Carta al presidente: Reprobado, ¡a estudiar!

Excelentísimo señor presidente:
Por más que ustedes en el FMLN se han convencido que los periódicos del país son parte del enemigo a vencer, instrumentos de la oligarquía y del neoliberalismo, y totalmente alineados con ARENA, espero que usted no deja de leerlos. Con desconfianza, pero leerlos…

Uno de los matutinos sale con una portada que dice: Presidente reprobado, y se refiera a su última encuesta que indica que 52% de los salvadoreños califica de mal su gestión presidencial. El otro matutino publicó una encuesta hace una semana, y el veredicto fue el mismo.

Si estas encuestas no le preocupan, presidente, será por que sus asesores le dicen que son de mentira. Sin embargo, las encuestas que ustedes encargan, más o menos indican lo mismo. Y si usted todavía no se preocupa, tal vez no le han dado a leer las dos entrevistas que Francisco de Sola decidió dar el mismo día lunes, una a El Diario de Hoy y otra a La Prensa Grafica. De la manera educada que le caracteriza, pero con gran insistencia don Chaco le hace el mismo llamado que los ciudadanos vía las encuestas: Cambie el rumbo, presidente, antes de que sea tarde para el país.

Y si lo dice don Chaco, usted tiene que preocuparse, porque es de los empresarios que tienen 6 años de darles el beneficio de la duda a los gobiernos del FMLN; que junto con otros hombres de negocios se ha incorporado al Consejo para el Crecimiento; que ha ido a Washington con funcionarios del gobierno de Funes y del suyo para pedir que Estados Unidos, el FMI y el Banco Mundial no le retiren la confianza a nuestro país…

Si hombres como Francisco de Sola le dicen que está mal el rumbo que su partido da al país, más vale escucharle.



Le voy a poner otro ejemplo: ¿Se dio cuenta que de los personajes claves que al inicio usted logró convencer que se incorporen a su Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, algunos ya se frustraron del doble discurso de su gobierno y se retiraron – y otros no se han retirado, pero insistentemente señalan que la política de Seguridad Pública de sus gobierno está en pleno choque con el Plan El Salvador Seguro del Consejo? Usted se ha preguntado porqué un experto en la materia de prevención como Salvador Samayoa nunca se quiso incorporar a este Consejo, por más que lo invitaron; y porque hombres tan comprometidos con el concepto de prevención de la violencia como Chema Tojeira y don Antonio Cabrales renunciaron al Consejo cuando se dieron cuenta que fueron usados en un juego de apariencias? ¿Usted ha leído los numerosos editoriales que tanto el padre Tojeira como el pastor Mario Vega han escrito exigiendo al gobierno cambiar el rumbo de su política de seguridad basada en represión y confrontación?

Da la impresión que usted no toma en cuenta estas críticas, simplemente porque no las lee. Tiene que hablar en serio con Hato sobre el tipo de análisis que es necesario para tomar decisiones – y para reflexionar sobre el rumbo de su gobierno.

Algunos esperaban que el Congreso del FMLN, realizado en noviembre luego de meses de discusión previa, podía generar los impulsos para revisar y corregir el rumbo que este gobierno da al país. Pero los tres documentos que surgieron de este debate partidario demuestran que usted y el resto de la dirección del FMLN no solo están dando un rumbo equivocado al país sino también al partido. Su partido ha mostrado que entro todos los partidos deficientes (bastante deficientes) del país, el FMLN es el más inflexible, el más conservador, el más cerrado al cambio que tanto cantan ustedes…

Su definición del socialismo no apunta a justicia social sino a un capitalismo de estado donde convergen intereses del partido, de empresas relacionadas al partido y de sectores mafiosos de la derecha, con los cuales ustedes están pactando.

Su modelo de democracia apunta a la creación de poderes paraestatales entrelazados con el partido y movimientos sociales que aparentan “participación ciudadana” pero terminan erosionando la institucionalidad formal (según ustedes “burguesa” ) de las instituciones republicanas.

Si insisten en sacar de estas teorías desfasadas y fracasadas las definiciones del rumbo del país, van a terminar quemando los pocos puentes del diálogo y profundizar la polarización – y por tanto la crisis del país. Un puente –la Interpartidaria promovida por la OEA y Naciones Unidas, ya se está cayendo, porque ustedes no la entienden como un instrumento para conjuantamente corregir el rumbo.

No me hagan caso a mi, que soy demasiado crítico. No hagan caso a los periódicos. Hagan caso a los hombres que encima de las diferencias siempre le han estrechado la mano para construir acuerdos. Hagan caso a hombres como Salvador Samayoa, David Escobar Galindo, Chema Tojeira, Chaco de Sola, Bobby Murray, Mario Vega…

Saludos,
5d6de-firma-paolo