Carta a Ernesto López

Estimado Neto:
El hecho de que metiste la pata, manejaste con tragos y te pasaste el retén llevándote esos pinches conos, todo eso es problema tuyo. No es tema público. Ni siquiera lo mencionaría. Vos vas a pagar el precio, pasando tus dos noches en bartolina, cancelás la multa, tal vez te quiten la licencia y, seguramente, tendrás un costo profesional, perdiendo credibilidad. Pero todo esto es asunto tuyo y, aunque no somos amigos, y nunca vos y tu entrevista me cayeron bien, me indigna cómo la mara te está haciendo pedazos. Me da pena ajena esta tentación bajera de hacer leña al árbol caído, de dar patadas a quien ya está en el suelo y de aprovechar un error humano para humillar a un colega.

Vos pagá tu pecado y punto. Caso cerrado. ¡Que por esto ya no puedes ser entrevistador!… ¿Quién lo dice y con qué derecho? Claro que puedes seguir siendo periodista, ojalá con un poco más de humildad y sensibilidad para los pecados de otros.


Lo que sí hay que discutir públicamente es el hecho de que te dispararon. Manejar bolo es una falta seria, pero no es para matar a nadie. No hacer caso a un retén, es otra falta seria, pero tampoco justifica el uso de armas letales. La fuerza y violencia que emplea la policía no solo tiene que ser proporcional al delito cometido, sino que sobre todo tiene que ser proporcional al peligro que constituye el infractor. Si vos andabas bolo, te podían detener, arrestar, meter al hoyo; pero al ser incapaz de hacerlo, no te podían disparar.

Tu caso, como cientos de otros que pasan todos los días y que sí involucran delincuentes, nos obliga a preguntar: ¿Cuáles son las reglas internas del uso de fuerza letal para la PNC y la Fuerza Armada? ¿Y con qué seriedad y qué medidas garantizan estas instituciones armadas que estas reglas se cumplen?
Viendo los partes de guerra que emite el gobierno casi todos los días sobre delincuentes o pandilleros muertos en enfrentamientos con las fuerzas del orden, tenemos que exigir que expliquen en público las reglas internas establecidas, bajo las cuales nuestros agentes y soldados hacen uso de sus armas. Yo quiero saber si es política del gobierno que sus fuerzas policiales o militares puedan disparar a personas para evitar que se fuguen. En última instancia esto es lo que pasó en tu caso: ya te habías pasado del retén, ya tu vehículo se estaba alejando de la escena y lo único que los agentes podían conseguir usando sus armas era evitar que te fueras. Y en esto, por un pelito no te moriste.
He escuchado el argumento de que los policías no podían saber quién iba en este vehículo, podría haber sido un pandillero o un narcotraficante. Este argumento equivale a la consigna: primero disparar, luego preguntar; primero matar y luego verificar si era delincuente.

Si esto pasa en un retén de control vehicular, ¿cómo no va a pasar a cada rato cuando la PNC encuentra a unos supuestos pandilleros y luego dicen que la única manera de detenerlos era matándolos.

Quiero pensar que las reglas del uso de fuerza letal de la PNC, si están escritas en algún manual, dicen que incluso cuando hay certeza de que el sospechoso es delincuente, el disparo mortal no puede ser opción para detenerlo.

Obviamente, estas reglas o no son claras, o nadie las toma en serio, ni los agentes en el terreno, ni sus superiores. Tu caso lo ilustra y por eso lo retomo, no para joderte más de lo que ya estás jodido. La sociedad no puede tolerar esto, porque lo que te pasó, a cualquiera le puede pasar, bolo o no, delincuente o ciudadano honrado. Pasarse un retén, así como los pone la PNC muchas veces, a todos nos puede pasar. Y ni quiero saber cuántos de los presuntos pandilleros muertos en enfrentamientos con la policía o el ejército, si realmente alguien investigara caso por caso, resultarían personas que simplemente tenía la mala suerte o la imprudencia de estar en el lugar equivocado a la hora equivocada. ¿Quién investiga todos estos casos cuando no hay un entrevistador involucrado?

Suerte que no te mataron, Neto. Saludos,
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta número mil

20150702_102510

Estimados lectores:
1000 cartas. 6 años + 5 1/2 meses. 3 presidentes. Escribí críticas duras a Tony Saca, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén. Sólo Tony Saca me contestó, me invitó a tomar Whisky y a debatir – y hablamos sin pelos en la lengua. El hombre que hizo de la compra de voluntades un arte, nunca me hizo ni la insinuación de una oferta indecente. Tampoco me tomó mal la franqueza ni las críticas. Funes recibió docenas de cartas y las contestó con insultos. Sánchez Cerén simplemente no reacciona.
Tres alcaldes capitalinos. Doña Violeta, como su comandante en jefe, nunca reaccionó. Con Norman me hice amigo, criticándolo y discutiendo con él. Bukele, emulando su modelo Funes, me echó encima a su papá y la legión de p… – disculpen: trolls. Gobernar en las redes sociales: grandes promesas & grandes insultos.

No todos los del Frente son tan sensibles o mudos ante la crítica. Lorena Peña, a la cual le cayeron cartas duras, nunca rompió el diálogo: Sabe contestar con palabras duras, pero nunca hirientes. Y muchos ex-combatientes me felicitan por “joder” a los “comanches”.

Los que evaden las críticas tildando al mensajero de traidor, pluma pagada (y otros insultos que no voy a mandar a imprimir) son muchos y hablan fuertes – pero son una minoría. Son víctimas y victimarios de una cultura política que se niega a abrirse hacía una creciente cultura cívica de diálogo, donde la crítica es normal y el insulto y la difamación son obsoletos. Las cartas me han ganando muchos enemigos y muchos amigos, pero incomparablemente más son los ciudadanos reflexivos que no están de acuerdo con muchas de mis posiciones, pero sí con el derecho y la necesidad de expresarlas.

1000 cartas, 6 años de crisis económica, explosiones de violencia, mal gobierno, oposición pusilánime – todos esto se refleja en las 1000 cartas. Pero también el coraje cívico, el compromiso social, la creatividad que nacen en tiempos adversos.

Saludos, 
 firma paolo

MAS 1000

2015-07-02 10.29.04


“El que nunca ha recibido una carta de Paolo
es porque no es relevante lo que hace.” Raul Mijango

 “Las cartas de Paolo Luers son un aporte fresco y hondo
de la realidad nacional. Dicen cosas que hacen
repensarse la vida y la conducta personal y comunitaria.”
Monseñor Fabio Colindres

“Las cartas de Paolo son audaces, enfocadas, sin complejos.
Disparan parejo y pegan en el centro, les guste o no les guste.”
Ana Vilma de Escobar

Carta a Cristina López: ¡Corra, diputada, corra!

Estimada Cristina:
No entiendo el desmadre que se ha armado por tu viaje al XXVI Campeonato Centroamericano Mayor de Atletismo –y si te han pagado viáticos. Es el colmo de mezquindad– y el colmo también de politizar cualquier cosa, por ejemplo el deporte.

Para decirlo de un solo: Yo no hubiera tenido ningún reparo si la Junta Directiva te hubiera pagado viáticos para ir al Campeonato. Me vale madre si los $1,000 que te han dado vienen de la "caja chica" de la presidencia, si te lo dio doña Lorena, o si es viático oficial.

Dicen que no vas en misión oficial de la Asamblea. ¿Y por qué no? ¿Acaso no sería simpático que vos corrás (¿o se dice marchás) representando la Asamblea Legislativa? ¿Acaso no es un orgullo que ahora la Asamblea tenga, por primera vez, una campeona de marcha? Para mi es un orgullo, igual como tener, también por primera vez, una diputada embarazada, Mayté Iraheta.

Por supuesto que vas a competir no solo como salvadoreña, sino como diputada. Claro que para la Asamblea –y para el país– es ganancia que las cámaras van a seguir no solo a una marchista, sino a una marchista diputada. Claro que vas a correr por la Asamblea.

