CARTAS A SIGUIENTE PAGINA

El hecho que hayamos deshabilitado los comentarios -por el problema del anonimato- no significa que no vamos a publicar cartas, siempre cuando aporten al debate público y respeten las reglas de respeto y tolerancia. Aquí una selección de algunas cartas recibidas:

Sobre comentarios, cartas, debate en Siguiente Página:

Apreciable Sr. Luers:
Leo con alguna frecuencia su blog SIGUIENTE PAGINA, y dada la naturaleza provocativa de sus contenidos me atreví a consultarle en fecha Jul 9 , 07, vía e-mail, si su blog admitía comentarios, siendo estos , por supuesto, orientados a dialogar sobre la idea planteada.
Su participación más reciente bajo el nombre EL PERIODISMO ES INDISPENSABLE, del que transcribe la cota siguiente: "Sólo queríamos escribir y poner a la disposición del debate público nuestras ideas", me inclina a dirigirme a Ud. de nuevo y preguntarle, ¿Cómo supone Ud. que ese debate público sugerido pueda llevarse a cabo si no se admiten comentarios?
Concuerdo totalmente con las razones que Ud. expone para amparar su decisión: "no publicar comentarios que contenían insultos, arengas partidarias, amenazas, incitación a la violencia. El problema: 90% de los comentarios recibidos no eran publicables". Pero si bien ésto es cierto, no dudo habrá comentarios que sí pueden contribuir al debate de ideas que Ud. propone y que es algo que este país necesita deseperadamente, y no menos importante, esos comentarios violentos nos proporcionan un índice del estado de ánimo de este pueblo, esa gente usa vocabulario soez para descargar su frustración, no encuentra otra manera de hacerlo. ¿Será este el manómetro que nos dicte la presión de la caldera?
Siempre he creído que la misión del periodismo no es simplemente informar, sino más bien, formar, pues informando se forma conciencia, se orienta y eso es para mí lo que vuelva al periodismo indispensable, aquí acoto sus palabras : "El periodismo como medio entre la infinidad de información y el receptor sigue siendo indispensable."
Pido a Ud mis disculpas por irrumpir en su mundo y robarle su tiempo, pero como se lo expuse en el correo que arriba menciono, me resisto a creer que esta su columna será un púlpito desde donde pontificar.
Atentamente,
Gustavo López Trigueros (gustavoix@juno.com)

Gracias estimado sr. Luers, por tomarse el tiempo de contestar mi email. Entiendo sus razones para suprimir los comentarios en siguiente pagina. Aunque no comparto su idea de que el medio blog es una esfera o algo aislado de la sociedad, yo pienso que es una herramienta que puede tener cierto peso e incidencia en la misma. Como bien usted lo dice el que quiera expresar algo que haga su blog, esa es la fuerza de este medio. La comunidad blogger no es un grupo con un lenguaje técnico, en el caso nacional somos un grupo de personas que tratamos de difundir el blog como herramienta de comunicación, como un canal de expresión. Aunque claro esta, como todo en Internet; bajo el anonimato surgen también ideas y personajes destructivos.En fin si algo es digno de resaltar es el hecho que a pesar del contratiempo en el faro podamos seguir leyendo sus columnas. Me encantaría que no pierda de vista la evolucion de los blogs en el país. Para el caso, yo vivi la ultima contienda electoral en Francia y los bloggers jugaron un papel importante en cuanto a la libertad de expresión, muchas noticias que los medios tradicionales auto censuraron, salieron a la luz gracias a los blogs. Finalmente yo me siento parte de la generación de jóvenes que esta llamada a tomar el relevo del trabajo que inicio su generación, digamos el aporte que dio al país "el frente de antes". Contar con sus consejos y asesoría aun si fuese de forma anónima seria para mi de mucho valor.
Saludos cordiales,
Carlos Ventura (ysifueraposible@gmail.com)


Correspondencia entre Carlos Hermann Bruch y Siguiente Página:

Quiuvo Paolo,
esto me salió luego de leer otra birrada más de saca...te lo paso para el nuevo blog. Saludos,
Carlos Hermann Bruch (camaranegrafoto@chbruch.com)

(Sigue una columna titulada “¡Qué no visiten El Salvador!, por –Carlos H. Bruch- 27 Junio 2007)

Estimado Carlos Hermann:
hemos decidido sólo publicar artículos del grupo de autores que iniciamos "siguiente página". Ademas se publicaran columnas de autores invitados. Cada uno de los autores puede invitar a alguien a escribir. Otros articulos -no solicitados- no vamos a publicar a nadie.
Tu articulo nos parece interesante, pero no será publicado porque no ha sido solicitado.
Si no ponemos estas reglas, el blog se convierte en un periódico mural sin estructura ni coherencia.
Estamos seguros que entiendes estas consideraciones.
Con cordiales saludos,
Coordinación Siguiente Página (siguientepagina@gmail.com)

