Carta a una amiga indignada

Querida amiga:

Te emputaste. Fuiste a hacer lo que jamás habías hecho en tu vida: protestar en frente de Casa Presidencial.

Lo que te indignó fue la maniobra del presidente Funes de quitarse de encima la única instancia de control y equilibrio a su gobierno: la Sala de lo Constitucional. Te diste cuenta que es por obra de Funes que ahora queda paralizada la capacidad de la Sala de suspender actos inconstitucionales del Estado contra los ciudadanos. Te diste cuenta que así todos quedamos sin protección efectiva de nuestros derechos constitucionales.

Te emputaste con los partidos que aprobaron esta maniobra. Sobre todo con ARENA, que como oposición nunca debió haber entregado al presidente este poder sin control institucional. Sin embargo, no fuiste a protestar frente al COENA, sino frente a Casa Presidencial, porque entendiste que este golpe provino del presidente. Los partidos mezquinamente defendieron sus intereses, pero el presidente orquestó esto para conseguir más poder.

Una vez protestando en la plaza pública, te diste cuenta que ya estaba tomada por los agitadores profesionales de siempre: las ‘organizaciones sociales’ de Dagoberto Gutiérrez y del pastor Chamagua. Vos como ciudadana trajiste un rotulito hechizo, ellos trajeron pancartas, banners y altoparlantes. Una vez más, los manifestantes profesionales de la izquierda radical, que quieren aprovechar los errores y pecados de Funes para promover su agenda radical, se ofrecieron como defensores de la democracia para robarse las cámaras.

Te admiro que con todo esto (y sabiéndolo) fuiste a protestar. No permitiste que los agitadores profesionales de la Tendencia Revolucionaria, de la Radio Mi Gente y de otras organizaciones talibanes lograran arrogarse la representación de la ciudadanía.

Te admiro, porque el domingo siguiente fuiste otra vez, esta vez al Salvador del Mundo, para no dejar que otros te roben el derecho de manifestarte. Para no permitir que los mismos que llevaron a Funes al poder, hoy te instrumentalizan para promover su agenda anti-sistema.

A vos te preocupa la crisis institucional que han creado los partidos y Funes. A ellos les encanta esta crisis, porque les va a permitir hablar peste de la democracia liberal y propagar la democracia directa o popular. Ya van a hablar de la necesidad de una constituyente, de un referéndum o plebiscito, como ya lo están pidiendo en Honduras...

Qué bueno que te tomaste tu pedazo de la plaza pública, junto con otros ciudadanos preocupados, y no dejar que sólo hablen los profesionales de la protesta. Que admirable que tuviste el valor de poner a la protesta tu cara de ciudadana indignada.

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

No hay comentarios: