Carta a Ada Michelle Guzmán Sigüenza

Guardé en mis archivos una carta que no me atreví a publicar. La única en más de cinco años de dedicarme a este oficio de escribir cartas. No contando los borradores que me salieron mal o que descarté porque no estaba seguro de los hechos mencionados. Pero este escrito descartado no fue un borrador, fue una carta terminada, bien hecha, me encantaba, y la iba a publicar martes 17 de marzo de 2013 - pero al fin temí que podía ser percibida como si tocaba un asunto demasiado personal y privado… Por esto no la publiqué.
Busqué la carta en mis archivos, cuando leí que Mauricio Funes culpaba a la oposición y a los medios de comunicación del fracaso de su matrimonio con Vanda Pignato. Demasiado descaro. La leí nuevamente, y me di cuenta de que fue un error no haberla publicado en su tiempo. Otra vez se me confirma una regla que ya aprendí de niño: No hay que ahuevarse nunca. Y otra que aprendí en mis días de aprendiz de escritor: La peor censura es la autocensura.

En misión en Los Angeles, con su estilista
Estimada Michi:
Reciba los más cordiales saludos de este servidor de tragos. Como no tengo otra forma de comunicarme directamente con usted, lo hago de esta forma un poco inusual. Vaya a disculpar también que me dirijo a usted con su sobrenombre, pero tome en cuenta que este nombre ya forma parte integral de nuestro lenguaje popular...

Solo quería recordarle que su pasaporte diplomático Número D005383, emitido el 6 de diciembre del año 2011, vence el 5 de diciembre del año en curso.

Como todos sabemos que usted viaja frecuentemente al exterior en importantes misiones del Estado, por favor tenga el cuidado de renovar a tiempo este documento que la acredita como servidora pública. Usted ya sabe los mecanismos que tiene que usar para que le salga sin ningún problema ni atraso - no tienen que ser muy formales ni necesariamente en horas de oficina.

Digo a tiempo porque algunos países no permiten la entrada a su territorio con pasaportes que no tengan validez de más de seis meses. No vaya ser que alguna diligencia importante para nuestra nación se quede frustrada solo porque usted no haya renovado a tiempo su pasaporte diplomático.
Le deseo el mayor de los éxitos en sus delicadas misiones.

Sin más que agregar, se despide Paolo Lüers 
(Mas!/El Diario de Hoy)

 

Carta a Edwin Zamora

Estimado Edwin:
Te metiste en un gran huevo, amigo. Felicidades por el valor de aceptar este reto. Es obvio que vos sos el candidato que mejor puede encarar al señor Bukele jr. en televisión, en las redes sociales, en debates, en foros universitarios o con gremios profesionales… O sea, vos sos bueno, suelto, competente y creíble en los terrenos donde el candidato del FMLN pensaba tener ventaja. Esta relativa ventaja se derritió como sorbete en la playa,  de un solo golpe, con tu presentación, con el respaldo visible de tu partido, con el apoyo de Norman Quijano, con tu aparición mediática. La reacción en la esquina de Bukele jr. no podía ser más dramática: como un enjambre de abejas se despertaron y ajolotaron los ejércitos de trolls en las redes sociales – andaban bravas las abejas, pero no sabían a quién picar, porque este candidato que le han puesto enfrente, es tan difícil de atacar. Ya no es Norman, para el cual tenían toda una estrategia de desgaste, ataques personales. Entonces, comenzaron a picar a todo el mundo, a la loca…

Así que pienso que arrancaste bien. Pero vos sabés, y ojala que en el transcurso de la campaña no te olvidés (como suele pasar a candidatos), que las elecciones municipales no se ganan en las redes, ni en televisión, ni en las universidades, sino en los barrancos, barrios, y las colonias polvosas de la ciudad. Caminar en los zapatos de Norman por estos lados no es fácil. Y la única forma de aprenderlo rápido es meterse. Lo mismo que dije a Bukele jr. hace un par de semanas: hay que ensuciarse los zapatos, o mejor ponerse tenis o botas. La ventaja tuya es que no usás calcetines rosados, así que será un poco más fácil que La Chacra o en Las Palmas te tomen en serio…

La otra ventaja tuya es que Norman se ofreció de guía para conectar con las comunidades, sus directivas, las vendedoras de mercado. Hay que aprovechar esta ventaja. Si vos encontrás el lenguaje correcto para convencer a la mara de a pie que vos sos un maitro que no ofrece casaca sino soluciones prácticas. Y esto hay que hacer rápido, casi de inmediata. Una vez que la gente se ha formado una imagen tuya, y se parece demasiado a tu contrincante, ya tendrás puesto un sello difícil de quitar: Otro señorito…

Este es el dilema tuyo, Edwin: Por una parte te conviene parecerte a tu adversario, pero por otra parte tenés que ser radicalmente diferente. Igual: por una parte tenés que parecerte a Norman, porque solo así puedes “heredar” su acumulación política en los barrios – pero por otra parte tenés que ser tan diferente que sacás de quicios al “teamnayib”.

Si no te enredás en estos dilemas, serás alcalde.

Suerte te desea Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de HoY)

Columna transversal: El gran fiscalizador es el ciudadano, no el Estado

La Asamblea, luego de mucha resistencia y tardanza, en febrero del 2013 al fin hizo la Ley de Partidos Políticos. Una de las funciones de esta ley: generar transparencia de las finanzas de los partidos y sus campañas electorales.

Uno de los puntos de discordia fue, desde el principio de las deliberaciones: ¿Cuánta transparencia? O, mejor dicho: ¿Quién tiene derecho de saber? ¿Quién es, en fin, el fiscalizador?

Las únicas respuestas consecuentes a estas preguntas son: Transparencia total; el que tiene derecho de saber y fiscalizar es el ciudadano, el votante. Pero ni siquiera toda la oposición compartió este concepto radical de transparencia y rendición de cuentas. Muy pocos diputados (uno de ellos Edwin Zamora, de paso sea dicho) exigían que todas las donaciones que reciben los partidos y sus candidatos tienen que ser transparentados, y que el público en general, o sea cualquier ciudadano tenía que tener acceso a esta información.

La ley se quedó corta, porque los partidos no querían tanta transparencia. Y porque no concebían que el titular del derecho de conocer y fiscalizar las finanzas detrás de las campañas electorales sea el ciudadano, no el Estado y cualquier burocracia creada para este fin. El que vota y por tanto tiene que saber quienes están detrás de los partidos y candidatos es el ciudadano, no el Estado.

A la misma conclusión llegó la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Por ello, en agosto emitió una sentencia que obliga a las Asamblea a corregir la Ley de Partidos y establecer bien el principio de la transparencia. Conociendo como opera la Asamblea, la Sala le da un plazo de dos meses para hacer esta reforma.

Casi han pasado los dos meses, y los diputados no han cumplido. Siguen en la discusión de cómo evadir la transparencia y la fiscalización. Con los votos de FMLN, PCN y ARENA, la comisión de reformas electorales aprobó un dictamen, con el cual piensan engañar al público: Acordaron que, por supuesto, “toda la información de cantidades e identidad de donantes será de acceso sin restricciones para autoridades encargadas de auditar a los partidos políticos como el Ministerio de Hacienda, el Tribunal Suprema Electoral y la Corte de Cuentas” (LPG, 15 de octubre 2014). Suena bien, a primera vista (“toda la información…”). Pero luego viene el truco: “El acceso ciudadano a la información de los donantes de los grupos políticos será facilitado siempre que las personas que financian den su autorización para ser publicadas.”

Disculpen, señores diputados de la gran coalición de evasión de la transparencia: Está bien que las autoridades competentes del estado auditen para ver si existe lavado de dinero, tráfico de influencias, corrupción u otros delitos. Perfecto. Pero esta audición no es el sentido político y ético de la transparencia. Estamos hablando de cómo facilitar al ciudadano el voto más informado posible. El votante necesita saber quién y el interés de quién está detrás de cada candidato y partido. Al diputado X lo está financiando, por ejemplo, don Fito Salume – bueno, que voten por él quienes no tengan problema con esto. Un partido está financiado por la gran empresa – bueno, que no voten por este partido los que sueñan con el socialismo. Otro partido vive de fondos de ALBA – bueno, yo no votaré por ellos…

Este tipo de transparencia -frente al pueblo, no frente a papá Estado- quiere la ciudadanía y dicta la Sala. Es lo único importante: En mi criterio, ni siquiera es necesario regular cuánto una persona o una empresa puede donar a un partido – con tal que lo sepamos todos y podamos sacar nuestras conclusiones. Sólo así convertimos al ciudadano en el fiscalizador de la política. Es un derecho que no podemos delegar a “autoridades competentes del Estado”, mucho menos al tipo de instituciones y funcionarios que tenemos. Nuestro derecho a fiscalizar a los partidos no puede ser condicionado a la “autorización” de sus donantes.

(El Diario de Hoy)

EDWIN ZAMORA TIENE MI RESPLADO INCONDICIONAL. Conversación con Norman Quijano

Dijiste una frase que ha creado especulaciones: “ARENA no puede ir a una nueva elección dividida”. Querías decir que te retiraste de la candidatura a la alcaldía porque ARENA estaba dividido – o querías decir que no querías que tu candidatura dividiera al partido?

Lo que estaba diciendo es que no podíamos permitirnos el lujo que el partido se dividiera.
Había una situación crítica: No se lograba una determinación clara y definitiva alrededor de mi candidatura. Yo tenía dos alternativas: podía defender mi candidatura provocando movilizaciones de los líderes comunales y sus bases que me respaldan, que estaban dispuestos a lanzarse a la calle, hacer marchas en apoyo a mi candidatura. Pero esto hubiera puesto en peligro la unidad del partido. Tal vez hubiera impuesto mi candidatura, pero a un alto costo: no tener el apoyo unitario. O podía tomar la decisión de no permitir este tipo de efervescencia, y mas bien facilitar que el partido encontrase a un candidato con más amplios consensos - y al mismo tiempo dar espacio a un refrescamiento de nuestra propuesta municipal. La decisión que tomé era difícil para mi, pero la única responsable: provocar que se construyera una candidatura con mayores niveles de consenso y cohesión interna.

¿La dirigencia de ARENA supo apreciar este gesto de madurez de parte tuya y que actuó con la misma responsabilidad en esta situación crítica?
Todos supimos poner el interés del país encima de intereses particulares. Hubo diferencias y se resolvieron. Habíamos desarrollado un trabajo exitoso al frente de la alcaldía, que se ha constituido en un capital importante para el partido. Todo este apoyo de las bases, los líderes comunales, y de una mayoría de los capitalinos que me han apoyado en dos elecciones municipales y también en las dos vueltas presidenciales, había que preservarlo e incorporarlo en esta nueva campaña electoral del 2015. El partido y las bases me hicieron sentir la necesidad de seguir aportando, aunque en otra función.

