Necesitamos dos promesas claras del FMLN y ARENA

Dos promesas: Derogar el decreto 743 y una reforma integral del sistema electoral. Ustedes son los únicos partidos serios que existen, y para ser completamente claro, no me gusta ninguno. Pero entiendo que representan a la mayoría de salvadoreños. Pero señores han hecho muchas cosas chapuceras, han salvado al PCN y PDC, han elegido alcaldes que dan lastima, han elegido diputados que se van con el mejor postor, han hecho demasiadas cosas por las cuales nos deberían de pedir disculpas.

Que pasó ahora, pues no se muy bien como, pero eligieron cuatro magistrados que hacen su trabajo, no son ni los cuatro magníficos, ni los cuatro fantásticos y por su puesto no son los cuatro jinetes del Apocalipsis. Son solo cuatro magistrado haciendo su trabajo. Ciertamente su trabajo ha puesto nervioso a muchas personas, en El Salvador estamos acostumbrados a vivir en el mundo de la transa y los amiguismos. Sí yo soy tú amigo te doy el contrato. Que se practique no significa que debe de ser la norma. Sí soy tu amigo no te condeno, sí a mis amigos no les conviene la sentencia pues la atraso. La burocracia es la perfecta excusa para que se escondan las malas intenciones, esto ha existido en todos los gobiernos, así como en la corte y juzgados, y hasta en nuestras empresas.

Estos magistrados asustaron a los periodistas, asustaron a la población en general, molestaron al presidente, a los partidos políticos chicos y grandes. En general le tocaron los huevos al tigre, de todas las formas posibles. En ese escenario era fácil que cualquier pequeño señalamiento que se hiciera estallara como pólvora, fue poco lo que se necesito para que los partidos saltaran y corrieran como gallinas sin cabeza. De esto se aprovecho el presidente. Y todos aquellos que tenían otra agenda. Los magistrados estaban débiles y era el momento de atacarlos. Unos por si la ley de amnistía, otros por la dolarización, muchos por la modificación del sistema de cocientes y residuos. Otro muy preocupado por las movidas del presupuesto y fue ahí donde dijeron hay que ponerles un alto.

Aquí los partidos nos deben a los ciudadanos la derogatoria del decreto 743. Es la única manera que volver a tener confianza en ellos, será el reconocimiento que nuestras voces se escuchan, es que ellos son nuestros representantes, ellos no tienen porque decidir por ellos mismos, nosotros decidimos por ellos. Es la base de la democracia representativa. Sí esto no pasa, se escuchan voces militares que quieren decisiones autoritarias y se escuchan voces radicales que nos quieren hacer creer que la constitución es la que no está bien. Y ahí comenzamos por los caminos más peligrosos la perdida de la democracia, por derecha o por izquierda.

Ustedes FMLN y ARENA nos deben a nosotros los ciudadanos una solución a este berenjenal, ustedes se tienen que poner de acuerdo y derogar el decreto y de una vez por todas replantear el sistema electoral salvadoreño. Tenemos alternativas, la corte ya no has dicho que cuestiones no se valen. Bueno en base a esto tendrán que construir un verdadero dialogo. Es importante que ustedes se pongan de acuerdo, es importante que no ocupen a sus aliados de toda la vida y le digan adiós al CD, PDC, PCN y GANA, ya no pueden ser más árbitros de la decisiones, ya esta visto que la mayoría de ellos responden a intereses minúsculos y muchas veces mezquinos. En la construcción del nuevo El Salvador es necesario la reforma.

Señores nos lo deben, El Salvador lo necesita. Sino, la indignación llegará a un nivel donde se comenzarán a ver con buenos ojos las posibilidades de candidatos autoritarios, reformas a la constitución y reelecciones indefinidas. El Salvador necesita volver a creer en sus políticos y el primer paso para esto es derogar el decreto 743. La patria os lo demanda.

No hay comentarios: