Carta al presidente de Ecuador

Estimado Rafael Correa:
Al fin tiene el poder total. Ya hace ratos controla a todos los órganos del estado, lo único que le faltaba era el famoso “cuarto poder”: los medios de comunicación.


El viernes pasado, el parlamento ecuatoriano aprobó, al fin, la Ley de Comunicación que tanto quería usted. Y con ella, usted tendrá juguetes nuevos para jugar a déspota: una Superintendencia de Información y Comunicación y, como si esto no fuera suficiente, un Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación...

Los periodistas que hemos ejercido esta noble profesión en muchos países con sistemas jurídicos y políticos muy distintos, sabemos de experiencia: cuidado donde exista “regulación” del gobierno sobre los medios. Cuidadito donde muevan papeles y sellos los burócratas, con la facultad de decidir cómo y hasta dónde se puede ejercer la libertad de expresión.

Ecuador ya tenía una estrella roja en el mapa que tenemos los periodistas de los países donde hay que andar con cuidado. ¿Cómo ejercer periodismo con toda confianza en un país donde el presidente logra que condenen a un colega a pagar (al gobernante) una multa de 30 millones de dólares por haberlo’ofendido’?

Claro, usted no puede hacer esto cada rato, sería demasiado desgaste para un político. Mejor crear una ley, una supertendencia, un consejo de regulación, y toda una burocracia que se encargue de controlar a los opositores, a los críticos, y a todos que se creen las pajas de la independencia de los medios y de la libertad de expresión. Lo que usted está creando es una especie de policía de opinión...

¿Y quiénes van a elegir a los que van a controlar a los medios? Ni siquiera el parlamento. Al superintendente lo va a elegir, de una terna presentada por el presidente de la República, un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Por todas partes aparece la palabra clave ‘control’ en las instituciones que usted está creando, presidente. Y el Consejo de Regulación (otra de sus palabras favoritas) lo van a integrar: 1 concejal nombrado por usted; 1 nombrado por los gobiernos autónomos descentralizados; 1 por las organizaciones de los pueblos y nacionalidades indígenas; 1 por los consejos nacionales de Igualdad; 1 por las facultades de periodismo; y el sexto que represente las asociaciones de comunicadores y de derechos humanos...

Si esto, señor presidente, es la “revolución ciudadana” y el “buen vivir” que usted propaga, tendremos que armarnos de resistencia para que nadie importe estos modelos aquí.

Saludos a usted y sus amigos Evo Morales, Nicolás Maduro, Cristina Kirchner, Daniel Ortega y Salvador Sánchez Cerén, quienes juntos andan tejiendo sistemas de control sobre la sociedad, los ciudadanos, los medios y la libre expresión. 

La respuesta es: No, gracias. Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Respuesta de don Enrique Altamirano a la Carta de Paolo



publicado en El Diario de Hoy, 14 de junio 2013

La carta a que se refiere este artículo:

El editorial a que se refiere la carta:




El gritón de ARENA y el "bully" de ANDA

El otro día conocí al gritón de ARENA, al personaje del spot de televisión que ya critiqué en otra columna. Así como el tipo me cayó mal en la tele, me cayó muy bien en persona. Uno es macho, el otro es un joven humilde; uno grita, el otro habla normal y pausado.

Voy a compartir con mis lectores la increíble historia que me contó. La historia del gritón de ARENA y el "bully" de Anda.

Resulta que el joven viene de una familia de areneros. Trabajó en la Secretaría de Juventud dirigida por César Funes, bajo la presidencia de Saca. Luego, cuando César Funes asume la presidencia de Anda, se lleva a nuestro joven. Trabaja de administrativo en el laboratorio de calidad. En su tiempo libre recibe formación católica. Su catequista y mentor: un señor llamado Marco Fortín.