Claro que la entiendo. Pero la considero casi igual o quizás más contradictoria y ridícula que la sacada de luers del faro...pero tranquilo que el motivo por lo que te digo que la entiendo va más allá que el mero coloquialismo...se debe que he observado muy bien el deterioro de nuestra sociedad (los medios, las expresiones son el espejo de las sociedades). Y por eso es que me aflije que el país entero, moros y cristianos, se siguen dando paja solos sin mirar al rededor.
Fue por eso que finalmente salí hace un par de meses de todo ese pandemonium luego de recibir una invitación para dirgir el departamenrto de fotografía de un buen (y serio) periódico en Ecuador... y me estoy no solo más tranquilo, sino que con el tiempo para seguir observando el deschongue de mi país natal. Frente a lo que no me quedaré quieto...no sería beneficioso para mi conciencia.
Osea, que lo que hicieron fue poner un blogg para otro grupúsculo y darse paja solos...otra trinchera, al estilo del diario de hoy!! jee, ta bien.
Lastima, porque como te digo, lo presentía.
A ver hasta donde les llega el intento a los mosqueteros... o llanerossolitarios. Poner tanta condicionante a la expresión es otra manera, asolapada o velada, de coartarla. Los seres libres no son tan temerosos....pero -nuevamente entiendo- a muchos de ustdes (o todos) se les quedó la maña de temerle hasta a su sombra...también típico del director del medio arribacitado.Un abrazo,


Carlos Hermann Bruch (camaranegrafoto@chbruch.com)
PD: quizás por sospechar, al conocer la forma de ser de paolo otro dueñito de la verdad, fue que envié mi opinion a otras partes y a otros receptores de libre pensamiento (pero libre de verdad,no sólo de la pluma al blogg). asi que tranquilos que no necesitaban dar tanta explicación tan estirada,añeja y abrurrida.

Carta de un coronel

Estimado Paolo:
Soy un coronel retirado del ejercito y créame que en un tiempo creí que me costaría decir estas palabras, sin embargo ahora concuerdo con usted que la guerra ya paso y que los que luchamos, de verdad, por un mejor El Salvador debemos de dar paso al pasado y pensar en un futuro mejor para nuestros hijos.
Desde que salio “El Faro” lo vi como un periódico de una objetividad clara y positiva, para aquellos elementos que podemos catalogarnos pensantes, y una de las columnas que siempre leía con avidez, era la suya.
Lamente mucho su salida, y cuando mi hermano me envió su pagina, me alegre muchísimo y es la razón por la que le escribo. Quiero felicitarlo por su objetividad, su sinceridad y principalmente por su valor, al denunciar lo que usted cree no es correcto, venga de donde venga.
Créame, no es simplemente porque usted ahora denuncia a los ortodoxos del FMLN, he visto artículos suyos denunciando al gobierno y a otros elementos cuando estos no actúan dentro de lo correcto, y ese es el verdadero significado del periodismo.
En el pasado estuvimos en diferentes bandos, pero ambos pensábamos defender los mas sagrados intereses de este pequeño país El Salvador, serví a mi Fuerza Armada y nunca me serví de ella y ese es ahora mi orgullo y por el cual creo poder escribir estas letras sin sentirme mal de felicitar a u excombatiente enemigo. Espero continuar leyendo en su pagina sus artículos y los de las otras personas que allí escriben, tengo amigos en la izquierda, ahora llamada social democracia, y eso es porque en un conflicto entre hermanos como el que tuvimos, a veces nos enfrentamos entre hermanos, gracias a Dios ahora podemos volver estrecharnos las manos.
Saludos,
Ricardo Canizales (ricardocanizales@cox.net)


Sobre columna de Paolo Luers: UN GABINETE DE LUJO

Paolo: Me dedicaré a comentar principalmente este párrafo: La otra vía, la más realista, es que algunos de esta lista –los que provienen de la derecha- disputen y ganen la candidatura de ARENA. Estamos hablando de la figura que, analizando bien la situación y las necesidades del país, después de una seria disputa entre las diferentes corrientes, ARENA llegue a apostar al cambio, a la reforma, a la apertura. Estamos hablando que ARENA postule a un candidato que, al llegar a casa presidencial, abre las puertas a un gabinete plural, a un gobierno de transición, con participación de la izquierda democrática, del centro y de la intelectualidad. Me surge una primera pregunta: ¿Por qué es más realista que estas personas ganen la candidatura dentro de Arena y no dentro del FMLN? ¿Es más fácil lograrlo dentro de un partido que ostenta el poder a tratar de hacerlo en uno que nunca lo ha tenido?. ¿Será menos complicado lograrlo en un partido donde los ricos deciden quién va a ser el candidato? Ya te he dicho en otros comentarios que tus escritos parecieran más cargados de odio que de otra cosa. Me resulta extraño y a la vez paradójico que reniegues por completo del lugar de donde vienes y veas apertura en el lugar en el que nunca has estado (aunque pareciera que ansías estar). ¿Puede una persona renunciar completamente a toda una vida en la izquierda?. ¿Te parecen medidas de una "izquierda democrática" el apoyar el aumento al IVA (Joaquín Villalobos), votar por el TLC, aprobar los bonos(Miguel UV, Nicolás García, etc) ?. ¿Es a ese tipo de izquierda al que te refieres? Resulta raro también, que no incluyas en tu gabinete a un solo comunista. ¿Qué te parece Dagoberto Gutiérrez? ¿Demasiado ortodoxo para tu gusto? Es una persona de la "frontera" como tú dices. Pero parece que el comunismo no tiene cabida en tu sueño de gabinete. Por cierto, ¿Quién de todos los mencionados es el socialista? En tu escrito afirmas que los hay. Quisiera saber quién o quiénes son. Finalmente, me gustaría conocer tu opinión sobre el papel que podría jugar el FMLN si ese gabinete fuera real. Porque no olvides que en el fondo lo que propones es otro gobierno más de Arena. Pasas por alto que serían ya 25 años de ese partido en el Gobierno. ¿Qué te parecería si por el contrario fueran 5 años de Gobierno del FMLN con algunas de esas personas en el gabinete?. ¿Estarías dispuesto a aceptar eso? ¿Y qué tal un entrevistador encabezando el gabinete? Ay!!! Eso sí creo que no serías capaz siquiera de soñarlo...
Malcolm Cartagena (alluro@gmail.com)


Estimado Paolo, Muchas gracias por la nominación al "gabinete de lujo"... Espero contar con tu voto próximamente (jaja!)...
Saludos, Rafael Barraza (rbarraza@esen.edu.sv)


A pesar de diferencias

Paolo: No esperaba menos. Felicidades por la Siguiente Página y gracias por no abandonar la idea de estimular un debate amplio, inteligente y plural en un país que tanto lo necesita.
Carlos Martínez (che12le@hotmail.com)

Sobre columna de Rodrigo Samayoa Valiente sobre la minería:

Felicitaciones a Rodrigo Samayoa Valiente por su artículo sobre las minas!!!
Violeta Menjívar (vmenjivar220851@yahoo.com)

