Carta a ARENA

Estimados dirigentes y bases del partido opositor:
Ustedes pueden tomar la carta del diputado Gustavo Escalante como muestra que las fuerzas del mal les siguen haciendo daño – y seguir llorando. O la pueden tomar como muestra que algo va mal en el partido y su fracción legislativa – y cambiar lo que haya que cambiar para que los problemas se resuelvan y ustedes, en vez de perder gente, puedan volver a crecer.

Lo hicieron en el 2009. En vez de seguir llorando sobre la leche derramada, entendieron que la salida de los primos Saca y su gente,  lejos de debilitar al partido, era la oportunidad de renovarla. Empezaron a trabajar y a renovar, de manera muy lenta, cautelosa y no muy clara - pero hubo cambios. El resultado: volvieron a ganar las elecciones legislativas y municipales del 2012.

Obviamente, los cambios internos no eran suficientes. Quedaron a medias. Arrastraron problemas y vicios viejos. Pero no piensen que los únicos problemas que arrastraron fueron los 5 diputados que luego se fueron. Igual arrastraron viejos métodos de conducir un partido y una fracción legislativa – o de no conducir, dirían algunos.

Por esto les digo: Si sólo buscan culpables afuera del partido, hombres de maletas negras que compran y corrompen voluntades políticas, andan mal.

Hay quienes están observando todo esto gustosamente, esperando que se cumpla su propia profecía de que ARENA va a una derrota anunciada. Algunos harán todo a su alcance que así sea, para luego poder decir: Yo les dije...

Pero también hay muchos, mucho más, dentro y fuera del partido, quienes esperan que ustedes den un salto de calidad y aceleren el proceso de renovación. Lo decisivo no son los 5 diputados que se fueron y que ahora buscan huesitos por otros lados. Lo decisivo tampoco es si Gustavo Escalante al fin se queda apoyando ARENA o termina con Saca. Los decisivos son los cientos de miles de ciudadanos que están observando cómo ustedes reaccionan a esta crisis. Tomando la crisis como oportunidad de ponerse las pilas y abrirse a al sociedad y la crítica, o enconchándose y limitando la crítica...

A mi me vale qué van a hacer y cómo van a votar Patty Figueroa o Gustavo Escalante. Pero me importa que estarán haciendo ustedes con la responsabilidad que asumieron de construir un nuevo liderazgo y un proyecto político para el país. Les tengo que decir: Por ahora, no veo ninguno de los dos.

Saludos, Paolo Lüers 
(Más!/EDH)

Carta a no sé quién

Esta vez no sé a quién dirigir mi carta. No por falta de tema, porque sé exactamente lo que quiero decir. Quiero preguntar qué diablos pasó con los 900 mil dólares que en el presupuesto nacional del año 2013 fueron asignados al Instituto de Acceso a la Información. Resulta que los directores de este Instituto, juramentados hace 2 meses, aun no disponen ni de un centavo de este presupuesto. No pueden cumplir su mandato: vigilar que el gobierno cumpla con la transparencia que le ordena la ley.

Pero, ¿cómo cumplir si no les liberan los fondos asignados para funcionar, por ejemplo para investigadores?

El gobierno dice que el dinero existe: “El Ministerio de Hacienda optó por utilizar la partida presupuestaria de la Secretaría para Asuntos estratégicos como una especie de resguardo temporal para los $900 mil asignados al IAIP”, dice Casa Presidencial en su página Web. Para entender esto, hay que contar un historia graciosa: La Asamblea aprobó la Ley de Acceso a la Información Pública, conocida por Ley de Transparencia. Esta ley crea el Instituto de Acceso a la Información Pública IAIP como ente rector y para vigilar el cumplimiento de la ley. Pero el presidente se niega a nombrar a los directores del IAIP, porque no le gustan los nombres que, conforme a la ley, conforman las ternas. Por esto no existe el instituto cuando se aprueba el presupuesto, y se inventan el mecanismo del “resguardo” en Casa Presidencial. Al fin la Corte Suprema pone orden y el presidente tiene que nombrar a los directores de la ternas existentes. Pero a los directores los tienen pendejeando: en dos meses no le han hecho la transferencia de los 900 mil dólares de Casa Presidencial al Instituto.

