Complicidad sinvergüenza

Apenas de regreso de vacaciones - y ya el primer susto: Un madrugón de los partidos en la Asamblea para dejar caer en vacío un fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Apenas publico anteayer un artículo expresando que los críticos de la escena política debemos tener cuidado con no deslegitimar los partidos, y el mismo día se encargan los partidos -en extraña y sospechosa unanimidad- a deslegitimarse ellos mismos.

Y otra vez todo el mundo dirá: Malditos partidos, malditos diputados, nunca se ponen de acuerdo cuando el interés del país lo exige, y miren cómo se ponen de acuerdo, en dos horas de alta noche, cuando sienten que están en juego sus propios intereses.

Esta unanimidad, con la cual los partidos quieren protegerse (más bien blindarse) contra las reformas electorales demandadas por la Corte, no es la unidad nacional tan deseada por los ciudadanos.

Es más bien la complicidad sinvergüenza de las burocracias partidarias de todos los colores políticos -y sus diputados- para defender el status quo contra una reforma que les quitaría a las direcciones el control sobre la selección de diputados, y al mismo tiempo obligaría a los diputados a rendir cuentas a sus electores. Porque su reelección no dependería de la voluntad de sus direcciones, sino de la satisfacción de sus electores.

Porque la parte importante en el conflicto entre Corte y Asamblea no son las candidaturas independientes, sino la parte de la cual menos han hablado: La ruptura con la mala práctica que los votantes sólo podemos votar por la bandera de un partido que presenta su lista de candidatos en orden preestablecido.

La decisión importante de la Corte es que podamos votar por el diputado que nos convence, independientemente de la posición en que su partido lo haya puesto en la lista.

Quiere decir, si alguien quiere votar por un candidato de ARENA, pero por ninguno de los nombres que encabezan la lista, podrá hacerlo. Uno ya no votaría por un partido sino por un determinado diputado.

El hecho que los diputados de todos los partidos estén absolutamente en contra de esta reforma mandada por la Sala Constitucional de la Corte, se entiende. Saben con certeza que, al poner en práctica esta reforma, muy pocos de ellos tendrían posibilidades de reelegirse.

Pero las direcciones de los partidos deberían tener una visión más amplia, y deberían haber intervenido en el debate, exigiendo a sus diputados a actuar en el interés del fortalecimiento de la democracia (y de sus partidos), y no en sus mezquinos intereses personales.

Las futuras elecciones las va a ganar el partido que se convierte en el motor de las reformas que favorecen la institucionalidad, la transparencia y la confianza de la ciudadanía en los poderes del Estado. De esto nos vamos a encargar, a partir de este momento, los creadores de opinión pública en los medios y en la sociedad civil.

La ciudadanía va a castigar a los partidos que se oponen a este proceso indispensable, que incluye una ley de partidos políticos, transparencia del financiamiento de las campañas, el derecho de los votantes de votar por su diputado en vez de marcar una bandera para avalar una lista preestablecida por la partidocracia. De esto también nos vamos a encargar...

No hay que dejarse confundir. Los partidos están tratando de llevar la batalla a un campo de importancia secundaria: las candidaturas independientes. A mi tampoco me parece conveniente permitir candidaturas independientes. Pero ambas opciones -permitirlas o no permitirlas- no afectan de fondo el carácter democrático de nuestro sistema político.

El poder indebido de las argollas partidarias, que urge romperlo para democratizar y fortalecer los partidos políticos, no reside en el hecho que no hay candidaturas fuera del ámbito partidario. Reside en su capacidad de asegurar siempre que los diputados y sean leales a la dirección partidaria y sus intereses como sector.

Por esto el conflicto realmente importante es sobre el mecanismo de elección de los diputados. Es en este punto que no podemos tolerar que la Asamblea, en una conspiración entre todos los partidos, se oponga a la reforma electoral que exige el fallo de la Sala Constitucional.

Posdata: Un saludo a todos los colegas en el día del periodista. ¡Hagamos mejor nuestro trabajo!

(El Diario de Hoy)

Carta a la Secretaria de Intrusión

Estimada señora primera dama Vanda Pignato:

Esta carta estaba reservada para el día del periodista que celebramos cada 31 de julio. Pensaba hacerles a mis colegas un llamado a ser más críticos, más independientes, más rebeldes, menos lamecu...

¡Y sale usted con este volado de prohibir las cachiporras en los desfiles! Vale madre el día del periodista, aquí la primera dama está poniendo su dedo en el verdadera problema del país: las piernas de nuestras alumnas...

Vamos a ver si la entendimos bien. Usted dijo que detrás de “la práctica sexista de las cachiporristas... hay una cosa oscura: la trata de personas, la prostitución infantil...”

¿Usted está diciendo que miles de cachiporras se están prostituyendo? ¿Que los instructores que ensayan los desfiles en nuestros colegios son infiltrados del crimen organizado, metidos en un “negocio que quiere vender de forma negligente a las niñas de El Salvador”?

Así la está citando La Prensa Gráfica, un periódico que nadie puede tildar de hostil a usted y a su esposo. Así que hay que asumir que es cierto que usted dijo esta barbaridad.

Es un insulto a las muchachas que participan en los desfiles. Es un insulto a los profesores que las entrenan. Es un insulto, además, a la inteligencia...

A mi personalmente nunca me han gustado los desfiles con bandas de guerra y música marcial, ni el paso militar de las cachiporras. Pero nunca se me hubiera ocurrido que alguien las quiera prohibir. Prefiero los desfiles carnavalescos que, en vez de tener un carácter paramilitar, expresan alegría, belleza, juego...

Pero si usted quiere prohibir a un espectáculo tan inocente como los desfiles de cachiporras, ¿qué haría si tuviéramos un desfile tipo carnaval, con bailes tropicales como en su patria Brasil? ¿Movilizaría los antimotines, para evitar la “exhibición sexista” del cuerpo femenino?

Que jodido que la primera dama entienda su labor en la secretaría de inclusión social como misión de policía de buenos modales o tribunal de lo “políticamente correcto”.

A lo mejor no era un simple trabalenguas que el otro día hizo que la mamá de un amigo se refería a la Secretaría de Intrusión Social...

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

Los jóvenes están haciendo la diferencia

Una noche de un martes –ninguna fecha especial por cierto – un grupo de 7 jóvenes se reunieron en la casa de uno de ellos en una dinámica parecida a los grupos de estudio tradicionales. Curiosamente había algo diferente que los motivaba a reunirse y no era el aprenderse una teoría o comparar la resolución de ejercicios matemáticos. Lo que los reunía era poder encontrar la forma idónea de cómo abrir los ojos y hacer conciencia a 80 jóvenes que estarán a su cargo por 5 días trabajando en un asentamiento precario.

Mientras la mayoría se preocupa por estudiar, descansar o divertirse, estos jóvenes, además, están ocupados planeando cómo construir 22 viviendas de emergencia en uno de los asentamientos más grandes en el Área Metropolitana de San Salvador. Estos jóvenes son universitarios. A diferencia de otros han logrado comprender que el tener acceso a educación superior los coloca en una posición privilegiada y eso los responsabiliza frente a los problemas sociales más graves que enfrenta el país y les emociona poder trabajar seriamente por resolverlos.

Este grupo de 7 jóvenes pertenece a un grupo de 50 voluntarios de Un Techo para mi País que están organizando la construcción de 154 viviendas que comienza el 31 de julio y finaliza el 4 de agosto. Este grupo ha estado trabajando y preparándose desde hace tres meses para liderar el proyecto de voluntariado más grande a nivel nacional. Este proyecto involucra a 550 voluntarios más que renunciarán por 5 días a las comodidades de sus hogares para entregarlos a las comunidades más pobres de su país.

Año con año se publican numerosos estudios sobre pobreza, se generan muchas posturas, se estructuran nuevos modelos para combatirla, se discute sobre el tema en foros y convenciones, se escriben críticas, quejas, otros protestan por acuerdos tomados, etc. Y ante este problema urgente por atender en el que las familias afectadas viven en una incertidumbre permanente no sabiendo si su techo soportará la tormenta de la noche no cabe la menor duda que debemos actuar ya. La realidad de pobreza es una emergencia que se debe atender cómo tal ya que de ello dependen vidas de familias enteras.

Estos jóvenes le están dando una lección de solidaridad al país, se están identificando con las necesidades vitales de las familias que viven en pobreza y le están dando la importancia que se merecen al prepararse con mucho profesionalismo y actuando con prontitud.

¿Quién dijo que reunir a 550 voluntarios universitarios por 5 días en los asentamientos más pobres era imposible? ¿Quién dijo que construir 154 viviendas de emergencia en 5 días era imposible? ¿Quién dijo que conseguir el financiamiento de estas viviendas era una cifra inalcanzable? ¿Quién dijo que era imposible hacer parte a empresas de este proyecto social? (cada vivienda cuesta 1500 USD).

La juventud ha demostrado que estos y más avances son posibles.

La juventud salvadoreña está despertando, se está haciendo sentir y está demostrando que tiene la capacidad de agrupar a distintos sectores sociales en un ideal de justicia que busca defender y trabajar por la dignidad de las familias más pobres del El Salvador.

(El autor es Director Social Un Techo para mi País El Salvador)

Columna transversal: Sobre la crítica a los partidos

He llegado a una conclusión que todavía me cuesta digerir: Es peligroso contribuir al debilitamiento de los partidos políticos, porque son indispensables e insustituibles para la democracia representativa. Si los debilitamos más, se crea un vacío peligroso.

Durante años --y con buenas razones-- los comentaristas políticos hemos hecho leña a los dos partidos que básicamente sostienen nuestro sistema político: ARENA y el FMLN. "Los dos partidos tienen secuestrado al país", era (es) un argumento frecuente, haciendo alusión a la polarización. Y sigue siendo correcto. Los partidos, así como son, son una limitante para las reformas que a gritos necesita el país. La polarización extrema mantiene al país en inercia. Secuestrado, pues.

Y yo escribí una columna titulada: "ARENA es obsoleta", haciendo este juicio extenso al FMLN. No me retracto ni una palabra de este artículo. Sigue válido.

Entonces, ¿what's new? ¿Cuál es la conclusión nueva?

Hemos observado, durante ya más de un año, lo dañino y peligroso que es cuando dos de los principales líderes, el presidente y el ex-presidente, tratan de construir poder fuera y contra sus partidos. La ilusión de Funes de que su victoria electoral y el poder de Casa Presidencial iban a ser suficientes para poder tomar control del FMLN para transformarlo en un partido "funista", se frustró en los primeros meses. La reacción: dejar al FMLN buena parte del aparato del Ejecutivo, y tratar, desde Casa Presidencial, consolidar un poder independiente.

Acompañado con movimientos fantasma que no son más que redes de sus amigotes y de otros que ven oportunidades en el distanciamiento del presidente de su partido. En esta situación, ¿a quién rinde cuentas el presidente de la República? ¿A su partido? No, porque aunque comparten espacios en el mismo gobierno, no hay debate, no hay discusión. ¿A alguna fuerza ciudadana articulada? No, porque no existe.

¿En quién se apoya el presidente? ¿Quién le presta fuerza, energía social? De repente nos dimos cuenta que no hay nadie detrás del presidente. Bueno, está el FMLN dándole una gobernabilidad, pero mínima y condicionada a que no intervenga en el uso que como partido hace de la parte del Ejecutivo que le tocó como cuota.

Esto deja al presidente con el poder institucional de Casa Presidencial y de los ministerios controlados por sus amigos, sobre todo Hacienda. Algo de apoyo coyuntural se puede conseguir con este poder y los recursos que puede movilizar. ¿Pero alcanza esto para diseñar políticas públicas de mediano o largo plazo? No. Por esto no existen.

Veamos el otro lado de la medalla. Paralelamente y en extraña coincidencia de tiempos e intereses, el otro líder, el ex-presidente Tony Saca, hizo lo complementario. Primero intentó instrumentalizar su partido para convertirse en el poder detrás del trono del sucesor elegido por él. Cuando esta estrategia impuesta por Saca los llevó a perder las elecciones, activó el plan B: asegurarse inmunidad, usando su control del partido para negociar con el FMLN y el presidente. Y cuando su partido no le aceptó esta jugada, usó su liderazgo personal y su dinero para romper al partido. En este contexto surge GANA, como ficha de negociación de Saca con la izquierda. Saca garantizando a Funes en la Asamblea una mayoría que no le habían dado los votantes. Suministrándole una gobernabilidad en base de pactos, que le dio cierto espacio de maniobra frente a ambos, el partido de gobierno y el partido de oposición.

Como siempre, las soluciones baratas al fin resultan las más caras. La gobernabilidad pactada y comprada, mediante la división de ARENA, el surgimiento de GANA, y el chantaje a las dirigencias del PCN y del PDC, le pareció a Funes y sus amigos más conveniente y fácil que ir por el camino difícil de la concertación con la oposición, con la empresa privada y con el mismo FMLN, por supuesto.

Pero esta gobernabilidad de pactos se agota. De repente el país se da cuenta que sigue enfrentando sus dos problemas principales (delincuencia y desempleo), y que la base de gobernabilidad que han construido Funes y Saca no sirve para enfrentarlos. Es más, la manera tramposa de crear gobernabilidad resulta obstáculo para las concertaciones amplias y serias que habría que hacer para encarar estos retos.

Resultado: Tenemos un presidente mediático sin real respaldo ni partidario ni social. Un presidente que, como no ha tenido la capacidad de tomar liderazgo en su propio partido y tampoco de crear consensos nacionales para dar sustento y fuerza a sus políticas, está condenado a gobernar con visión de corto plazo. O sea, de tratar de sobrevivir, en vez de iniciar cambios estructurales, reformas, proyectos de país.

Regreso al inicio de estas consideraciones: Los presidentes que llegan al poder sin lograr apoyos partidarios sólidos para su gestión, están condenados a fracasar. O incluso a desviarse a experimentos peligrosos para la democracia. Vean los ejemplos en la vecina Guatemala, en Ecuador, en el Perú de Fujimori.

Presidentes que llegan al poder explotando la frustración y los resentimientos que la gente tiene con los partidos políticos, y que no hacen nada para renovar y robustecer los partidos, debilitan la democracia.

Pero no sólo es problema de los gobernantes. Todos tenemos que reflexionar cómo volver Justificar a ambos ladosconstructiva nuestra necesaria crítica a los partidos y la manera cómo funcionan de manera vertical, poco transparente. Si nuestra crítica no contribuye a la renovación de los partidos, contribuye a su debilitamiento y erosiona la democracia.

(El Diario de Hoy)

Carta a Mario Acosta Ortel, dirigente de ARENA

Estimado Mario,

¿Es cierto que vos le hablaste a un tal Juan Carlos Sura, editor de uno de los tantos blogs de propaganda pro FMLN, para amenazarle?

Bueno, resulta que el hombre se sintió amenazado y lo denunció en público. Y vos te quedás no sólo como un hombre violento, sino además como tonto. Un político nunca le deja ver al adversario que algo le dolió. Lo más tonto que puede hacer un político es llorar cuando lo atacan.

Entiendo que el pleito es porque en el blog de este señor Sura te vincularon, con nombre y apellido, con Posada Carriles y este tipo Chávez Abarca que “apareció” preso en Venezuela y ahora en Cuba.

En estos blogs, incluyendo el del tal Sura, tienen años de insultarme, de decirme nazi , vendido, espía, agente encubierto de la oligarquía que se infiltró en la guerrilla en los 80... Yo siempre lo he asumido como un honor. Muestra que lo que yo escribo les duele.

Por Dios, Mario, ¿cómo se te ocurre sentirte ofendido por estas pendejadas? A menos que lo que dijeron tenga algo de cierto...