Cuando me encontré con el título: ¿QUEREMOS MINAS EN EL SALVADOR? y luego: "El problema con las minas es serio", pensé que el articulista Samayoa Valiente se refería a las minas interpersonales que tanto daño han hecho a la población salvadoreña. pero en realidad se trata de minas a cielo abierto y subterráneas tan dañinas como las primeras con un ingrediente más: la sed de plata, oro de inversionista que han dejado huella en la historia de pueblos pobres especialmente, entre lugareños indígenas que desde el inicio de la "fiebre del oro" a finales del siglo XIX, vieron llegar a los buscadores de fortuna a sitios como San Juancito en Honduras que en 1880 cambió su dinámica cuando se le otorgó el permiso de explotación a The New York and Honduras Mining Co, la empresa que explotó las minas más ricas de Centroamérica.
Este pueblo remoto cambió su fisonomía y se convirtió en la sede de la primera estación hidroeléctrica de América Central; albergó a la Pepsi-Cola, la primera embotelladora de refrescos de la región y por su relevancia, ahí abrió sus puertas a la primera Embajada de los Estados Unidos en Honduras; como si fuera poco, el entonces Presidente hondureño Marco Aurelio Soto trasladó la capiatal de su país de la Ciudad de Comayagua a Tegucigalpa por la cercanía a la compañia de la que era uno de sus prominentes socios.
A comienzos del sigo XX la Rosario Mining Co., empleó a miles de trabajadore con salarios bajos y había producido en el oro y la plata un poco más de seis millones de dólares, considerada entonces la mina de San Juancito entre la diez más importantes del mundo.
Tanto "esplendor" tenía un marco aterrador, la destrucción de buena parte del entorno natural: los boques fueron mutilados para llenar la demanda de grandes cantidades de leña y madera para las estructuras subterráneas; la panorámica cambió con la instalación de rieles para los vagones que transportaban el producto desde las bocaminas, (setenta y cuatro años después cuando el lugar perdió su encanto, la Rosario Mining Co., levantó hasta los rieles dejando al pueblo mucho más pobre, incomunicado, enfermo, convertido hasta hoy en un fantasma); desaparecieron montes y cerros con las excavaciones y trituraciones de millones de tonelads de piedra para ser trasladadas a planicies donde, cubiertas con plástico, serían rociadas con químicos a base de cianuro, soluciones guardadas en grandes piscinas de preferencia al lado de un río; de eta mandera, en la última de nuestras décadas se han registrado varios accidente que han contaminado y envenenado no sólo la fauna sino también, han ocasionado la muerte de muchas personas.
Recientemente la compañia minera Minerales de Occidente que explota las minas San Andrés en Copán Hondura, filtró una aproximado de 300 galones de solución de cianuro en el río Lara; al siguiente dia la compañía y la comunidad recogieron centenares de peces muertos, más otros animales como cangrejos, camarones, sapos y ranas.
El balance de este accidente determinó que la contaminación se extendió hasta cerca de cinco kilómetros donde el afluente se une con el río Higuito reservado para el proyecto de agua de la ciudad de Copán con más de 28.000 habitantes
Pensando en voz alta, resulta muy atinado que todos los salvadoreños estemos preocupados por la poca información que se le da al pueblo sobre lo que representa la presencia de compañías mineras en uestra tierra. Es preocupante cuando vemos que ya ondea la bandera de la compañía canadiense Pacific Rim en el cantón San Francisco El Dorado jurisdicción de Cabañas;cuando sabemos que en el país existen 36 concesiones de exploración y una de explotación que no se activó; y finalmente, son mucho más preocupantes las posiciones deleznables de funciionarios responsables de velar por este rubro.
Actualmente los gobiernos y las -empresas mineras se enfrentan a la oposición de las comunidades conscientes que serán afectada.
Hay movimientos organizados en Honduras, Nicaragua, Guemala, Costa Rica y Panamá que guían las protestas por los dañinos efectos ambientales, económicos y sanitarios que genera la explotación minera- ¿Y nosotros? ¿Quermos minas en El Salvador?
Mercedes de la Paz Suárez B. (meysuarez@yahoo.com)

¿CON-CESIONES O CON-AUTONÓMAS?

La concesión es una estrategia utilizada por algunos gobiernos cuando no cuentan con los recursos financieros disponibles para brindar un determinado servicio público o para desarrollar ciertas áreas estratégicas que fomentarán el progreso económico y social de un país.

La concesión como su mismo nombre lo dice, es un permiso que se le otorga a una persona natural o jurídica (siempre y cuando cumplan con todos los requisitos legales necesarios para evitar el blanqueo de dinero y otros ilícitos) para explotar por un tiempo estipulado un sector determinado (la administración y manejo de un área que es propiedad del estado para uso turístico) o un servicio público (infraestructura vial, etc.) que el gobierno no puede brindar. Al finalizar el período establecido, la estructura montada y desarrollada durante la concesión pasa a formar parte del patrimonio del Estado.En El Salvador, el gobierno central, desde el año pasado, ha venido pensando en la posibilidad de dar en concesión grandes obras de infraestructura como son las carreteras. Actualmente el tema vuelve a estar en la agenda tras la reciente visita presidencial a Chile. Esta visita produce una declaración conjunta, donde se menciona como un posible objeto de apoyo por parte del gobierno chileno la concesión de servicios públicos.

Después de la visita se ha iniciado un proceso de análisis por parte de la Secretaría Técnica de la Presidencia como de los diputados de La Asamblea Legislativa, para promover una Ley de Concesiones que establezca las condiciones y los rubros potenciales de ceder en concesión.Este proyecto de ley ha suscitado varias reacciones entre los diferentes partidos políticos. Todas ellas cargadas de posturas partidarias y eslóganes electorales. Ninguna de las posturas tiene argumentos de peso, más bien, es un tema más sobre la mesa para seguir con el dime que te diré característico de la Asamblea. Al final, por estar pensando en el 2009 y sus elecciones, se está desperdiciando la posibilidad de construir un debate serio sobre cómo desarrollar el país de una forma innovadora, sostenible y de beneficio para las amplias mayorías.

ARENA como partido de gobierno está promoviendo la creación de la Ley de Concesiones, hasta el momento hablan de una ley que debe aplicarse a obras de gran magnitud. Su explicación se basa en reconocer que lo que se recoge a través del FOVIAL no alcanza para el desarrollo de nuevos grandes proyectos viales. Claro, hablar de nuevos préstamos esta vetado, porque es regresar a las discusiones recién pasadas. Por supuesto se dice que la construcción de grandes autopistas dará más oportunidades para todos, fomentará el desarrollo económico del país, atrayendo a inversionistas y a turistas. Típicos lemas de su campaña publicitaria-electoral.