El mismo día que anunciaste tu decisión Jorge Velado te solicitó, en una conferencia de prensa, incorporarte en la oferta legislativa del partido. Muchos pensaron que esto estaba previamente negociado. ¿Es cierto?
De ninguna manera. Dejar la candidatura a la alcaldía fue una decisión muy personal mía, pero nunca con la intención de abandonar la lucha. Cerré un ciclo de mi carrera política, pero seguiré trabajando para el país - y a la vez abrí espacio para un relevo en la alcaldía. Luego tomé la siguiente determinación: aceptar el reto de una diputación, no solo a petición de la alta dirigencia del partido, sino sobre todo de amplias sectores de la sociedad, y sobre todo de nuestras bases en San Salvador. En la Asamblea Legislativa se van a tomar las decisiones más importantes para el futuro del país, su democracia y su desarrollo. Es importante que ARENA forme un equipo muy sólido, capaz, representativo y propositivo en la Asamblea. Tenemos la responsabilidad histórica de transformar la Asamblea Legislativa, que ahora tiene mala fama, en un organismo dialogante, transparente, que puede recuperar la confianza de la ciudadanía y construir consensos. Voy a este reto con el respaldo que he ganado en seis años de alcalde capitalino, con una visión renovada por la experiencia acumulada en la alcaldía y en la candidatura presidencial. Tanto el partido y la ciudadanía coinciden que yo puedo y debo aceptar este reto para dar este aporte desde la Asamblea.
Quiero ser el diputado de los capitalinos y desde la Asamblea, junto con el nuevo alcalde y su equipo, trabajar por los capitalinos. En los meses que faltan para terminar mi mandato, lo mejor que puedo hacer para defender la alcaldía de San Salvador es cumplir exitosamente con mi responsabilidad como alcalde. En ningún momento vamos a desmayar en nuestra gestión municipal. Es la mejor forma de apoyar a Edwin Zamora, quién será el candidato de ARENA para tomar mi lugar en la alcaldía.

Ya comunicaste al COENA tu decisión de aceptar la diputación?
Yo pedí ayer lunes una reunión con la dirigencia del partido para expresar que acepto el reto de buscar una diputación y que apoyaré plenamente al candidato que el partido postule para la alcaldía, que es Edwin Zamora.

¿Tú dirías que con esto la mesa está limpia entre Norman y ARENA?
Resolvimos los problema y hay consensos. Edwin Zamora me habló y le invité a la alcaldía para que habláramos. Acaba de salir él de este despacho. Hemos conversado más de una hora y le he dicho que tiene todo mi apoyo.

¿Es Edwin Zamora la persona idónea para ganar la alcaldía y para gobernar San Salvador?
Edwin tiene toda la capacidad para gobernar una institución tan compleja como la alcaldía de San Salvador. Es un empresario exitoso con la experiencia administrativa, es un hombre honesto, concertador y muy trabajador. Es una acertada decisión. Ahora nos toca a todos, incluido este servidor, sumarnos a este esfuerzo.

¿Te vas a meter de lleno en la campaña municipal para apoyar a Zamora?
El mejor respaldo es la buena gestión en la alcaldía. Además me comprometo a traspasar al nuevo candidato y su equipo todo el capital político acumulado en San Salvador, las redes de apoyo, las bases partidarias, los liderazgos comunales, las cientos de directivas. Haré lo posible de endosarle a Edwin esta credibilidad que hemos construido en seis años. Mi respaldo será incondicional y total. Vamos a trabajar de la mano, él buscando la alcaldía y yo una diputación, ambos trabajando para los capitalinos.


¿Cuál es tu mensaje a los miles de colaboradores de la alcaldía y del partido en San Salvador, que en este momento tal vez están frustrados y se sienten abandonados por su alcalde?
Que no estoy abandonando a nadie. Que desde otro cargo seguiré trabajando por la ciudad. Les pido que igual que yo apoyen a Edwin Zamora para que dé continuidad a nuestra trabajo. Que no permitan que regrese el FMLN a esta alcaldía. Ya estuvieron gobernando San Salvador y no cumplieron nada de lo que prometieron. Una cosa más: Lo más importante no es la persona del alcalde, no se trata de un ungido o un superman que va a arreglar la ciudad, sino que tiene que ser un verdadero equipo. Administrar San Salvador no es de un hombre, necesita formar un equipo de profesionales. Nosotros hicimos eso, y habrá continuidad con Edwin Zamora.
Cuando asumimos la alcaldía luego de 12 años de gobernar el FMLN, estaba altamente politizada, al servicio de un partido, no de los capitalinos. Ellos metieron al concejo puros cuadros partidarios reciclados, y no servidores públicos como los que componen el consejo actual. Por esto no lograron construir proyectos de desarrollo para la ciudad. Y no hay ningún indicio que hayan cambiado su concepto. El riesgo que corre San Salvador es quedar en manos de personas que hablan mucho y hacen poco. Mi lema es: Obras, no palabras. Y la continuidad de esta visión la representa Edwin Zamora.

Hay una crítica que mucha gente te hace: Norman tuvo miedo de perder, y abandona San Salvador.
Yo no tomo decisiones en base a los adversarios, sino en base den lo que quiero para mi país y para mi ciudad. Lo importante no es si Norman gana la alcaldía o Edwin Zamora. La batalla vamos a dar juntos, y nadie se está corriendo. Yo no abandono San Salvador, sino vamos a dar a la ciudad un alcalde de continuidad y además un diputado que representa la capital. Los adversarios tendrán siempre que luchar contra nuestro legado, contra nuestras obras, contra nuestra unidad, contra la visión de ciudad que nosotros construimos, de una alcaldía al servicio de todos sin distingos partidarios.

Una crítica que el candidato del FMLN te hizo es que bajo tu mando no se hizo nada para la seguridad..
Las alcaldías no tienen competencia de seguridad pública, pero hemos puesto un especial enfoque en construir seguridad ciudadana, convivencia pacífica, prevención, recuperación de las comunidades, mediación de conflictos, sistema de video vigilancia, alumbrado público, eliminación de factores de riesgo. Todas cosas que el FMLN nunca hizo cuando tuvo la alcaldía.

Hay quienes dicen que Norman Quijano no comparte el proceso de renovación interna en ARENA iniciado con fuerza luego de las elecciones presidenciales. ¿Es cierto?
Todo lo contrario. Creo en la renovación política, tanto de ideas como de liderazgos. Los partidos tienen que modernizarse y democratizarse permanentemente, y para esto abrir espacios a la juventud y la sociedad civil. Como candidato a la presidencia tuve una experiencia maravillosa: cuando en la recta final de la campaña abrimos estos espacios con audacia, tuvimos más respaldo de la ciudadanía. Como todo el partido, yo aprendí esta lección - y no habrá marcha atrás. Por esto iniciamos, inmediatamente después de las elecciones, el proceso de democratización y renovación, que es irreversible y tiene todo mi apoyo.

¿No es una contradicción que ahora tú buscas una diputación, en vez de dejar este espacio a los nuevos liderazgos que están surgiendo?
Hay que buscar una combinación entre experiencia y juventud. Y la lista de candidatos de ARENA refleja esto. Entrarán muchos diputados jóvenes, y otros que representan la sociedad civil, y también algunos que representamos la acumulación de experiencias. Como dirigente del partido y como diputado voy a promover esta renovación y esta apertura. Y ya lo mostré: la mayoría de mis gerentes en esta alcaldía y varios concejales son profesionales jóvenes, que provienen de la sociedad civil, no del partido.

Ultima pregunta: ¿Estás en paz con las decisiones que tomaron tanto tú como el partido respecta a las candidaturas? ¿No te duele no poder dar la batalla por la alcaldía?

Voy a ser honesto: Al principio me dolió la idea de apartarme antes de entrar en la batalla con el adversario, que es el FMLN y su candidato. Me hubiera dado mucho gusto enfrentarlo y romperle la burbuja de mercadeo y moda en que anda flotando. No me aparté por miedo de no poder ganar. Me aparté porque no quería poner en peligro la unidad del partido en un momento histórico donde todo el futuro del país, su institucionalidad democrática y su recuperación económica depende de ARENA y su capacidad de ganar las elecciones de marzo 2015. Y corriendo por una diputación y hacer campaña a la par de Edwin Zamora voy a ser parte de esta batalla. Se van a frustrar quienes pensaban que Norman Quijano se apartó de la lucha.

(El Diario de Hoy)

Carta a un chero que piensa lanzarse de diputado

Estimado amigo:
Cuando el otro día me buscaste para contarme que estás pensando lanzarte de diputado, me contaste de tu, según vos, “ideas locas” de cómo hacer una campaña novedosa que obligue a un debate sobre los privilegios y las responsabilidades de un diputado. Me pediste mi opinión al respecto, y me quedé debiéndote mis respuestas y opiniones. Te las voy a dar de una sola vez en público, porque es un asunto público.

Primero lo más importante: ¡Lanzate, man! – quién quita que con esto del voto por cara (que debería convertirse en voto por argumentos y propuestas) salgás electo. Y si además hay voto cruzado (o sea si la Sala de lo Constitucional sentencia que podemos votar a la vez por candidatos de diferentes partidos y además por independientes), locos como vos de repente tendrán todas las posibilidades de ganar.

Digo: Podrás ganar si tenés la capacidad y la sinceridad de convertir tus “ideas locas” en propuestas serias, creíbles y factibles. Porque lo que no necesitamos son otros candidatos farsantes (disculpen, mejor digo “expertos de marketing”) que quieren ganar votos con “ideas nuevas”, pero no hacen más que crear modas nuevas.

Las propuestas tuyas, pensándolas bien, no son tan locas. Por ejemplo: No al fuero para diputados. Tenés razón: Los diputados tienen que someterse a la ley como cualquier otro ciudadano. Pero si vos decís a tus votantes: “Voy a renunciar al fuero”, les estarías mintiendo. Los diputados no pueden renunciar a su fuero, es legalmente imposible. Lo que sí podés decir es: “En el momento que la fiscalía me acusan de un delito, yo mismo voy a solicitar a la Asamblea que me quite el fuero para que pueda limpiar mi nombre ante un tribunal…”

La otra “idea loca” me parece una propuesta válida: Como diputado no voy a buscar viajes oficiales, a menos que tengan un beneficio directo para el país. En este caso, voy a publicar cuánto ha costado mi viaje y cuáles son los resultados obtenidos. Que los votantes juzguen que ha sido buena inversión o despilfarro.

Me explicaste una tercera idea, y esta realmente es loca. Más bien, es pura demagogia: No cobrar tu salario como diputado. Y que este dinero se use para que unos alumnos pobres puedan estudiar. Esta paja es parte de la nueva moda política. Pero los diputados son para generar políticas públicas y leyes que garantizan buena educación para todos, no para adoptar a unos bichos, darles becas y convertir esto en campañas electoral. Lo que vos hacés con tu salario, es cosa tuya - te lo podés comer, invertirlo en carros o en mujeres… o incluso en becas. Pero no es asunto público, ni político, ni mucho menos es una “nueva idea” para hacer campaña.

Los salarios para diputados o alcaldes o ministros son para que estas funciones las pueden ejercer gente que no viene con pisto de su empresa o de su tata. Gente que vive de su trabajo como todos nosotros.

No te clavés con ideas nuevas publicitarias. Es un asunto de honestidad, transparencia y de la capacidad de proponer soluciones…

Te repito: lanzate, hombre. Saludos, Paolo
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta al ministro del subsidio

Estimado Tharsis Salomón López:
¿Usted realmente se creyó ministro? Bueno, ¡bienvenido a la realidad! Usted hizo el tímido intento de hacer algo que realmente corresponde al ministro de Economía (focalizar el subsidio al gas) - y mire lo que le pasó: inmediatamente el partido y Casa Presidencial lo pusieron en su lugar. No joda ministro, no se meta en cosas políticas… Y le obligaron inmediatamente a restablecer el subsidio al gas a 35 mil familias que su ministerio había dejado sin subsidio porque no lo necesitan.

Hace años, el 7 de abril del año 2011, publiqué una carta al Dr. Héctor Dada, quien en aquel entonces ocupaba la silla donde usted está sentado ahora: la del ministro de Economía: “Vos tenías un plan de focalización: quien puede pagar el precio de mercado, que lo pague. Quien no, que reciba subsidio. Pero vino tu presidente y te hizo pedazos tu plan de ahorro. Ya no era focalización, sino ‘racionalización’. Ya no era ahorro para el Estado, porque el presidente decretó que la mayoría de la gente siga recibiendo subsidio.”

Cómo se repite la historia. En aquel entonces el presidente era Mauricio Funes, y ahora se llama Salvador Sánchez Cerén. En aquel entonces mi amigo Héctor Dada trató de hacer lo que es la obligación de un ministro, y al final tuvo que renunciar, porque se dio cuenta que Funes no necesitaba a un ministro sino a un oportunista que se adapta a las estrategias populistas y se callara. Hoy le toca a usted esta amarga realidad.

La carta a Héctor la terminé con una frase que sigue válida, por esto se la repito, señor ‘ministro’: “No te amargués la vida cubriéndole las espaldas a un jefe que no te cubre las tuyas.”

Los dos ‘gobiernos del cambio’ cambiaron todo para que nada cambie. Funes heredó de Saca un subsidio al gas universal. Todos, sin importar nuestros ingresos, recibimos subsidio al gas (y al agua, la luz, el transporte público…). Hablaron de cambiar esto y que sólo recibieran subsidio los pobres. Probaron varios métodos de cómo pagar el subsidio. Al final crearon todo una burocracia estatal nueva para este fin. Resultado: 1.3 millones de hogares fueron declarados suficiente ‘pobres’ para recibir mes a mes subsidio al gas. O sea, el 80% de la población. Casi universal como antes.

Y cuando usted, queriendo por lo menos aparentar que hace su trabajo profesional de ministro, decide eliminar a el subsidio a unos 35 mil hogares que obviamente no lo necesitan, porque obviamente no son pobres, su presidente lo hace recularse y lo deja ante la ciudadanía como un niño regañado.

Realmente le recomiendo que hable con Héctor Dada. O si no quiere hacer esto, lea su carta de renuncia del 26 de abril del 2012. En ella, Héctor, con la caballerosidad que lo distingue, expresa que no ve espacio para poder, desde su cargo de ministro, influir las políticas públicas del gobierno.

No se qué ha motivado a usted, un empresario que ha trabajado en los gremiales del sector privado, a pensar que puede influir las políticas públicas en un gobierno del FMLN. Pero si una vez lo ha pensado, ahora se topó con la realidad.

Si a pesar de esto se queda jugando a ministro, ya no será por ingenuo.
Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)




Aqui la carta al doctor Héctor Dada del 7 de abril 2011:

Carta al ministro de economía Dr. Héctor Dada

Muy estimado Héctor:
entiendo perfectamente que este asunto del gas te tiene chino. Pero calma, no te lo desquités con el Diario de Hoy, maltratando a los reporteros que te quieren entrevistar.
Claro que por lo del gas tenés mala prensa. Pero no es culpa de los medios. No es el Diario de Hoy que te está jodiendo tu proyecto de focalizar el subsidio, es tu presidente. Vos tenías un plan de focalización: quien puede pagar el precio de mercado, que lo pague. Quien no, que reciba subsidio. Siempre era un huevo tocar el subsidio, pero por lo menos ibas a ahorrar el Estado un montón de pisto. Vale la pena meterse en un buen pleito por 100 millones de dólares.
Pero vino tu presidente y te hizo pedazos tu plan de ahorro. Ya no era focalización, sino ‘racionalización’. Ya no era ahorro para el Estado, porque el presidente decretó que la mayoría de la gente siga recibiendo subsidio.
Ustedes en Economía ya tenían diseñada toda una campaña informativa, pero viene tu presidente y te la bota. Y manda a hacer a sus socios en Polistepeque una millonaria campaña de justificación: “Subsidio justo para las mayorías”.... Ya no se trata de una campaña para informar a la gente, sino para confundirla y ‘orientarla’ políticamente. Típica campaña propagandística al estilo de Tony Saca. ¿Quién dice que el presidente no está aprendiendo?
¿Por qué no dejás que el presidente pague el costo político para el desastre del gas? Él se metió, él tomó las decisiones, sus socios están ganando un pistal con la campaña - deje que él se pelee con la prensa cuando haga preguntas incómodas.
No te amargués la vida cubriéndole las espaldas a un jefe que no te cubre las tuyas.
Saludos, tu amigo Paolo Lüers
(Más!)

Carta al doctor Quijano

Querido Norman:
Yo hubiera preferido verte como alcalde nuevamente. Pero más que verte de alcalde, hubiera querido verte pelear con el señor Bukele y sus ‘nuevas ideas’. Me hubiera encantado observar el espectáculo de vos obligándole a bajar a las quebradas y ensuciarse los zapatos de marca en los pasajes de los barrios donde vive la mayoría de los que eligen alcalde en San Salvador.

Yo hubiera gozado de todo esto. Pero acepto (y en cierta manera admiro) tu decisión de dejar a tu partido libre para buscar a un candidato que logre unir al partido detrás de su campaña. Por una parte me entristecen las actitudes mezquinas, no de todos, pero de muchos en tu partido. Suficiente para que tomaras la decisión de irte antes de que te echen o que te hagan correr el riesgo de perder. Pero por otra parte, también me llama la atención la nobleza de otros en tu partido (y fuera de él) que te siguen apoyando y que no van a permitir que te agarren como chivo expiatorio para esconder su parte de la responsabilidad de haber perdido las elecciones presidenciales.

Me alegra que en este circo político todavía haya personas que actúan con sentido de dignidad. Porque esto es lo que estás haciendo, Norman: salir con la cabeza en alto sin animo de revancha o de división. Poner el interés común encima de las aspiraciones y protagonismos personales. Tu mensaje central: Si yo no puedo unir al partido, mejor desisto de mi candidatura. Si mi candidatura corre riesgo de dividir, mejor apoyar a quien pueda construir unidad.