Si Lorena Peña se pasó encima de la mezquindad, de la envidia y de la burocracia para darte los viáticos, para que representés a la Asamblea en Managua, no es ningún abuso: hizo lo correcto y mostró que ella, aparte de cuadro cuadrado del Frente, es gente. Y si no es cierto (porque a esta altura nadie sabe si te dieron los viáticos y de qué fondo), debería hacerlo, muy a pesar de todos los reclamos en la Asamblea y en las redes sociales. Es más, ella debería mandar a hacerte una camiseta con el logo de la Asamblea, para que en Managua todo el mundo vea que ahí corre (marcha) una diputada salvadoreña.

Con tantas babosadas en las cuales gasta la Asamblea (banquetes, recepciones, regalos, propaganda…), y que nadie reclama en serio, esta sí sería una buena inversión en la imagen de nuestra Asamblea.

¿Y no todo el mundo sabía que vos sos deportista – y que ibas a seguir compitiendo? Por eso un montón de gente votó por vos. Yo no, te confieso, pero a esta altura ya me arrepiento. ¿Y no queríamos tener ciudadanos, gente normal, en la Asamblea? Una política menos… igual que Juan Valiente.

Me indigna la mezquindad que se expresó en estos días, en esta discusión absurda sobre tus viáticos. Espero que con todo esto no te dejés desanimar. Espero que ganés una medalla y la llevés colgada, con todo orgullo, en la próxima plenaria.

Corra, Cristina, ¡corra!, por tu país, por la Asamblea, por una nueva imagen de nuestra Asamblea. Suerte y éxitos te desea 


Carta al Fiscal General: No puede reelegirse

Estimado Luis Martínez:
Desde hace rato, igual que muchos en este país, estoy preocupado por el futuro de la Fiscalía General de la República. Hoy recibí dos materiales – y en su conjunto me llevaron a una conclusión definitiva: Usted no debe seguir al cargo de esta institución.

Recibí un escrito de personeros de la Iniciativa Social de la Democracia ISD y otras organizaciones de izquierda, donde llegan a la misma conclusión - pero por todas las razones equivocadas. Ellos, en su adefesio jurídico-ideológico, lo acusan de favorecer a los acusados de corrupción, tanto en el caso de Paco Flores y sus cheques, como en el caso CEL-ENEL. Desde la perspectiva de la venganza política de esta gente, usted no hace bien su trabajo de acusador.


A primera vista esto podría paracer un punto a favor suyo: Si estos trasnochados de FESPAD ye ISD lo acusan de una manera tan visceral, a lo mejor usted ha hecho un buen trabajo. Si fuera cierto que usted se haya negado a usar la Fiscalía como instrumento de persecución política, hasta lo nombraría héroe y me pondría a la cabeza de su campaña de reelección. Pero no es cierto. Los casos contra Paco Flores, contra Jorge Nieto y contra los acusados en el caso CEL-ENEL no se están cayendo porque usted esté maniobrando a favor de los acusados, como falsamente le señalan. Los casos le están cayendo precisamente porque usted los convirtió en casos políticos. Los casos le están cayendo porque no tienen sustento jurídico. Al final de todo el show, no hay casos.

Lo que esta situación absurda, con la izquierda acusando al Fiscal de ser cómplice de los acusados, demuestra es que usted, desde el principio, ha hecho un doble juego, para quedar bien con ambos lados y así garantizar su reelección. A Funes, el FMLN y toda la izquierda fanática, usted ha dicho: Confíenme, yo soy el superman que va a echar preso a Paco Flores, a don Billy Sol Bang y a Jorge Nieto (en el caso de la Diego Holguín). Y a la oposición usted le ha mandado mensajes contrarios: No se preocupen, todo se va a arreglar. Yo los tengo que acusar, pero como en el fondo no hay delitos, los tribunales los van a sobreseer. Confíenme. Y ahora ya nadie confía en usted.

Es escándalo que arman Funes/ISD/FESPAD, por una parte - y las demoledoras críticas que usted recibe por parte de la defensa de Paco Flores, Nieto y los acusados del caso CEL, por otra parte, demuestran con claridad: Este doble juego no funcionó. Ambos lados le están reclamando: unos por haberse prestado a poner la justicia al servicio de vendettas políticas; otros por no haberlo hecho con éxito garantizado.

Al fin queda la institución Fiscalía manchada, sin credibilidad, pervertida – y usted como titular se quedará sin votos para su reelección. Mala jugada. Jaque mate.




El otro material que hoy llegó a mis manos es su informe de labores ante la Asamblea Legislativa. Dos libros editados con lujo de impresión (a saber cuánto no han costado), que demuestran otra faceta de su personalidad que ya preocupa a muchos legisladores, tanto de derecha como de izquierda, gobierno y oposición: su ego. El documento que debería ser un informe institucional, resulta ser un homenaje a la personalidad del fiscal general. En el documento principal, titulado ”Memoria de labores 2014-2015, una fiscalía fuerte y justa”, su equipo de mercadeo logró publicar, en 139 páginas, 110 fotos de Luis Martínez. El segundo libro, titulado “Acciones Relevantes - ¡A la carga!”, tiene 73 páginas con no menos de 81 fotos de Luis Martínez, muchas de ellos de página entera, algunas en pose de triunfador.

El país ha tenido demasiado funcionarios con demasiado ego y poca ética. Son ellos que suelen poner en peligro la democracia y el Estado de Derecho.

Por todo lo expuesto, y por el respeto a su cargo: No puede reelegirse, ciudadano Martínez. Saludos,
(Mas!/El Diario de Hoy)


Carta a ARENA

Estimados señores:
No entiendo cómo ustedes hacen que siempre sus virtudes sean percibidos como debilidades. Algo están haciendo mal, aunque en el fondo están haciendo lo correcto.

Por ejemplo: El hecho que en su partido exista espacio para una discusión abierta sobre el liderazgo, mientras que en el FMLN ya está escrito en piedra que Medardo González y José Luis Merino van a seguir conduciendo, es una virtud. Sin embargo, algo están haciendo mal para que la gente lo perciba como signo de debilidad.

El mero hecho que un partido tenga toda una gama de líderes con ganas y méritos de asumir la presidencia del partido y otros cargos de dirección, es una virtud. Triste sería no tener de dónde escoger. O que todos pensaran igual. Sin embargo, algo están haciendo mal para que la gente lo perciba como signo de división.


Igual: El hecho que al hablar de la próxima elección presidencial, en el caso de ARENA salgan un montón de nombres, no sólo de figuras partidarias, sino también de figuras que nunca han sudado la camiseta ni cantado el himno del partido, no tiene nada de malo. Por lo contrario, debería llenarlos de orgullo. Sin embargo, algo están haciendo mal, porque mucha gente perciben que hay una gran conspiración que pone en peligro la unidad…

El hecho que en un partido exista la decisión manifiesta de no seguir jugando a las mismas reglas del pasado poco democrático, es tal vez la principal ventaja sobre el otro partido, donde cuestionar las reglas es considerado traición. Sin embargo, algo están haciendo mal, y ustedes no logran que la gente les aplaude por su audacia renovadora y la apertura hacia la sociedad civil…

A mi me encanta que Neto Muyshondt y Norman Quijano estén retando a Jorge Velado, porque esto es la oportunidad de discutir abiertamente sobre las distintas visiones detrás de los distintos liderazgos.

A mi me encanta que a esta altura, faltando tres años y medio para las próxima elecciones presidenciales, varios están posicionándose para la próxima candidatura, no sólo Ana Vilma de Escobar, sino también Roberto d’Aubuisson, Neto Muyshondt, y a saber quiénes más. Es más, yo alentaría a todos los interesados a levantar la mano y decir: Yo quiero ser candidato, con este concepto, con esta visión, con este programa. Que bueno que estén surgiendo nombres fuera del partido, como Carli Callejas, el Chele Quirós. Deberían surgir aun más, siempre cuando vienen con una propuesta clara.

En el FMLN no es diferente: Todo el mundo sabe que Oscar Ortiz, Hugo Martínez, Medardo González, Nayib Bukele y a saber cuántos más tienen ambiciones presidenciales. El hecho que nadie de ellos lo puede decir en voz alta, ni mucho menos presentar abiertamente sus ideas de cómo hacer las cosas diferentes a Funes y Sánchez Cerén, porque esto no lo permite la cultura centralista del Frente, debería llevar a ARENA a hacer precisamente lo contrario: abrir espacios para liderazgos e ideas múltiples.

