Carta a monseñor

Querido Óscar Arnulfo Romero:
Cuando te mataron, decidí abandonar mi escritorio de editor de internacionales e ir a conocer el país donde matan a un arzobispo. Nunca me imaginé que iba a pasar el resto de mi vida en este país.
Hoy, 35 años más tarde, serás beatificado por la Iglesia Católica, y tengo entendido que estás en camino de ser santo. Sorpresas da la vida, y también la muerte…

Como no soy católico, nunca entendí bien los conceptos de beato, santo y mártir. Me sorprendió que para encaminarte a ser santo, la Iglesia tuvo que declarar, luego de largas y complejas deliberaciones históricas y teológicas, que te mataron "por odio a la fe".

No me compete meterme en los racionamientos de la Iglesia, pero tengo otra comprensión del conflicto que te costó la vida y que luego desembocó en una guerra de 12 años. Te mataron por razones eminentemente políticas, porque tu denuncia pública contra la represión - y muy en particular tu llamado a los soldados a desobedecer órdenes de reprimir al pueblo - causó un problema político al régimen. Si no te hubieras pasado de esta raya, si no hubieras usado tu investidura como obispo para poner en peligro la capacidad del régimen de usar la Fuerza Armada para aplastar a un movimiento popular al punto de la insurrección, no te hubieran matado. Si solamente te hubieras quedado sermoneando sobre la injusticia, la miseria, la "opción preferencial de los pobres", no hubieran decidido pagar el altísimo costo político de asesinar al Arzobispo. Tú tomaste una decisión política, conociendo los riesgos, asumiendo tu responsabilidad histórica, de poner en línea tu autoridad ética como arzobispo para detener la represión. Pero resulta que a estas alturas la represión masiva ya era el último cartucho del régimen para mantenerse en el poder.

No te mataron por odio a la fe, sino para remover el principal obstáculo para poder mantenerse en el poder. Esto te convierte en héroe, no en víctima. Tal vez en mártir, pero no en este sentido retorcido de la Iglesia que necesita comprobar que tu asesinato fue una agresión a la fe. O como alguien dijo en twitter: Te convierte en prócer de la Patria.

Tú, mejor que nadie sabes que esta guerra que se estaba gestando y que querías detener fue un conflicto que dividió a tu Iglesia al igual que a toda la sociedad. Uno puede incluso sostener la tesis que más que una extensión de la Guerra Fría, la guerra salvadoreña se libró entre dos corrientes de la Iglesia. Ambos bandos actuaron en nombre de la fe, ambos bandos se sentían con el derecho y el deber de defender la fe católica contra corrientes que la podían destruir. Los que tomaron las armas para insurreccionarse eran en su gran mayoría católicos convencidos de que la Iglesia se moría si quedaba defendiendo un sistema político y social injusto. Y los que combatieron, políticamente y con las armas contra la insurgencia, estaban convencidos que la teología de la liberación iba a destruir a su Iglesia. Y esto incluye a los que cometieron masacres y también a tus asesinos.

Incluso hoy, 35 años más tarde y frente al hecho de que la Iglesia, el Vaticano, el actual Papa, al fin reconocen a tu figura como ejemplo, esta división de la familia católica salvadoreña no está del todo resuelta. Estoy seguro que te sorprendería, y tal vez indignaría, que hoy existe un movimiento que se llama "romerista", que sufre al ver que con la beatificación te estás convirtiendo, al fin, en Obispo de toda la Nación, incluyendo a muchos que en aquel entonces no te entendieron y te vieron con sospecha y hostilidad.


Y por otra parte -y esto seguramente te sorprende menos- siguen existiendo, dentro de la sociedad salvadoreña, incluso dentro de la Iglesia, quienes sufren al ver que el "obispo marxista" sea reconocido, por la Iglesia, como el que tenía la razón en esta situación crítica del 1980.

Pero todo esto no importa, Monseñor. La gran mayoría de los salvadoreños reconoce en tu figura la personificación del ideal de la reconciliación, del diálogo, de la paz, y ojalá de la necesidad de seguir luchando por la justicia y la vigencia estricta de los derechos humanos.

