Carta al ministro de Seguridad David Munguía Payés

Estimado David:
Me veo obligado a escribirte casi la misma carta por segunda vez. En julio de este año te escribí: "Ya que de todas formas me acusan de ser asesor tuyo, de una sola vez aprovecho para darte un consejo, aunque sea gratis: Remueva tu nombre de las especulaciones electorales."

En aquel entonces, los chismosos del mundo trataron de buscarle compañero de fórmula a Salvador Sánchez Cerén, recién presentado por el politburó del FMLN como su candidato presidencial para el 2014.

Entre la lista de posibles candidatos a la vicepresidencia que tal vez podrían hacer un poco más potable la candidatura del ex-comandante 'Leonel', comenzaron a mencionar tu nombre. Y como esto a los que te conocemos y respetamos nos pareció absurdo y muy además dañino para el trabajo que estás haciendo en Seguridad, te pedí, en privado y en dicha carta, que por favor aclarés públicamente que no estás buscando ninguna candidatura, mucho menos de vice, y mucho menos del FMLN.

Bueno, al fin no tuviste que hacer esta declaración, porque el Frente escogió a otro candidato para vicepresidente: Oscar Ortíz. Te salvaste. Pero a mi me hubiera gustado escuchar de tu boca y en voz alta: No estoy interesado, estoy enfocado en comprobar que el proceso iniciado con la tregua de las pandillas puede terminar convirtiéndose en el proceso de paz y reinserción que el país necesita para desarrollarse...

Hoy está al punto de lanzarse otro candidato a presidente: Elías Antonia Saca, el mismo que nos metió en gran parte de los líos que ahora nos aquejan. Y nuevamente circulan tu nombre como posible compañero de fórmula. Y nuevamente, los que te conocemos y apoyamos tu esfuerzo de abrir nuevas oportunidades para la paz social en El Salvador, estamos esperando que vos salgás al público para desmentir estos rumores -- y para asegurarnos que no vas a abandonar un trabajo importante para el futuro del país por una aventura electoral con un candidato tan desprestigiado como Elías Antonio Saca. Imagínate, luego de todo lo que has logrado cambiar en Seguridad, vos con el presidente de la super mano dura...


Como este matrimonio no tiene ningún sentido ni futuro, mejor cortá en seco cualquier rumor sobre el noviazgo. Y si no quieres ofender al pretendiente, no le digás en la cara: No estoy dispuesto a asociarme con políticos sin principios. Sólo decí: No gracias, no estoy disponible. Tengo un compromiso con el país. Pero decílo en público.

Y no estarías mintiendo: Tenés el compromiso con todos nosotros de crear, desde el gobierno, las condiciones para que el proceso iniciado con la tregua de las pandillas se convierta en ganancia para el país. Y esto es mil veces más importante y dignificante que convertirse en compañero de fórmula de una candidato de todos modos perdedor. Así te lo dije en julio cuando te querían casar con el Frente. Y te lo digo con aun más urgencia ahora, cuando te tiran propuestas indecentes por parte del señor Elías Antonio Saca.

Te saluda tu amigo Paolo Lüers