos los salvadoreños.

Es por ello, que como sector industrial hemos iniciado un proceso de consultas bajo la coordinación de la Secretaría Técnica de la Presidencia, para la elaboración de una Política de Fomento Industrial, que apoye e incentive la producción nacional como catalizador del crecimiento económico.

Entre nuestra agenda de fomento industrial hemos propuesto la creación de una Agencia de Desarrollo Industrial, con participación interinstitucional, que coordine los esfuerzos de inversión, reconversión y desarrollo industrial, de la misma manera que PROESA coordina los esfuerzos de promoción de inversión extranjera y EXPORTA coordina los esfuerzos de promoción de exportaciones.

Hemos propuesto además una preferencia para productos nacionales en las adquisiciones del sector público, preferencia aplicable únicamente bajo las misas condiciones de precio y calidad. Adicionalmente, estamos lanzando nuestra campaña de concientización para promover el consumo preferencial de productos nacionales, lo cual contribuye directamente a la generación de empleo en nuestro país.

Hemos lazando nuestro programa de bienestar laboral para diagnosticar, asesorar y capacitar a los empresarios y trabajadores en las mejores prácticas de seguridad industrial, bienestar laboral y cumplimientos de legislación laboral y requerimientos de CAFTA.

FINANCIAMIENTO

En el tema de financiamiento, nuestro sistema financiero refleja altos niveles de liquidez que no están siendo canalizados a los sectores productivos.

Es urgente desburocratizar los trámites internos para la aprobación de créditos y facilitar la tramitología y requerimientos de la Superintendencia del Sistema Financiero para acceso a créditos, especialmente para la pequeña y mediana empresa.

Insistimos en implementar un Fondo de Desarrollo Industrial, como parte de la implementación de la banca de desarrollo de segundo piso, que permita a los empresarios de todo tamaño acceder a fuentes de financiamiento a tasas competitivas para proyectos industriales.

En muchos casos, los proyectos de inversión o las líneas de capital de trabajo no cuentan con las garantías apropiadas, lo que hace indispensable la implementación del Fondo de Garantías como parte de la banca de desarrollo.

CALIDAD

Una de las áreas prioritarias para los industriales es la urgente aprobación de la Ley del Sistema de Calidad y Productividad, que actualmente se encuentra en discusión en la honorable Asamblea Legislativa.

También vemos indispensable fomentar y facilitar la integración de las pequeñas y medianas empresas en las cadenas productivas para lograr un crecimiento incluyente y reducir la pobreza. De la misma manera, es necesario apoyar a los micro empresarios para lograr fortalecer su crecimiento e incorporación al sector formal.

ENERGIA ELECTRICA

El tema energético cobra vital importancia para el sector industrial en vista que la energía eléctrica es uno de los costos más altos de toda industria. No podemos ser competitivos en un país con energía cara. Con la creciente demanda de energía se vuelve prioritario asegurar el suministro de energía eléctrica a precios competitivos.

En este sentido se vuelve urgente concluir la construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral y desarrollar los proyectos de repotenciación de los generadores de las presas del Cerrón Grande y 5 de Noviembre, así como la inversión en el desarrollo de nuevas tecnologías y fuentes de energía renovable como la energía termosolar.

Simultáneamente, debe revisarse el marco regulatorio para concesionar la construcción y operación de nuevos proyectos hidroeléctricos o geotérmicos privados o público-privados que nos provean de energía a precios competitivos.

En el tema de subsidio eléctrico, este debe enfocarse exclusivamente para aquellos hogares que consumen 99 Kw o menos y destinar el excedente para proyectos de eficiencia energética, como focos ahorradores de nueva tecnología, que ayuden a estos hogares de escasos recursos a reducir su gasto eléctrico.

Ante la creciente demanda de energía, hemos planteado la necesidad de decretar normas y requerimientos técnicos para todo equipo eléctrico producido o importado al país, con plazos de implementación, para hacer uso más eficiente de la energía eléctrica que producimos.

Hemos lanzado nuestro programa de eficiencia energética para ayudar a las empresas a diagnosticar, capacitar y diseñar sus propios proyectos de mejora energética que les permitan mayores eficiencias y ahorros significativos en su factura eléctrica.

