Carta al ministro de gobernación: ¿Interviene en asociaciones independientes?

Estimado señor Arístides Valencia:
El 30 de mayo de este año, la Asociación Cafetalera de El Salvador celebró su Asamblea General Ordinaria, en la cual a eligió su Junta Directiva para el período mayo 2015 – mayo 2017. Se presentaron dos planillas, una encabezada por el ingeniero Sergio Edmundo Ticas Reyes, la otra por el licenciado Omar Flores, hermano del viceministro de Agricultura, Hugo Flores. Resultó electa, con mayoría simple, la primera. Terminó la Asamblea en plena armonía, con el licenciado Omar Flores juramentando la nueva Junta Directiva.



A las 11 horas del día 2 de junio, el ingeniero Ticas se presentó en el Ministerio de Gobernación para solicitar en el Registro de Asociaciones la inscripción de la Junta Directiva. Entregó toda la documentación: la carta de solicitud; la certificación de la elección, firmada por los tres miembros de la Comisión de Revisión de Credenciales electa por los delegados presentes en la Asamblea; copias de los credenciales de cada uno de los delegados que participaron en la elección; y el recibo del derecho de inscripción cancelado. Irónicamente el ing. Ticas no se presentó a primero hora, porque asistió a una invitación a Casa Presidencial. 

En el Registro de Asociaciones informaron al Ing. Ticas que en horas de la mañana del mismo día 1 de junio, mientras él (¡qué ironía!) respondió a una invitación a Casa Presidencial, recibieron otra solicitud de inscripción de la Junta Directiva de la Asociación Cafetalera, para el mismo período de mayo 2015-mayo 2017. En esta solicitud se inscribieron como miembros electos de la Junta Directiva personas que ni siquiera habían participado en la Asamblea General celebrada el 30 de mayo.

Con fecha 3 de junio, el ingeniero Ticas presentó a la Lic. Ana Delmy Mendoza Campos, jefa del Registro de Asociaciones del Ministerio de Gobernación, un escrito objetando “la inscripción de cualquier otra planilla que no sea la electa en la Asamblea General. Además el presidente de los cafetaleros solicitó que le entreguen una certificación de la solicitud de inscripción fraudulenta y sus documentos anexos, con el fin de poder tomar las medidas legales pertinentes.

Hasta ahí ya es una historia bastante preocupante, sobre todo porque su ministerio no ha contestado ningún de los escritos presentados. Sin embargo, hubo otra sorpresa más: Unos día después, consultando la página web del Registro de Asociaciones, aparece en la base de datos que no son dos, sino tres las Juntas Directivas de la Asociación Cafetalera que han solicitado inscribirse para el mismo período. Curiosamente, la tercera la encabeza el Lic. Omar Flores, el mismo que en la Asamblea del 30 de mayo perdió la elección, reconoció su derrota y juramentó a la planilla ganadora. Acuérdese, estamos hablando del hermano de un compañero suyo en el gabinete de gobierno.
Inmediatamente, el ingeniero Ticas presentó otro escrito al Registro, con fecha del 18 de junio, reiterando su objeción a la inscripción de cualquier planilla que no sea la legítimamente elegida. Nuevamente solicitó que se le entreguen certificaciones de las dos solicitudes fraudulentas. Su ministerio, hasta la fecha, no ha contestado nada. Ni ha inscrito la Junta Directiva.

Esto significa que una importante gremial como la Asociación Cafetalera de El Salvador tiene ahora, ante el silencio y la inacción del Ministerio de Gobernación, más de 40 día de estar acéfala. Con la consecuencia que no puede efectuar urgentes inversiones y trabajos de mantenimientos en la finca de su propiedad.

Le pregunto: ¿Qué juego está jugando su ministerio? Sus burócratas disponen de toda la documentación necesaria para cumplir con su deber de inscribir la nueva Junta.

¿Esto tiene algo que ver con posiciones críticas que la Asociación Cafetalera ha expresado sobre las políticas de café del Ministerio de Agricultura? ¿Es represalia contra dirigentes gremiales que insisten en la independencia de sus asociaciones?

Espero que usted, como ministro, de una respuesta pronta y justa. No a mi, a los cafetaleros agremiados.

Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta a la Asamblea Legislativa: Hold your horses!

Estimados diputados:
El hecho que tenga que escribir el miércoles sobre un proyecto de ley importante, hasta hoy desconocido, pero que quieren aprobar el jueves, demuestra que algo está mal con su manera de legislar.