Cambia el gobierno. Pasan algunos meses y aparece como nuevo presidente de Andael mismo señor Fortín. Nuestro joven ya estaba terminando sus estudios de mercadeo y por sus conocimientos le encargaron la venta de los servicios del laboratorio de calidad de Anda. Pero nunca le subieron el sueldo. Es más, fue el único en el laboratorio al que no le subieron nada, a pesar de su amistad con Fortín. Somete su título universitario a Recursos Humanos, pero nuevamente: nada de nivelación. En vez de esto, Fortín manda a investigar cuándo, con quién y por qué el joven había entrado a Anda. Ya el joven entiende el mensaje: me marginan por arenero.



Para completar sus ingresos comienza a trabajar, en su tiempo libre, como modelo para anuncios. Está en la lista de casting de varias productoras. Un día una productora lo llama al casting y le ofrece grabar un spot de ARENA. Acepta con una condición: hay que rodar afuera de su horario de trabajo en Anda. Se convierte en el famoso gritón.

Graban todo el sábado y hacen la sesión de fotos el lunes en la madrugada. Se presenta a tiempo al trabajo. El miércoles se reporta enfermo, en el Seguro Social le dan incapacidad para el resto de la semana. El mismo miércoles, por la noche, sale al aire el spot. El jueves por la mañana Fortín lo busca en el laboratorio. Le informan que está enfermo. El presidente de Anda le habla a su casa. Dice cosas como: "¿Y vos qué te creés? Ni un perro muerde la mano de quien le da de comer..."

El joven le trata de explicar que él trabaja de modelo en su tiempo libre. El presidente: "No me importa, pendejo, ¡mejor callate, (*)!"... Y le cuelga.

La tarde de jueves, el jefe del laboratorio informa al joven que recibió órdenes de despedirlo; que el lunes vaya directamente a Recursos Humanos, que funciona en otra sede de Anda. El viernes, su jefe le habla para informarle que a lo mejor no lo van a despedir.

El lunes, el joven va directamente a Recursos Humanos. Luego de una larga espera aparece el gerente y le informa que el presidente ha decidido no despedirlo, solamente lo amonestarán verbalmente, porque "ningún empleado público puede involucrarse en proselitismo". El joven argumenta que esto es válido para funcionarios, pero no para empleados.

Le dicen que se presente a su trabajo. Llegando al laboratorio, inmediatamente lo llevan a la presidencia. Lo esperan Fortín y tres de sus asesores. El presidente le cuenta que tiene "chequeados a todos los areneros en la institución". Y le muestra las fichas en la pantalla de su computadora: nombres, fechas, domicilio, fotos, familiares, etc.

El presidente: "¿Te gustaría que te peguen en las nalgas? Esto has hecho vos con este spot. Me traicionaste. No te he tocado en tres años, aunque sabía que sos arenero. Me metiste en un gran huevo, hasta el presidente Funes ya sabe de esto..."

Al final le dice: "Pero no te voy a echar. Vas a hacer los anuncios para Anda —y para el partido. Vos vas a ser el modelo y símbolo de Anda, vamos a hacer unos anuncios vergones..." Y le ordena a uno de sus asesores: "Escriba ya los guiones, pero que sean buenos. Porque este comercial de ARENA es paloma, hay que reconocerlo. Nos dolió".

Le pregunta tres veces al joven si está de acuerdo de convertirse en el modelo para Anda y para el partido. Sin recibir respuesta. Y sin aclarar si habla del FMLN o de Gana. De manera de despedida, Fortín le dice: "El único que te dio de hartar soy yo. ¿Creés que te van a defender Paco Flores o Norman? A este (*) lo puedo hacer m..., me debe más de tres millones..."

El martes, a primera hora, el joven vuelve a Recursos Humanos e interpone su renuncia. Le preguntan por qué y dice: "Por acoso por parte del presidente de Anda". Y a mí, cuando me lo contó, me lo explicó así: "Por dignidad".

(*) En las conversaciones reproducidas se usaron algunas palabras que no me atrevo a publicar...

(El Diario de Hoy) 

Carta a don Enrique Altamirano

Hoy leí una frase suya que me impactó: "Pese a la ilusión de muchos sobre la posibilidad de corregir conductas y lograr que criminales tomen el correcto camino y se conviertan en personas de bien, la realidad humana es otra, siendo una cuestión de genética, de formación, de complejos, de fanatismos, de 'mala sangre'."