Claro, el problema que se desnudó con tu retirada de la candidatura es que ARENA no tiene candidato. Para evitar esto, el COENA seguramente hubiera preferido que vos no anunciés tu decisión mientras no está el sustituto. Pero esto es problema de ellos, no tuyo. En el partido hubo quienes irresponsablemente mataron al rey sin tener rey. Desmontaron al único candidato que podía ganar sin saber quien puede exitosamente encarar esta batalla contra el Frente y sus aliados. Esto es una estupidez política que para la cual alguien tendrá que pagar. Así como van las cosas hoy en ARENA, donde el debate y la crítica ya no se dejan sofocar, estos errores se pagarán – y si por esta vía se abre una vacante en el COENA, vos la podrás reclamar con todo derecho.

El que asuma la candidatura siempre puede ganar, simplemente porque la candidatura de Bukele tienen muchas debilidades. Pero no se pueden equivocar en la selección del candidato. Si buscan un Nayib propio, pierden. Si encuentran a alguien de doble tracción y que realmente une al partido, pueden defender la alcaldía. De todo los nombres que han mencionado, la única con suficiente garras, fuerza, y tracción es Ana Vilma de Escobar. Pero el riesgo es que terminen con una nueva candidata que tenga el mismo problema que vos tenías y que te llevó a apartarte: el bloqueo por parte de un sector del partido. Terminarían en los mismo, sólo con menos ventaja ya acumulada que Norman. Si piden a Ana Vilma que asuma la candidatura, tiene que ser con la garantía que el partido la apoye sin vacilaciones.

Y vos, Norman, no tenés porque sentirte mal. Diste batalla tras batalla, pero te negás a ir a una batalla sin que tus generales, tenientes y tropas estén plenamente de tu lado. Esto no ser cobarde, esto es no ser pendejo.

Claro que los Bukeles y Araujos del país van gritar triunfo. En campaña se grita cualquier cosa. Pero la verdad es que no te vencieron. Tu batalla no fue con ellos sino interna. Con ellos la batalla ni siquiera había comenzado. Y cuando comience, se darán cuenta que siguen enfrentados con Norman Quijano, su legado, sus obras, sus cientos de directivas comunales. Y que vos vas a ser protagonista de esta batalla. Porque los que te conocemos sabemos que no tiraste la toalla, que no te vas a ir a tu casa; que vos y tu partido necesitan que sigás jodiendo.

Los salvadoreños te agradecen la franqueza con la cual enfrentaste y solucionaste el problema. Sin paja. Poniendo la cara. Sin berrinche, pero con firmeza.

Ya te veo den la próxima Asamblea, y a Bukele vendiendo motos. Saludos, Paolo
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta al presidente de la CEL sobre los hoyos negros

Estimado arquitecto David López:
Tengo entendido que el presidente Sánchez Cerén y el partido FMLN decidieron asumir directamente el control del área energética, desarmando las redes de influencia que ahí habían establecido diferentes fracciones de los amigos de Mauricio Funes, y que estaban disputándose el control: la gente de Salume, la gente de Mecafé, la gente de Herbert Saca. Durante todo el primer gobierno del FMLN, la CEL y sus dependencias habían sido un feudo donde el partido no tuvo ningún control y ninguna incidencia sobre los negocios, las licitaciones y los flujos de fondos.

Entonces, al salir Funes y entrar Sánchez Cerén, el partido hizo un movimiento lógico: nombraron presidente de la CEL a alguien de suma confianza: a usted, el cuñado del secretario general del partido, Medardo González. Con una misión delicada: limpiar este pantano, desplazar a los pícaros, romper las redes de Funes y sus amigos. No le envidio este trabajo, arquitecto. Por nada.

Esta limpieza se puede hacer de diferentes formas: transparente o no transparente. Creando justicia o creando impunidad. Hasta la fecha no se ve muy claro en cual de las dos direcciones usted está encaminando la cosa.

Si de transparencia y justicia se trata, usted debe aclarar un sinfín de hoyos negros en las administraciones anteriores: el destino de las multimillonarias ganancias de LaGeo, que año con año acumula Inversiones Energéticas INE (una sociedad de capital variables 100% propiedad de CEL); el manejo de los seguros de la CEL en la administración de Salume; los contratos de suministro de combustible Búnker con el hijo de Salume; las licitaciones de los proyectos Chaparral y Ampliación de la 5 de Noviembre; los sobresueldos a funcionarios de CEL e INE; los gastos millonarios del equipo legal que ha representado (sin ningún éxito) a la CEL en el litigio contra ENEL, el socio en LaGeo. De paso le pregunto: ¿Y Julio Valdivieso, quien más ganó de esta piñata, todavía trabaja para usted?

Hasta ahora los ciudadanos no hemos sido informados sobre los resultados de sus investigaciones, arquitecto López. Que yo sepa, no fue por iniciativa de usted que la Fiscalía General abriera una investigación formal sobre el proyecto Chaparal, donde en un enorme hoyo han desaparecido 108 millones de dólares. Bueno, la fiscalía más bien está investigando en las bolsas de quién terminó la porción de estos108 millones que no se desvaneció en el hoyo del Chaparral.

Tampoco hemos escuchado nada sobre las supuestas negociaciones que la CEL, por encargo del presidente de la República, está llevando a cabo con la compañía italiana ENEL para lograr un acuerdo extrajudicial antes de que el país pierda la siguiente ronda de la litigación internacional, esta vez ante una corte del Banco Mundial en Washington.

Así que todos los hoyos negros de la CEL y de la INE siguen siendo negros, sin transparencia. Solo en el caso Chaparral hay una pequeña luz de justicia al final del túnel, pero esta no la encendió usted sino la fiscalía.

De manera que más bien hay que comenzar a dudar si la misión de usted realmente es desmontar las redes de corrupción – o si simplemente va a cambiar de manos…

Por el bien del país, esperemos que esto no sea el caso, y que usted, cualquier día de estos, salga presentando al público el resultado de sus investigaciones, y con los cambios que garantizan que tengamos una política energética eficiente, transparente y sostenible.

