Carta a los indecisos

Estimados desilusionados, frustrados, incrédulos, principistas y otros que piensan que ir a votar no vale la pena, porque no quieren conformarse con el “mal menor”:
No votar no es opción. No se engañen: Quien no vota, da su voto al FMLN. Si esto no les incomoda, mejor de un sólo marquen la bandera rojiblanca. Y asuman la responsabilidad y las consecuencias.


El FMLN se ha posicionado a la cabeza de la carrera, porque a esta altura ya tiene movilizado y afianzado casi el 100% de su voto potencial. En cambio, una gran cantidad de votantes de oposición todavía no se tragan el sapo de tener que votar por Norman Quijano si quieren evitar que el FMLN siga gobernando. Y hay que decirlo: Norman y Paco Flores se lo están poniendo realmente difícil expresarse a favor de ARENA a cualquiera que no sea voto duro. Así que ARENA está lejos de movilizar a al voto potencial de la oposición.

Ustedes que nunca han votado por el FMLN (pero que tal vez dieron su voto a Funes en el 2009) luego se dieron cuenta que el cambio no era para mejor, sino para peor; que seguía la corrupción; que las promesas de transparencia y meritocracia eran paja; que el ejemplo a seguir de este gobierno no era monseñor Romero, sino más bien Duarte o Saca...

Ustedes ya decidieron que nunca más van volver a votar por el FMLN, y mucho menos por Saca, pero tampoco encuentran en ARENA un partido renovado y confiable, ni en Norman a un candidato
inspirador. Más bien ustedes ven, con justa crítica, que Norman no ha tomado una posición clara sobre la investigación de actos de corrupción en administraciones anteriores de ARENA; que no ha promovido la renovación ética de su partido; que no ha presentado caras nuevas y confiables que van a gobernar con él – y llegan a la conclusión que no vale votar, porque no hay candidato ideal. Parece dilema moral, pero es un problema práctico.

Tienen razón ustedes: No hay candidato ideal. Pero están equivocados si deciden no votar. No vean con desprecio la teoría del mal menor. Si el otro mal realmente es peor y peligroso, lo ético no es ponerse como virgencita y abstenerse. Esto sería lo fácil y cobarde.

Repito: No votar es votar por el FMLN, que ya tiene todo su voto potencial tensionado y movilizado, y necesita que la oposición se divida entre los que irán a votar y los que se quedan en casa sintiéndose moralmente superior...

Luego de escuchar a Norman Quijano hablar de la militarización de la seguridad publica, dije en mi siguiente carta que me reservo mi voto. He recibido explicaciones que indican que esto no es plan de seguridad que un futuro gobierno de ARENA va a aplicar. Si esto resulta creíble, puedo votar por Norman. Cada uno debe definir el mínimo que tiene que exigir al candidato para poder darle su voto. Para mi, es el tema de mano dura. No puedo votar por alguien que quiere repetir la locura de tratar de resolver un problema social complejo a pura represión.

Para muchos de ustedes puede ser el tema de la corrupción. O el populismo. Que cada uno defina su mínimo y lo exija con voz alta - pero por favor: sin pedir que el candidato sea ideal, como mandado a su medida. Porque si no nos logramos conformar con el mal menor, nos toca el mal peor. Así de simple.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

Carta al ministro de Seguridad Ricardo Perdomo

Señor ministro:
Si usted tiene conocimiento que en El Salvador hay pandillas que se están equipando con armas de guerra, ¿por qué no los captura y decomisa el armamento?

Si usted tiene conocimiento que hay un partido político de oposición que trata de aumentar la tasa de homicidios para su beneficio electoral, ¿por qué no captura a los hechores físicos y sus cómplices intelectuales?

Si usted tiene conocimiento que en el país hay lugares adónde pandilleros reciben entrenamiento militar, ¿por qué no los interviene y captura a los instructores y sus alumnos?

Si no tiene la información suficiente para actuar, ¿cómo se atreve a acusar en público?

Todas estas y otras denuncias escandalosas usted ha hecho públicas en recientes entrevistas, siempre basadas en “informes de inteligencia”. Pero las acciones criminales no se combaten denunciándolos o
cometiendo infidencias recitando “informes de inteligencia”. O se tiene información válida - y entonces uno como principal responsable de la seguridad pública actúa. O son chambres y cuentos inventados -  y entonces uno se calla. El ministro de Seguridad no denuncia, esto déjelo a los funcionaros como el Procurador de Derechos Humanos, que no tiene un brazo investigativo y armado a su disposición. El ministro de Seguridad, al tener conocimiento concreto de la preparación de delitos de esta gravedad, no corre a un canal de televisión, sino arma un operativo policial.

