Carta a los que no fueron a votar

Estimados ciudadanos:
Ustedes se quedaron este domingo 2 de febrero en casa. Estoy hablando de los 47% aptos a votar. Pero en especial me dirijo al 12 % que normalmente han ido a las urnas, pero esta vez no fueron. Y muy en particular estoy hablando a los 300 mil salvadoreños que en el 2009 votaron por Rodrigo Ávila y que esta vez se quedaron en casa.


Les pregunto: ¿Qué les pasa? Con su abstención, por un pelito llevan al FMLN al poder. No me digan que esto era su intención, porque entonces hubieran votado de un solo por el FMLN – y no lo hicieron. El FMLN no creció ni un sólo voto del 2009 al 2014, sino perdió incluso algunos votos en su camino por el gobierno.

Muchos de ustedes no votaron, simplemente porque no les gusta el candidato Norman Quijano. Pero tampoco les gusta Salvador Sánchez Cerén. Pero por la inacción de ustedes, casi sale electo en primera ronda, aun sin que su partido, con todo el apoyo y abuso del gobierno, haya crecido en votos.

Muchos dicen: Ningún candidato me gusta, por eso no voy votar. Pero uno de los candidatos será presidente, aunque con la mitad de la mitad de los que tienen derecho a votar. Pero será presidente y gobernará por 5 años, sirviendo a los intereses de un cuarto de la población.

Muchos de ustedes viven en los municipios periféricos de San Salvador que más sufren de la violencia. Le han retirado masivamente el voto a ARENA en Soyapango, Ilopango, Mejicanos, Apopa, Tonacatepeque, San Martin, Quezaltepeque – y me dicen: “No nos convence la campaña de Norman Quijano, nos da miedo que con él regresemos a los métodos de la mano dura. No queremos que nuestras comunidades vuelvan a ser zonas de guerra...”

Tienen razón. Comparto esta preocupación. Pero no se engañen: El FMLN tampoco tiene la más mínima idea de cómo resolver los problemas que sus comunidades sufren, y el gobierno Funes tampoco ha invertido ni un cinco en la rehabilitación de estas comunidades. La reacción de ustedes no puede ser quedarse en casa y dejar que una minoría ponga presidente. Ustedes tienen que votar por el que más confianza ofrece que va a crear crecimiento económico y oportunidades de empleo. Y no es el profesor Sánchez Cerén.

Muchos otros de ustedes no están satisfechos con la poca apertura y renovación dentro de ARENA. 100% de acuerdo. Yo tampoco. Me hubiera gustado un candidato de la reovación ideológica, de la apertura; un paladín de la reforma social, de la defensa de la democracia, y de la lucha contra la corrupción. No surgió este príncipe azul. Pero por retirarle el voto a la oposición es una especie de suicido. Por que si no votamos, con seguridad el 9 de marzo sale victorioso el candidato que representa todo lo contrario: el autoritarismo, el partido que centraliza el poder, la erosión de la independencia de los poderes del estado...

En la segunda ronda, el 9 de marzo, ustedes van a tener que salir a votar. Todos. El voto por un candidato no es declaración de amor, tampoco es un cheque en blanco.

A partir de hoy, observen las señales que van a mandar los dos candidatos y los personajes que los rodean y que completarán sus equipos de gobierno. Obsérvenlos todos los días, con desconfianza, con exigencia. Y al final tomen la decisión y aporten a que uno de los dos se convierta en presidente. Si no quieren que uno de ellos asuma el poder, tienen que votar por el otro, aunque no sea su príncipe azul. No ir a votar el 9 de marzo no es opción. Es un voto para el FMLN que ya tiene a todo su voto histórico y potencial movilizado, disciplinado y uniformado.

Nos vemos el 9 de marzo, esta vez haciendo colas largas para decidir el rumbo del país.

Saludos, Paolo

Posdata: Todo lo de arriba aplica igualito a los 300 mil votantes de Tony Saca que a partir de hoy forman parte de los que piensan que no tienen opción.
(Más!/EDH)

2 comentarios:

lucas garcia dijo...

ahora llamas muy respetuoso a tony saca, pero para vos no era lo mas abominable de este mundo?... por favor. votar contra quijano y su séquito de corruptos también es una opcion

Mauricio dijo...

Totalmente de acuerdo. EL Salvador vive de realidades y no de populismo. En El Salvador no podemos blindarnos a la realidad que la abundancia y riqueza de los países del Alba es manejada, operada y orientada a un grupo privilegiado muy pequeño de oficia listas que no comparten ni reparten a menos que obtengan su parte, llevando a cada uno de estos países a la mas triste opresión de libertades y aplastando cualquier iniciativa de libertad que atente a sus intereses. Lease países del Alba. Negar el voto a Norman por ser Norman es entregar nuestro futuro al mas negro de los horizontes. Comprobado. Al final, nuestro voto es para no dejar en manos improductivas lo poco que queda de El Salvador.