Seguimos urgidos de la autoridad moral y del coraje cívico que usted personifica. Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

Pandillas anuncian "tranquilidad" en ocasión de la beatificación de monseñor Romero

Via WhatsApp, se difundió en la mañana del viernes 22 de mayo el siguiente mensaje, prometiendo "tranquilidad" para los dos días de la beatificación. Pude confirmar con fuentes relacionadas a una de las pandillas que este mensaje es auténtico.
Paolo Luers


Carta a Roberto Rubio

Estimado amigo:
Desde que el FMLN llegó al poder, han tratado de doblegarte de diferentes maneras: Primero hicieron todo lo posible (bueno: más bien lo imposible…) para jalarte a su campo, ofreciéndote cargos. Siempre la manera más elegante de deshacerse de un crítico incómodo, que además conoce tan bien a los venidos al poder…

Roberto Rubio
Roberto Rubio

Al nunca poder comprarte, al final deciden destruirte. A un hombre como vos, cuyo único poder reside en su credibilidad, deciden atacarte en el honor, levantando acusaciones abstrusamente sucias contra tu familia. Claro, para esto usan instrumentos anónimos que con impunidad absoluta difunden ataques personales, mentiras, difamaciones.

Y cuando vos, en vez de callarte (como hacen la mayoría de los personajes que han sido sujetos de esta guerra sucia, porque no quieren exponer a su familia) vas al contra-ataque, denunciando que estructuras del gobierno están detrás de estas difamaciones y persecuciones, confrontando con nombre y apellido al Secretario Presidencial de Transparencia Marcos Rodríguez, entonces recurren a otra línea de ataque: denunciar que vos, el luchador contra la corrupción y por la transparencia, sos comprado por la derecha. ¡Por supuesto!, un pensador de izquierda que critica a un gobierno del FMLN, solo puede ser un agente de la oligarquía…

Aparece, a la par del mismo Marcos Rodríguez, que obviamente no tiene suficiente estatura para exitosamente pelear con vos, el hombre multiuso para ataques de todo tipo: Mauricio Funes. Para estos nuevos ataques hacen uso de medios estatales de difusión (como el sitio de WEB dirigido por Rodríguez llamado “Transparencia Activa”) y de los medios que recientemente han comprado los amigos del gobierno: La Página, propiedad de Jorge Hernández, el operador mediático de Tony Saca y de ALBA; y el Canal 12, propiedad del empresario mexicana Ángel González, con el cual el FMLN se ha aliado para construir un nuevo imperio televisivo afín al gobierno.

Pero nuevamente se equivocaron los difamadores ineptos. Para mostrar que a vos te compró “la derecha oligárquica” comenzaron a publicar pagos que has recibido de los gobiernos de derecha. Lo que no mencionan ni Funes ni Rodríguez, a quien Funes reclutó para su gobierno (no solo para ocupar un alto cargo en la Presidencia, sino también para dar jugosas “asesorías” a su empresa) es para qué los gobiernos de la derecha te contrataron – primero Armando Calderón Sol, luego Francisco Flores: Te pidieron integrar, junto a David Escobar Galindo, Salvador Samayoa, Sandra de Barraza y Chaco de Sola, la Comisión Nacional de Desarrollo. La CND fue la única Comisión realmente independiente y competente creada por gobiernos salvadoreños. Tan incómoda, tan poco sumisa, tan autónoma en sus planteamientos que el presidente Tony Saca, aunque no la disolvió, la hizo a un lado, con todo el Plan Nacional de Desarrollo elaborado. Tan independiente que Mauricio Funes, al solo asumir la presidencia, la deshizo en julio de 2009…
Marcos Rodríguez
Marcos Rodríguez

Si Saca y Funes hubieran tenido el valor de trabajar con una comisión tan competente, tan representativa de la Sociedad Civil, tan concertadora, y tan autónoma en su metodología y sus recomendaciones, hoy no solo el Puerto de La Unión estuviera generando ingresos al país, sino tuviéramos en plena marcha un plan de desarrollo económico de las zonas Norte y Oriente.

Si el trabajo tuyo en la Comisión Nacional de Desarrollo es la prueba que muestran de que te has “vendido a la oligarquía”, Funes y Marcos Rodríguez solo están mostrando que no son capaces de entender el concepto y el valor de la independencia, porque sólo son acostumbrados a la compra de voluntades.

Gracias por toparlos contra el poste, Roberto. Te saluda Paolo Lüers

PD: Ya que don Marcos habla de vos como consultor de gobiernos, hubiera sido bueno mencionar aquel estudio sobre transparencia que te encargó desde Casa Presidencial – y que fue tan incómodo para el gobierno que lo pagaron, pero nunca lo publicaron…
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta al ministro de Obras Públicas: Habilitá para el tráfico los carriles del SITRAMSS

Estimado Gerson:
Es tiempo de aceptar el error, sé realista, quitá los sapos que dividen los carriles del Sitramss en el bulevar del Ejército y la Alameda Juan Pablo II – y deja que el tráfico fluya.

Entiendo que no querías hacerme caso a mi, ni a los expertos, ni a Norman Quijano, ni a Edwin Zamora – pero ahora te lo plantea el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele. Te lo exige el alcalde, como era de esperar, porque no quiere asumir el costo político. Una vez instalado en la alcaldía, o sea en el corazón del caos del Sitramss, Bukele tuvo que llegar a la misma conclusión: así como ustedes diseñaron el Sitramss no puede funcionar. Además, como buen populista, Bukele tiene que hacer caso al reclamo diario de la gente. A diferencia de vos, el alcalde no está dispuesto a sacrificar su carrera política y su popularidad por disciplina partidaria. Además, disciplina mal entendida.

Cuando ustedes decidieron prolongar la ruta de los buses celestes hasta el Salvador del Mundo, ya reconocieron (aunque sin decirlo) que la idea de los carriles exclusivos no funciona. Ahora solo falta tener el valor de reconocer el error – y corregirlo.

El Sitramss con esto no se muere. Los buses nuevos pueden perfectamente seguir circulando, compartiendo carriles con el resto del tráfico – incluso, así pueden prolongar el trayecto de un solo hasta Merliot. De otra forma, insistiendo en la construcción de carriles exclusivos, el Sitramss jamás llegará a Santa Tecla.

Los usuarios tendrían el beneficio de poder usar una flota moderna de buses, y poco a poco se podrá extender la renovación a todo el transporte urbano. Y en algún momento, quién quita, tendremos la capacidad de construir, poco a poco, un sistema aéreo que descongestionaría el tráfico en los puntos más neurálgicos.

De todos modos, estarías corrigiendo ni siquiera un error propio, sino el de Mauricio Funes, quien te impuso esta idea loca de los carriles exclusivos, pasándose encima todos los estudios técnicos– e incluso de la resistencia de su ministro de Obras Públicas. Tu error ha sido callarte y aceptar los pactos oscuros, que Funes hizo con empresarios inescrupulosos, con ALBA, con los brasileños y con tu propio jefe del VMT.

Entonces, ya sabemos todos lo que hay que hacer: olvidarse de los carriles exclusivos, habilitarlos para el tráfico; concluir la terminal de Soyapango; completar la flota; corregir las ilegalidades en el andamiaje mafioso de Subes-Sipago-Sitramss – y ¡dele hasta Santa Tecla! La gente quiere buses modernos, con paradas bien diseñadas, con poca contaminación – lo que no queremos es negocios oscuros que congestionan las arterias de nuestra ciudad. Ahora que te lo dice el alcalde de tu propio partido, tomalo en serio.

La corrección del sistema, en cuanto a dinero, costará mucho menos que insistir en el diseño original inviable. Sí tendrás un costo político, porque reconocer un error de este tamaño siempre lo tiene – pero este costo político será mucho más grande, para no decir impagable, si ustedes insisten en imponer un modelo que ya todo el mundo sabe que no funciona.

Entonces, ¡manos a la obra, ministro! Saludos, Paolo Lüers
(Mas!/El Diario de Hoy)

Carta a mis diputados

Estimados amigos:

El 1 de marzo miles de ciudadanos votamos, más que por un partido, por diputados que prometieron hacer las cosas diferente. Ustedes recibieron un doble mandato: enfrentar los intentos antidemocráticos del bloque FMLNGANA, pero no con fanatismo derechista, sino con racionalidad, vocación democrática, transparencia y audacia. Y el segundo mandato: impulsar en la oposición la renovación y el relevo de ideas y liderazgos… En el fondo, estos dos mandatos corresponden a un solo principio: coherencia democrática.

