Pandillas reafirman su voluntad de trabajar para el desmontaje de la violencia

El siguiente comunicado conjunto de las pandillas fue dado a conocer en la noche de martes 29 de abril 2914 en una conferencia de prensa frente a un grupo de 5 periodistas. La conferencia fue convocada en un lugar que los participantes se comprometieron a no revelar,  por tres voceros de las pandillas, uno representando a la MS13, uno al Barrio 18/Sureños, y uno representando al Barrio 18/Revolucionarios. Cada uno se identificó como miembro de la respectiva "ranfla" (liderazgo nacional) de su respectiva pandilla. 
Luego los voceros contestaron varias preguntas. Sobre los recientes hechos en el centro de San Salvador afirmaron que"no hay ni habrá ningún tipo de toque de queda en ningún lugar, por parte de ninguna pandilla."
Sobre la reciente formación de una mesa de diálogo convocada por el ministro Perdomo dijeron que ven con satisfacción que otros sectores se estén interesando en un diálogo por la paz, siempre y cuando sea incluyente y respete los mecanismos de mediación que han logrado resultados positivos durante 15 meses. A la pregunta si estarían dispuestos a participar en un proceso de paz que excluya a los mediadores Raul Mijango y monseñor Fabio Colindres, los tres voceros afirmaron que no tendría sentido.
El vocero que representa la fracción Revolucionarios del Barrio 18 desmintió tajantemente las afirmaciones del ministro Perdomo y del presidente Funes que su agrupación se haya apartado de la tregua y resumido sus enfrentamientos con los grupos rivales. Los otros dos voceros confirmaron que todas las pandillas se mantienen firmes en su voluntad de trabajar juntos por la reducción de la violencia. (Paolo Luers)


LOS VOCEROS NACIONALES DE LAS PANDILLAS: MSX3, BARRIO 18, MAO-MAO, MAQUINA, MIRADA LOCOS 13, PRIVADAS Y PRIVADOS DE LIBERTAD DE ORIGEN COMÚN; AL PUEBLO SALVADOREÑO Y DEMAS PUEBLOS DEL MUNDO, hacemos saber:
1- Está por finalizar el mandato de la administración del Presidente Mauricio Funes y  entre sus principales logros se puede destacar el haber facilitado un Proceso que por 15 meses consecutivos hizo posible la Reducción de los Niveles de Violencia Armada de un promedio de 14 a 5 homicidios y la disminución de 70 homicidios por cada 100 mil habitantes a 41. En sentido inverso, también se puede considerar como fracaso el no haberle dado continuidad a la facilitación del proceso, generándose con ello una multiplicidad de dificultades,  que han repercutido negativamente y provocado que los niveles de violencia se recrudezcan en las calles  y estén alcanzando ya para el final de su mandato,  un promedio de diez homicidios diarios; aunque aún no se llega a los niveles de finales de dos mil once gracias a que el proceso, pese a los ataques que ha recibido, aun sobrevive. La situación es delicada y demanda por el bien del país a las nuevas autoridades detener esa situación.

2-   Estamos dando un agudo seguimiento al debate que a nivel nacional se está librando sobre el tema de la violencia y principalmente sobre sus posibles alternativas de solución; de igual forma, estamos estudiando con acuciosidad y profundo interés las propuestas serias y estructuradas que se han venido presentando por parte de aquellos que tienen un genuino interés de trabajar a favor de la paz. Nos alegra sobre manera que se esté librando este debate, pues ello permitirá no solo hablar del problema sino de sus posibles alternativas de solución; no solo de los efectos, sino también, de las causas estructurales que lo generan.

3-   En los últimos días, se habla de la existencia de “dos procesos de pacificación”; nosotros conocemos de la existencia de uno solo que es el que dio inicio el nueve de marzo de dos mil doce, en el cual hemos participado y asumidos compromisos, por tal razón, apoyamos plenamente la propuesta presentada por la Iniciativa Pastoral Por la Vida y Por la Paz, en el entendido que es una propuesta que con mucho respeto se le está haciendo para su consideración a las nuevas autoridades electas, que tomarán posesión el primero de junio de 2014.  Como lo expresamos en anterior comunicado, nuestra voluntad de contribuir a la pacificación del país sigue firme, hemos aceptado que si somos parte del problema  también podemos ser parte de la solución.

4-   Vivimos momentos difíciles como país - como es usual en todo momento de transición -, (pero no toda transición es para empeorar), la llegada de un nuevo gobierno la  asumimos como una nueva oportunidad que debe de llenar de esperanza al país, si lo vemos de esa forma, bien podemos citar la máxima que estable que: “Nunca es más oscura la noche que cuando está por llegar el amanecer”.

5-   Celebramos con alegría que más personas, instituciones y ongs estén expresando interés de participar y apoyar los esfuerzos de pacificación que desde hace dos años se vienen haciendo;  sean bien venidos, su aporte es valiosísimo y le hace falta al país, un desafío tan grande como lo es superar la violencia, solo será posible alcanzarlo si la nación entera se une alrededor de ese propósito, cada cual aportando desde su rol y capacidad, estrechando manos y no echando zancadillas, obrando y no solo criticando.

6-   En nuestra visión, el éxito del proceso requiere de la suma de seis componentes fundamentales: a) Voluntad. y decisión política de todas las partes. b) marco jurídico. Para darle cobertura legal a las acciones que se emprendan y a los operadores que en el terreno trabajen por la paz. c) recursos.  Para financiar los costos de los programas de prevención de la violencia en sus tres niveles. d) sacrificios,  buscando no lucrarse del proceso, ejemplo: que los porcentajes con los que operen las ongs que intervengan no sobrepasen el 7 %, de igual forma las instancias estatales que manejen esos fondos. e) Profundo amor por el país y su gente y f) Honradez y genuino compromiso con la paz. Por nuestra parte, con excepción del marco jurídico y los recursos que no nos corresponden, estamos trabajando en potenciar todos los demás.    

7-   Finalmente, queremos enviar un mensaje a los miembros de la corporación policial: Ustedes, al igual que nosotros, son miembros de las familias pobres del país, son trabajadores de la seguridad, vivimos en los mismos barrios y colonias y, en una gran mayoría de casos, nos unen lazos familiares, por tales razones; no los consideramos nuestros enemigos. Es falso que hayamos ordenado una campaña de ataques armados contra ustedes, lo que en verdad está sucediendo es que el discurso retador y confrontativo de quienes les dirigen, ha provocado que algunos policías hayan mal entendido la reforma al Código Penal interpretándola como licencia para matar miembros de pandillas. Seis meses después de la reforma, 29 pandilleros han muerto por disparos de miembros de la corporación policial, en la mayoría de los casos el procedimiento policial es llegar disparando contra nuestros miembros o como mínimo golpeándolos y cuando los capturan y los liberan los llevan al terreno de la pandilla contraria y ahí los sueltan para que los otros los maten creyendo que son provocaciones de la pandilla rival; con todo esto se ha provocado una situación de alta tensión entre policías y pandillas y se está generando una situación delicada y equivocada donde ya se compite por quien dispara primero. Queremos recordarles que pasamos 15 meses sin que hubieran policías muertos por que nos comprometimos a ello y en consecuencia, hubo una actuación más profesional en la aplicación de los procedimientos policiales. Vuelvan a actuar  profesionalmente  y nosotros contribuiremos con bajar la tensión que se ha desatado en los barrios y colonias.

El Salvador, 28 de abril de 2014.

1 comentario:

lucas garcia dijo...

se les dio la oportunidad y la desaprovecharon, ahora que afronten sus consecuencias