Cuando las transferencias son al revés, o sea de cualquier cartera hacia Casa Presidencial, la hacen en dos patadas: El ministro presenta la solicitud a la Asamblea, los diputados del Bloque aprueban a ciegas, y ahí va el pisto. Pero en este caso, todo lo contrario.

¿Pero a quién dirijo la carta para tocar este desmadre? Resulta que el funcionario que recibió el dinero “en resguardo”, el entonces sub-secretario de Transparencia Marcos Rodríguez, ya abandonó el barco de la presidencia y se pasó directamente a la campaña del profe Sánchez Cerén. Su jefe Hato Hasbún, el secretario de Asuntos Estratégicos, tiene que atender asuntos más estratégicos apagando todos los fuegos que se le encienden al gobierno. Además lo nombraron ministro de Educación. Podría escribir al ministro de Hacienda, quien tendría que haber hecho el trámite con la Asamblea para la transferencia. Sólo que este señor no toma decisiones políticas. Podría dirigirme al presidente, pero es él que obviamente no quiere que este Instituto asuma sus funciones de vigilancia y obligue al gobierno a cumplir con la transparencia.

Hay un vacío en el gobierno. El encargado de transparencia renunció y la vacante no ha sido llenada. El secretario Hasbún, teóricamente responsable supremo del área transparencia, asumió el ministerio más grande del país - y la vacante en Casa Presidencial no ha sido llenada.

Así que mando la carta al vacío, a ver si alguien se siente aludido. Con una pregunta bien simple: ¿Qué diablos pasa con el presupuesto aprobado para hacer que se cumpla la ley de transparencia? Sólo hay dos explicaciones: O se lo han gastado en Capres, o quieren seguir boicoteando la transparencia. ¿Cuál de las dos es?

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

"No aspiramos a convertirnos en fuerza política electoral". Comunicado de pandillas.


En ocasión de la proclama de la ciudad de Nueva Concepcion en Chalatenango como Municipio Sin Violencia, las pandillas presentaron en el penal de Chalatenango un comunicado para fijar su posición frente a las especulaciones sobre sus pretensiones polticas-electorales. Aquˆel texto completo.

----------


LOS VOCEROS NACIONALES DE LAS PANDILLAS: MSX3, BARRIO 18, MAO-MAO, MÁQUINA, MIRADA LOCOS Y LOS PRIVADOS Y PRIVADAS DE LIBERTAD DE ORIGEN COMUN QUE SON PARTE DE ESTE PROCESO; AL PUEBLO SALVADOREÑO INFORMAMOS:

 NUESTRA POSICION SOBRE LAS DIVERZAS OPINIONES QUE ULTIMAMENTE SE HAN VERTIDO EN RELACION A LA SUPUESTA PARTICIPACIÓN EN POLITICA PARTIDARIA DE LAS PANDILLAS SALVADOREÑAS.

1.     El ser humano en tanto es un ser social es esencialmente político, así lo expresó Platón cuando nos calificó de animales políticos. Nadie está exento de ella, aun aquellos que dicen no participar porque el efecto de esta o bien nos trae beneficios o nos perjudica a todos.

2.     La diferencia radica en que tipo de política es en la que se participa; existe la partidaria, la social y la pública, económica etc. En nuestro caso, cuando tomamos la decisión de suscribir un acuerdo de cese de hostilidades, lo hicimos conscientes que ello implicaba involucrarnos como actores de una política pública que tenía como propósito estratégico la recuperación de la paz social que propiciaría condiciones para la recuperación económica del país, la apertura de oportunidades para la inserción social y productiva de la juventud salvadoreña, incluidos entre estos lo miembros de nuestras pandillas y el cumplimiento de la ley y de las obligaciones del Estado con la población reclusa del país, afín de que el sistema penitenciario salvadoreño dejase de ser violador de derechos humanos.

3.     Para no insultar la inteligencia de nadie, es recomendable no sublimar la participación en política partidista presentándola como una acción que se reviste de pureza, excluyendo de su participación a los delincuentes como ya más de alguno lo ha dicho; de cometer errores nadie está exento, tampoco de cometer algún delito, la diferencia que  existe es que al que participa en política partidaria es más difícil procesarlo, enjuiciarlo y condenarlo porque lo protege la impunidad de la investidura que sustenta.