El PCN ha manifestado estar a favor de la creación de una ley, por supuesto, si es el aliado político de ARENA. Para salvar las apariencias, plantea que la ley debe servir para dejar en claro el tema, sobre todo porque las concesiones no están contempladas a profundidad en la LACAP (Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública).

Por su parte, el PDC y el CD están de acuerdo con discutir el tema. Algunos miembros del PDC incluso han sido más ambiciosos y plantean no solo dar en concesión grandes obras de infraestructura, sino también servicios de salud, de educación, transporte público.

El FMLN, siguiendo su estrategia electoral, se ha opuesto al tema, aunque de forma un poco más diplomática que en ocasiones anteriores. Ha dicho que la idea de las concesiones es válida (porque sabe que en Cuba y en Nicaragua se ha utilizado este esquema), y acá viene la forma diplomática para oponerse: dicen que debe ser estudiada a fondo y caso por caso, ya que puede existir una motivación oculta por parte del gobierno, es decir, privatización de servicios públicos.Si la ley dará en concesión solo las carreteras, el FMLN tampoco estaría de acuerdo. La respuesta sería: podríamos estar de acuerdo, pero hay que estudiar a fondo el proyecto de carretera que se quiera construir, hay que evaluar la parte ambiental, las comunidades afectadas, etc. Es la de nunca acabar, siempre tendrán un argumento para decir NO.

Cuando llegue el tema al seno de la Asamblea, el debate legislativo, con algunas palabras de más o de menos, será tal cual lo he planteado en pocas palabras en los párrafos anteriores. Seguiremos viviendo un enfrentamiento de monólogos, que solo buscan cohesionar a su grupo de votantes y tratar de dejar mal parado a su adversario. El tema de desarrollar el país es contingencial, lo que les importa es ganar las elecciones.

Ahora bien, si lo que se tiene en mente es el desarrollo económico y social de El Salvador, lo que debemos preguntarnos es sobre el beneficio real de dar en concesión un servicio, ya sea este una autopista o servicios de salud.

Por ejemplo, si damos en concesión el famoso anillo periférico del Gran San Salvador, es claro que se necesita una suma bastante grande de capital para llevar a cabo la construcción de la obra. Sabido es por todos que nadie da nada a cambia de nada. Entonces, ese dinero invertido tendrá que ser recuperado durante el tiempo que dure la concesión, y no solo eso, el grupo de inversionistas que estén en el proyecto buscarán obtener como mínimo un beneficio superior al que captarían si tuvieran su dinero ahorrado en una cuenta bancaria. ¿De dónde saldría el pago del capital invertido y la ganancia de los inversionistas? Pues, del peaje por el uso de la carretera.Después de este pequeño ejemplo piense usted, no sería más conveniente que la empresa a quien se le pagará el peaje fuera estatal y que ese dinero, en lugar de engrosar las arcas de inversionistas privados, sirviera para más obras sociales. De esta manera explico el título de la columna: En lugar de pensar en concesiones, porque no crear instituciones estatales autónomas que pueden manejar estas grandes obras de infraestructura. Tenemos al FOVIAL que ciertamente no es una autónoma, pero que ha sabido manejar los fondos y realizar un buen trabajo.

Se puede pensar en autónomas que se constituyan en empresas público-privadas de utilidad pública, es decir, con una junta directiva compuesta por inversionistas privados, por el gobierno central, por gobiernos locales. Ciertamente buscarán una ganancia como cualquier empresa, pero cuando el gobierno mantiene un porcentaje de las acciones, parte de esta ganancia puede ser invertida en más obras sociales. Además, para que los gobiernos sean accionistas de estas autónomas, nuevamente se tiene que regresar al debate de los préstamos, pero el debate tendría algo nuevo: Este endeudamiento de país tendría su propio mecanismo de pago, cobrando a los usuarios directos de las carreteras.

No solo el tema de las autopistas es viable para crear una autónoma que se encargue de ello, sino -como lo dije en una columna anterior- el transporte público, también el transporte de carga a través de trenes y así otros rubros más.

¿QUEREMOS MINAS EN EL SALVADOR?

