Carta a Leopoldo López

Estimado Leopoldo:
Te escribo para pedirte suspender la huelga de hambre, antes de que ponga en peligro tu vida. Venezuela no necesita un mártir, necesita líderes a la hora de la difícil transición del chavismo a la democracia.

Hemos hablado intensamente, casi cada vez que visité Venezuela, y nunca he tenido ninguna duda que tú serás una des figuras claves e indispensables para volver a unir el país, una vez que la transición comience.

Leopoldo López

Tu gesto de ir a la cárcel antes de callarte, y la huelga de hambre que ya sostienes por más de 20 días, han acercado a Venezuela a este momento histórico. Tenerte como preso político significa un inmenso costo político para el régimen de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Ya ganaste, no hace falta el último sacrificio. Más bien: Ya ganaron, por que esto no es una batalla personal, sino de todos los presos políticos, sus familias y compañeros de lucha.

Te echaron preso, para deshacerse de un líder de la oposición capaz de movilizar al país, y les salió el tiro por la culata: Hoy, desde la cárcel de Ramo Verde, tienes más autoridad, más liderazgo, más convocatoria, más capital político. Para más joder, el día que te encarcelaron surgió otra figura que le causa aun más pánico a Maduro y Cabello: tu esposa Lilian Tintori, catapultada a asumir el liderazgo de la lucha contra la persecución política.

Lo mismo les pasó con Daniel Ceballos: No sabían cómo lidiar con este incómodo alcalde de San Cristóbal, lo echaron preso para ganar control político de la ciudad y del Táchira. Otro tiro que les fue por la culata: Encarcelándolo crearon en Daniel otro líder nacional, y en vez de recuperar San Cristóbal, lograron que su esposa Patricia ganara el municipio. Y ahora Maduro& Cabello tienen a dos mujeres bellas, articuladas y encachimbadas (esto es salvadoreño por enojadas) encabezando manifestaciones, reuniéndose con presidentes, senadores y diputados de todo el mundo. Tienen dos líderes que, en vez de callarse, han crecido y madurado en la cárcel – más dos mujeres convertidas en símbolos de la voluntad de los venezolanos de recuperar su libertad…
 Desde la cárcel, la calle, la Asamblea y las alcaldías ustedes lograron fortalecer y unificar la oposición democrática y plural, que ya mostró desgaste y fisuras ante la imposibilidad de ganar elecciones contra la maquinaria estatal y de fraude del chavismo. Ahora la Unidad Democrática va como clara favorita a las elecciones para la Asamblea Nacional a finales de este año…

Por esto digo: Leopoldo, ustedes ya ganaron, no hace falta poner en peligro su vida. Puedes suspender la huelga de hambre, que ya ha conseguido poner a la defensiva al régimen.

Espero verte pronto: libre, a la par de Lilian, Daniel y Patricia, Antonio Ledezma, Capriles y María Corina, encabezando la transición democrática de tu país.

Saludos, Paolo Lüers

(Mas!/El Diario de Hoy) 

Otros artículos sobre Leopoldo López:
“No basta ser mayoría, hay que saber imponerse” (2009)
Obligados a unir fuerzas (agosto 2009)
Restauración versus renovación (2010)