4.     Lamentamos profundamente que algunos políticos y medios de comunicación mal intencionados estén dando sobrado crédito a las especulaciones y ficciones que con propósito de desvirtuar el proceso inédito de paz que en El Salvador está en desarrollo desde principios de 2012 está publicando el novelista Estadounidense Douglas Farah, quien en los últimos días, como todo buen testaferro se ha dedicado a la publicación de cualquier tipo de disparates, alimentando a todos aquellos detractores que están a favor de que el proceso fracase y El Salvador se convierta en una sociedad cada vez más violenta sin importarles la pérdida de vidas que ello produzca con tal de seguirse lucrando y enriqueciendo a costa de la sangre y sufrimiento del pueblo salvadoreño.

5.     Por nuestra parte, seguimos poniendo toda la voluntad y empeño en hacer que este proceso de paz sea exitoso, por eso hemos pedido perdón a las víctimas de nuestras acciones, aunque conscientes estamos que lograr ese perdón no será fácil pues el luto, el dolor y el sufrimiento provocan sentimientos de odio y venganza.

6.     No aspiramos a convertirnos en fuerza política electoral, aunque el derecho nos asista, porque somos salvadoreños y mientras no tengamos causas pendientes con la justicia, gozamos de todos los derechos civiles y políticos que la Constitución de la República le otorga a todos los ciudadanos no excluyendo a nadie por los tatuajes que puedan adornar sus cuerpos. Es más, en los países desarrollados de Europa y Canadá ya se permite que los privados de libertad independientemente de la naturaleza del crimen o el tiempo de reclusión puedan ejercer el voto, aquí en la misma américa, en Ecuador se permite que todos los privados de libertad que aún no tienen sentencia firme puedan votar.

7.     A los partidos políticos salvadoreños y principalmente a sus candidatos a la presidencia y vice presidencia de la República que participaran en las próximas elecciones de febrero 2014, les reiteramos que las pandillas salvadoreñas estamos empeñadas en hacer que este proceso de paz sea exitoso y una forma de lograrlo es no politizando el tema y por esa razón es que hemos dado instrucciones a nuestras estructuras y nuestras familias de no vestir ninguna camiseta partidaria ni mucho menos involucrarse como activista de nadie, porque nuestro único propósito es alcanzar la paz y solo esperamos que quien gane también este comprometido con ese fin porque representa la aspiración más preciada de toda la sociedad salvadoreña sin distintivos partidarios ni ideológicos.

8.     A los candidatos les exhortamos a que libren con nosotros un debate ya sea en cualquier Centro Penitenciario o fuera de este para que nos expongan sus políticas de prevención y planes contra la violencia y nos expongan como nosotros les podemos ayudar en su administración para recuperar la paz, tal y como lo hemos hecho de forma indirecta con la actual administración desde marzo de 2012. Con resultados que han dejado atónicos a propios y extraños.

El Salvador 8 de mayo de 2013

Carta a mis amigos de ASI

Estimados amigos:
Cuando vi el desplegado de prensa de la Asociación Salvadoreña de Industriales ASI titulado “La política no es para delincuentes”, me asusté: ¡Qué imprudencia la de los empresarios de meterse así de manera pelada en la campaña electoral!, pensé. Ya sabía que están preocupados ante el hecho que el candidato Saca está subiendo en las encuestas como espuma de cerveza mal servida... ¿Pero decirle delincuente no será un poco atrevido...?

Pero leyendo el comunicado me doy cuenta que ustedes no están hablando de Herbert Saca, ni de Mecafé, ni de Gallegos de GANA, ni de Enrique Rais de MIDES, ni mucho menos del ex-presidente que quiere ser presidente, sino de los pandilleros. Que alivio, mis queridos amigos, porque entonces, nadie los va a demandar. Y la gente les va a aplaudir...
Broma aparte: Lastimosamente se fueron en la chicagüita, señores. ¿O se creyeron en serio la paja que los pandilleros pactaron la tregua para luego incursionar en la política, y que existe el peligro que pronto van a “optar por cargos de elección popular y participar en los órganos de gobierno de nuestra nación”, como dice su comunicado?

¿Y realmente entendieron ustedes que David Munguía Payés, el ministro de Justicia y Seguridad, quiso proponer la legalización de las pandillas y su conversión en partidos políticos, cuando en una radio dijo “Ojala que las pandillas se convirtieran en grupo político y dejaran de delinquir”?

