Carta a la “Comisión Agenda de País” de la Asamblea


Estimados diputados:
Tamaño nombre que se han puesto ustedes: “Agenda de País”. Suena bien serio y ambicioso: arreglar al país; dar rumbo al país; supeditar todo al interés del país...

¡Y no logran elegir fiscal general! Ni siquiera han intentado a iniciar un debate serio sobre las deficiencias de la fiscalía y sobre las reformas necesarias para que pueda cumplir su misión. Reprobados.

Como ustedes se entramparon, ya hablan nuevamente de llevar el problema a Casa Presidencial, a ver si ahí lo solucionen: ¡qué declaración de bancarrota!

Para ahorrarse la ahuevada de otra vez pedirle al presidente que resuelva el problema de la Asamblea, les propongo otro mecanismo más efectivo – y seguramente más transparente: En vez de celebrar otras 19 reuniones a puerta cerrada en Casa Presidencial, simplemente adopten el mecanismo de La Academia de México. Sí, de la academia musical...

No estoy diciendo que pongan a los 5 finalistas a cantar, pero sí que hagan 4 eventos públicos y televisados: En vez de cantar y bailar, en cada evento los 5 candidatos a fiscal tendrán oportunidad de dar una charla magistral sobre temas trascendentales del país. Por ejemplo: El principio de la independencia de los órganos del Estado; las reformas que necesita la fiscalía; la problemática de los testigos “criteriados”; ¿cómo erradicar la impunidad?; crimen organizado, corrupción y lavado de dinero...

Cada uno escoge su tema libremente y tendrá el mismo tiempo para exponer. Digamos 15 minutos cada uno. Luego se someterá a preguntas del jurado, que serán ustedes los miembros de la Comisión Agenda de País. Todo esto en televisión y en vivo. Al final de cada reality show uno de los finalistas queda eliminado y va a su casa. Igual que en La Academia. 

¿Quién decide sobre las expulsiones? El público, por supuesto. Nosotros, los ciudadanos. Igual que en La Academia. Cada uno de ustedes le da notas a cada uno de los finalistas, igual que en La Academia. Pero el ciudadano televidente decide con su voto, vía llamadas o mensajes telefónicas. Igual que en La Academia. Y con cuatro eventos, que perfectamente las pueden celebrar dentro de una sola semana, tendríamos fiscal general. Last man standing...

Espero que tomen en cuenta mi propuesta. Es más: Me ofrezco de moderador, junto con Luciana Sandoval.

Mejor un buen show público que otra farsa a espaldas de la ciudadanía.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

No hay comentarios: