Carta a la señora secretaria de Inclusión Social (¿o es "intrusión"?)

Vanda Pignato:
Ciudad Mujer, su proyecto estrella, está promoviendo el desalojo de unas 1200 personas de la Comunidad Rutilio Grande en San Martín, que habitan un terreno propiedad de la institución que usted dirige. Un juez acaba de ordenar el desalojo.

Me imagino que jurídicamente usted tiene la razón. Es un terreno del Estado, los habitantes son "usurpadores", no hay ningún título legal que les respalde. Así que cualquier día de estos vamos a ver en los medios las imágenes de los antimotines de la PNC deshaciendo las champas de la Rutilio Grande y sacando a las 150 familias, para que ustedes pueden construir, a la par de Ciudad Mujer, un proyecto agrícola dedicado a la "inclusión social", por supuesto de mujeres. Como todas las noches en los noticieros, vamos a ver mujeres llorando…

La ironía es evidente. Como en todas estas comunidades marginales y excluidas del desarrollo y de los servicios básicos del Estado, la Comunidad Rutilio Grande está llena de mujeres jefas de hogar que urgentemente necesitan "inclusión social".

Le pregunto, secretaria Vanda Pignato, ¿usted se ha tomado la molestia, en una de sus frecuentes visitas a Ciudad Mujer San Martín, a meterse a la comunidad vecina para hablar con estas mujeres? Yo sé que no es fácil: andar con caravana de ex primera dama no luce muy bien a la hora de visitar a una comunidad llena de lodo, champas y miseria. Pero así como a usted le gustaba visitar campamentos guerrilleros (claro, cuando las armas habían callado y ya estábamos en la fase de desmovilización), usted se podría poner unas botas tipo "Burro" (todavía las venden en ADOC, incluso ahora son "chic") e ir caminando a la comunidad. De todos modos, los que viven allí son afines al FMLN, si no se hubieran puesto "Rutilio Grande", en honor al párroco asesinado en 1977, el próximo beato de la Iglesia salvadoreña… Esta gente no la van a atacar con machetes ni con piedras, aunque sí, no tenga duda, con argumentos y con preguntas incómodas. Por ejemplo: ¿Y usted que habla de "inclusión social", qué ondas con nosotras? ¿Adónde nos van a incluir?

Retomo esta pregunta: Usted que es secretaria de "inclusión social" (aunque algunas malas lenguas, como yo, más bien hablan de "intrusión"), ¿adónde piensa incluir a las 1200 personas que va a desalojar en San Martín, en su mayoría mujeres y niños que dependen de ellas?

De paso aprovecho para preguntarle: ¿Y qué pasó con las mujeres que reclamaron que parte del terreno donde usted construyó Ciudad Mujer Morazán, en El Divisadero, eran de ellas y que CORSAIN (la holding del Estado salvadoreño para inversiones y otros negocios, a veces dudosos) les habían robado?

A las mujeres de la comunidad Rutilio Grande les recomiendo ir a Ciudad Mujer: dicen que ahí atienden a mujeres que tienen reclamos contra abusos de cualquier tipo contra mujeres. Además les queda cerca… Ya veo los titulares: Ciudad Mujer ocupada por mujeres…

A la PNC le recomiendo: Ya que a ustedes les va tocar desalojar a las familias en la Rutilio Grande, mejor pospongan el plan de rebautizar la Unidad de Mantenimiento del Orden, la famosa UMO, con el nombre de Unidad Especial Monseñor Romero. Por que se vería muy mal el titular: La Monseñor Romero desaloja a la Rutilio Grande.

Disculpe el sarcasmo, Vanda, pero a veces es la única forma de comentar lo absurdo. Saludos, 

(Mas!/El Diario de Hoy)