Carta a quienes no leen las noticias completas: Aquí el resumen simple de una investigación sobre cómo Bukele maneja bienes públicos


Estimados lectores y ciudadanos:
Había una vez en la ciudad de San Salvador un alcalde llamado Nayib Bukele. Para ser electo prometió modernizar los mercados de San Salvador, todos en lamentable estado. Dijo que los de siempre los habían abandonado. Esta idea nueva le gustó a la gente- y muchos votaron por él. Pero una vez electo, dejó a los mercados en el caos de siempre (vayan a darse una vuelta) y decidió que era más cool hacer Centros Comerciales Populares. Hizo uno, el Mercado Cuscatlán. Pero esta historia ya es bien conocida – y ahora es la fiscalía que la investiga.

Pero nuestro alcalde quería hacer 3 más de este nuevo tipo de mercados, aunque no había ningún estudio para comprobar que su construcción iba a tener impacto sobre el problema de las ventas en la capital. Tampoco había ningún estudio de factibilidad para ver si estas inversiones serán rentables. Proyectó un Centro Comercial Popular en la Escalón, donde les quitaría sus áreas verdes a 2 comunidades populares; y 2 más en el Centro, uno de ellos en un terreno que ni siquiera es propiedad municipal.

Como no se presentó a la reelección, sino prefirió a correr por a presidencia, ya no le alcanzó el tiempo para hacer estos 3 mercados. Pero dejó como herencia al nuevo alcalde unos contratos firmados para su construcción y su operación – contratos que para las finanzas capitalinas son igual de fatales como los que firmó para el Mercado Cuscatlán. Esta vez los firmó con una empresa recién formada, que no tenía ninguna experiencia en el manejo de mercados. El Concejo Municipal se negó a aprobar estos proyectos. Ni siquiera su amigo y mentor don Fabio Castillo estaba de acuerdo (aquí una entrevista a don Fabio). De todos modos, nuestro alcalde firmó los contratos. El terreno en la Escalón se convirtió en el aporte de la municipalidad en una nueva sociedad mixta con la empresa privada recién formada. Solo que por arte de magia este terreno perdió su valor en esta extraña transacción: Antes valorado en varios millones de dólares, en el capital de la nueva empresa mixta solo se reflejaba como aporte de $100 mil a nombre de la alcaldía. Fue por esto que el Concejo Municipal nunca aprobó el proyecto.

Lo que comenzó como la buena idea de modernizar los viejos mercados de San Salvador se convirtió en un negocio redondo con una sociedad privada, la cual que de repente no solo iba a diseñar el concepto de proyecto, sino también asumir la construcción, la supervisión de la construcción, y hasta la operación comercial de los 3 centros comerciales. Un negocio redondo, pero no para la municipalidad, que aparte de los terrenos iba a poner 90 millones de dólares…

En el camino violaron todas las leyes hechas para evitar que este tipo de concesiones sean amañadas. El alcalde nunca pidió los permisos necesarios a la Asamblea Legislativa. Nunca obtuvo la mayoría calificada, también necesaria por ley, de su Consejo para firmar estos contratos. Sin embargo, los firmó.

Hoy la nueva administración capitalina tiene que ver cómo declarar nulos estos contratos, por su carácter irregular y lesivo para as finanzas de a comuna. La fiscalía debe investigar estos extraños procedimientos de la administración Bukele. Y los ciudadanos tendrán que evaluar si Bukele, ahora candidato presidencial de GANA, es el hombre idóneo para manejar los fondos y proyectos públicos de la nación.

Quienes no me creen esta historia, deberían hacersee trabajo de encontrar los detalles y pruebas en El Diario de Hoy del día martes 13 de noviembre. Luego saquen sus propias conclusiones.

Saludos, Paolo Luers


Lea la investigación en El Diario de Hoy:

El Diario de Hoy pone a disposición de las audiencias los documentos que han servido de soporte para esta investigación, para que los puedan descargar y visualizar.





Carta de la pandilla

Este lunes apareció en Twitter un comunicado firmado por “las pandillas”. Para difundirlo, habían creado una cuenta nueva llamada @Voz_Sv (La Voz de Barrio SV). Mandaron su comunicado a docenas de periodistas y columnistas (incluyendo este servidor) - y también a los candidatos presidenciales. A los 45 minutos, la cuenta fue removida deTwitter, y desapareció el comunicado. Dudo que muchos de los recipientes lo hayan leído durante estos 45 minutos.

Twitter tendrá sus políticas, por ciertono muy efectivas, para eliminar cuentas que difunden mensajes de odio, violentoso de carácter ilegal. Pero leyendo este comunicado, es difícil sostener que esté escrito en lenguaje ofensivo o violento. Uno puede no creerles sus planteamientos (y muchos tienen razones para no creerles) - pero en este comunicado los pandilleros mandaron mensajes racionales y mesurados, comprometiéndose a no intervenir en las elecciones presidenciales, por cierto reconociendo que sí lohicieron en el 2014 a favor del FMLN.

Los periodistas, líderes de opinión y políticos (y la ciudadanía) tienen derecho de conocer estos planteamientos, independientemente si les den credibilidad o no. Es más, los periodistas y políticos tienen el deber de conocer y analizarlas. Las pandillas, les guste o no les guste, son parte de la realidad nacional, y hay que entender lo que plantean y cómo argumentan. Como periodista, tengo un deber diferente a Twitter: el de publicar todos los hechos y planteamientos que los ciudadanos necesitan conocer. Por esto activé mis contactos periodísticos para verificar si este comunicado es auténtico. Uno de los voceros de la MS13, del cual sé que habla por la “ranfla” de su pandilla, me confirmó que se trata de un comunicado auténtico de la MS13.

Habiendo confirmado esto, reproduzco aquí literalmente las partes más importantes de comunicado:







Cuando confirmé la autenticidad del comunicado, el vocero de la MS13 dejó entrever que podrían alargar esta “medida unilateral” hasta marzo, para que “el pueblo pueda celebrar la navidad y las elecciones en paz”.

¿Y luego de marzo?, es la pregunta de rigor. El comunicado lo plantea así, en términos un poco abiertos:



Me recuerdo de la carta que los máximos cabecillasde las 3 pandillas mandaron al entonces ministro de Seguridad Benito Lara, enjulio del 2015 – con posiciones parecidas. El gobierno se negó a publicarla. Bueno,negó su existencia. Es más, castigaron al mensajero, el delegado de la CruzRoja Internacional, quien había entregado la carta a Benito Lara. Desde estafecha el gobierno, violando convenios internacionales, niega a la Cruz RojaInternacional el acceso a los penales. En esta situación, yo decidí hacerpública la “Cartade Zacatraz”, por las mismas razones que escribo esta carta, citando elcomunicado.

Me van a volver a atacar, pero no hago otra cosa que cumplir con mi trabajo de periodista.


Saludos,




Aqui el comunicado completo del 12 de noviembre 2018: