Carta a Edwin Zamora

Querido amigo:
Ya alguien se me adelantó y puso a circular en las redes sociales una supuesta carta mía sobre el pleito entre vos y Neto Muyshondt, titulada “Carta a la lacra más grande de ARENA”. Me enorgullece que ya me están tratando de imitar mis cartas. Hasta cursos de Photoshop han tomado los de la fabrica de basura llamada “quienessonsv”. Porque en comparación con su anterior obra de arte, el famoso cheque de ARENA, han hecho avances, falsificando esta vez una pagina de mi blog.


Y redactaron bastante bien la supuesta carta mía a Neto. Algunos amigos comunes nuestros, Edwin, hasta me felicitaron. Siento mucho tener que defraudarles, pero yo no entre en campañas negras. Está bien grabar conversaciones privadas para denunciar delitos – pero siempre poniendo uno la cara, nunca para atacar desde el anonimato, como lo hacen estas quintas columnas de la campaña electoral de un candidato que se jacta del fair play y de nunca insultar a sus adversarios. Debajo de la mesa limpia sus encargados de campaña negra crean perfiles anónimos y falsas y las usan para atacar de la manera más cobarde y perversa...

En un pleito que surgió de esta manera, con grabaciones ilegales y difusión desde el anonimato, no tengo nada que decir. La única cosa que te puedo comentar, Edwin, es que hubiera preferido escucharte decir estas tus críticas con la frente en alto, en público. Si debatimos de manera franca y abierta, no importa el contendido crítico. Y no importa que nos graben cualquier llamada telefónica o conversación privada. ¡¿Y qué?! Si estamos diciendo lo mismo en privado que en público...

Todos quienes te conocemos y somos amigos tuyos sabemos de tu posición crítica a la manera cómo el partido ARENA recompone, sin transparencia, sus liderazgos, en el Coena como en la fracción y los sectores. Nos hubiera encantado escucharte expresar estas críticas en público, con el mismo rigor que te caracteriza en reuniones privadas o pláticas de confianza. Te hubiera causado problemas en el partido, seguramente, pero a la larga te lo hubieran agradecido. Si hay una cosa que necesitan los partidos en este país, ¡todos!, es debate crítico.

Así que ahora que te agarraron en curva, grabando y difundiendo una conversación privada, lo peor que puedes hacer es esconderte o callarte. Ya pagaste el costo, así que aprovechá la oportunidad para exponer de manera sistemática y sincera todas las críticas que tenés a cómo se conduce tu partido, cómo se maneja la fracción legislativa, y cómo apesta el trabajo en la Asamblea...

Nunca es tarde para la verdad, para la crítica, para provocar un cambio. No te ahuevés, Edwin. Al fin el hecho que te “descubrieron” puede ser el punto de inflexión hacía un debate crítico. Puede ser que, muy a pesar de las intenciones perversas de los que te grabaron y expusieron, al fin salga fortalecido el partido que ellos quieren destruir.
Bienvenido a la línea de fuego, querido Edwin. Admiro tu actitud conciliadora, aunque no la comparto. Y al fin, ella no te protegió del shit storm que desaten tus adversarios. 

Saludos, Paolo
(Más!/EDH)