De la misma manera ligera usted fue a la televisión para decir que una fracción del Barrio 18 ha renunciado a la tregua – aunque hace menos de una semana estos mismos llamados “Revolucionarios” se sentaron frente al secretario de Seguridad de la OEA y firmaron el compromiso con la MS todas sus respectivas clicas en la Escalón van a contribuir a la tranquilidad y la paz en esta colonia capitalina.

En esta misma entrevista, ya compartiendo confidencias e informes de sus servicios secretos, de paso usted afirmó que el principal mediador (y durante largos años, su amigo personal) Raul Mijango y este servidor nos encontramos bajo investigación por supuesta introducción de objetos ilícitos a penales. Bueno, si introducir a los penales la idea de la solución no violenta de conflictos es ilícito...

Usted sabe perfectamente que está diciendo mentiras, pero le sirven para justificar su decisión de boicotear los mecanismos de mediación, que ha dado como resultado que el año pasado fuera el de menos homicidios en los últimos 10 años.

Así que usted, en una sola entrevista, se lleva de encuentro al partido de oposición, a los mediadores, a la tregua y a su propio servicio de inteligencia policial, al cual compromete con información inventada. Y a su propio presidente...

Porque no creo que con estos enredos usted sirve a los intereses de su presidente o del partido de gobierno en su campaña. Mejor que ellos se encarguen a callarlo, antes de que complique más las cosas con sus calenturas personales...

Saludos, Paolo Lüers

Posdata: Hoy es el XXII aniversario de la firma de la paz. Y sabe qué: El espíritu de este evento histórico sigue vivo, incluyendo donde usted menos se lo imagina: en colonias pobres como Valle del Sol en Apopa, que usted mandó a catear ayer, a pesar de que tiene más de un año sin violencia; y en los penales.

(Más!/EDH)

Cartas a los candidatos, luego del “debate”

Estimado Salvador Sánchez Cerén:
Usted en el fondo sabe que nunca hubiera tenido que ser candidato. Como soldado del partido aceptó el reto, aunque sabía que ya estaba perdido. Verlo a usted en el foro de ASDER casi me dio lástima. Sus estrategas de campaña hicieron todo lo posible para que no sufra: vetaron que hubiera debate entre los candidatos; negociaron de antemano las preguntas; lo mandaron con la respuesta escrita para cada tema; hasta le pusieron un banquito para que no se viera chaparro...

Pero de todos modos usted se vio horrible: inseguro, tieso, incapaz de salir del texto que le han dado. Sabe qué: Si fuera un revolucionario y no simplemente un soldado obediente, usted hubiera rechazado la candidatura para que alguien más joven, más capaz, más creativo la pudiera llenar de sentido. Tal vez hubiera perdido igual que usted, pero hubiera aprovechado transformar el partido en el camino...

Estimado Elías Antonio Saca:
Así como usted se presentó en el foro ASDER, parecía perfectamente presidenciable. Sin embargo, a pesar de su buen desempeño en este evento, no va a subir ni un puntito. El problema suyo es el mismo que yo le señalé la última vez que nos sentamos a platicar. Le dije en su cara: Si usted quiere volver a ser opción de poder, tiene que asumir un rol de oposición contra el FMLN y su presidente Funes. Si quiere aportar a la unión de la oposición contra el FMLN, como hace dos años me dijo que quería, lo primero que tenía que hacer es: ejercer la oposición.

Como nunca quiso hacer esto, sino más bien hizo pactos tras pactos con Funes y el FMLN, ahora la mejor retórica no le sirve nada. Puede brillar en debates y entrevistas, pero la gente no le va a creer nada. 

Estimado Norman Quijano:Hay dos cosas que no entiendo en tu presentación en el foro ASDER. Primero, ¿por qué el minuto extra que daban a cada candidato en cada tema, luego de las presentaciones de cada uno, no lo usó para cuestionar, corregir, criticar o retar a tu adversario principal, que es el candidato del FMLN? Como único candidato serio de oposición, hubiera sido lo más lógico emplazar al adversario y criticar al gobierno que ellos quieren continuar. Además la gente se lo hubiera agradecido, porque hubiera hecho un poco menos aburrido el foro.

Segundo, ¿de dónde sacó usted lo de “militarizar la seguridad pública”? Hasta ahora, cuando usted dice en sus spots “voy a hacer lo que tenga que hacer” para enfrentar la inseguridad, cada uno de nosotros se podía imaginar lo que quería decir: de una política audaz de buscar la paz, hasta darle fuego a las cárceles con todos los pandilleros adentro... Usted sabe que nunca me gustó este discurso que usted adoptó sobre la tregua, pero por lo menos este último tenía la ventaja táctica que dejaba todo abierto. Así como lo de “el cambio” de Funes: cualquiera se imaginaba el cambio a su medida y gusto. Ahora usted ya dijo a qué se refiere cuando dice, batallando contra las lágrimas: “Yo sé lo que hay que hacer” para tener “un país libre de maras”. Es el combate frontal y militar. ¿Vamos a la guerra, entonces, así cómo la lanzó Felipe Calderón en México contra los narcos, y como la anuncia Juan Orlando Hernández en Honduras? Déjeme saber antes de las elecciones. Mientras tanto, me preservo mi voto.