Esto mismo, acompañado de nuestra campaña publicitaria de ahorro y eficiencia energética que nos permita reducir cualquier creciente demanda innecesaria y hacer mejor uso de nuestros recursos naturales.


CAPACITACION

En el tema de capacitación y tecnología, exhortamos a las universidades e institutos técnicos a trabajar juntos para alinear las carreras y programas de estudio con las verdaderas necesidades de la industria, a manera de asegurar a los profesionales un trabajo digno.

No podemos seguir graduando jóvenes que no encuentran empleo mientras nuestras industrias no encuentran jóvenes capacitados en las áreas industriales.

Es urgente el desarrollo e investigación de nuevas tecnologías para lo cual el sector académico debe trabajar conjuntamente con el sector industrial y con instituciones internacionales en el montaje de laboratorios de investigación especializados para cada rama industrial.

Como industriales debemos comprometernos a la capacitación continúa y permanente de nuestra fuerza laboral para permitirles acceder a mejores oportunidades de trabajo, y que permitan a la industria alcanzar mejores niveles de calidad y productividad.

En este tema, hemos abierto nuestro nuevo Centro de Formación Industrial donde capacitamos a jóvenes a quienes les garantizamos un puesto de trabajo en alguna de las empresas del sector industrial.

TRATADOS COMERCIALES

En el tema de acceso a nuevos mercados, apoyamos la iniciativa del Ministerio de Economía de armonizar los tratados existentes para su mejor aprovechamiento

Debemos buscar acuerdos comerciales solamente con aquellos países que ofrecen verdaderas oportunidades de acceso a nuestros productos, lo cual genera empleos en NUESTRO PAIS.

En ese sentido, exhortamos a los gobiernos centroamericanos, a no buscar la firma de tratados comerciales unilateralmente, ni por razones puramente políticas o diplomáticas, sino en forma conjunta como región y con el interés genuino de promover el comercio y las exportaciones, sin afectar a los sectores productivos más vulnerables.

Debemos distinguir entre relaciones comerciales y relaciones político diplomáticas. No es cuestión ideológica. Estamos dispuestos a acompañar al gobierno, en aquellos viajes de promoción comercial a países con libertad económica, que puedan ofrecer a nuestras industrias la seguridad jurídica y garantías de pago en sus transacciones de comercio internacional. En este sentido, vemos con expectativa la implementación un acuerdo de garantías bancarias y pronto pago para nuestros agremiados que exportan a Cuba.

Sobre el mismo tema de comercio exterior, proponemos reforzar el Vice-Ministerio de Economía con una Oficina de Defensa Comercial y una legislación apropiada para proteger a la industria nacional de las importaciones de países con subsidios y prácticas de comercio desleal, que destruyen fuentes de empleo en nuestro país.

UNION ADUANERA E INTEGRACION CENTROAMERICANA

Adicionalmente, en nuestra agenda para la reactivación de la industria, consideramos urgente cumplir con un calendario de trabajo para concretar el proceso de Unión Aduanera y liderar la Integración Económica Centroamericana.

La integración Centroamericana y la Union Aduanera no son una meta puntual sino un proceso permanente de promoción de la libre circulación de mercancías y de facilitación del comercio. No quiere decir necesariamente eliminar fronteras sino de simplificar y facilitar, pero con los debidos controles fiscales para evitar el contrabando y triangulación de mercancías no originarias de la región.

Debemos reconocer que el proceso de integración aún enfrenta múltiples retos y desafíos. El sector empresarial ha avanzado de manera más acelerada en la expansión de sus operaciones y aprovechamiento de encadenamientos productivos regionales.

Aplaudimos la labor de nuestro Ministro de Economía, actual presidente pro-tempore del Consejo de Ministros de Economía de la región, encaminada a definir acciones concretas y metas específicas para lograr avances calendarizados y significativos en el proceso de integración.

Es imprescindible que nuestro gobierno no permita actos arbitrarios que osbtaculicen el comercio de nuestros productos, como barreras no arancelarias o procedimientos aduaneros unilaterales, que restringen nuestras exportaciones y nos restan competitividad.