Suerte en esta tarea le desea Paolo Lüers 
(Mas!/El Diario de Hoy)


Carta al embajador de Alemania

Estimado amigo Heinrich Haupt:
Aunque ya no tengo pasaporte alemán, anteanoche me sentí 100% representado por usted, el embajador de mi tierra natal. En un acto protocolario usted habló claro y pelado, le guste o no a la
crema y nata de la clase política salvadoreña presente. Inmediatamente después de los saludos a los invitados especiales a este Día de la Unidad de Alemania, usted fue directamente al grano:
  No olvidemos lo esencial: El muro no se cayó por casualidad, fue derrumbado por los mismos ciudadanos de Alemania del Este. Ellos –igual que sus vecinos detrás de la cortina de hierro– ya no soportaban vivir bajo el sistema autoritario del llamado “Socialismo”:
-Un sistema por medio del cual el partido comunista se había apoderado de las instituciones del Estado y expropiado a la empresa privada, irrumpiendo en casi todas las esferas de la vida humana;
-Un sistema dictatorial que negaba los principios del Estado de Derecho y los derechos humanos, suprimiendo la libertad de expresión, el derecho al voto y las demás libertades ciudadanas,
-Un régimen que hacía promesas de bienestar social imposibles de cumplir después de haber destruido las fuerzas productivas del país.
Este rechazo popular del socialismo autoritario no es sólo un hecho del pasado. Hoy día lo viven los jóvenes en Hong Kong que se están lanzando a las calles para exigir sus derechos democráticos. El rechazo al socialismo en el siglo XXI como en el siglo XX demuestra que es un sistema obsoleto, tanto en Asia como en Europa y también en América.”

Palabras sin adorno, sin rodeo, como a mi me encantan. Aplauso en toda la sala. Con un par de excepciones, principalmente miembros del gobierno o de la cúpula del partido de gobierno…

Pero usted no les dio tregua: Los ciudadanos liberados europeos optaron por una institucionalidad fuerte, separación de los poderes del Estado y respeto por una Constitución democrática – valores clave también anclados en la Constitución de El Salvador, Constitución que es interpretada y protegida de manera profesional y valiente por los cinco Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, pilar de la democracia salvadoreña, valorada y respetada tanto por el pueblo salvadoreño como por países amigos como Alemania.”

Más aplauso. Una ministra sale del salón en protesta, con una cara como de haberse tragado aceite de hígado de bacalao.

Pero así como las personas tenemos amigos para decirnos las verdades, también los países. Gracias, embajador por ser un amigo tan franco y sincero de El Salvador.

Ya somos dos. Paolo Luers
(Mas!/El Diario de Hoy) 

Para ver el discurso comleto del embjadaor Haupt: http://siguientepagina.blogspot.com/2014/10/en-la-noche-de-jueves-2-de-octubre-la.html
 

El muro no se cayó por casualidad, fue derrumbado por los mismos ciudadanos

En la noche de jueves 2 de octubre, la embjada alemana invitó a una recepción en honr del Día de la Unidad Alemena, con el cual Alemania celebra año su reunificación el 3 de octubre del 1990, luego de 45 años de vivir dividos por la "cortina de hierro" de la postguerra. Reproducimos aquí el discurso del señor embjadaor de Alemania en El Salvador,  Lic. Heinrich Haupt.

El proceso de unificación de Alemania comenzó con la caída del muro de Berlín en el otoño del año 1989, es decir 25 años atrás.

Recordando este grato aniversario, no olvidemos lo esencial: El muro no se cayó por casualidad, fue derrumbado por los mismos ciudadanos de Alemania del Este.

Ellos – igual que sus vecinos detrás de la cortina de hierro– ya no soportaban vivir bajo el sistema autoritario del llamado “Socialismo”:

-       Un sistema por medio del cual el partido comunista se había apoderado de las instituciones del Estado y expropiado a la empresa privada, irrumpiendo en casi todas las esferas de la vida humana;

-       Un sistema dictatorial que negaba los principios del Estado de Derecho y los derechos humanos, suprimiendo la libertad de expresión, el derecho al voto y las demás libertades ciudadanas,

-       Un régimen que hacía promesas de bienestar social imposibles de cumplir después de haber destruido las fuerzas productivas del país.

Este rechazo popular del socialismo autoritario no es sólo un hecho del pasado. Hoy día lo viven los jóvenes en Hong Kong que se están lanzando a las calles para exigir sus derechos democráticos. El rechazo al socialismo en el siglo XXI como en el siglo XX demuestra que es un sistema obsoleto, tanto en Asia como en Europa y también en América.

Los ciudadanos liberados europeos optaron por el proyecto democrático occidental, se incorporaron a la Unión Europea que les trajo libertad, democracia y bienestar social, gracias a sistemas políticos y económicos eficaces y justos, garantes de un bienestar sostenible.

También optaron por una institucionalidad fuerte, separación de los poderes del Estado y respeto por una Constitución democrática – valores clave también anclados en la Constitución de El Salvador – Constitución que es interpretada y protegida de manera profesional y valiente por los cinco Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, pilar de la democracia salvadoreña, valorada y respetada tanto por el pueblo salvadoreño como por países amigos como Alemania.
  
Aquí en El Salvador y Centroamérica la Alemania unida se ofrece como un socio fiable en tres áreas de interés mutuo: El desarrollo económico;  cooperación y la cultura.

1. Economía

Todos sabemos que en la economía, el comercio y la inversión sólo una empresa privada dinámica crea empleo, perspectivas sanas para los jóvenes e ingresos para todos, incluso para las arcas del Estado.

La empresa privada alemana está participando en este empuje que necesita la economía salvadoreña. Tiene una presencia visible en El Salvador:

-       En concreto, la amplia variedad empresarial y educacional alemana activa en el país se presenta en la actual 10ª Feria Industrial organizada en el CIFCO por la Asociación Salvadoreña de la Industria, ASI, la que esta mañana inauguró el Sr. Presidente de ASI, Dn. Javier Simán, junto con el Sr. Vicepresidente de la República, Dn. Oscar Ortíz, Comisionado presidencial para la inversión. Ambos llevaron un mensaje claro de que la empresa privada, dentro de un marco constructivo asegurado por el Estado y un sector público eficiente, sería el factor decisivo para desarrollar el gran potencial humano y económico que tiene El Salvador. En este contexto es de especial relevancia la iniciativa “talento 100% salvadoreño” – expresión de una alianza estratégica entre la ASI y las universidades del país.