Es evidente que lo de Chávez Abarca en Venezuela es una típica operación de la inteligencia cubana que tiene infiltrada a los anti-castristas hasta el cacho. Y lo que sale en los blogs, es parte de esta operación. A esto no se contesta. Nunca. Ni llorando ni amenazando.

Quien reacciona violento a críticas del adversario, aunque sean campañas sucias, se descalifica como dirigente político. Deberías preguntarte seriamente si realmente quieres estar en una posición pública donde sos sujeto a crítica pública y ataques feos. Y si debes estar en una posición donde el hígado tuyo puede afectar a tu partido.

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

Carta al alcalde de San Marcos y su consejo

Estimados amigos:

Me parece perfecto: Ustedes declararon "Ciudadana Distinguida" a Xiomara Castro de Zelaya, esposa del ex-presidente hondureño Mel Zelaya. Hace un mes, Norman Quijano había nombrado “Visita Honorable” a Roberto Micheletti, quien sustituyó a Mel Zelaya en la presidencia de Honduras. Esta sustitución, para unos (por ejemplo el Consejo Municipal de San Salvador, de ARENA) era legal y necesaria para prevenir que Zelaya rompa con la Constitución; para otros era un golpe de estado (por ejemplo para el Consejo Municipal de San Marcos, del FMLN).

Para unos, el malo de la película hondureña era Zelaya, para otros Micheletti. Este debate existe en Honduras, en El Salvador, en toda América Latina. Este debate es legítimo y necesario. Por más que el presidente de la República lo censure, es legítimo invitar y honrar a Micheletti. Y es igualmente legítimo honrar a Xiomara o Mel Zelaya.

Que cada uno de los invitados, frente a nuestra opinión pública, defienda su posición. Aplaudo las iniciativas de ambas alcaldías, porque abonan a la tolerancia. Quien quiere elevarse a una posición de verdad absoluta y censurar cualquiera de estas iniciativas, está equivocado.

Tenemos que aprender el oficio de la tolerancia. El hecho que tengamos una Plaza Roberto D’Aubuissón y una Calle Schafick Handal es positivo, aunque choque con los intolerantes de ambos lados. Los que no pueden tolerar que tengamos plazas con nombres de adversarios y “Vistitas Honorables” de personajes considerados adversarios muestran que no pueden soportar el pluralismo que hemos conquistado en nuestro país.

El hecho que en El Salvador los diferentes partidos apoyen a personajes e ideas opuestas, no sólo en el caso de Honduras, no tiene nada de malo. Es positivo. Y lo que menos necesitamos es que el presidente usurpe una posición de árbitro y censor, diciendo a quién se puede invitar o honrar.

¿Y si mañana Will Salgado le hace un homenaje Manuel Noriega o el Diablito Ruiz invita a un comandante de las FARC? Que lo hagan. Los únicos que pueden sancionarlos son los votantes.

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

“Chávez estaría bajando un peldaño del culto oficial y popular hasta el nivel de la brujería”

A las 11 de la noche del viernes 16 de julio, en Caracas, un macabro espectáculo fue narrado en cadena nacional por el presidente de Venezuela: horas antes, Hugo Chávez había encabezado una ceremonia secreta en el Panteón Nacional, desde la medianoche del jueves a la madrugada del viernes. Cuando se abrió el sarcófago de plomo y fue descubierto el esqueleto que permaneció cerrado desde 1842 —cuando los restos llegaron desde Cartagena a Caracas—, Chávez, que presentaba un video del acto, exclamó: “¡No lo veamos como un muerto, veamos esas concavidades del cráneo como los ojos que nos miran, desde el más allá o desde el más acá! ¡Bolívar está vivo, no lo veamos como un esqueleto, es un relámpago, es fuego sagrado!”, dijo el mandatario, entonando luego una canción para Bolívar que fue aplaudida por una selecta audiencia....

VEA EL ARTICULO COMPLETO EN "MILENIUM SEMANAL" (México)