Carta a las pandillas

Amigos:
En los últimos 2 años, ustedes a veces han mostrado más madurez y responsabilidad que los políticos. Les exhorto que lo hagan nuevamente, en esta coyuntura electoral caracterizada por tanta inmadurez y demagogia. Les exhorto que cumplan a la letra el compromiso que con su palabra
asumieron de no atentar contra la libre voluntad del pueblo que mañana se expresará en las urnas.

En varias comunidades miembros las pandillas han utilizado amenazas para influir en el voto de las personas. Esto no se vale. Cuando ustedes asumieron el compromiso de no atentar contra las elecciones, esto incluía el absoluto respeto por la libertad de cada ciudadano de votar por el candidato que quiere. Es cierto, no ha habido choques violentos contra actividades ni activistas de ningún partido, por lo menos no por parte de ustedes. Pero esto no es suficiente. Tienen que dejar a sus vecinos en la libertad de ir a votar por quien decidan.

Claro que ustedes mismos también tienen este derecho. Incluso, tienen el derecho a pedir el voto para el candidato de sus preferencia. Pero no usando violencia, coerción, chantaje.

En su reciente reunión con el representante de la OEA y con monseñor Fabio Colindres, ustedes reafirmaron públicamente su compromiso de seguir avanzando con el proceso de reducción de violencia, para abrir caminos para la reconciliación y reinserción. Este compromiso lo tienen que honrar, gane quien gane las elecciones, porque el compromiso no es con un partido o el gobierno, sino con la sociedad, con las comunidades, con sus mismas familias.

Entiendo su molestia con muchos mensajes de esta campaña electoral que prácticamente les declaran la guerra a ustedes. Pero ahí regreso al inicio de esta carta: Si ustedes reaccionan a esto no con violencia, sino con madurez y responsabilidad, se puede prevenir esta guerra. En tiempos de campaña, los políticos tienden a ser irresponsables, ya lo sabemos. Entonces, los ciudadanos podemos darles una lección, actuando maduros donde ellos actúan con el hígado.

Luego de la campaña, gane quien gane, necesitamos volver a habilitar los puentes de entendimiento. No los quemen ustedes, reaccionando con violencia a las provocaciones, ni del ministro de Seguridad y algunos policías, ni de los partidos que quieren explotar el miedo de la gente.

Espero que este domingo 2 de febrero ustedes nuevamente humillen a los políticos dando muestras de madurez que ellos no están dando. ¿Cómo? Cumpliendo al pie de la letra su palabra empeñada de respetar las elecciones.

Si hay clicas o individuos que no respetan este compromiso que ustedes asumieron, todavía tienen tiempo para pararlos. Que mañana todos juntos vivamos una fiesta de libertad y paz.

Saludos, Paolo Lüers

2 comentarios:

Miguel Ángel Pedillos dijo...

"En los últimos 2 años, ustedes a veces han mostrado más madurez y responsabilidad que los políticos". Así inicia su columna el sr. Luers refiriéndose a los asesinos que han causado la muerte de más de 5,000 salvadoreños en ese bienio. ¿Para qué seguir leyendo más?

lucas garcia dijo...

por favor luers ya no creemos tu paja, el pueblo ya no quiere mas maras