Así como los aspirantes dentro del FMLN están condenados a conspirar, los de ARENA deberían sentirse obligados a discutir abiertamente. Hay que abrir, desde ya la discusión de quién será el candidato que va a retar a Bukele en la alcaldía de San Salvador. Y con qué plataforma. Ya tiro yo la primera propuesta: Johnny Wright Sol debería entrar, desde ya, en la carrera por San Salvador, por la juventud y por la renovación. Luego que el partido define si es el candidato correcto o si en el transcurso del debate salga alguien mejor…

Con tal que se definan reglas claras y democráticas para definir las candidaturas y los liderazgos, la competencia entre personas y sus programas es positiva. Ustedes tienen que comenzar a abrazar sus virtudes, en vez de esconderlos. Apertura a liderazgos fuera del partido es una virtud. Pluralismo interno es virtud, no es división. Debatir las diferencias, en vez de esconderlas y dejar aflorar la conspiración, es virtud, no es debilidad.

Lo único que tienen que temer, porque les hará daño, es la falta de transparencia, nunca el debate abierto y de sustancia. Saludos,
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta a Leopoldo López

Estimado Leopoldo:
Te escribo para pedirte suspender la huelga de hambre, antes de que ponga en peligro tu vida. Venezuela no necesita un mártir, necesita líderes a la hora de la difícil transición del chavismo a la democracia.

Hemos hablado intensamente, casi cada vez que visité Venezuela, y nunca he tenido ninguna duda que tú serás una des figuras claves e indispensables para volver a unir el país, una vez que la transición comience.

Leopoldo López

Tu gesto de ir a la cárcel antes de callarte, y la huelga de hambre que ya sostienes por más de 20 días, han acercado a Venezuela a este momento histórico. Tenerte como preso político significa un inmenso costo político para el régimen de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Ya ganaste, no hace falta el último sacrificio. Más bien: Ya ganaron, por que esto no es una batalla personal, sino de todos los presos políticos, sus familias y compañeros de lucha.

Te echaron preso, para deshacerse de un líder de la oposición capaz de movilizar al país, y les salió el tiro por la culata: Hoy, desde la cárcel de Ramo Verde, tienes más autoridad, más liderazgo, más convocatoria, más capital político. Para más joder, el día que te encarcelaron surgió otra figura que le causa aun más pánico a Maduro y Cabello: tu esposa Lilian Tintori, catapultada a asumir el liderazgo de la lucha contra la persecución política.

Lo mismo les pasó con Daniel Ceballos: No sabían cómo lidiar con este incómodo alcalde de San Cristóbal, lo echaron preso para ganar control político de la ciudad y del Táchira. Otro tiro que les fue por la culata: Encarcelándolo crearon en Daniel otro líder nacional, y en vez de recuperar San Cristóbal, lograron que su esposa Patricia ganara el municipio. Y ahora Maduro& Cabello tienen a dos mujeres bellas, articuladas y encachimbadas (esto es salvadoreño por enojadas) encabezando manifestaciones, reuniéndose con presidentes, senadores y diputados de todo el mundo. Tienen dos líderes que, en vez de callarse, han crecido y madurado en la cárcel – más dos mujeres convertidas en símbolos de la voluntad de los venezolanos de recuperar su libertad…
 Desde la cárcel, la calle, la Asamblea y las alcaldías ustedes lograron fortalecer y unificar la oposición democrática y plural, que ya mostró desgaste y fisuras ante la imposibilidad de ganar elecciones contra la maquinaria estatal y de fraude del chavismo. Ahora la Unidad Democrática va como clara favorita a las elecciones para la Asamblea Nacional a finales de este año…

Por esto digo: Leopoldo, ustedes ya ganaron, no hace falta poner en peligro su vida. Puedes suspender la huelga de hambre, que ya ha conseguido poner a la defensiva al régimen.

Espero verte pronto: libre, a la par de Lilian, Daniel y Patricia, Antonio Ledezma, Capriles y María Corina, encabezando la transición democrática de tu país.