Es evidente que el ministro estaba tratando de desvirtuar, incluso de llevar al absurdo, la advertencia que han levantado a gritos algunos enemigos de la tregua, que los pandilleros quieren convertirse en poder político. Hay toda una teoría de Carlos Ponces y Douglas Farah sobre esto.

El ministro, como en otras ocasiones, no supo explicarse bien. En vez de decir que todo esto es una paja sin ningún fundamento real, y que hay suficientes leyes para impedir que delincuentes condenados opten por cargos de elección popular, el hombre optó por el sarcasmo (que indudablemente no es su fuerte) y dijo: Ojala que estén pensando en elecciones en vez de planificar secuestros, homicidios y extorsiones...
Construir de estas palabras imprudentes que el ministro propone y avala la conversión de las pandillas en partidos, o es muy ingenuo, o mal intencionado. En el caso de ustedes, quiere pensar lo primero.

Como no soy ministro, y mucho menos hablo por el gobierno, yo lo puedo decir con libertad y claridad: En incontables discusiones con bichos recién entrados o al punto de entrar en pandillas me han hablando de exclusión, de falta de oportunidades, de injusticia  - y yo sí les he dicho: “Si quieren cambiar esto, métanse en política, en movimientos, partidos, manifestaciones, pero no en extorsiones. Delinquiendo no van a cambiar nada...”

Y esto lo voy a repetir, aunque sé que hay quienes siempre lo van a interpretar mal y salir con la fantasía de que la MS y la 18 se van a transformar en partidos para elegir alcalde al Viejo Lin y diputado al Sirra o al Diablito de Hollywood...

Regresando a sus comunicado: con todo el resto, donde ustedes hablan del aporte que la empresa privada está dispuesta a dar a la reinserción, estoy totalmente de acuerdo. Y también con que hay que dejar de elegir a políticos deshonestos...

Saludos de Paolo Lüers
(Más!/EDH)

¿Pruebas querían? Con gusto...

El jueves 4 de abril publiqué en este Diario una de mis cartas, dirigida al director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, el doctor Leonel Flores. En esta carta conté la historia que me contó un paciente del Seguro Social, un pensionado, a quien su médico había informado que para ahorrar costos en el Seguro Social, llevaba instrucciones de la dirección de bajar la dosis de sus medicamentos. Entonces, le formulé la siguiente pregunta al Dr. Flores: "¿Es cierto que ahora son contadores y burócratas que deciden la dosis de medicamentos vitales para la salud de los pacientes?"
El Dr. Flores me contestó en una carta publicada el 8 de abril como columna de opinión por el periódico digital La Página. También el entonces subsecretario de Transparencia de la Presidencia, Marcos Rodríguez, publicó la respuesta del Dr. Flores en su publicación gubernamental "Transparencia Activa", poco antes de abandonar su cargo y juntarse al equipo de campaña del profesor Sánchez Cerén.
En su carta, el director del ISSS me acusa de difamación y niega rotundamente que el ISSS haya instruido a sus médicos a cambiar la medicación de pacientes. Según Flores, no pudo haber existido tal instrucción, porque "el reducir la dosis de un paciente bien controlado por 'ahorrar' no sólo es demagógico, sino atentatorio contra el derecho humano universal de la salud".
Cierra su carta emplazándome a comprobar el contenido de mi carta: "Ahora le pregunto a usted, señor Lüers: ¿el paciente existe o usted se lo inventó? ¿El médico existe o usted se lo inventó? ¿Por qué usted NO buscó pruebas antes de escribir el cuento?".
Bueno, el paciente existe, pero la ética periodística me prohíbe dar a conocer su nombre si él no está de acuerdo. Ni el nombre del médico. Ambos me informaron que temen represalias por parte de las autoridades del Seguro Social. Pero esto no me preocupó, porque por experiencia sé que la verdad siempre sale a la luz. Simplemente me quedé esperando que otros empleados o pacientes del Seguro Social se me acerquen y me entreguen los documentos que comprueben mi historia.
No tuve que esperar mucho. No puede aceptar el reto del Dr. Leonel Flores de convocar a mis fuentes a una reunión con él, porque los que me entregaron la documentación que aquí estamos reproduciendo, tampoco pueden identificarse, ya que también temen represalias laborales. Sería otro tema a analizar en otra ocasión: ¿Por qué los médicos del Seguro Social temen represalias en caso que hagan derecho de su libertad de expresión?
El 20 de septiembre del 2012 se emitió una CIRCULAR dirigida a los "directores de hospitales y unidades médicas, departamento de psiquiatría, neurología, neurocirgurgía, jefaturas de servicio clínico, coordinadores de Comités Locales de Farmacoterapia, farmacias de los centros de atención del ISSS, farmacias generales", firmada por tres altos jefes del ISSS: Dr. José Guillermo Vaquerano, jefe del Departamento Farmacoterapia; Dr. Milton Giovanni Escobar, jefe de División Gestión Política en Salud, y Dr. Carlos Ramón Menjívar, subdirector de Salud.
Esta circular tiene el título "Lineamientos para prescripción y dispensación de Clonazepan". Se trata de un medicamento importante en la psiquiatría, principalmente para tratar casos de ansiedad.
En el documento se anuncia que el 20 de noviembre 2012 cobrará vigencia un nuevo lineamiento para el uso del referido medicamento, anexo a la circular y también firmado por el jefe de Farmacoterapia, Dr. Vaquerano.
Este lineamiento dice en el numeral 4b: "En los casos de pacientes que actualmente están en tratamiento con Clonazepán, el médico tratante en la próxima consulta deberá reevaluar al paciente y ajustarse a los criterios de uso establecidos en esta institución para este medicamento".
Debido a muchas inconformidades expresadas por pacientes y médicos de psiquiatría, el Dr. Vaquerano emite una instrucción más clara en un posterior memorando firmado por él con fecha del 19 de febrero de 2013: "Tomando en cuenta que no es adecuada una suspensión brusca y considerando las existencias del medicamento, para pacientes con uso crónico, se estableció el período de un año (2013) para favorecer su retirada de forma gradual".
Esto es precisamente lo que los pacientes afectados denunciaron y lo que yo relaté en mi carta al Dr. Flores. Y es lo que el director general del ISSS llama "mentira".
Dada la gran cantidad de quejas de pacientes, los médicos de psiquiatría del Seguro Social mandaron una carta al autor del nuevo lineamiento, el Dr. José Guillermo Vaquerano, con fecha del 15 de febrero 2013 y con copias a todos las autoridades del Seguro Social, incluyendo al director general Dr. Leonel Flores, cuya oficina la da por recibida el 18 de febrero.
En esta carta, los médicos psiquiatras plantean que ellos antes de entrar en vigencia el nuevo lineamiento, pidieron una reunión para discutir la problemática y no recibieron respuesta. En la nueva carta hacen constar que, al cumplir el nuevo lineamiento y comenzar a reducir la dosis de Clonazepam, "los pacientes cuyos cuadros clínicos se encontraban estables con el uso de Clonezepam, han presentado recaídas ... situación que podría llegar a riesgos físicos...".
En esta carta, "ante el desabastecimiento actual de Clorazepam y el inminente desabastecimiento de Diazepam 10 mg a nivel institucional, los médicos preguntan al jefe de Farmacoterapia "cuál será la respuesta que el ISSS ofrecerá a nuestros pacientes, por lo que solicitamos una respuesta escrita de manara inmediata del Departamento que usted dirige, para el bienestar de nuestros pacientes".
La respuesta a esta señal de alarma emitida por los médicos psiquiatras es precisamente la segunda circular del 19 de febrero, que ya citamos arriba, y donde la jefatura ordena el "retiro gradual" de Clorazepam a los pacientes crónicos. Y en e numeral 8 de este circular dice una frase que tiene preocupados a muchos médicos del Seguro Social: "Debemos de apostar al uso de medidas no farmacológicas, sobre todo en patologías tan frecuentes como el insomnio y la ansiedad para garantizar realmente la Salud Mental..."
Los médicos no están conformes con las instrucciones que reciben, y preocupados de las consecuencias graves para sus pacientes. Pero no sienten que dentro del Seguro Social y bajo la dirección del Dr. Leonel Flores haya un clima propicio para que estos problemas se puedan resolver, haciendo valer el criterio profesional y ético de la profesión médica.
Urge una concertación con el personal médico para efectuar una reforma del Instituto Salvadoreño de Seguridad Social.

La carta al Dr. Flores:
La respuesta del Dr. Flores: