Discurso y realidad

Observador Político
Paolo Lüers


|




En el ENADE, aquel encuentro de la empresa privada en marzo 2011, escuché el discurso del presidente Funes: palabras de conciliación, invitación al diálogo, señales de certidumbre al empresariado. Nada de los acostumbrados ataques a empresarios. Un presidente moderado.

En la posterior recepción, un amigo empresario, escuchando mis dudas sobre la serenidad del presidente, me insistió: "Tenés que darle el beneficio de la duda. No puedes salir mañana escribiendo que Funes está fingiendo esta moderación sólo porque no quiere que su invitado Obama encuentre un país polarizado. Te pido: No escribás sobre el tema, tenés que esperar a ver si Funes cumple..."

Le hice caso. No escribí sobre el discurso de Funes en ENADE ni sobre mis dudas y reservas. Esperé para ver si cumplía. No cumplió.

"No tengo ningún proyecto de aumento de impuestos en mi escritorio. No lo tengo, ni lo he pedido a ningún funcionario."

Entonces, si no ha encargado a sus ministros y asesores que preparen el impuesto de seguridad que el viernes pasado presentó a su Consejo Consultivo compuesto por 1 ex-presidente y los líderes de los partidos, ¿de dónde salió este proyecto de recaudar anualmente 120 millones de dólares a 2,000 contribuyentes afluentes? ¿Del cielo? ¿Del FMI?

"...lejos estoy de elevar a la Asamblea Legislativa un paquete impositivo para su consideración..."

Bueno, tal vez no un paquete, pero sí un impuesto nuevo. Ya bien elaborado, ya definido el monto: 360 millones de dólares en los tres años que le queda; ya definido a quienes se le va a cobrar: los 2 mil ricos. Significa un promedio de 180 mil dólares que cada uno de los 2 mil contribuyentes afectados pagará adicionalmente a los impuestos actuales.

Cuando puse estos números en facebook, un usuario que se identifica como José Mejía comentó literalmente: "Me vale ve... lo que pase después, con solo que hagan mierda a los ricos me sentiría mejor." Este señor capta perfectamente el concepto ideológico detrás de este 'impuesto a los ricos'. Saben que hará daño a la competitividad económica del país, pero cumple un objetivo populista: hace sentirse mejor a los resentidos sociales y frustrados.

"No hay ni habrá paquetes impositivos -y menos paquetazos, como algunos amigos que hoy nos acompaña aquí han calificado- mientras el Pacto Fiscal en su conjunto no sea tratado y acordado en el seno del Consejo Económico y Social."

Que yo sepa, ningún Pacto Fiscal se ha "tratado y acordado" en el Consejo Económico Social. Ni en el Consejo Consultivo. Ni por ningún otro mecanismo de concertación. Esto convierte la afirmación del presidente ante los empresarios en mentira.

"Antes de discutir la temática de si el país necesita más impuestos o dejar los que tiene, antes, señor Presidente de la ANEP, nos tenemos que poner de acuerdo sobre el país que queremos, nos tenemos que poner de acuerdo en las grandes apuestas macroeconómicas de mediano y largo plazo, nos tenemos que poner de acuerdo en la gestión pública que necesita altos componentes de transparencia y probidad, antes tenemos que discutir el gasto público, antes de eso tenemos que garantizar transparencia no solo de la gestión pública, sino que de la sociedad civil en su conjunto, y sólo después de eso podemos entrar a discutir la cuestión impositiva, la cuestión tributaria."

Yo este mismo día del ENADE le dije al mencionado presidente de ANEP, Carlos Enrique Araujo: "Vaya Carlos, ahora tenés cómo medir el valor de la palabra del presidente..."

Poco valor, diría hoy. No hay acuerdo sobre las grandes apuestas, ni siquiera hay grandes apuestas; hicieron una Ley de Acceso a la Información Pública, pero Casa Presidencial vetó que sea una Ley de Transparencia, y además vetó que cobre vigencia a corto plazo; no se ha discutido, por lo menos no con los sectores económicos ni con la oposición política, el gasto público - pero sí el presidente impone una discusión sobre un nuevo impuesto. Otra mentira, entonces.

"En un país presidencialista como el nuestro, contar con un gobernante que no gobierna pensando en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones, es una oportunidad sin antecedentes en nuestra historia reciente que no debemos desaprovechar."

¿Realmente contamos con un presidente que gobierna sin pensar en las próximas elecciones? Me permito expresar dudas. Claro que el presidente Funes está pensando en las perspectivas electorales los dos partidos (FMLN y GANA) que dan sostén a su gestión. Él talvez no todos los días piensa en elecciones, pero sus ministros sí. En cada decisión importante, en cada proyecto que afecta en los positivo o negativo a la población; en cada asignación de recursos, en cada inauguración de obras, sus ministros calculan el impacto electoral, el costo o el beneficio para su partido.

Lo que probablemente quiso decir el presidente, en un ataque de serenidad: Más que en la próximas elecciones pienso en la próxima encuesta que mide la popularidad del presidente...

(Todas las citas del presidente son de su discurso en el ENADE, como publicado en http://www.presidencia.gob.sv)

(El Diario de Hoy)

Certifica.com

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Luego te quejas, Pablito. En tu Alemania natal, los grandes capitales tienen una fiscalidad 4 o 5 veces superior a El Salvador, el impuesto de la REnta es progresivo y a los que más ganan se les retiene hasta un 48% de la renta del trabajo. Sólo echas bilis por tu hocico vendido. Eres malo. Eres avieso. Eres pendejo. Qué pena das. Sigue insultando pero no te quejes si te insultan, imbécil.

Anónimo dijo...

Si Paolo, así dijo el Presidente, pero recordemos que también los índices de violencia no se han podido bajar y alguien debe de costear la seguridad de éste país, que más lógico que paguen impuestos las personas que tiene más dinero, y sino está de acuerdo, ¿cuál es su propuesta?...
Recuerde que las palabras pueden integrar o desintegrar, ¿Qué prefiere usted?, al hacer uso de la libertad de expresión porque no escribe algo más propositivo.

Anónimo dijo...

Si la seguridad debe de ser vista como algo para todos los Salvadoreños, de conveniencia para este país, no solo para las elites o los pobres, creo que todos deberíamos de pagar dicha contribución, pero de forma ecuánime y proporcional.
Cien mil uno, cinco dólares el otro, y de esa manera pudiera ser justo. Pudiera…

Los poco pensantes, que si lo hacen, es con el hígado, son los clásicos que pretenden ser invitados hasta cuando salen a tomar con sus amigos, porque obviamente, siempre habrá uno más pudiente que los demás. Eso es ser gorrón…

Esto, de que solo unos paguen por todos, es una tomadura de pelo, y peor aún sin garantía alguna de que la situación va a mejorar. Te todas maneras, siempre son “unos pocos” que pagan por todos, en estos países, no como en EEUU, que TODOS pagan impuestos para TODOS.

Posiblemente sea un “secreto de Estado” y no pueda ser comentado, por las clásicas “razones de seguridad”, pero si voy a contribuir en algo, apreciaría conocer el producto que se estaría promoviendo. Olvidaba…la transparencia, o?

O, simplemente, “reventemos a los ricos” ya que con esa lógica, todo el país quedara desempleado, pero vamos a estar felices, no?

Claro está, que lo que había sido prometido, de no más impuestos, es otra farsa también.

Lo felicito por sus choerentes y realistas comentarios.

Anónimo dijo...

Entre la clase media alemana (que es la mayoria) los impuestos son percibidos como inversiones. Con cualquier inversion se desarrollan sistemas de ejecucion y cumplimiento de metas. Si estas metas no se cumplen se les cobran a los politicos en las proximas elecciones. Y asi camina la sociedad con incentivos y escarmientos. Pareciera un circulo virtuoso. Nosotros estamos en un circulo vicioso: sin incentivos y sin escarmientos. Y es que no tenemos una mayoria de clase media pensante, objetiva, consciente de las consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Nuestras mayorias logran conscientizarse a corto y minicorto plazo. Asi no puede funcionar ninguna inversion. Entonces la idea de que todos deberiamos de cargar con una inversion extraordinaria para la seguridad se vuelve inalcanzable.
La idea originada en Colombia de que los "ricos" carguen con la factura, se dio porque son ellos los que obtendran mayores ganancias. Los numeros estan faciles de presentar. El costo por metro cuadrado de una vivienda en San Salvador comparado con el mismo en Panama es de 1:3. La criminalidad es de 100:1. Si un(a) individuo(a) (rico) posee un inmueble en El Salvador valorado en $1 millon de dolares, despues de tres años de impuestos (inversion) y lograr un pais mas seguro, esta inversion de $180 mil podriamos suponer que haria valer el inmueble hasta $1.5 millones. Seria una utilidad de 13% anual. No esta nada mal, si consideramos que un deposito bancario logra un retorno de 3-5% anual. Lo que anda mal es creer que El Salvador es Colombia o Panama. El nivel de educacion de El Salvador no es el mismo que el de Colombia. Los recursos naturales no son los mismos. El nivel de industrializacion no es ni parecido. La ideologia del partido en el poder no es la misma. Y Funes no es Uribe!

Entonces como se le puede creer al ejecutivo (ejecutor de la inversion) que va ha lograr los mismos resultados (rentabilidad) de reducir la inseguridad, si la mayoria de los insumos son completamente diferentes?

La idea esta correctamente enfocada, todos queremos bajar la inseguridad. Pero nadie ha presentado un concepto de ejecucion, ni tampoco un calendario de metas para esta inversion. Se le debe exijir al ejecutor de la inversion cuentas y metas claras. No tiene sentido oponerse a y criticar la idea si ya tienen los votos en la Asamblea.

Anónimo dijo...

Si, he leido los comentarios y estoy de acuerdo que se habilite un nuevo impuesto. Nuestro pais necesita aviones para que le haga piruetas al presidente en el dia del soldado. Que gracioso! Mientras los Hospitales no tienen medicina, los pobres son mas pobres el Sr. Presidente se anda de vacaciones en avion privado y pensando en comprar aviones a Brasil... que coinidencia que Banda sea brasilena.

Ana Maria dijo...

PORQUE NO EXIGE EL GOBIERNO QUE PAGUEN IMPUESTOS LOS QUE EVADEN? PORQUE SIEMPRE SE CASTIGA A LOS QUE SIEMPRE PAGAN? QUE SEAN EFICIENTES EN EL COBRO DE SUS IMPUESTOS. EL MEJOR IMPUESTO A COBRAR ES EL IVA PORQUE ES MENOS FACIL DE EVADIR, AUNQUE SIEMPRE EVADEN. CUANTA GENTE HAY QUE CUANDO DAN SU COTIZACION DE ALGO LE DAN UN PRECIO Y CUANDO UNO LES PIDE FACTURA LE DICEN: AH, PERO SI QUIERE FACTURA SERIA LO QUE LE DIJE MAS IVA, QUIERE DECIR QUE EL PRECIO DADO CON ANTERIORIDAD, EL HOMBRE NO LO IBA A DECLARAR COMO INGRESO. NO SALVADOREÑOS, SEAMOS HONESTOS TODOS, PAGUEMOS TODOS, NO SOLO LOS MISMOS DE SIEMPRE.