-       Tal interacción positiva entre la empresa, el mundo académico y el sector público nos recuerda el concepto de la “Economía Social de Mercado”, base del éxito económico de Alemania en las últimas siete décadas; explica el creciente optimismo de empresas e inversionistas alemanes reunidos en la Cámara Alemana-Salvadoreña de Comercio e Industria.

Para Alemania, dentro de su concepto de “Economía Social de Mercado”, el guión principal de una política económica responsable es “Menos deuda y más competitividad”:

-       Menos deuda – porque no es justo vivir a costo de generaciones futuras, y
-       Más competitividad – porque sólo una economía eficaz y productiva es sostenible y garantiza un empleo digno y los ingresos presupuestarios necesarios para poder financiar la salud, la educación pública y la asistencia social.

2. Cooperación

Con respecto a la cooperaciión alemana en la región centroamericana, cuya inversión total excede hoy los 500 millones de dólares, se concentra en temas con futuro como

-       la recuperación económica,
-       la sostenibilidad y transparencia fiscal,
-       la prevención de la violencia,
-       las energías renovables,
-       la protección del medio ambiente y
-       los retos del cambio climático.

Con miras a la prevención de la violencia juvenil, el proyecto PREVENIR se esfuerza para dar perspectivas de educación, formación profesional y estabilidad económica a los jóvenes en los departamentos de San Miguel, La Paz y Usulután. También tenemos listo un millonario proyecto de cooperación financiera para la construcción de espacios seguros deporti-vos, culturales, educativos y otros para los jóvenes en todos los municipios del país.

Quisiera resaltar en este contexto la profesionalidad y el gran empeño de los actores de la cooperación salvadoreña, tales como el Viceministerio de Cooperación, el FISDL, un gran número de alcaldes, Adescos municipales, ONG’s, asociaciones de la sociedad civil y muchos otros quienes, en alianza con los expertos de la Cooperación Técnica Alemana, GIZ, nuestro Banco de Desarrolo KfW y mis colegas de la Embajada, son socios de eficacia, dedicación y confianza.

En este contexto me es grato expresar un especial agradecimiento a la Secretaria General del SICA, Dra. Victoria de Avilés, quien junto con sus colaboradores acaba de llevar a cabo durante los últimos días unas fructíferas consultas con el Director del Gobierno alemán para la Cooperación con Centroamérica y el Caribe, señor Klaus Krämer, y su Delegación, aquí presentes. Entiendo que identificaron varias posibilidades para profundizar la cooperación entre Alemania y el Sistema Centroamericano de Integración, SICA, del cual Alemania ha sido observador desde hace muchos años, y también con el BCIE.

3. Cultura

De igual manera me es grato recordar la excelencia de la vida cutural salvadoreña:
La cooperación con personalidades como el Doctor Ramón Rivas, nuevo Secretario de Cultura de la Presidencia, el Maestro Germán Cáceres de la Orquesta Sinfónica, la Orquesta Juvenil, y con instituciones como Radio Clásica, el Patronato de Reconstrucción Cultural de Suchitoto y muchos otros que nos han dejado experiencias enriquecedoras gracias al gran potencial artístico que existe en todos los niveles y regiones de la tierra cuscatleca.

La contribución alemana a la vida cultural salvadoreña la debemos en especial a dos instituciones, al Foro Cultural Alemán-Salvadoreño, que organiza con mucho ahínco docenas de eventos culturales cada año y la Escuela Alemana San Salvador.

Es por eso que para mí motivo de alegría y satisfacción dar a conocer, que la Escuela Alemana San Salvador – en vísperas de celebrar los 50 años de su fundación – inaugurará mañana un edificio nuevo con muchas aulas adicionales y renovadas, ampliando su capacidad académica a más de mil alumnos. Esto constituye una importante inversión común de la misma escuela y del Gobierno alemán en la educación y en los jóvenes.

Hablando de cultura vale resaltar también la cultura física: Quisiera citar como un ejemplo destacado la excelente labor de la Fundación Educando a un Salvadoreño, FESA, con la cual la Embajada ha colaborado en el año pasado y que nos ha apoyado con su entusiasmo durante la memorable partida del Final del Campeonato Mundial del Fútbol que celebramos juntos en el CIFCO .  Tengo la impresión que, con los importantes esfuerzos que están haciendo los deportistas salvadoreños, tienen un futuro prometedor.

Para concluir quisiera destacar que Alemania - país cofundador de la Unión Europea que hoy cuenta 28 Estados miembros que forman un mercado unificado de 500 millones de habitantes - está lista para trabajar juntos con nuestros socios salvadoreños y centroamericanos en su largo camino de crear un bienestar sostenible basado en la competitividad, la eficacia, la responsabilidad fiscal y una empresa privada con ética social.

El Salvador tiene toda la razón para ver el futuro con optimismo, porque tiene un potencial considerable:

Tiene gente laboriosa, inteligente, educada y con espíritu emprendedor, una sociedad civil activa,
empresarios, profesionales y trabajadores de calidad, una vida cultural rica, una Constitución democrática, un estado de derecho y separación de poderes, una tradición de elecciones libres, transparentes y limpias, modelo para la región, yun gran potencial económico.

Y, para no olvidar un factor más de gran importancia, tiene un gran número de amigos en el mundo, no sólo Alemania, pero muchísimos países más, algunos de ellos representados hoy aquí en este bello salón.

Queridos amigos, agradeciéndoles su paciencia y atención, les invito a brindar conmigo en pro del bienestar de nuestros pueblos y de la amistad entre Alemania y El Salvador, entre Europa y América Central.