INCENTIVOS

Para que nuestro país sea atractivo para los inversionistas, es indispensable replantear un esquema de incentivos a la inversión, totalmente compatibles con la Organización Mundial de Comercio (OMC), y enfocados exclusivamente a aquellas industrias dispuestas a invertir y a apostarle al futuro de nuestro país.

Incentivos basados en la inversión para la reconversión industrial, eficiencia energética, generación de nuevos empleos, maquinaria y equipo de ultima tecnología, tecnologías intangibles como desarrollo de software, o que fomenten la integración de las PYMES a la cadena productiva, entre otros.

No estamos pidiendo subsidios ni gangerias. Pedimos la oportunidad de ser competitivos. Pedimos eliminar los obstáculos, actos arbitrarios y trámites burocráticos que nos restan competitividad.

Finalmente, entre las restantes propuestas, exhortamos al Ministerio de Hacienda a hacer efectiva la devolución del IVA a los exportadores en el plazo indicado por la ley, así como gestionar la eliminación del impuesto del 5% aplicable al transporte de carga.

ACCIONES CONCRETAS

Nuestras propuestas no son nuevas. Lo que es nuevo es la voluntad de las diferentes instituciones de trabajar juntos en una agenda común para la reactivación de la industria. Voluntad que el gobierno debe convertir en actuaciones concretas de apoyo a los sectores productivos.

Le tomamos la palabra al Señor Presidente en su iniciativa de fortalecer el tejido productivo nacional, pero a casi 18 meses de su gestión esperaríamos ver acciones más concretas de fomento a la producción nacional.

Su ausencia este día, y la de algunos de sus funcionarios, puede ser interpretada como falta de interés y compromiso con la industria salvadoreña.



Señoras y Señores,


Para finalizar, queremos patentizar nuestro reconocimiento a todos aquellos empresarios, pequeños, medianos y grandes, por su esfuerzo día a día, que se las ingenian sin quejarse para salir adelante ante las adversidades, obstáculos y amenazas.

A aquellos salvadoreños trabajadores y emprendedores, ahora les decimos no es necesario marcharse lejos, porque creemos que en este país también tenemos oportunidades.

Ahora más que nunca, el Sector Productivo se encuentra unido y comprometido por sacar adelante nuestro país.


Los exhorto a que miremos hacia adelante con optimismo, con fe, y con determinación, y que sigas trabajando para forjar juntos un mejor futuro para nuestros hijos.

Muchas gracias y que Dios bendiga nuestro querido El Salvador.

Carta al Coordinador General del FMLN


E
stimado Medardo:

¡Sos todo un héroe! Sin vacilar un segundo, sin miedo ninguno, te enfrentás al monstruo, dispuesto a arriesgar tu vida para defender al gobierno del FMLN y de Funes de un golpe de estado...

Ahora entiendo por qué razón ustedes han mantenido al mando del partido a comandantes probados en las batallas de los 80. A la par tuya, poniendo juntos el pecho a la las bayonetas militares y a los conspiradores derechistas, estaban los comandantes Nidia Díaz, Ramiro (José Luís Merino) y Leonel (Salvador Sánchez Cerén, nuestro vicepresidente, probado no sólo en batallas contra el ejército, sino también en innumerables operativos de limpieza contra los traidores de la revolución)...

“Hay fuerzas reaccionarias que se resisten a aceptar el avance de las democracias y de los pueblos” gritó el comandante Ramiro (ahora diputado del Parlamento Centroamericano y empresario petrolero), valientemente metiéndose en la cueva de los leones, en medio de la colonia Escalón, retaguardia de los golpistas. Y Nidia Díaz no vaciló en apoyarlo: “Están viendo cómo revierten los procesos patrióticos en países como Argentina, en Ecuador, Bolivia y aquí mismo, por lo que tenemos que estar pendientes y cerrar el paso a esas intenciones, justamente para eso están las instancias de inteligencia del Estado...”

Y usted, comandante Medardo, salvó la patria y el gobierno de Funes, cuando el domingo se puso al frente de un ejército de militantes uniformados de rojo y los juramentó para defender el proceso de ‘el cambio’: “¿Estarían ustedes dispuestos a defender al gobierno de Mauricio Funes y del FMLN en caso se presentara una amenaza de golpe? ¿Lo juran?"

Ante esta inquebrantable voluntad de lucha de sus máximos lideres, el pueblo rojo gritó: “¡Sí!”

Ante esta firmeza, los conspiradores de derecha se acobardaron y suspendieron sus planes de hacer un golpe de estado contra ‘el cambio’. Los militares regresaron a su cuarteles, los empresarios a sus mansiones, los dueños de los medios a sus periódicos. Frustrados, porque ustedes impidieron el golpe de estado contra ‘el cambio’.

¿Realmente piensan que nos pueden vender este cuento, Medardo? ¿O simplemente quieren decirnos que quien se opone a la marcha al socialismo es golpista?

Paolo Lüers

(Más!)

Carta al COENA de ARENA (con copia al Politburó del FMLN)

Estimados dirigentes:

“Ni un ápice vamos a cambiar nuestra ideología”, fue el mensaje de ARENA en su Asamblea de celebración de su cumpleaños 29. Y pocos días después, el FMLN hizo eco a este mensaje en su aniversario 30. ¿Quién dice que no hay unidad nacional?

Dos fiestas de la ortodoxia e inmovilidad. Dos encuentros nacionales de brigadas de pinta y pega. En uno, uniformados de rojo. En el otro, uniformados de azul-blanco-rojo. Enfrentados, pero unidos en el mismo conservadurismo. Dos caras de la misma moneda devaluada. Dos partidos anclados en los años 80 de los cuales nacieron.

Ustedes que dirigen a los dos partidos principales del país, deberían entender que, si no cambian de rollo, los votantes los van a castigar.

Ustedes en el FMLN, que hablan de cambio, no pueden seguir siendo tan conservadores. La gente se va a dar cuenta que lo del cambio es mentira.

Y ustedes en ARENA que hablan de renovación y modernización, no pueden seguir siendo tan miedosos e indecisos. Dan un paso para adelante y uno para atrás, así no se avanza. Ustedes tienen la gran ventaja que están en oposición. Ahora es cuando se pueden convertir en el motor de la renovación y reforma. Tienen la ventaja que la derrota los obligó a transformarse, a repensarse, a reinventarse. Si aprovechan la crisis interna para renovarse, tendrán ventaja para los próximas elecciones. Si no, no hay quien les va a escuchar, fuera de su militancia tradicional. Mucho menos ayudar...

Ustedes que dirigen ARENA tienen otra gran ventaja: su adversario está tan amarrado a su discurso radical y a sus padrinos en Cuba y Venezuela, que le va a costar cambiar de rumbo y de proyecto, aunque quisieran. Ustedes, si sólo lo decidan, pueden cambiar de rumbo de manera rápida, ya no están manejando el barco del Estado. Otra ventaja de estar en oposición. Al pesado barco de partido-gobierno-estado-movimiento popular, una vez encaminado al socialismo es mucho más difícil cambiarle el rumbo.

A ver quién de ustedes dos tiene los huevos de apostar al futuro. A ver quien de los dos se da una dirección audaz y brillante, porque con direcciones mediocres salen mal las maniobras de definir rumbo. De esto depende quien ganará en el 2012 y el 2014.

Paolo Lüers

(Más!)

Partido con MAYUSCULA

A veces me preguntan: "¿Cuándo ves la bandera del Frente, bajo la cual luchaste como guerrillero, ya no sentís nada?". Tal vez hoy, cuando el FMLN celebra sus 30 años, sea el día para contestar.

Cuando veo la bandera del Frente me siento triste por la oportunidad perdida de crear un partido democrático, plural, creativo, vivo e inteligente de izquierda, compuesto por ciudadanos que se asocian libremente para construir un país de libertad, justicia y solidaridad.

A veces esta tristeza se convierte en ira, cuando veo al FMLN de hoy, tan mediocre y ausente de la brillantez, audacia, rebeldía y creatividad que eran parte de la guerrilla salvadoreña y la hicieron tan fuerte y atractiva.

A veces también me da risa, cuando veo la bandera del Frente, estas cuatro letras en minúscula con la estrella panda, recordándome de aquellas reuniones con la Comandancia General: un grupo de locos (creativos, intelectuales, artistas, cineastas) proponiendo diseñar una nueva imagen del Frente para su inserción a la vida política, social y cultural del país a partir de los Acuerdos de Paz.

Parte de esta nueva imagen que expresa también una nueva identidad: una bandera con las cuatro letras, pero ya no monumentales y amenazantes, sino en minúscula, panditas. Una bandera simpática, donde hasta la estrella es panda, porque ya no necesitábamos una bandera de batalla...

Pensábamos nosotros. No así los camaradas Salvador Sánchez Cerén, Schafik Handal y sus lugartenientes. Nos echaron una gran puteada: ¿Cómo se atreven a tocar la bandera, este símbolo sagrado de lucha y muerte...? (Palabras que hoy, en el año 2010, se repiten literalmente en ARENA, en la boca de otros ortodoxos...).

No sé cómo hicieron Villalobos y Fermán para superar el veto conservador, pero medio año después, cuando se trató de colocar el primer spot del Frente en los canales de televisión salvadoreños, mandamos uno con la bandera "bayunca" y vetada, y pasó el filtro. Creo que se llamaba: "Demos un paso al frente...".

La cosa es que en estos años, los conservadores y ortodoxos aún no tenían el control total sobre un Frente que todavía era plural, con debate, con espacios para propuestas rebeldes, irreverentes.

Claro que nosotros propusimos una bandera con minúsculas, no sólo por consideraciones estéticas o publicitarias, sino porque queríamos un partido con minúsculas. Claro que nosotros queríamos desmarcarnos de la visión del partido que nunca se equivoca y siempre manda.

Así que no sólo colocamos al Frente en la televisión nacional, sino en el mismo acto colamos la nueva bandera por el filtro de la santa inquisición.

Fue una victoria pírrica. Casi por truco impusimos una bandera con minúsculas, pero ellos impusieron el Partido con Mayúsculas. En todos los debates de los años 1992 y 1993 sobre el carácter del partido, se impuso el conservadurismo de los ortodoxos.

Perdimos los que queríamos, un partido abierto y horizontal, de carácter civil, con pluralidad y libertad de expresión y debate - y ellos construyeron un partido de cuadros vertical, cerrado, donde el imperativo de la "unidad" mata la libertad, la discusión y la creatividad.

De repente, de miles de personas (combatientes, jefes, campesinos, intelectuales, artistas) ya no teníamos nada que hacer en este partido. No era el nuestro.

El FMLN de hoy, aunque ondea la bandera con minúsculas que diseñamos para un partido diferente, tiene poco que ver con el Frente que hizo la guerra. Este FMLN, como es estructurada hoy, no hubiera resistido ni un año la guerra de guerrillas.

Por que ya no tiene nada del carácter guerrillero, rebelde, irreverente del Frente de los 80. Se convirtió en un partido leninista, burocrático y -pena me da- de negocios millonarios y turbios.

Mucho menos aún tiene este FMLN de hoy que ver con el partido que soñamos construir para construir la paz. Esta tarea hubiera necesitado que los dos partidos fuertes que nacieron en guerra, pero lograron hacer la paz, se convirtieran en instrumentos para los ciudadanos.

En instrumentos para el pluralismo, para el debate, para la reforma permanente. Ambos, ARENA y FMLN, han fallado en esta tarea. Debido a esto todavía es tan frágil nuestra democracia, todavía son tan vulnerables las instituciones.

Es angustiante ver cómo ambos partidos, en vez de encarar el futuro (y el futuro se llama reforma) en sus celebraciones de cumpleaños se atrincheran en su pasado. Tenemos dos partidos conservadores, enfrentados pero unidos de manera perversa, y ninguno realmente asume el reformismo. Si no logramos destrabar esto, el país no avanza.

(EL DIARIO DE HOY)