Carta a los salvadoreños que triunfan luchando

Estimados Carlos, Efraín, María Isabel, Camila , JR y los bichos de Suchitoto:

No es cierto que los futbolistas de playa son los únicos salvadoreños que triunfan en el mundo. Tampoco es cierto que sólo en el arte del asesinato sobresalimos y llamamos la atención del mundo.
En nuestro país hay miles de mujeres y hombres que a diario luchan por alcanzar la excelencia, la superación y el progreso. Algunos conocidos como tú, doctora María Isabel Rodríguez (para mi Chabelita), que acabas de recibir en la Universidad Autónoma de México tu séptimo doctorado de honor.
Pero no sólo triunfa una veterana como Chabelita, tal vez la ministra de salud más respetada del mundo entero... También jóvenes como tú, Camila Sermeño, primera violinista de nuestra Orquesta Sinfónica Juvenil: Fuiste invitada como violinista a tocar una temporada entera en la Orquesta Juvenil de Madrid. Y a seguir formándote en un conservatorio en España...
O como tú, José René “JR” Martínez, hijo de una familia de emigrantes originaria de Polorós: ganaste el concurso televisivo “Bailando con la Estrellas” en Estados Unidos, luego de salir severamente quemado en combate en Irak. Y luego de hacerte famoso de costa en costa de Estados Unidos como orador en eventos con otros veteranos y lisiados de guerra.

O como ustedes, Carlos Aguilar y Efraín Cornejo, profesores en el cantón Llanos de Achichilco de San Vicente: ganadores del Foro Mundial de Docentes Innovadores 2011, en Washington. Ustedes fueron elegidos entre más de 200 mil aspirantes que compitieron en eventos nacionales en esta competencia mundial del programa Alianza por la Educación de Microsoft. Ganaron con su fantástico proyecto “Yo quiero hacer películas”, con docenas de cortos filmados por los alumnos de Achichilco...
O como ustedes, los bichos de la escuela de Teatro EsArtes de Suchitoto: los invitó el gobierno de Canadá a presentarse ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos OEA en Washington...
Mucha gente puede creer que ustedes son la excepción. Que la regla es la violencia y lo mediocre. Yo creo que es al revés: la excepción son los pandilleros. Ustedes son los dignos representantes de millones de salvadoreños que luchan diariamente por trabajar, estudiar y triunfar. Y que merecen todo el apoyo de todos nosotros.
Les saluda Paolo Lüers
(Más!)

Carta a Schafik Handal Junior

Estimado candidato a alcalde de San Salvador:
¿Qué pendejos crees que son los jóvenes de nuestro país? ¿Realmente creés que pagando a Calle 13 para que llene el estadio Mágico González y tomándote fotos con el ‘Residente’ te ganas la simpatía y los votos de la juventud?

Creo que ya te diste cuenta que hiciste cuentas alegres. Ya con el estadio lleno de gente que querían música, música y música ni siquiera te atreviste a tomar el micrófono y hablarle a la mara. Ni vos ni Sánchez Cerén querían arriesgarse a que les chiflen la vieja y les tiren botellazos...

La cosa no es tan chiche. Con los fondos de Albapetróleo ustedes pueden comprar un concierto de Calle 13, pero no los votos de la juventud salvadoreña. Claro que se llena cualquier estadio si traes un super grupo, pero claro está también que la mara te chifla al sólo acercarte al micrófono.

Si quieres ser alcalde, ¡dejá de esconderte detrás del nombre, la barba y el mitos de tu papá! Dejá de esconderte detrás de tu mamá el partido. Dejá de esconderte detrás de Calle 13. El que tiene que conectar con la gente y ganarse su voto, sos vos: con tu propia cara, con tus propias propuestas, con tu propia historia.

Olvidáte de tu padre, olvidáte del partido, olvidáte de Albapetróleo que te puede comprar estrellas internacionales - ponéte las pilas y tratá de llenar el estadio con gente que te quieren ver a vos, escucharte a vos, conocer a tus propuestas e ideas.
¿No entendiste que la gente quiere votar por personas? ¿No te metiste en las universidades y colegios, en facebook y twitter, donde los jóvenes expresan a grito que están hartos de los candidatos que no quieren dar su cara y se esconden detrás de banderas?

Y vos venís e inundás los canales de televisión con spots de Calle 13. Tu mensaje: “Soy amigo de una estrella.” Nadie te lo cree. “Viejo verde” te van a gritar si sigues abrazando chicas para la foto.

Bueno, ya te di suficiente asesoría de campaña. De choto. Los próximos te los cobro.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)