Carta a los 'indignados'

Amigos: 
 

Las últimas sinvergüenzadas cocinadas entre Asamblea y Casa Presidencial fueron suficientes para colmar la paciencia a cualquiera. La negativa del FMLN y su presidente de derogar el infeliz ‘decreto Néstor’, con el cual los partidos trataron de amarrarle las manos a la Sala de lo Constitucional, dejando al país en crisis institucional y sin protección de sus derechos constitucionales; luego el pacto entre FMLN y GANA, repartiéndose el control del Tribunal Suprema Electoral y de la Corte de Cuentas; y una ‘reforma’ electoral, que no cambia nada, sino deja en manos de los partidos el control de quienes serán los diputados.

Ustedes, los jóvenes profesionales y estudiantes, al fin han salido a la calle y al debate público para mostrar su ‘indignación’ sobre este maltrato a la democracia. Lo tienen que seguir haciendo. En voz alta. Con esto ustedes ya obligaron a ARENA a retractarse de su apoyo al decreto 743 y a asumir la defensa de la división de poderes.

Con sus movilizaciones y su múltiple irrupción en el debate nacional, ustedes ya crearon un clima, en el cual el PCN y el PDC ya no pueden seguir como antes. Ahora ustedes tienen que mostrar que tienen la fuerza moral y comunicativa para impedir que la política de componendas siga prosperando bajo el nombre de GANA y siga penetrando a ARENA y el FMLN.

Ustedes tienen en sus manos el poder de restablecer en las elecciones del 2011 los equilibrios y contrapesos que fueron sistemáticamente destruidos con la compra de diputados y partidos en la Asamblea actual, y con los pactos de impunidad del nuevo gobierno con el saliente. La juventud manda.

Para esto, no es suficiente indignarse. Requiere más: involucrarse. Esta nueva generación ya no puede quedar afuera de la política, de los partidos, de las instituciones. Donde las puertas están abiertas (por ejemplo en ARENA, que para sobrevivir necesita de apertura) ustedes tienen que irrumpir. Donde las puertas todavía están cerradas (en el FMLN), ustedes tienen que golpearlas y romperlas. No vaya ser que toda esta ola de ‘indignación’ en sectores termine en abstencionismo y frustración. No vaya ser que los ‘indignados’ que hasta hace poquito creyeron en ‘el cambio’, no provoquen un cambio en la izquierda – y que los ‘indignados’ de derecha no tomen ventaja de la necesidad de ARENA de renovarse.

Saludos, Paolo Lüers

(Más!)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un consejo, No creo que deberías usar la palabra Indignados acá, por que siendo tres cosas diferentes, los indignados españoles, de los griegos, de los salvadoreños, pues se presta un poco a confusión lo que quieres decir.

Ese es el problema con los catchy words, si el recurso es mal usado es un arma de doble filo, ya que puede transmutar buen peridismo de opinión en amarillismo tipo ''THE SUN'' sin que sea obviamente la intención del autor.

Buen tema, llamar a la nueva generación a participar, espero yo que en partidos que den una 3ra alternativa, social-demócrata por ejemplo.

Anónimo dijo...

El término indignados salió de la misma gente. No sé porque pero salió de las redes sociales. Quizás para decir, aqui también estamos indignados! yo la cambiaría por LOS ENCACHIMBADOS! Mas salvadoreños y... es que yo también estoy ENCACHIMBADO! Saludos!