Carta a los diputados del FMLN

Estimados amigos:


Al fin llegaron a la conclusión que no les queda otra que derogar el decreto 743, culpable de la crisis institucional. No podíamos seguir con esta situación, en la cual la Asamblea no reconoce las sentencias de la Sala de lo Constitucional y el Ejecutivo se niega a publicarlas en el Diario Oficial...

Por esto ya el presidente mandó un proyecto de decreto, pero no para resolver la crisis, sino para enredarla aun más. Una especie de 743 A con nuevos amarres y trabas para la independencia judicial.

Todo esto para no hacer lo lógico y simple: derogar un decreto mal hecho, mal intencionado y mal recibido por toda la sociedad. Todo esto para no aceptar el error que tanto le ha costado al presidente – y al país. Todo esto para no restablecer la plena independencia de la Sala de lo Constitucional, y punto.

Ahora ustedes hacen una nueva propuesta: quitar el fatal 743, dejar que la Sala pueda hacer sentencias sin el candado de la unanimidad. Pero para no perder la cara, ustedes no quieren simplemente derogar el decreto, sino se inventan un decreto 743 B: le suelten a la Sala el candado grande, pero le dejan un chiquito. Siguen obligándolos a sentenciar con unanimidad siempre cuando quieren declarar inaplicable una ley hecha por la Asamblea...

Pero señores diputados, esto no es para jueguitos ni sobre salvar la cara. No es para necedades. Para ustedes que nunca votaron por el fatal decreto 743, debería ser fácil derogarla. Sería una pequeña bofetada para el presidente, pero de todas formas la merece: jugó mal y tiene que pagar el costo.

Así que no se queden a medias. Quiten a la Sala el candado, de una vez por todo, y dejen que la independencia judicial funcione. Ya hicieron el primer aso, hagan el otro.

La sociedad entera se les agradecerá.

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

2 comentarios:

Roberto Rodríguez dijo...

No cabe duda que a medida pasa el tiempo la pseudo diferencia abismal entre la derecha e izquierda parece desvanecerse como dos lineas paralelas que al avanzar en el horizonte parecen encontrarse.
Ya que cualquier salvadoreño que se tache de tener "4 dedos de frente" mira que actúan igual a la hora que se ven amenazados sus intereses partidarios.

Asociación Salvadoreña de Industriales dijo...

Esperamos que ya no exista ni el candado grande ni otro mas pequeño! Suficiente inestabilidad política ocasionó todo el tema del 743 y la imposición que se intentó hacer de este. Es un hecho que diferentes sectores de la sociedad alzaron su voz, a través de medios escritos, televisión, redes sociales, entre otros. Cada vez será menos fácil tratar de hacer acciones como las intentadas con el 743; pero el riesgo y las consecuencias que le generan al país pueden incidir en su futuro. La inestabilidad política, la crisis institucional son factores directamente relacionado con las inversiones y estas se verían afectadas de no resolver con prontitud. No podemos darnos el lujo de perder inversiones, de que los empresarios que aún están luchando, en las condiciones de la industria salvadoreña, se retiren. Al contrario necesitamos incentivar la inversión y apostarle al desarrollo.