Por lo menos en la opinión pública y en los sectores que hacen uso diario de las redes sociales, del internet y de la libertad de expresión (sea por profesión, sea por iniciativa ciudadana), la “Ley de Delitos Informáticos” no ha sido discutida. Por una nota periodística nos damos cuenta que la Comisión de Seguridad ya emitió un dictamen positivo.

Hold your horses! Despacio. No aprueben una ley tan importante de manera improvisada, sin un profundo análisis jurídico y de las implicaciones para la libertad de expresión y el tipo de comunicación que necesita la sociedad del futuro. En pleno siglo 21, que es siglo de la informática, se necesita una ley, pero no cualquier ley. Mucho menos una ley represiva, con vocación restrictiva. Comencemos con el nombre: ¿Por qué piensan en una Ley de DELITOS informáticos, y no en una Ley de Seguridad y Libertad Informática?

Con la importancia creciente de la informática y del internet no estamos ante un problema penal, sino ante un cambio de la manera de comunicarnos entre nosotros y con el mundo, que puede ser democrática, crear más transparencia, y ser instrumental para que la libertad de expresión sea un derecho para todos. Pero también se presta a abusos, sobre todo cuando el Estado interviene indebidamente.

Una Ley de Seguridad y Libertad Informática nos tiene que proteger de abusos estatales, como por ejemplo el espionaje de nuestros datos, sus almacenamiento por razones de control policial, pero también contra ataques cibernéticos, hackers malignos, fraude cibernético. Es un campo nuevo, debido a nuevas tecnologías, y por tanto necesita legislación. De acuerdo. No sé si el proyecto en discusión en la Asamblea cumple esta función, porque nadie ha hecho público el cuerpo de ley. Increíble en un asunto que por definición tiene que ver con transparencia…

En cuanto a “daño a integridad” y “difusión de información perjudicial” (difamación, calumnia, injuria), divulgación no autorizada de datos personales, pornografía - todo esto ya está regulado en otras leyes. Lo único que una Ley de Seguridad y Libertad Informática tiene que hacer es crear los mecanismos que un delito, como por ejemplo de calumnia o pornografía infantil, pueda perseguirse cuando es cometido en redes sociales, muchas veces bajo anonimato. Por ejemplo, el diputado Gallegos no se atrevería decir en una columna que yo soy palabrero de una pandilla, pero lo hace impunemente en twitter o facebook… Ni hablar de las cuentas anónimas en las redes.

Sobre esto hay que legislar, pero la nueva ley no debe, de ninguna manera, establecer restricciones adicionales a la libertad de expresión. Al campo cibernético no se puede poner más restricciones que a los medios tradicionales. Lo que es sancionado decir en un periódico, tiene que ser sancionable en facebook o en un blog. Ni más ni menos.

¿Cómo entender un ‘delito’ llamado “difusión de información perjudicial”? Si una publicación, sea en medios tradicionales o en redes sociales, es difamatoria y falsa, aplica la ley existente. Pero no toda información perjudicial es difamatoria. Informar sobre corrupción de funcionarios es altamente perjudicial para el corrupto – ¡y así tiene que ser! No puede limitarse nuestro derecho de divulgar hechos que incomodan (y así perjudican) a corruptos. Más bien la ley tiene que proteger este derecho.

Lo que sí hay que prohibir, perseguir y penalizar es el espionaje cibernético. El fiscal general suele decir que aparte del único centro autorizado para escuchas telefónicas, que dirige su institución, existen 4 otras, privados e ilegales – pero no ha cerrado ninguna. Y muchos ciudadanos tenemos indicios que estructuras estatales nos están violando la privacidad de nuestras comunicaciones, sin la debida autorización judicial. La nueva ley tiene que reforzar la seguridad de los ciudadanos contra estos abusos estatales. No estoy seguro que el proyecto de ley que ustedes están estudiando cumpla esta función.

Por todas estas razones es imposible que aprueben esta ley. Publiquen el proyecto, sométanlo al escrutinio de la opinión pública, de los juristas, de los comunicadores y de los profesionales de la informática. Tal vez así surgirá una ley que, en vez de poner en peligro la seguridad jurídica y la libertad de expresión, las blinde contra malas intenciones políticas y manipulaciones fraudulentas.

