Carta a Luis Suárez

Estimado Luis:
Por culpa de vos el equipo de Uruguay será eliminado de la Copa Mundial. Si no hoy, a manos de los colombianos, el 4 de julio a manos de Chile o Brasil…

Esto es tu verdadero castigo por esta estúpida mordida: el cargo de conciencia de haberte cagado en tu equipo, en tu gente de Uruguay, que pensaban que con vos liderando el equipo, Uruguay podría haber llegado lejos. Por ahora tu gente te apoya, hasta tu presidente, pero detrás de esta solidaridad está la rabia, que primero se dirige a la FIFA por una sanción injusta que castiga no solo a vos, sino a todo tu equipo - pero a la larga este rabia se va a convertir en resentimiento con vos.

Aunque tu coach y tu federación no están sin culpa. Si ellos inmediatamente después del partido contra Italia te hubieran sancionado, a lo mejor la FIFA no hubiera intervenido, mucho menos con una sanción tan drástica. La FIFA se vio obligada a intervenir para evitar la percepción de impunidad – y de hecho, una falta tan grave como la que vos lo cometiste no podía quedar impune.

¿Cuál hubiera sido la sanción adecuada? Muy sencillo: La misma que el árbitro te hubiera dado, si hubiera visto la escena del delito. El arbitro te hubiera dado la roja, con todas las consecuencias que esto tiene para vos tu equipo: No hubieras jugado octavos de final contra Colombia. Punto. Lo que en el momento pareció buena suerte tuya -que el arbitro no vio nada- termina siendo la peor de sus suertes. Si te hubiera expulsado, ahí se hubiera quedado el caso. Al no expulsarte, y al tampoco sancionarte tu propio equipo, la FIFA tuvo que intervenir.

La sanción que te dio la FIFA, bajo gran presión por el asunto de la impunidad, es a todas luces exagerada e injusta. Y a partir de ahí, casi todos caen en posiciones absurdas: Unos defendiéndote, como si nunca hubieras hecha nada, otros celebrando que te hayan eliminado. Hasta tu presidente
Pepe, haciéndose el ridículo, Maradona apareciendo con una camisera de solidaridad con Luisito en su programa político-deportivo De Zurda en TeleSur. Los perfectos idiotas latinoamericanos hablando de la mafia FIFA, como si se tratara de una conspiración geopolítica contra el derecho de un país gobernado por la izquierda, como Uruguay, de ganar el mundial…

¿Por qué no se te ocurrió a vos reconocer la falta y pedir disculpas (¡no sólo al italiano ofendido, sino principalmente a tu afición!), en vez de esconderte detrás del árbitro que no vio nada? ¿Por qué Pepe Mojica, en vez de solidarizarte con vos, no levantó su vos tan respetada en el mundo para que vos te disculparas y la federación uruguaya hiciera justicia y te sancione?

Ahora vos te has convertido (te han convertido, mejor dicho) en el chompipe en una batalla politizada sobre la corrupción en la FIFA – la cual lamentablemente existe, pero con la cual vos nada tenés que ver.

Me uno a los que piden a la FIFA que revise la sanción y la reduzca a lo justo. La cagaste al morder al jugador italiano. La cagaste al no pedir disculpas. Pero con todo esto no merecés que destruyan tu carrera.

Y de último, un consejo, Luis: Cuidado con los falsos amigos que quieren sacar raja política de tu desgracia.



Saludos, Paolo Lüers
 (Mas!/EDH)