Ya saben de cuáles de los diputados, viejos y nuevos, estoy hablando.

La nueva Junta Directiva de la Asamblea

En la noche del jueves, viendo en la tele la primera sesión de la nueva Asamblea, me encachimbé con ustedes. No por el hecho que perdieron la batalla por una Junta Directiva sensata, equilibrada, responsable y confiable. Ya sabíamos que esta batalla estaba perdida y que el FMLN nuevamente había logrado armar un pacto con GANA y el PCN para seguir dominando y manipulando la Asamblea. Culpar a ustedes de esta derrota, como muchos ilusos hacen en las redes sociales, es injusto. Es culpa nuestra, de los ciudadanos, que no supimos asestar al FMLN y GANA una derrota más contundente que haga imposible este chanchullo.

Si esta batalla estaba perdida de antemano, era correcto no desgastarse llevándola a la última consecuencia de quedar aislados, marginados de la Junta Directiva y de las comisiones claves. Era correcto aceptar la presidencia de Lorena Peña – y concentrarse en el rechazo consecuente a al intento de imponer a Gallegos.

Lorena Peña y Guillermo Gallegos

Al darse cuenta que el FMLN nunca tuvo la más mínima intención de recurrir a los votos de ARENA para elegir a Lorena Peña para los tres años, dejar fuera a Gallegos y aceptar a Ana Vilma como primera vicepresidenta, ARENA se encontró en un verdadera dilema: Ustedes podían negarse a firmar el protocolo de entendimiento pactado entre FMLN, GANA y PCN. Hubieran salido en caballo blanco ante todos nosotros, pero quedado fuera de la Junta Directiva, sin posibilidad de ejercer oposición y escrutinio democrático en el órgano que controla la Asamblea, coloca fondos, contrata personal, pone agenda…

O podían firmar el protocolo, pero sin entrar en el pacto, sin avalarlo. Aceptar que habían perdido una batalla, pero sin deponer las armas de la crítica – y el arma más poderoso: el voto racionado.

Ante este dilema, donde cualquiera de las dos salidas tenía un costo, ARENA se decidió por la última: firmar el protocolo e incorporarse en la Junta Directiva, a pesar de su composición distorsionada que no refleja la proporcionalidad de las diferentes fracciones. Hasta ahí, aunque por nada no me gusta el resultado, no tengo objeciones. No tuvieron alternativa. Armar berrinche y quedarse marginados, no era opción.

Pero no lo hicieron bien, no fueron consecuentes. No armar berrinche y auto aislarse es una cosa – rendirse y callarse es otra. Votar por Lorena Peña para que los diputados del FMLN también votaran por los candidatos de ustedes, era correcto. No votar CONTRA Gallegos y Merino, en cambio, fue un grave error. Al abstenerse ustedes depusieron las únicas armas que les quedaban: votar en contra de candidatos inaceptables, que son una vergüenza ara la nueva Asamblea, y usar el micrófono para explicar su NO.

Yo me encachimbé cuando ni uno solo de ustedes hizo uso de su derecho de votar contra los elementos inaceptables de esta nueva Junta Directiva. Yo me frustré, porque nadie de ARENA, ni los jefes de fracción y ni siquiera alguien de los renovadores, tomó la palabra para documentar, con claridad, sus desacuerdo con un presidente Gallegos y con todo este pacto que da demasiado poder a GANA y al PCN.


¿Qué hubieran ganado con esto? Nada en cuanto a la composición de la Junta. Pero todo en cuanto a su propia credibilidad. Lo peor que hicieron es callarse, y luego dar explicaciones tibias en cuanto a “consenso” y “gobernabilidad”. Tenían que dejar claro que aquí NO hubo consenso, que ustedes NO son parte de este consenso, y que rechazan la gobernabilidad basada en compra de votos.

Resumiendo: Entiendo el dilema en que se vieron, pero no la manera tan poca audaz e transparente de salir del dilema. Espero que aprendan rápido que no hay que dejarse extorsionar. Se puede perder batallas, pero nunca la dignidad. Hay dignidad cuando uno pierde, pero no cuando uno se calla. Y si callarse era decisión de su fracción, de ustedes esperaba hacer uso de su voto de conciencia.

Espero que los diputados opositores que integran esta Junta Directiva, demuestren que no agarraron un pedazo del pastel, sino que asumieron la responsabilidad de hacer valer la oposición y la transparencia en este gremio.

Tanto ustedes, como los ciudadanos ahora tenemos la responsabilidad de hacer que el costo político que el FMLN pagará por su imposición sea más alto que el costo que ustedes pagarán por enfrentar tan mal su dilema.

Saludos, Paolo Lüers

(Mas!/El Diario de Hoy)

Intransigencia versus compasión. La controversia entre Paolo Luers y Evangelina del Pilar Sol sobre los casos de las 17 mujeres condenandas

Cuando el recién pasado día de la madre vi, en estas paginas editoriales, la nota de Evangelina Pilar de Sol, con el absurdo título “17 bebés ultimados aquí, hablan desde el cielo a sus mamás”, mi primera reacción fue mandarle una de mis cartas a la autora, para expresarle mi rechazo a un escrito tan lleno de fanatismo, odio e incomprensión, disfrazado de sentimiento cristiano. 

Luego recapacité: No tiene sentido discutir con una mente tan cerrada – cerrada no solamente a argumentos, sino sobre todo a compasión. En vez de contestar a ella, voy a intentar de generar reflexión y debate entre los lectores. Cuando decidí aceptar la invitación de El Diario de Hoy de incorporarme a su equipo de editorialistas (y luego a su Consejo Editorial), lo hice para generar debate plural, dentro del periódico y en la opinión pública.

Defiendo la libertad de expresión, incluyendo las expresiones que me chocan tanto como las de doña Evangelina. No comparto el criterio de las activistas feministas que atacan a El Diario de Hoy porque da espacio a estas opiniones. Prefiero usar el mismo espacio para enfrentarlas.

¿De qué se trata? Doña Evangelina habla de los casos de 17 mujeres que nuestro sistema judicial ha condenado a prisión por la muerte de sus hijos. Todos los casos son diferentes, pero tienen una cosa en común: los niños han fallecido en partos no atendidos adecuadamente. Forenses renombrados que revisaron los expedientes han puesto en duda los exámenes forenses, en base de los cuales las mujeres han sido acusados y condenados de homicidio. No voy a entrar en los detalles jurídicos ni médicos-forenses, porque no me corresponde. Solo cito a uno de los forenses consultados: “El patólogo que realizó la autopsia del bebé de María Teresa Rivera ofrece la opinión de que la causa de la muerte fue ‘asfixia perinatal’. Tal diagnóstico puede ser exacto; sin embargo, hay que tener en cuenta que: este tipo de asfixia puede ocurrir de forma natural, espontánea durante el proceso de parto, por causas que no tienen nada que ver con la voluntad de la madre. Las muertes por asfixia neonatal pueden ocurrir incluso en partos atendidos en un hospital.”


Resumo los informes de los expertos independientes de esta forma: No hay evidencias claras de homicidio. Detrás de cada caso particular hay un drama humano compuesto por ignorancia, pobreza y desesperación.

No soy quien puede determinar hasta qué punto estas mujeres son culpables o víctimas de sus circunstancias, de su propia ignorancia o simplemente de mala suerte. De algo pueden ser culpables algunas de ellas, tal vez de negligencia e ignorancia, pero todo lo que he leído sobre los casos me indica que no hay pruebas que sean culpables de homicidio.

Varias organizaciones de mujeres y de Derechos Humanos han llegado a la misma conclusión, y han iniciado una campaña para convencer a la Asamblea Legislativa a conceder a las mujeres un indulto. El hecho que estas organizaciones usan estos casos para promover la legalización del aborto lamentablemente ha distorsionado el debate sobre la revisión de los casos – y ha provocado que todos los adversarios de una liberalización de la legislación del aborto cerraron filas contra la solicitud de indulto para las 17 mujeres.

