El evento que se llama “Debate Presidencial”

Ya sabíamos que no iba a ser debate, sino un espacio televisivo, en el cual los candidatos pueden exponer sus ideas y propuestas. Pero con cero interactuación. Sin embargo, no me podía imaginar que la producción de este evento televisivo iba a reforzar esta debilidad, en vez de compensarla. No hubo ni una sola toma donde se viera que los 5 señores realmente se encontraban en el mismo momento en un solo lugar. Ni una. Cada candidato apareció con un encuadre rígido, estrecho e inamovible, como si estuviera solo frente a una cámara. De lo que se veía en pantalla, igual podían ser grabaciones por separado sin que los adversarios se vieran la cara. Un uso totalmente inadecuado del medio televisivo, no aprovechando por las posibilidades de este medio. Dos horas de televisión con cámaras absolutamente fijas, sin ningún movimiento, esto no lo hemos visto desde los años 60. Igual de anticuado y anti-televisivo el fondo, y además un pésimo sonido. La televisión salvadoreña no se lució en este evento. 

Luego de ver esta cosa tan aburrida y poca dinámica, me arrepiento haber exigido debates entre los candidatos. Si esto lo que vimos hoy -tan aburrido, tan mal producido, tan estático- es debate, mejor que no lo haya. Además, la insoportable presencia del Tribunal Supremo Electoral, con promocionales de corte burocráticos para dar tiempo de “prime time” a los magistrados y ejecutivos del Tribunal. Empezar un debate con discursos del presidente de ASDER y del TSE es otro pecado que me hace pensar que se trata de una conspiración en favor de la abstención electoral... 

Si además de todo esto relacionado con el formato equivocado del debate que no fue, tomamos en cuenta los contenidos expresados por los candidatos, me lleva a pensar que esta noche se aumentó considerablemente el número de indecisos. Por que tengo que confesar: Luego de escuchar a los cinco candidatos, no deseo ver en Casa Presidencial a ninguno de ellos.  

Los dos candidatos de los partidos minúsculos, de todas formas no deberían haber sido incluidos en el “debate”. Y de los tres “serios”, viendo cómo abordaron los temas en este evento, cada uno aplazó en por lo menos un tema. Norman Quijano, aparte de sacar de la manga que el país necesita arquitectos, hizo una propuesta de Seguridad Pública que parece que hoy en la mañana la sacó de los periódicos que informan sobre el plan del presidente electo de Honduras: combate frontal a la delincuencia, sobre todos a las pandillas. Por lo menos Quijano logró la atención de todos, porque es el único que realmente dio una sorpresa diciendo algo nuevo, antes no escuchado: que va a militarizar la seguridad pública, incluyendo la idea absurda de someter a jóvenes en riesgo que delinquen a la justicia militar. Por otra parte, hizo planteamientos buenos sobre economía y en su conclusión final sobre el carácter de estas elecciones y su importancia para la institucionalidad democrática  Salvador Sánchez Cerén reprobó en todos los temas abordados. ni siquiera en educación mostró capacidad de expresar ideas coherentes, aunque obviamente los candidatos conocían las preguntas y podían prepararse bien. De su desempeño en los otros temas, mejor ni hablar. 

Saca, quien tuvo la suerte que en este foro no estaban previstos los temas dolorosos de institucionalidad y corrupción, realmente se manejó relativamente bien en casi todos los temas abordados (educación, salud, seguridad y economía). Para mi sorpresa e manejó bien sobre todo en el tema Seguridad. Fue el único con un concepto integral que incluye inversión social y la creación de oportunidades en las comunidades. Su campo débil, donde es nada convincente, es la economía. 

Si tiene algún resultado este foro, es el siguiente: En el bloque oficialista, que durante 5 años ha dado sustento al gobierno de Funes, el candidato más viable es Elías Antonio Saca y no Sánchez Cerén. Si los votantes de este bloque se dejaran influenciar por lo que han escuchado en este foro, tendrán que poner a Saca en la segunda vuelta contra Norman Quijano, y no al candidato del FMLN. 

Otra conclusión: De aquí a las elecciones de segunda vuelta el 9 de marzo hay que enfocar el debate público en el tema Seguridad, donde más confusión, más mentira y más populismo existe. Sobre todo Norman Quijano, para ser presidenciable, tendrá que revisar y completar su plan en este tema y matizar su discurso.
(El Diario de Hoy)

1 comentario:

Joseph Parada dijo...

En mi opinión, el señor candidato del partido PSP se defendió relativamente bien. No daba tantos rodeos en sus respuestas, y no ataco tanto a los demás. Además, incito al voto en general, cosa que nadie más hizo.