El problema con las minas es serio. Estamos ante uno de los problemas ambientales más importantes que El Salvador podría enfrentar. La reacción de los ambientalistas ha quedado corta, ha habido más protestas por la situación del Espino o de Los Cobanos. Sin embargo, el problema de las minas es más importante. Al investigar sobre el tema, existe una consistente amenaza y malas prácticas en muchos lugares del mundo. El control que se tiene que tener es grande y la presión social que se tiene que ejercer es grande. El gobierno tiene que garantizar una excelente supervisión de los procesos.

Las minas a cielo abierto son aquellas cuyo proceso extractivo se realiza en superficie y con maquinaria minera de gran escala. Estos tipos de minas destruyen paisajes enteros y el impacto a los ecosistemas que existían es grave, ya que simplemente dejan de existir. Pero la minería subterránea también tiene graves impactos ambientales, no tan evidente como el otro, pero igual de graves. Las minas pueden arrasar grandes porciones de bosques o básicamente cualquier cosa que se encuentre en ese lugar.

El impacto de las minas no es exclusivo del proceso extractivo, sino también del transporte y procesamiento. El impacto de la exploración y predesarrollo también es importante. Pude variar desde la alteración superficial causada por los caminos de acceso, hoyos, fosas de prueba, polvo atmosférico, ruidos y emisiones de los motores; a la alteración de ríos, drenajes, humedales y acuíferos. El desarrollo de la mina incluye el drenaje del área, la descarga del agua, la remoción y almacenamiento de grandes volúmenes de desecho, el traslado y el procesamiento. Durante este proceso existe un gran impacto sobre los ecosistemas presentes en el área de trabajo. Implican la alteración total del área. La contaminación que se produce es debido a las emisiones de la maquinaria, las descargas de agua contaminada, la interrupción de acuíferos, remoción del suelo y vegetación. Los sedimentos que se producen pueden ir a parar a ríos y lagos, aumentando la carga que llevan los mismos y produciendo anegamiento. Los lixiviados son los líquidos que se producen al pasar el agua por estos minerales que las vuelven contaminantes. Y aunque existen sistemas de seguridad, siempre es un peligro inminente que existe algún derrame o problema que puede tener un impacto ambiental fatal. Estos son solo algunos de los problemas que la extracción de minerales pude producir, por tanto las consideraciones y métodos de mitigación que se deben de considerar son enormes.

La extracción de oro es particularmente problemática. Cuando el mineral se encuentra en pequeñas partículas no separable por procesos mecánicos, se utiliza cianuro de sodio para separa el oro de la roca, se le agrega zinc y precipita este y el oro. A esta mezcla final se le agrega acido sulfúrico para dejar el oro puro (casi puro 99.9999%; fuente: Pacific Rim). La tecnología necesaria para la seguridad de este proceso esta disponible, pero no se utiliza siempre. La falla de estas medidas puede ser considerable y ha ocurrido en muchos lugares no solo en el trópico sino en países mucho más industrializados. La liberación de cianuro o acido sulfúrico en las cantidades utilizadas en la minería pude dejar inerte ríos enteros durante muchos años. Y es que el cianuro es conocido normalmente porque se utiliza como veneno. ¿Es este un riesgo que creemos que el gobierno de El Salvador nos puede garantizar que no ocurra?

Así como el ejemplo del oro, otras formas de minería tienen sus riesgos particulares, que tienen que ser analizados para decidir si queremos minas en El Salvador y cuáles son las minas que quisiéramos en El Salvador. Las grandes compañías mineras son problemáticas y poderosas, venden la “fiebre del oro”, nos venden el espejo de sentirnos ricos y poderosos por tener recursos, pero lo cierto es que la mayoría de empresas tienen problemas y oposición en cualquier lugar que se sitúan. Pacific Rim, una de las compañías mineras que está haciendo exploración en El Salvador, tiene serios problemas en muchas de sus minas, siendo tal vez el más famoso Denton-Rawhide en Estados Unidos, el cual ha afrentado fuertes denuncias. Barrick Gold es otra compañía que enfrenta fuertes críticas por las obras realizadas en Pascua-Lama, en la frontera entre Argentina y Chile, las cuales la ha obligado a incluir en su página web una aclaración.
Las compañías mineras han puesto propaganda en los periódicos salvadoreñas disfrazadas de noticias. Me parece que al publicar estos anuncios debería de quedar claros quien los paga y que son efectivamente propaganda, si no la prensa se convierte en cómplice de divulgar mentiras. Un campo pagado que salió en la Prensa Gráfica y el Diario de Hoy, disfrazado como una noticia sobre la Fundación Clinton, esta demagógicamente muy bien hecho. Elaborado de tal forma que pareciera ser que esta fundación está a favor de la minería, cuando el proyecto que tienen es de descontaminación y limpieza que estas compañías han creado. También han estado saliendo unos anuncios de radio sobre la iniciativas mineras sudamericanas, hablando bellezas sobre las operaciones mineras en Venezuela, Ecuador y Bolivia; supongo que en un esfuerzo de hacer ver que los gobiernos populistas están a favor de la minería y que por tanto el FMLN debería de estar de acuerdo con la minería en El Salvador. Espero que el Frente pueda diferenciar su simpatía con estos gobiernos de las necesidades de El Salvador. Es más, deberían de hacerlo en muchos otros temas, como el cierre de medios de comunicación y otras más. Tengo la esperanza que así será. Estos anuncios son claramente parte de la campaña de las empresas mineras para mejorar su imagen.