Así una discusión sobre la validez jurídica y ética de condenas por homicidio en casos de partos no adecuadamente asistidos nuevamente se deslizó al conflictivo terreno del aborto. Y esto, de hecho, ha logrado bloquear los indultos, porque la mayoría de los diputados no quiere tocar el tema del aborto. Así que solo a una de las 17 mujeres se ha concedido el indulto, mientras las otras 16 siguen cumpliendo sus condenas de prisión.

Todo esto no importa a doña Evangelina. Tampoco le importa que estas mujeres, que guardan prisión, también son madres. Toma el día de la madre como pretexto para condenar nuevamente, sin misericordia ninguna, a las 17 mujeres, sin mencionar que por lo menos 11 de ellas (en los otros casos no he encontrado datos sobre su situación familiar) tienen hijos, que a raíz de los juicios contra sus madres están condenados a vivir sin madres. La autora de esta escalofriante mezcla de kitsch e intransigencia es demasiado cegada por su fanatismo anti aborto para ver que detrás de cada uno de los 17 casos hay un drama familiar que nos demanda reflexión y compasión.

Por mi parte, aprovecho el día de la madre para desear a estas mujeres que puedan regresar al seno de sus familias y educar a los 15 hijos que tuvieron antes de estos partos trágicos.
(El Diario de Hoy) 


A continuación reproducimos el artículo de Evangelina del Pilar Sol mencionado arriba:

17 bebés ultimados aquí, hablan desde el cielo a sus mamás

de Evangelina del Pilar Sol, 10 mayo 2015, El Diario de Hoy

"Hola queridas mamis, somos los 17 bebés que nos fuimos al cielo cuando se nos impidió el derecho a vivir en nuestro país El Salvador. 

"Desde que los 17 nos conocimos aquí arriba, hemos charlado mucho tratando de entender por qué debíamos morir si éramos inocentes bebés llenos de ternura para ustedes mamás, deseando colmarlas de todo el amor del mundo, llevándoles esa gran felicidad que acarrean todos los bebés a sus mamis.
"¿Qué hicimos de malo? ¿Cómo podríamos dañarlas si toda nuestra ilusión era rodearles el cuello con nuestras manitas y abrazarlas y besarlas y decirles cuánto las amaríamos después de nacer? 

"Pero nuestra amorosa devoción por ustedes adoradas mamitas, siempre vivirá muy adentro de nuestros pequeños corazones y deben saber que en este día de la madre, cada corazón nuestro palpita más por ustedes, igual que cuando en aquel trágico día, nacimos y ustedes nos tomaron en sus manos.
"Jesús, al llegar aquí al cielo nos bautizó a todos, nombrando a uno Pedrito, pues le recuerda a su amigo San Pedro, en su autenticidad. Pedrito, en este día, quiere enviarle un mensaje especial a su mamá, diciéndole que su rostro lo encontró en una bella rosa color carmín, del jardín del Edén aquí. Cada mañana la riega y la cubre de besos y la cuida como habría hecho con su mamá, trabajando fuerte para que jamás pasara hambre o ninguna necesidad. Pedrito recuerda en su rosa a aquella imagen de su mamá que vio cuando nació. Pero nunca olvidará que de repente, asustado notó que algo no estaba bien. Ella cambió su semblante y vio también cuando enojada tomó una enorme piedra dirigiéndola hacia su cabecita y no recuerda más…. hasta encontrarse en este lugar de felicidad, donde Jesús lo tomó en sus brazos, lo arrulló, lo besó y le secó sus lagrimitas. Todos nosotros bebés, rememoramos algo similar. Unos recordamos cuchillos, otros bolsas negras, asfixias, trapos, papel higiénico en la boquita, después de habernos formado e ido creciendo tan seguros en sus pancitas al oír sus dulces voces.

"Pero aquí en el cielo todo es alegría con Jesús y nuestra ahora mamá, María, a quien celebramos también, con el cielo entero, este día. Ella nos cuenta lo que dice que habríamos sido al crecer: Doctores, abogados, maestros, artistas, hasta uno, sería presidente, porque éramos niños buenos.
"¿Saben mamitas? aquí está lleno de ángeles que juegan con nosotros. Y muchas caras de esos ángeles las comparamos con las de ustedes. Cada uno ha escogido su ángel o su flor para sentirlas más cerca. 

"Pero con tristeza también, desde aquí arriba, podemos ver que, muy, muy, abajo, existe un lugar bien feo lleno de fuego donde observamos que miles de almas caen allí todos los días y gritan horrible al hacerlo. 

"Esas gentes malas que terminan allí, las engañan ahora a ustedes y las empujan a mentir diciendo que morimos por aborto espontáneo. Pero mamitas, no dejen que las usen así, porque harán que más mamás maten a sus bebés.

"Sabemos que ustedes hicieron algo muy malo al matarnos, pero nosotros queremos tenerlas con nosotros aquí algún día para abrazarlas y amarlas. Y si arrepentidas se portan bien en la cárcel y rezan mucho a Jesús y su Divina Misericordia, por buena conducta podrían recuperar su libertad y llegar un día al cielo. Eso dijo Dios. 

¡Felicidades mamitas. Las queremos!".

Respuesta a don Paolo Lüers

de Evangelina del Pilar Sol, 17 de mayo 2015/El Diario de Hoy

Respondiendo muy respetuosamente a don Paolo Lüers su mención hacia mi persona en artículo titulado "Intransigencia versus compasión", describiéndome como "fanática", "intransigente", "absurda" "hostil" (al llamarme "llena de odio"), "hipócrita" (al decir que mi artículo está "disfrazado de sentimiento cristiano") y finalmente "de mente cerrada" no apta para debatir con argumentos, ¿con alguien tan inteligente como él? ¿O por mi posición de principios cristianos y morales y pruebas contra las madres indiciadas?

Más adelante invita al debate (aunque no conmigo, como expuso). 

Pero aceptando la invitación al debate plural, le rebatiré algunas de las palabras citadas por él. "Debate". En un debate se recomienda -Ser tolerante respecto a las diferencias; -No subestimar al otro; -Acompañar críticas con pruebas. Entonces no se debe personalizar, ni menos agraviar con alfilerazos, descalificando al opuesto por estar contra la propia opinión. 

Un debate entre gente culta siempre llama a argumentar, no a afrentar con descalificaciones, como hace el populacho cuando no posee juicios comprobables. Pero tal vez su idioma alemán le impida conocer bien lo que significan algunos de estos términos y no hubiese intención de denigrar.
No obstante, algunos vocablos sí parece conocerlos muy bien. Ante esta reflexión me referiré a la palabra "absurdo" que es la primer chuscada disparada, porque está muy claro que al llamar "absurdo" a mi artículo y su título, parece conocer bien su significado: "ilógico, irracional, incoherente", etc., que usó posiblemente para ¿abochornar? 

Por tanto quiero rebatirle fuertemente esto, demostrándole "con argumento" el escaso conocimiento de NUESTRA LENGUA ESPAÑOLA que posee este don Paolo, en cuanto a que cualquiera que se atreve a escribir en nuestro idioma y es medianamente ilustrado, debe conocer que el español contiene formas permisibles para ser utilizadas en un escrito. Mi nota usa una figura llamada " metáfora", o sea escribir en "sentido figurado". Esto es un concepto que crea un sentido nuevo. En mi caso, la metáfora utilizada se denomina una "hipérbole" (exageración), o sea crear una relación entre dos objetos para dotar a uno de un sentido exagerado, como sería llamar "burro" a alguien duro de entendederas, o así como el título usado por mí al escribir que "bebés hablan desde el cielo". 

Respecto a los epítetos de "fanática", "intransigente", "llena de odio", "hipócrita", etc., que me endosa, me voy a referir brevemente solamente a unos, pues proviniendo de alguien que como excelente guerrillero, la vida del contrario no significaba gran cosa, no puede esperarse cambios espectaculares hacia tener compasión por ésta, explicarle sería gastar la pólvora en zanates pues se entrevén algunos persistentes residuos. 

Fanática significa "defender algo con apasionamiento" y sí, acepto, pero fanatismo solo en la instancia que nos ocupa: defender la vida de TODO ser humano ESPECIALMENTE las vulnerables, como la de un bebé, o como las de jovencitos y miles de inocentes asesinados por las maras, siendo antagónica --como lo es la enormísima mayoría de salvadoreños--, a pactar con asesinos y prodigarles dádivas, cuando también están en pie de guerra contra mi patria.

Respecto a que odio a las madres que han sido condenadas por ultimar a sus bebés recién nacidos, ¡por favor! El "debatiente" don Paolo, debió haberse notificado que la CSJ recientemente confirmó la condena a quince de ellas. Esta prueba, o sea mi "argumento" en este debate, se encuentra en WWW:csj.gob.sv/CORTEPLENA/2015/ENE/ACTA200115.pdf. 

¡El señor Lüers no puede saber más que la Corte Plena! ¿O sí, para él?


Carta al nuevo alcalde de San Miguel

Estimado Miguel Pereira:
Luego de todas las irregularidades que reveló el recuento de votos en San Salvador no estoy seguro si usted realmente ganó la alcaldía de San Miguel. Will Salgado documentó, con bastante credibilidad, que en San Miguel hubo cientos de votos fraudulentos. Así que la ventaja de 607 votos, que le da el escrutinio final a usted, deja muchas dudas.

Pero esto ya es un capítulo cerrado. Will Salgado ha agotado todos los recursos legales, y usted es el nuevo alcalde de San Miguel.

Tengo que decirle que, desde que asumió el cargo, usted me ha sorprendido muy positivamente, con su discurso sensato, medido y conciliador. El martes lo vi en televisión, y por más que Nacho le provocó a arremeter contra Will Salgado, usted no cayó en la trampa. Tampoco se dejó provocar a oportunísticamente desmarcarse de su partido…

Es difícil saber, desde la distancia y con tan corto tiempo, si sus acciones como alcalde son tan buenos con su discurso. El futuro lo dirá. Pero su discurso es impecable, no partidario, no sectario, no prepotente. Usted habló, como pocos funcionarios del FMLN lo hacen: sin resentimiento, sin confrontación, sin imposiciones, estrechando la mano a los empresarios, invitándolos a participar como socios iguales en la construcción del plan de desarrollo económico y social de la ciudad.

Por primer vez en años veo un liderazgo diferente en el Frente: alguien que se desmarca del discurso de la dirigencia de su partido, pero sin el oportunismo de otros que tratan de levantar su imagen personal desmarcándose de su partido, escondiendo sus convicciones detrás de una pantalla de “nuevas ideas”, abandonando los colores del partido.

Usted me da la impresión que tiene la intención de trabajar dentro del partido, renovándolo, y no a la par del partido, usándolo sólo como vehículo para llegar al poder. Todo el discurso renovador de Mauricio Funes cayó en vano, porque ni siquiera hizo el intento de provocar la renovación del FMLN. Su arrogancia lo hizo creer que desde Casa Presidencial, sin ensuciarse las manos con debates y luchas dentro del partido, se podía producir “el cambio”. Por esto, Funes se fue del poder sin haber cambiado, ni en lo más mínimo, la izquierda salvadoreña. No deja huellas, no deja legado, no marcó ninguna tendencia en el partido.

Aunque tal vez es demasiado temprano para juzgar, pero observando a Nayib Bukele en campaña y ahora asumiendo la alcaldía de San Salvador me lleva a pensar que con él pasará lo mismo. No sé si va a ser buen alcalde o no, pero operando a la par y no adentro del FMLN no va a aportar nada a la necesaria renovación de la izquierda…


La renovación del FMLN es igual de urgente que la de ARENA, si queremos progresar en este país. Y la renovación tiene que ir de la mano con nuevos liderazgos. Usted me da la impresión que lo sabe.

Si usted va en este camino, va a encontrar obstáculos e incluso enemigos en su propio partido. Pero me consta que hay muchos dentro y fuera del Frente que esperan nuevos liderazgos que sean creíbles y consistentes, porque están cansados de tener que apostar a falsos líderes y vendedores de humo, que al fin no son más que oportunistas. Mauricio Funes ha defraudado todas las expectativas de cambio que despertó. Oscar Ortiz ha aceptado la vicepresidencia como exilio dorado. Quedan usted y Nayib. Y el último ya ha dejado claro que se siente encima del trabajo terrenal de empujar a un partido, desde adentro, a su modernización.

En este sentido, le deseo mucha suerte, alcalde. Saludos, Paolo Lüers 
(Mas!/El Diario de Hoy)