Saludos a los tres, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

El evento que se llama “Debate Presidencial”

Ya sabíamos que no iba a ser debate, sino un espacio televisivo, en el cual los candidatos pueden exponer sus ideas y propuestas. Pero con cero interactuación. Sin embargo, no me podía imaginar que la producción de este evento televisivo iba a reforzar esta debilidad, en vez de compensarla. No hubo ni una sola toma donde se viera que los 5 señores realmente se encontraban en el mismo momento en un solo lugar. Ni una. Cada candidato apareció con un encuadre rígido, estrecho e inamovible, como si estuviera solo frente a una cámara. De lo que se veía en pantalla, igual podían ser grabaciones por separado sin que los adversarios se vieran la cara. Un uso totalmente inadecuado del medio televisivo, no aprovechando por las posibilidades de este medio. Dos horas de televisión con cámaras absolutamente fijas, sin ningún movimiento, esto no lo hemos visto desde los años 60. Igual de anticuado y anti-televisivo el fondo, y además un pésimo sonido. La televisión salvadoreña no se lució en este evento. 

Luego de ver esta cosa tan aburrida y poca dinámica, me arrepiento haber exigido debates entre los candidatos. Si esto lo que vimos hoy -tan aburrido, tan mal producido, tan estático- es debate, mejor que no lo haya. Además, la insoportable presencia del Tribunal Supremo Electoral, con promocionales de corte burocráticos para dar tiempo de “prime time” a los magistrados y ejecutivos del Tribunal. Empezar un debate con discursos del presidente de ASDER y del TSE es otro pecado que me hace pensar que se trata de una conspiración en favor de la abstención electoral... 

Si además de todo esto relacionado con el formato equivocado del debate que no fue, tomamos en cuenta los contenidos expresados por los candidatos, me lleva a pensar que esta noche se aumentó considerablemente el número de indecisos. Por que tengo que confesar: Luego de escuchar a los cinco candidatos, no deseo ver en Casa Presidencial a ninguno de ellos.  

Los dos candidatos de los partidos minúsculos, de todas formas no deberían haber sido incluidos en el “debate”. Y de los tres “serios”, viendo cómo abordaron los temas en este evento, cada uno aplazó en por lo menos un tema. Norman Quijano, aparte de sacar de la manga que el país necesita arquitectos, hizo una propuesta de Seguridad Pública que parece que hoy en la mañana la sacó de los periódicos que informan sobre el plan del presidente electo de Honduras: combate frontal a la delincuencia, sobre todos a las pandillas. Por lo menos Quijano logró la atención de todos, porque es el único que realmente dio una sorpresa diciendo algo nuevo, antes no escuchado: que va a militarizar la seguridad pública, incluyendo la idea absurda de someter a jóvenes en riesgo que delinquen a la justicia militar. Por otra parte, hizo planteamientos buenos sobre economía y en su conclusión final sobre el carácter de estas elecciones y su importancia para la institucionalidad democrática  Salvador Sánchez Cerén reprobó en todos los temas abordados. ni siquiera en educación mostró capacidad de expresar ideas coherentes, aunque obviamente los candidatos conocían las preguntas y podían prepararse bien. De su desempeño en los otros temas, mejor ni hablar. 

Saca, quien tuvo la suerte que en este foro no estaban previstos los temas dolorosos de institucionalidad y corrupción, realmente se manejó relativamente bien en casi todos los temas abordados (educación, salud, seguridad y economía). Para mi sorpresa e manejó bien sobre todo en el tema Seguridad. Fue el único con un concepto integral que incluye inversión social y la creación de oportunidades en las comunidades. Su campo débil, donde es nada convincente, es la economía. 

Si tiene algún resultado este foro, es el siguiente: En el bloque oficialista, que durante 5 años ha dado sustento al gobierno de Funes, el candidato más viable es Elías Antonio Saca y no Sánchez Cerén. Si los votantes de este bloque se dejaran influenciar por lo que han escuchado en este foro, tendrán que poner a Saca en la segunda vuelta contra Norman Quijano, y no al candidato del FMLN. 

Otra conclusión: De aquí a las elecciones de segunda vuelta el 9 de marzo hay que enfocar el debate público en el tema Seguridad, donde más confusión, más mentira y más populismo existe. Sobre todo Norman Quijano, para ser presidenciable, tendrá que revisar y completar su plan en este tema y matizar su discurso.
(El Diario de Hoy)