Observador político: Esta es la fase eliminatoria, no la final

El Mundo publicó una cosa interesante: el promedio de todas las encuestas, convertido en curvas que demuestran el desarrollo de las tres candidaturas presidenciales desde diciembre del 2012 a noviembre del 2013. Las curvas ilustran lo que todo el mundo ya sabe:

  • UNIDAD, el proyecto del ex-presidente Saca, bajó a niveles inferiores a la suma de votos que sus partidos integrantes (PCN, PDC, GANA) obtuvieron en las elecciones de diputados en el 2012. Saca no suma, más bien resta.
  • El FMLN y ARENA están empatados a niveles ya no alcanzables para Saca.
  • Habrá segunda vuelta entre FMLN y ARENA.
Es interesante comparar las tres curvas: ARENA y FMLN registran una sensible baja en el apoyo popular a partir de la entrada de Saca a la competencia, en febrero 2013. Pero a partir de agosto, cuando Saca comienza su descenso imparable, ambos partidos mayoritarios vuelven a subir – de forma sincronizada y paralela. Esto confirma que cuando Saca se lanzó, le quitó votos a ambos partidos grandes; y cuando Saca bajó, los votos regresaron a ambos.

Viendo los promedios de todas las encuestas realizadas es difícil entender porqué algunos tratan a decirnos que hay una clara tendencia favorable al FMLN. Las únicas tendencias claras son el descenso de Elías Antonio Saca y el empate entre Norman Quijano y Sánchez Cerén.

Esto quedaría aun más claro si para sacar los promedios se aplicara una regla no escrita, pero universalmente vigente entre los analistas de encuestas electorales: Primero se eliminan las encuestas que salen disparados a favor de cualquier candidato. Algunos analistas incluso son más rigorosos y eliminan las encuestas que dan el mejor resultado a cada uno de los contendientes. Y luego sacan el promedio.

Si aplicáramos este método, quedarían eliminados la de la UCA, que da al FMLN una ventaja de 7 puntos; otra que da a Saca ventaja sobre ARENA; y una que ve a Norman Quijano 4 puntos adelante de Sánchez Cerén.

Como resultado tuviéramos una imagen que, a mi criterio, reflejaría con bastante fidelidad la situación actual de la campaña electoral - antes de entrar en vacaciones y luego en la recta final: FMLN y ARENA ambos con leve crecimiento, en curvas perfectamente paralelas. Ambos partidos han logrado reunir detrás de sus fórmulas presidenciales su voto duro respectivo (que en ambos casos es más menos el 33% del electorado). Ambos partidos han logrado defender este voto duro contra el intento de Saca de establecerse como tercera fuerza a la par de ellos, lo que solamente sería posible si lograra incursionar en el voto duro - no solamente de ARENA sino también del FMLN.

De eso (y sólo de eso) se trata la primera ronda de las elecciones el 2 de febrero: Eliminar al supuesto tercero, que centró toda su campaña en romper el bipartidismo, la polarización, la ideologización, etc., pero cuyo verdadera estrategia política era destruir y sustituir a ARENA y convertirse en uno de los dos polos de un nuevo bipartidismo.

Nadie en su sano juicio espera que estas elecciones se definirán en primera ronda. Quien lo dice, tiene derecho de hacerlo dentro de su estrategia de campaña. Pero quien realmente se lo cree, puede cometer errores fatales.

En la segunda ronda, en marzo, realmente se definirán las elecciones, una vez eliminado el factor de distorsión que es Saca. Y ahí los promedios de todas las encuestas, incluso sin eliminar a las “disparadas”, son claros: Siempre gana ARENA, porque Saca, aunque quisiera, no tiene capacidad de endosar la mayoría de los votos que le quedan al FMLN.

Así va a vacaciones el proceso electoral, y así entrará en enero en su recta final. ¿Pueden las nuevas campañas publicitarias de ARENA y FMLN cambiar la tendencia al empate en primera ronda? Lo dudo. Son importantes los cambios de rumbo que ambos partidos harán en sus mensajes publicitarios, pero servirán para consolidar y para evitar abstención dentro de su voto duro, no para cambiar la correlación de fuerzas. El verdadero cambio de timón en la campaña, sobre todo de ARENA, que hasta ahora mantiene una pésima campaña, será para la segunda ronda, cuando realmente hay que ir a la conquista del voto indeciso y de los que votaron por Saca.
(El Diario de Hoy)