En El Salvador tenemos unas instituciones débiles, sobre todo en el tema ambiental. No creo que tengamos la capacidad de supervisar y garantizar que estas empresas mineras apliquen los estándares de seguridad. Los sistemas de seguridad pueden fallar, y las consecuencias serán de trascendencia nacional. Se imagina qué pasaría si El Dorado tiene un accidente y se contamina el río Lempa. Pero esto es plantearse el peor escenario.

Hagamos la suposición que el gobierno tiene la capacidad de supervisar y garantizar el buen funcionamiento de las minas; que los sistemas de seguridad sean los mejores que existen. ¿Que beneficio podría tener El Salvador de que existan estas minas? ¿Cuánto dinero le quedará a El Salvador? Según las proyecciones de Pacific Rim para El Dorado, hay un millón de onzas de oro y siete millones de onzas de plata. Esto equivale a 200 millones de dólares. Al Estado le correspondería un 2% de la operación, eso son cuatro millones. La ganancia de Pacific Rim sería aproximadamente 50 millones. Si los datos que presentan son ciertos, cuatro millones de dólares no es pago suficiente para el riesgo que se podría correr. Un accidente en una mina chilena de tamaño similar tuvo un costo de siete millones, según la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP). Otro beneficio podría ser la creación de empleos. Suponiendo que esto sea correcto, el trabajo en las minas es de los peores por los riesgos físicos y la poca paga, ejemplos de esto lo hemos visto en muchos lugares de Latinoamérica.

Así entonces, procesos contaminantes, empresas con prestigio cuestionable, propaganda tendenciosa y manipuladora, ganancia marginal que ni siguiera cubre los costos de un accidente y empleos de mala calidad. No puedo entender porque si quiera están considerando actividad minera en El Salvador. No entiendo por qué no hay más voces que dicen claramente que no queremos minas en El Salvador. ¿Será que permitiremos esto? ¿O El Salvador dará un ejemplo en la protección del medio ambiente?

Columna transversal: EL PERIODISMO ES INDISPENSABLE

De repente soy un “blogger”. Cuando iniciamos Siguiente Página, escogimos este medio por lo fácil y barato que es montar y mantener un blog, en comparación con una completa página Web. No hablar de montar un periódico digital. No teníamos la más mínima intención de entrar en una nueva subcultura, de volvernos parte de un movimiento. No teníamos ninguna pretensión de construir lo correspondiente a la democracia directa en la comunicación masiva. Sólo queríamos escribir y poner a la disposición del debate público nuestras ideas. Yo, en particular, no tuve ni tengo ni nunca voy a tener la intención de convertirme de periodista en “blogger”. Soy un periodista –en este momento sin periódico- que usa un blog para comunicarse. Así como antes usaba como medio un periódico digital sin pretender convertirme en “periodista virtual”.

En la primera semana de su existencia, a Siguiente Página le cayeron diariamente docenas de comentarios. Habíamos discutido que íbamos a filtrar los comentarios, con un criterio de sentido común: no publicar comentarios que contenían insultos, arengas partidarias, amenazas, incitación a la violencia. El problema: 90% de los comentarios recibidos no eran publicables. Alguien de nosotros tenía que pasar horas leyendo basura; alguien tenía todos los días que tomar decisiones editoriales: publicar o no publicar. Todo esto para publicar unas pocas cartas. Incluso, de las cartas publicables la mayoría no aportaba mucho al debate. No eran insultantes ni violentas, pero tampoco sustanciales.

Los comentarios a los blogs parecen la versión virtual de las llamadas a las entrevistas televisivas de la madrugada. A lo mejor son los mismos autores. Pensar que los comentarios –digitales o telefónicas- constituyen participación ciudadana y democratización de la comunicación, es absurdo. En su gran mayoría, son expresión de resentimiento, intolerancia, agresión. Entiendo perfectamente porque Nacho Castillo cerró el teléfono abierto en su programa Ocho en Punto. He estado sentado en estas entrevistas respondiendo a llamadas de gente que te atacan desde el anonimato, y de otros que confunden el medio de comunicación con la sala de un siquiatra.

Además en nuestra incursión al mundo de los blogs nos topamos con un problema que muy rápido nos llevó a la decisión de cerrar la modalidad de los comentarios a cada artículo que proveen los blogs: casi todos son anónimos o usan seudónimos. E incluso cuando son firmados con nombre y apellido, pueden ser seudónimos o nombres falsos. No hay ningún filtro técnico que impida que alguien mande un comentario y lo firme con el nombre de un personaje real. Es éticamente inadmisible publicarlos.

Cuando cerramos el canal de los comentarios, nos llegaron muchas cartas al e-mail reclamándonos que así no se valía, que estábamos violando la cultura bloguera, que esto era censura. Resulta que la posibilidad que cada lector agregue a cada “posteo” (así llaman los artículos publicados en un blog) un comentario, la posibilidad que este comentario esté lleno de violencia verbal, y la posibilidad de firmar este comentario con cualquier tipo de seudónimo, es parte integral de la “cultura bloguera”.

Entonces, en este sentido Siguiente Página no es un blog. Ni lo quiere ser. Yo no escribo “posteos”, sigo escribiendo columnas de opinión. Nuestro contorno intelectual no es el mundo de los blogs y sus comentarios anónimos, sino el debate nacional, tenga lugar en periódicos impresos en papel, en periódicos virtuales, en radio o televisión, en blogs o en eventos públicos, pero de personas reales que ponen su cara y su nombre.

No estamos publicando en un blog porque sentimos que estén agotados los medios de comunicación. No estamos usando el medio del blog porque queramos sustituir el lenguaje periodístico por otro más personal. Yo siempre he tratado de usar un lenguaje personal en mi labor periodística, independiente del carácter técnico del medio que uso para publicar.

Mucha gente piensa que el Internet, con sus inmensas posibilidades de comunicación directa y del acceso ilimitado, es la alternativa al periodismo. Algunos incluso piensan que es más democrático, ya que elimina la mediación del medio. Cada uno pone al Internet su información, cada uno la puede bajar. Igual con la opinión.

Esta es una gran paja. El Internet, las miles de páginas Web y blogs que son manejados por organizaciones, partidos, empresas o individuos y contienen toda clase de información - todo esto es una maravilla. Pero no sustituye el papel que juega el periodismo. El periodismo como medio entre la infinidad de información y el receptor sigue siendo indispensable. Precisamente la multiplicación infinita de las fuentes de información en el Internet hace indispensable la labor mediática, investigativa, interpretativa, seleccionadora, analítica y opinativa del los periodistas profesionales.

El hecho que los medios impresos posiblemente se verán desplazados por medios digitales, no contradice esta afirmación. Aunque se vuelvan digitales, siguen siendo medios. No es el acceso inmediato del ciudadano a la información, no es el “periodismo ciudadano”, no son los millones de blogs que van a sustituir el periódico tradicional, sino su versión digital pero no menos profesional. Todo esto es complemento –a lo mejor complemento necesario y enriquecedor- al periodismo, al reporteo, a la columna periodística, a la mediación del medio, pero no los puede sustituir.

Nicholas Lemann, decano de la escuela de periodismo de la Columbia University en New York y ex-reportero del New Yorker y del Washington Post, fue entrevistado sobre esta problemática por el periódico alemán Sueddeutsche Zeitung. Le preguntaron: “En el Internet hoy cualquiera puede ser periodista. Hay una propagación de páginas Web del llamado periodismo ciudadano (citizen journalism). ¿Aun necesitamos periodistas profesionales?”

Nicholas Leman contesta: “Depende de qué entendemos de periodismo. Lo que el mundo necesita, sin duda, son reporteros profesionales. Para investigar y escribir reportajes tal vez no sea indispensable un entrenamiento formal, pero si se necesita tiempo. Y tiempo cuesta dinero. Reporteros pasan días enteros buscando facts, y esto constituye un valor social muy valioso. Este trabajo no se hace mandando un par de e-mails.”

Pregunta: “¿Está en peligro el periodismo de calidad?”

Nicholas Leman: “No, no lo creo. En vez del término periodismo de calidad, prefiero el término reporteo. En este sentido existe una élite del periodismo investigativo que más o menos es inmune a las fuerzas del mercado.”

Quiero creer esto. . Los periodistas tenemos que trabajar para que esto sea cierto. Esta inmunidad hay que conquistarla, el mercado no la concede voluntariamente.

Estas son mis reflexiones para el día del periodista. ¡Felicidades, colegas periodistas!