Esta frase me hace realizar en qué problema extremadamente grave estamos como sociedad. De repente nos vemos obligados a enfrentar un problema que durante años hemos obviado. Cada uno y toda la sociedad nos hemos sistemáticamente negado a enfrentarnos a una realidad, así como a veces hacemos los humanos cuando es demasiado triste reconocer la realidad, y cuando cuesta demasiado valor enfrentarla. Represión llaman los sicólogos este mecanismo de defensa.

Pero de repente pasa algo que nos rompe las defensas y nos obliga abrir los ojos y ver la cruda realidad. En este caso, lo que nos obligó a enfrentar la realidad fue la maldita tregua entra las pandillas. Qué susto que en una sociedad tan llena de violencia como la nuestra, los que ponen en la agenda del país la idea de desmontar el monstruo de la violencia, sean los pandilleros. Qué ofensa que en un país que cobardemente ha delegado su problema de violencia epidémica a la policía y los carceleros, las voces que nos obligan a asumir nuestra responsabilidad y enfrentar el problema de la marginación de buena parte de nuestra juventud no salgan de la iglesia, ni de las universidades, sino ¡de las cárceles!

¿Y no hemos durante años, décadas enteras, exigido que nos quitaran de la vista esta escoria humana, a estos animales que se llaman mareros? Así pudimos ser tranquilos: que los encierran en cárceles lo más apartados de nuestra vista, y boten la llave. Y por más infrahumanas las condiciones de vida en estas cárceles, mejor.

Y de repente desde adentro de estas cárceles salen voces que hablan de paz. Y para colmo, nos quieren obligar a ver que detrás del hecho que tengamos 50 mil jóvenes fuera de la ley existe un problema de marginación social en los barrios; que detrás de l a escalada de la violencia hay una deuda social no pagada. Y para colmo de los colmos, se hacen escuchar. Encuentran cómo comunicarse con la sociedad. Tienen voceros. ¡Hasta aparecen en televisión!

Claro que la sociedad, que durante décadas se ha negado la existencia de este problema y de esta deuda, reacciona violentamente cuando los pandilleros, en vez de silenciosamente podrirse en sus cárceles, irrumpen a la escena nacional y hablan de diálogo y paz. Claro que recibe aplausos el nuevo ministro que despide a quien autorizó la aparición en televisión de dos pandilleros y prohíbe su contacto con la prensa.

La frase que cité al principio, tomada de un editorial suyo en El Diario de Hoy, simboliza la resistencia de la sociedad de enfrentarse al problema. Esta resistencia, en otros ámbitos, se vuelve hasta violenta: vea los miles de insultos y amenazas que diariamente están recibiendo quienes tratan de promover este diálogo y quienes plantean que la tregua es una oportunidad para empezar a enfrentar, entre todos, la violencia como un problema integral que requiere de soluciones integrales, no exclusivamente penales.

La última línea de defensa para los que se niegan a aceptar este reto es la teoría de la "mala sangre": los malos son malos, porque tienen malos genes. Los heredaron de sus padres y abuelos, y igual de malos serán sus hijos y nietos. Por tanto, no necesitamos preguntarnos qué hemos hecho mal como sociedad. Y no tiene sentido hablar con ellos o tratar de reinsertarlos. Vuelvan a cerrar herméticamente las cárceles y boten las llaves. Y déjennos tranquilos, sin ver a pandilleros en televisión. No quiero poner esto en la boca suya, don Enrique, pero así lo entenderán muchos.
Que bueno que usted tenga el valor de exponer esta teoría, porque es parte del problema y hay que enfrentarla. Por suerte, el debate ya no se puede apagar. La caja de Pandora está abierta, y están saliendo cosas muy buenas y cosas muy feas. Qué bueno: Por más que algunos quieran apagarlo, el debate continuará, y la sociedad comenzará enfrentar su cruda realidad. Primer paso para cambiarla. Y qué bueno que este periódico se atreve a albergar este debate.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Aqui el link para leer el editorial de El Diario de Hoy arriba citado:
http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_opinion.asp?idCat=50838&idArt=7958452

PRONUNCIAMIENTO A LA NACION

LOS FACILITADORES DEL PROCESO DE PACIFICACIÓN: MONSEÑOR FABIO COLINDRES Y RAÚL MIJANGO, CONSIDERANDO:

1.     Acaban de cumplirse 15 meses (9 de marzo de 2012- 9 de junio 2013) de haberse iniciado en el país el proceso inédito de paz, ocasión precisa para hacer un alto y evaluar sus resultados, en qué contexto se encuentra y cuáles son sus perspectivas de desarrollo y evolución.

      A.    Resultados:
A-1. El resultado más evidente es el de haber parado la loca espiral de crecimiento que en materia de homicidios el país experimentaba para finales de 2011 y principios de 2012que acumula la pérdida de 50,000 mil vidas de salvadoreños y que alcanzaba ya un promedio de 14-15 fallecidos por día, 70 fallecidos por cada 100 mil habitantes y nos había colocado como el 2do país más violento de todo el planeta.
15 meses después, aquella realidad mediante este proceso de paz ha sido transformada radicalmente, desde sus inicios se produjo una reducción en la tasa de homicidios que se ha mantenido a todo lo largo del proceso en un promedio de 5.5 por día y bajamos de 70 a 30 los fallecidos por cada cien mil habitantes y nos desmarcamos de la 2da posición de país más violento del planeta a la posición 44 que nos coloca entre los promedios de violencia que experimentan otros países de América. En síntesis pues, la vida de más de 3, 800 salvadoreños ha dejado de perderse hasta la fecha gracias a este proceso de paz; dicho en otras palabras 3,800 madres salvadoreñas no han tenido que llorar la pérdida de sus seres queridos
A-2. En una 2da fase del proceso, a la cual invitamos el 22 de noviembre de 2012, ya se han sumado 10 municipios que antes habían sido considerados como de mucha intensidad de violencia, siendo estos: Ilopango, Santa Tecla, Quezaltepeque, Sonsonate, Puerto de La Libertad, Apopa, San Vicente, Puerto el Triunfo, Nueva Concepción y Ciudad Delgado, en ellos se han suscrito “Pactos Locales Por La Vida y La Paz” que son verdaderos pactos sociales en los cuales participan: Autoridades municipales, Gobierno Central, Iglesias, Empresarios, Representantes de Pandillas con presencia en el municipio y otros representantes de comunidades y sectores sociales interesados en contribuir a la recuperación de la paz social. En los municipios mencionados habita un promedio de 797,024 salvadoreños que han comenzado ya a respirar un clima diferente de paz pues en ellos el compromiso de las estructuras de pandillas con la sociedad es más profundo y se expresa en:
1.                       Reducir hasta erradicar todo tipo de práctica delictiva en el municipio.
2.                       Reafirmar localmente el pacto nacional de no agresión.
3.                       Entrega voluntaria de armas.
4.                       Permitir el libre acceso de los ciudadanos a sus territorios.
5.                      Contribuir con su organización social al desarrollo de los municipios.
A-3. Sin haber disparado un solo tiro ni  haber tenido que usar la fuerza bruta en requisas, gracias a la mediación, hasta la fecha se ha logrado que los privados y privadas de libertad de origen común y miembros de pandillas entreguen en diferentes Centros Penales del país de forma voluntaria 985 ilícitos, entre los que se encuentran más de 300 teléfonos celulares y el resto armas hechizas. De igual forma, en 3 diferentes gestos de buena voluntad, las pandillas salvadoreñas han hecho entrega voluntaria de 504 armas de fuego de diferentes calibres.  
A-4. Según cifras oficiales, otros delitos también han tendido a la baja como es el caso de la extorsión que ya experimentó un descenso del 11%.
A-5. Colateral al proceso, otro suceso sin precedentes también ha estado en desarrollo en El Salvador, como es la constitución de la “Iniciativa Pastoral Por La Vida y Por La Paz” que ha reunido, pese a sus diferencias confesionales a iglesias de diferentes denominaciones y ha Obispos, Sacerdotes, Pastores y Laicos en apoyo al proceso de pacificación.
A-6.  Por iniciativa de la Nunciatura Apostólica en El Salvador, la sociedad civil ha conformado a partir de enero de 2013 La Fundación Humanitaria, quien con apoyo de la UE e Interpeacese propone realizar un gran esfuerzo nacional para sumar apoyos del empresariado privado al proceso.
A-7. Por gestiones de los facilitadores y El Estado Salvadoreño, se cuenta con el acompañamiento de la OEA como observador y garante del proceso de paz y con una misión del CICR encargada de velar por los derechos humanos de las personas privadas de libertad.
A-8. El GOES ha focalizado 33. Millones de dólares para contribuir a la consolidación de los procesos de Pacto Social que se desarrollan en los municipios que se han sumado al proceso pacificador.
A-9. Se ha logrado que por más de 15 meses toda la sociedad salvadoreña ya sea a favor o en contra se pronuncie en relación al problema de la violencia.
A-10. Nos complace sobremanera el que esta iniciativa inédita de los salvadoreños este siendo ya replicada en otros países agobiados por la violencia, como es el caso de la hermana República de Honduras quien recientemente ha iniciado un proceso similar al nuestro.

        B.    Contexto actual del proceso y sus perspectivas de desarrollo y evolución.
El que prematuramente se haya aperturado el proceso eleccionario que culminará con las elecciones de febrero de 2014, se ha convertido en la principal dificultad  que el proceso de paz enfrenta para una adecuada evolución y desarrollo.La complejidad de un proceso tan sugieneris que aborda un tema igual de complejo es muy difícil de administrar sin que el factor político electoral lo infeste.
Considerando lo anterior y para “salvaguardar las virtudes” de un  proceso que representa la única oportunidad y opción viable para superar la grave situación de violencia que aun agobia a nuestro país,como ya lo demuestran sus contundentes resultados, los facilitadores hemos concluido que es momento de actuar con “Sabia Prudencia”y la forma en que pensamos hacerlo será: Concentrarnos en consolidar lo alcanzado hasta la fecha y consolidar los Pactos Locales en los 10 municipios ya sumados al proceso e ir sumando otros según las condiciones lo vallan permitiendo y sobre todo, darle mantenimiento al tema de reducción de homicidios, pues es la única acción que no podemos desacelerar dado el incalculable valor que la Vida Humana tiene para nosotros.

2. A fin de evitar confusiones, a los diferentes actores les llamamos a:
a     a)     A los privados y privadas de libertad les pedimos mantener la cordura y consolidar el ambiente de armonía que durante estos 15 meses hemos cultivado a fin de mantener la estabilidad en los Centros Penitenciarios.

b     b)    A las pandillas: MS13, Barrio 18, Mirada Locos, Máquina, Mao-Mao y Retirados les pedimos seguir haciendo los esfuerzos de control y monitoreo para mantener la baja de homicidios y a consolidar los  procesos de Pacto Social que ya fueron suscritos y los otros que se vallan sumando, afín de convertir a cada uno de esos municipios en verdaderas vitrinas de paz social.

c      c)     A la OEA, a continuar su misión de observador y garante.

d      d)    A la “Iniciativa Pastoral Por La Vida y La Paz”  a que continúen promoviendo la reflexión- oración y obra en procura de la recuperación de la paz.

e       e)     A la Fundación Humanitaria a continuar su labor de concientización para el involucramiento del empresariado salvadoreño como parte también de la solución.

f        f)     A la cooperación externa les instamos a priorizar en sus apoyos a los programas de prevención y de reinserción de jóvenes a fin de evitar que estos encuentren en la violencia una opción para sobrevivir.

g       g)    A los partidos políticos y sus Candidatos Presidenciales les instamos a respetar el proceso por el alto carácter humanitario que tiene al permitir la reducción en pérdida de vidas de los salvadoreños.

h       h)    Al pueblo en general le pedimos nos haga llegar sus sugerencias para fortalecerlo e impedir que un proceso que tan buenos resultados a arrojado se valla a perder por falta de compresión y apoyo.

         i)  Agradecemos los reiterados reconocimientos que el Sr. Presidente de la República ha manifestado en relación a nuestro papel de mediadores y también al nuevo Ministro de Seguridad quien ha expresado su apoyo a la labor que realizamos.

j           j)  A los medios de comunicación, les informamos que los facilitadores nos limitaremos a brindar  eventualmenteun informe sobre el estado de avance del proceso.

El Salvador 11de Junio de 2013
 

Carta a Miguel Peñalba

Mi querido amigo:
Se van de regreso a España, tú y Cristina y sus hijas, luego de 8 años de vivir entre nosotros. Ocho años en un país extraño pueden ser un episodio que no deja mayor huella, o pueden ser un capítulo de tu vida que te marca para siempre. Depende de qué pasa en estos 8 años, y en qué etapa de tu vida sales de tu patria, de tu rutina, de tu carrera predecible...


Ustedes pasaron en El Salvador 8 años verdaderamente intensos y movidos. De pareja joven e independiente, se convirtieron en padres de familia. Tú de ejecutivo en misión internacional te convertiste en empresario. No llegaste simplemente a administrar la empresa Calvo El Salvador, llegaste a construir la fábrica de atún en La Unión y la flota pescera del Pacífico, y a crear toda la operación centroamericana. Llegaste a transformar la sucursal de una empresa española en una empresa salvadoreña.

Tú Cristina, de la esposa que acompañaba a su marido, te convertiste en empresaria de turismo – y empezaste una carrera artística y de fotógrafo que te cambió profundamente...

Cuando todas estas transformaciones personales y profesionales transcurren durante la estadía de uno en un país extraño, este país al rato deja de ser extraño. Hablo de propia experiencia. Yo llegué a El Salvador en 1981. Y cuando habían pasado 8 años, en 1989, me di cuenta que tenía 2 patrias: una donde nací y crecí, que se transformó profundamente, pero sin que yo haya estado involucrado -- y otra que la vi transformarse ante mis ojos y con mi humilde participación. No entendí lo del muro de Berlin, pero entendí perfectamente lo que significaba la ofensiva guerrillera sobre San Salvador y es asesinato de los jesuitas: la transición de la guerra a la paz.

Por esto les dije, Cristina y Miguel: O se regresan a su primera patria ahora, cuando todavía pueden, o al rato este país ya no los dejaría salir. En la despedida la otra noche vi a ambos tratando a retener las lágrimas. Cuesta abandonar un país que te ha visto madurar, superarte y transformarte. Yo nunca lo pude hacer. Lo que también tiene su costo, real y emocional, porque la otra patria, la que te vio crecer, tampoco te libera del amor y de la lealtad.

8 años y todo el trabajo y las amistades que hicieron aquí son suficientes para que, aunque nunca regresen, siempre serán parte de esta nueva patria que los adoptó y que ustedes abrazaron. Por supuesto que van a regresar. Y por supuesto que los vamos a ir a ver en Galicia. Al fin tengo un buen pretexto para regresar a esta tierra gallega, donde pasé los meses más felices de mi vida aprendiendo español, enamorado de la ciudad de Santiago de Compostela – y de una de sus ciudadanas en particular.
No conozco a nadie que en 8 años haya hecho tantas amistades como ustedes, con tanta gente tan diferente, artistas y empresarios, ricos y pobres. Esto sólo es posible cuando alguien hace amigos trabajando - y también vagando. Solo el tiempo libre no es suficiente para forjar y mantener tanta amistad. Ustedes tienen este don. Por esto nos harán falta.

Suerte te deseo a ti y tu bella esposa Cristina. Cuiden a sus hijas y sigan viviendo esta locura de amar dos patrias.

Su amigo Paolo Lüers