Carta al Jorge Schafik Handal hijo

Estimado Jorge:

¿quieres ser alcalde de San Salvador? Bueno, cualquiera puede ser candidato, con tal que encuentre un partido que lo postule. Sólo que vos no tuviste que buscar un partido, sos del Partido Comunista por nacimiento.

Como hijo de tu padre Schafik, no tuviste que ganarte el derecho de ser candidato con ideas, con propuestas, con planes para la alcaldía. Porque no creo que tus camaradas te coronaron candidato por tu brillante idea de ofrecer a los vendedores informales del centro como alternativa que se ganen la vida con huertos caseros.

Permita que reproduzca lo que dijiste en una entrevista reciente:

“Hay que ofrecerle a la gente otra alternativa que la saque de la calle. No hablo de que vamos hacer una política de empleo, que le vamos asegurar a todo mundo un buen empleo, no.”

Entonces ¿qué tipo de proyectos?

“Proyectos para que la gente pueda ser productiva desde su casa. Hablo no de maíz y frijoles, sino de legumbres, de vegetales, que hay proyectos exitosos. Cómo hacer agricultura urbana, que no se necesita un gran solar, ni siquiera el patio de la casa, sino que hay formas de cómo hacerlo, en bolsas, en cáscaras de huevo, en cosas reciclables se pueden hacer en las orillas de las casas. Entonces hacer pequeñas empresitas.”

¡Genial! Al fin alguien ofrece una opción política a la gente que quiere regresar al bello pasado, cuando no había que salir de la casa para trabajar en fábricas, sino que cada quien cultivaba su comida, las mujeres cosieron la ropa y todos eran pobres pero felices...

Por lo menos es novedoso un candidato a alcalde que dice que “no vamos a hacer una política de empleo...”

Tal vez tenga razón, porque el gobierno del FMLN tampoco hace una política de empleo y también habla mucho de crear ‘seguridad alimenticia’ mediante la promoción de la agricultura familiar. Así que vos sólo aplicás esta idea de tu partido a la vida urbana...

Los salvadoreños que quieren empleos y un salario digno para comer y para vestirse, y que exigen a sus gobernantes políticas de crecimiento, de inversión y de empleo... tendrán que votar por otro alcalde.

Suerte con tus huertos, camarada, te desea Paolo Lüers

(Más!)

5 comentarios:

Jan Pahl dijo...

Se que dije que dejaría de comentar por un rato, pero es que esto se me parece tanto a casa (la ideología bolivariana) que me urge dejar unas líneas. Mil perdones a los coordinadores de la S.P por ser yo tan obsesivo-compulsivo.

Países como Alemania o Italia con ciudades chicas y jardines pequeños aún tienen la costumbre de tener ''huertos citadinos'', estos no pasan de ser huertos de especies como romero, salvia, menta, albahaca, eneldo, etc. Los que tienen más tiempo y espacio quizás un mini-huerto con unos tomates y un corralito con 3-4 gallinas ponedoras, pero jamás en cantidad como para suplir la demanda de esos productos en casa.

Desde que existen las urbes, y estoy hablando del 8000- AC, su dependencia al campo ha sido imposible de evitar, si no pregúntenle a Pol Pot y su genocida experimento de hacer esa utopía agraria en la ciudad. Europa mismo ha tratado de hacer este experimento aunque no a la fuerza, se llama regreso a las ''raíces celtas'', y nuevamente es inviable la dependencia entre comunidades, no existe algo así como autosuficiencia.

Acá en Caracas, una ciudad ''verde'', hay miles de personas que viven en apartamentos, pero por la falta de espacio y la climatización interna ya ni balcónni les ponen alféizar a las ventanas, es decir, ni siquiera pueden tener unas plantitas a menos que las tengan en un vivarium o terrarium que requiere de algo de conocimientos expertos.

Otro experimento razonable son los techos verdes, pero requiere de personal que sepa de lo que hace, eso no es así no más como decirle a la junta de condominio vamos a poner un mulch de 40 cm y a sembrar papas. Ni se imaginan el dolor de cabeza que es usar agroquímicos, y cuando se quiere ser natural, contaminar con virus unas plantas por usar canela para matar un ataque de hongos o bacterias.

El problema es que muchas ''buenas ideas'' arrastran tras de si un inmenso bagaje de naïveness (Candidez en un adolescente, estupidez en un adulto). Pocos de los que las proponen se ponen a pensar un momento, ¿pero si es tan evidente la propuesta, por qué rayos no se ha realizado?... Common Sense Is the Least Common of All the Senses, ahhhh siempre está el chivo expiatorio, hay intereses ''ocultos'' un ''complot'' (¿Monsanto quizás?) que les ha cegado a todos el ver lo ''evidente'', que se pueden alimentar ellos mismos y al mismo tiempo hacer todas las responsabilidades que una sociedad de división del trabajo tiene. Qué simple es ser simplón.

Anónimo dijo...

Simplemente excelente Paolo!

Anónimo dijo...

¡¡¡Excelente señor Lüers!!!...

jz dijo...

Tenes razón Paolo , este ya nació troglodita. Creo q gana Quijano y será otra derrota para los Handal.
Chiliyo

Anónimo dijo...

Quizá al Señor Luers le cueste mucho imaginarse que en el planeta existen millones de seres humanos que mueren de hambre y nuestro El Salvador no se queda exento de este mal que su modelo mental(perdón modelo económico al cual le sirve), es decir, su pensamiento implantado ha defendido por muchos años, se que usted no representa a la ideología que defiende, sus argumentos son de intemperie, pero como ataca una amenaza latente a su modelo de sobrevivir, es de esperar que se le diga Excelente Sr. Paolo, ahora los que vivimos en la intemperie a la que usted pertenece, pero que ahora ataca para poder vivir, le comentamos que existen alternativas exitosas y en desarrollo de la práctica de los huertos caseros, claro no espero que usted sepa de esto, esto se trabaja con las manos y uno se las ensucia, pero bien, los ingresos aunque modestos ayudan a mantener el proyectito y los remanentes adicionales o se reinvierten o nos ayudan a irla pasando, ahora bien, de su generación a la mía, hay algunas décadas, que por supuesto le empañan la visión de los problemas que me tocara enfrentar gracias a la miopía de las generaciones que me precedieron.