Espero que no la pasen. Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta a Papa Luis, un héroe anónimo

Estimado profesor Luis Alonso Mejía Renderos:
En tu entierro, el pasado domingo, se levantó un señor de Chinameca, colega y amigo tuyo, y dijo: "En mi pueblo hay una costumbre. Cuando muere un profesor, todos los profesores esperan en la salida de misa y le cantan el himno al maestro".

Y todos tus familiares, amigos, colegas maestros, exalumnos, vecinos nos levantamos y cantamos: "Dulces himnos cantemos de gloria, al maestro abnegado en loor, y ensalcemos doquier su memoria, entre cantos sublimes de amor…".


Cuentan que fuiste un gran maestro, dedicado a la literatura y la juventud. Cuentan que fuiste fundador de ANDES 21, compañero de lucha gremial de Mélida Anaya Montes, luego comandante "Ana María" y asesinada por sus compañeros de las FPL; y de Salvador Sánchez Cerén, luego comandante "Leonel", hoy presidente de la República.

Yo primero supe de vos en 1983, cuando en el Castillo de la PN asesinaron a tu hijo Nelson Renderos, luego de haber capturado a toda su familia el 1 de junio, incluyendo sus pequeños hijos y su madre. Supe que moviste cielo y tierra para liberar a tus nietos. Lo lograste, y ahí comenzó una linda historia que terminó con tus dos nietas, en ese momento de 8 y 10 años, adoptándome como papá. Así entré en tu familia y luego al terminar la guerra, en tu corazón, y en tu casa en la San Joaquín, donde vivías con tu esposa Lauri, también maestra, quien muriera hace cuatro años. Ella fue una de las primeras mujeres protagonistas en las luchas gremiales y sociales. Aceptándome como el nuevo padre de sus nietas, ustedes dos me hicieron el regalo más grande. Con esto ellas, las niñas, Mama Lauri y tú me hicieron salvadoreño.

En las largas sentadas en tu comedor, tomando café, comiendo pan dulce, aprendí mucho de mi nuevo país: tus cuentos, tus discursos, tus memorias, tus reflexiones sobre la guerra que te costó un hijo, y sobre la paz que te devolvió del exilio a tus nietos, sobre la lucha de los maestros, me han ayudado entender el país y su historia, mucho más que libros o análisis políticos.

Cuando me salí del Frente, ya transformándose paso a paso en el partido que hoy nos gobierna, tuvimos largas discusiones, y no me resultó nada fácil explicarte porqué había dejado la bandera por la cual murió tu hijo. Nunca me retiraste el cariño y el respeto, pero tú nunca dejaste de decirme que seguías creyendo en "los compas" y su partido. Por suerte, cuando ellos llegaron al poder, tú ya te estabas retirando en un mundo de memorias, pero cada vez con menos conexión de la realidad.

No sé como tú, que lloraste cuando se murió Schafik, hubieras aguantado ver a Mauricio Funes ejerciendo el poder con tanto cinismo, tanta mentira, tanta corrupción. No sé como tú, fundador de ANDES 21, hubieras visto al profesor Salvador Sánchez Cerén como ministro de Educación sin cumplir el sueño que por décadas compartieron con tanta ilusión: dar dignidad al magisterio y la niñez. Ya no pudimos tener estas discusiones, ya se te había apagado esa luz, esa energía y ese ánimo de lucha que todos admiramos.

Pero nunca se te acabó la bondad, el cariño, el amor. Los preservaste hasta el último día de tus 96 años. Puedes estar tranquilo, Papa Luis: tus nietos se han convertido en profesionales y ciudadanos responsables. Reflejan todos los valores que tú pasaste a tu hijo y él a los suyos aunque la guerra los obligó a crecer sin él.

Por suerte ya poco te diste cuenta del caos económico y de inseguridad que nos toca vivir. Te cuento, Papa Luis, que el país está mal, muy mal. Pero también te cuento que la generación de tus nietos está lista para componerlo. De esto no me cabe duda. Nosotros hicimos la guerra y la paz, a ellos les tocará construir el país. El ejemplo de maestros como tú les va a ayudar mucho en esta tarea.

Descanse en paz, Papa Luis. Paolo Lüers

(Mas!/El Diario de Hoy)

Columna transversal: Un acto publicitario por día

Nadie puede criticar que el alcalde de San Salvador construya canchas, ilumine calles, inaugure pistas para skaters, remodele casas comunales, instale cámaras. Es su trabajo, y para esto lo han elegido. Que bueno que las “nuevas ideas” se vuelvan obras.

La “nueva idea” cuestionable es organizar toda la inversión social, comunitaria, cultural, deportiva de la alcaldía con criterios y prioridades publicitarias. “Una obra por día” es una mala idea. Poner los recursos en función de poder cada día inaugurar una obra, durante los tres años que durará esta administración municipal, no corresponde a la necesidad de planificar, ejecutar y calendarizar las inversiones de la manera más eficiente; corresponde a una lógica publicitaria. El carácter y la secuencia de las inversiones no se derivan ni de la manera más eficiente de administrar y planificar obras, ni de una clara definición de las necesidades prioritarias de la población – se derivan de un plan mercadológico de cómo proyectar la imagen del alcalde. Si Nayib Bukele mantiene este plan -y todo indica que este es el método de gobernar que ha elegido-, el alcalde pasará una porción desproporcionada de su tiempo cortando cintas, dando discursos, abrazando niños y posando para cámaras. No abona a la eficiencia, pero sí al impacto mediático.

Lo misma pasará con los recursos. Se adjudican según las necesidades y prioridades definidas en el departamento de comunicación, no por los técnicos de planificación y del manejo financiero de la alcaldía. Las obras, cada uno en sí, perfectamente pueden tener sentido y causar impacto positivo, pero la gestión en su conjunto se distorsiona, y la eficiencia se reduce.

Es peligroso cuando las políticas públicas se definen con criterios y prioridades publicitarias y no técnicas. Es obvio que esto pasa a la hora de diseñar  los planes de gobierno en tiempos de campaña electoral. Pero es aún más dañino a la hora de administrar un gobierno, un ministerio o una alcaldía. La sinergia que cualquier administrador público tiene que buscar con la suma de sus obras, dentro del marco de tiempo de su mandato, no puede depender de un plan publicitario; tiene que depender de la mejor manera de conciliar la limitación de los recursos y el flujo de liquidez con las necesidades de la población, debidamente priorizadas. Si el criterio rector no es el impacto real en la población, sino más bien el impacto mediático, la administración pública pierde eficiencia y legitimidad.

En este contexto se entiende el enojo del alcalde con los medios de comunicación. Resulta que los medios comerciales e independientes (o sea los medios que no son parte de la estrategia política y comunicacional del conglomerado FMLN-Bukele-Saca-ALBA) rápidamente han detectado que el plan “Una obra por día” es un plan publicitario, que busca tener cada día de la semana, cada día del mes, cada día del año, cada día de los tres años de esta administración municipal, una noticia positiva de la labor de la alcaldía, centrada en la persona de Nayib Bukele.

Por esto, cuando uno de los tuiteros del “team Nayib” reclamaba que La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy no cubrían diariamente las primeras piedras o inauguraciones del señor alcalde, me tomé la libertad de comentar con ironía que para este efecto la alcaldía debería comunicarse con los departamentos de publicidad de los medios, no con sus redacciones.

Siempre he criticada a un periodismo que, en vez de diseñar una agenda temática propia, simplemente se supedita a la agenda marcada por el Estado. En vez de investigar temas derivados de un análisis de lo que la sociedad necesita saber y entender, los medios tienden a reproducir declaraciones oficiales, atender conferencias de prensa, actos oficiales, inauguraciones de obras. Hay que decir con claridad: Los medios han cometido este pecado, de manera sistemática, durante las diferentes administraciones de ARENA. Esto no significa que lo tienen que seguir haciendo. Por lo contrario.

Los medios no son la caja de resonancia de los departamentos de comunicación de las instituciones estatales. Tienen que tomar en cuenta la información relevante que entregan los gobiernos, incluyendo las alcaldías, y procesarla dentro de su agenda temática, investigativa y, porqué no decirlo, política - como “quinto poder” que monitorea a los demás poderes.

Tomando en cuenta que Nayib Bukele y su equipo, perfeccionando los mecanismos ya ensayados por los políticos-comunicadores Tony Saca y Mauricio Funes, construyen su plan de gobierno alrededor de su propósito prioritariamente publicitario, entiendo el enejo que el alcalde muestra, casi todos los días, con los medios de comunicación que se niegan a servirle de caja de resonancia. Por esto la campaña pública contra los periódicos, y por la misma razón la presión y el chantaje a TCS, sus ejecutivos y sus editores. Porque su estrategia sólo les funciona si su obra de cada día se convierte en noticia de cada día, en foto de cada día, en video de cada día.
(El Diario de Hoy)





El triunfo del NO en Grecia: una victoria pírrica

El gobierno griego, presidido por el marxista Alexis Tsipras, ha logrado vender a su nación una opción, muy a pesar de que en realidad no existe: Decir NO al programa de rescate de la Unión Europea y del Fondo Monetario, con todas sus duras consecuencias de austeridad, recorte de servidores públicos, aumento de impuestos – y al mismo tiempo quedar en la Unión Europea y la Eurozona, beneficiándose de los paquetes de rescate financiero del Banco Central Europeo. Por esta opción han votado el 60% de los griegos en el referéndum.

Es obvio que tanto los populistas de izquierda de Syriza, como los populistas de ultraderecha nacionalista de “Griegos Independientes”, socios en la coalición gobernante de Tsipras, quieren sacar a Grecia tanto de la Unión Europea como de la OTAN, la alianza militar liderado por Estados Unidos. Pero esto no lo pueden decir. Lo dijeren durante años, cuando eran oposición minoritaria, pero desde que están gobernando no lo pueden decir abiertamente, porque llevaría al país al colapso inmediato. Por tanto, tenían que convencer a su pueblo que votar NO en el referéndum, o sea votar contra el plan de rescate que negociaron con el FMI y la Unión Europea, no implicaba la salida del Euro y de la Unión Europea.

Todos los estudios de la opinión pública en Grecia llegaban a las mismas conclusiones: Una mayoría clara de los griegos están en contra de las condiciones que la Unión Europea pone para salvar a Grecia de la bancarrota, porque significa serios sacrificios de toda la sociedad griega – en el presente y en el futuro inmediato. Pero igualmente las encuestas decía: Una gran mayoría de los griegos no quiere que su país salga de la Unión Europea y del Euro, porque saben que su pertenencia a Europa es la única garantía de un futuro mejor para Grecia – a largo plazo. Por esto Tsipras tenía que presentar el referéndum de esta manera tramposa: Decir NO al plan de rescate no significa salir del Euro.

Es entendible que los griegos, en su mayoría, apostaron a esta “salida”: tener un futuro garantizado, pero sin sacrificios en el presente. Sin embrago, no es una salida. Los demás países europeos, gobiernos y pueblos, no se dejarán engañar de esta manera. Ellos sí entendieron el referéndum como una votación en pro o en contra de la Unión Europea. Esto es el entendimiento casi unánime en Europa, salvo excepciones como los populistas de izquierda de PODEMOS en España y los populistas de ultraderecha de Le Pen en Francia. Ellos apoyan el juego de póker de Tsipras, porque son movimientos anti-europeos, igual que Syriza y “Griegos Independientes” en Grecia.

El gobierno de Grecia, supuestamente fortalecido por el referéndum, va a regresar a la mesa de negociación en Bruselas, pero solamente para asegurar que Europa les de el financiamiento de emergencia que necesitan para evitar un colapso inmediato del sistema financiero, económico y político de Grecia. Cosa que obviamente nadie en Europa quiere. Los países de la Unión Europea no van a dejar caer Grecia al caos, porque no les conviene tener un nuevo foco de inestabilidad geopolítica en un país vecino a las regiones conflictivas del Medio Oriente y de Europa Oriental.

Así que Grecia va a regresar a la mesa de negociación, hacer algunas concesiones, recibir financiamiento – pero no para mantener a Grecia a largo plazo dentro del sistema político, militar y económico de Europa. La Grecia gobernando por Syriza no va a dar los pasos necesarios para que Grecia quepa en el proyecto Europa.

A Tsipras y su partido les interesa el poder, y en este sentido el referéndum fue una victoria. Piensan que pueden chantajear a Europa, pero no tienen ningún interés de participar constructivamente en la construcción de una Europa unificada, democrática, con políticas fiscales unificadas – una especie de Estados Unidos de Europa. Sueñan con una Grecia socialista y nacionalista. Por esto ya están negociando futuras alianzas con la Rusia de Putin y la China del Partido Comunista ,que ambos están interesados en debilitar la unidad de Europa y tener aliados en el corazón del Viejo Continente.

El referéndum puede haber sido una victoria para Tsipras, pero para Grecia es una victoria pírrica que habrá que pagar muy caro.
(El Diario de Hoy)