Saludos, Paolo Lüers

(Mas!/El Diario de Hoy) 

Otros artículos sobre Leopoldo López:
“No basta ser mayoría, hay que saber imponerse” (2009)
Obligados a unir fuerzas (agosto 2009)
Restauración versus renovación (2010)






Carta a Marcos Rodríguez

Aparte de muchas diferencias, hay una cosa que tenemos en común: somos salvadoreños "naturalizados". O sea, somos salvadoreños no por nacimiento, o sea por casualidad, sino por amor, o sea por decisión propia.

No sé si vos recibís la misma cantidad de "hate mail", de gente que en twitter o facebook te dicen que te vayás al carajo, a tu país. O que por lo menos, como sos "extranjero", te callés, y que no te metás en asuntos de los salvadoreños. A mí me pasa todos los días que algún pendejo, a quien no le gusta lo que yo opino, me diga esto, solo en términos mucho menos educados. 


Dr. Guillermo Mata, diputado y ex-candidato a la vicepresidencia del FMLN
Ayer me pasó con (y no creás que es algo nuevo y sorprendente) con uno de los diputados más prominentes del FMLN, el Dr. Guillermo Mata. Yo había comentado una columna de Aída Betancourt Simán, en la cual expresaba que deberíamos en El Salvador armar un movimiento cívico contra la corrupción como este que en Guatemala está al punto de botar al presidente Otto Pérez.

Yo expresé que sí necesitamos una ciudadanía más activa, pero expresé dudas que en El Salvador hay una situación para botar presidentes. Algo entendió (o quiso entender) mal el diputado Mata, y me contestó así: "Los extranjeros no pueden ni deben intervenir en asuntos políticos del país mucho menos sugerir golpes de estado !"
Yo le pregunté si él pensaba que lo que pasaba en Guate era un golpe de Estado, y si él aplicaba la misma prohibición de "intervenir en asuntos políticos" a dos prominentes funcionarios de su gobierno que también son salvadoreños por naturalización: vos y Vanda Pignato.


Marcos Rodríguez, Secretario de Transparencia de la Presidencia
Así es que te metimos en la conversación. Y para mi sorpresa me informaste que alguien puso una demanda de inconstitucionalidad contra tu nombramiento como secretario de la presidencia, citando los artículos de la Constitución que no permiten a extranjeros tener cargos públicos. También chequeé las noticias y encontré una en El Diario de Hoy sobre la demanda. Ni el demandante ni la nota periodística mencionaron que vos, igual que yo y Vanda Pignato, no sos extranjero, sino salvadoreño naturalizado, con todos los derechos que esto te da. Hay ciertos cargos, como presidente, magistrado de la Corte Suprema o y diputado, que no podemos ocupar, pero casi todos los demás cargos sí. Y por supuesto que tenemos el mismo derecho de opinar, meternos en política o afilarnos en partidos como cualquier otro salvadoreño.
Querer negar estos derechos es una actitud reaccionaria, es muestra de xenofobia, y es ridículo. Y esto es cierto venga este ataque desde la derecha o desde la izquierda – y contra alguien del gobierno como vos y Vanda, o alguien opositor, como yo.

Así que quiero expresar que, por más diferencias políticas que tenga con vos (o con la señora Vanda Pignato), voy a defender sus derechos ciudadanos y políticos igual que los míos.



El Salvador es un país abierto, plural y tolerante, a pesar de gente como el diputado Mata que saca su xenofobia siempre cuando una opinión no le gusta. Por suerte, el Dr. Mata y los pendejos que andan insultando en redes sociales, son minorías. Los salvadoreños, en su gran mayoría, me hacen olvidar que no nací aquí, nunca me hacen sentir extranjero luego de vivir, luchar y trabajar más de la mitad de mi vida en El Salvador.

De todos modos, como dijo Hannah Arendt, todos somos extranjeros y migrantes, en el momento que salimos de las fronteras. Y esto lo saben, de experiencia, los salvadoreños.

Salúdame al Dr. Mata, y que reflexione, tanto sobre si movimientos cívicos como los de Guatemala u Honduras, son "golpistas", como sobre su xenofobia y su compromiso con la Constitución y sus derechos.

Saludos, Paolo Lüers


(Mas!/El Diario de Hoy)